Mi pie izquierdo

Mi pie izquierdo

64
4
Compartir

Daniel PeraltaUn breve repaso a la actitud que ha tenido el actual gobernador como candidato (pre-elecciones) y como mandatario (post-elecciones) nos permite entrever dos cosas: que Kirchner sigue mandando en la provincia y que nuevamente se usó el gatopardismo para maquillar una realidad de gobierno cuyos ejes principales no han cambiado para nada, es decir: la obra pública, la pauta oficial, Economía y la asistencia social( salud y vivienda). Con mayor cintura política y mejor dinámica de gestión Daniel Peralta no entra bien en el 2008, a menos que se diferencie de Acevedo y Sancho en los aspectos fundamentales de gobierno. Sosteniendo (posiblemente “aconsejado”) que Báez y Rudy Ulloa son buenos muchachos, no tiene un destino promisorio.

El Gobernador de Santa Cruz termina (si es aplicable el vocablo) la gestión inconclusa de sus predecesores campeando temporales rudos a lo largo de los meses que le tocó remar contra los problemas históricos de la provincia y mejoró su posición gracias a la inyección de dinero que hasta el momento había sido sistemáticamente negada por el gobierno, a la obligada disposición al “diálogo” a la que algunos gremios forzaron al presidente y al perfil personal de Peralta que fue el único integrantes de las filas del gobierno con posibilidades de darle “aire” a una gestión que colapsaba por impericia de los que gobernaban y capricho del propio Kirchner.

Sin embargo se notó claramente que hubo un Peralta “pre-elecciones” y otro “post-elecciones”. El primero, como buen político, prometió a diestra y siniestra porque evidentemente lo necesario era salir de la coyuntura que ahogaba toda posibilidad de triunfar en los comicios si seguía el derrotero en picada que había tomado desde hacía meses la gestión K en esta provincia. Indudablemente que apoyado en su buena imagen y el perfil conciliador y dialoguista que tiene, pudo aportar la cuota de confianza que necesitaba el FPVS para no caer definitivamente en las urnas.

Pero, después de las elecciones y con el triunfo bajo el brazo, Daniel Peralta asumió un rol menos independiente y se notó claramente la inefable mano conductora del presidente que delineó, además del gabinete, objetivamente cada uno de los ejes fundamentales donde deberá girar toda la política santacruceña en los próximos años, sin que – obviamente – el gobernador deje de poner su valor agregado porque tiene personalidad suficiente para posicionarse de manera distinta ante Kirchner y porque la relación/comunicación con el presidente pasa por niveles distintos a los de Acevedo y Sancho.

Errores del pasado

Aún así el gobernador terminó un año con signos claros de debilidad que no le hacen bien al inicio de su gestión legitimada en las urnas y volvió a cometer los viejos errores de sus antecesores, cuando decían una cosa, la sostenían y al poco tiempo debía desdecirse o aplicar medidas correctivas.

Frases como “de prepo a este gobierno no le van a sacar nada” (Daniel Peralta en Río Turbio), “podemos estar de acuerdo en todo, pero aumento de salarios no hay” (Ing Luis Barletta SPSE); “queremos informar que a partir de hoy la empresa ha decidido no renovarle el contrato a 26 operarios de SPSE que están en huelga” (Ing Luis Barletta SPSE); o la contratación directa y compulsiva del servicio de reconocimientos médicos que mereció todo tipo cuestionamientos hasta que el presidente del CPE tuvo que decir “una vez que finalice el contrato en marzo se va a volver a licitar el servicio” (Prof Borselli CPE), son señales contundentes de que algo no anda bien en el gobierno o que al menos existen decisiones cruzadas dentro de la gestión porque en todos los casos (al menos estos que mencionamos) el gobierno terminó cediendo y no pudo sostener lo que dijo.

La gestión que inició Peralta a partir del 10 de diciembre es en realidad la continuidad de la anterior con algunas modificaciones de tipo procedimental que son adaptativas a la impronta que le dará a su administración genuina el actual gobernador, quien hasta ahora de alguna manera estaba limitado por el carácter intervencionista que había llevado su irrupción en el Ejecutivo provincial.

Pero viendo cuáles han sido los nombres que ha puesto a jugar en el universo de su administración y la ausencia de autocrítica y más aún la ausencia de un reproche público hacia aquellos que hicieron tanto daño a Santa Cruz, funcionarios que hoy han sido premiados con cargos en Nación como es caso de Juan Bontempo, los Intendentes de Calafate, Deseado, Río Turbio y 28 de Noviembre algunos de cuyos nombres han sido “inmunizados” políticamente con cargos electivos, cualquiera que analiza ligeramente el panorama político de la provincia, se da cuenta que nada ha cambiado, excepto claro, algunas personas. En este sentido podemos aventurar que Peralta ha iniciado su gestión con el pie izquierdo.

Es posible que haya más diálogo, se adecuen los recursos, se atiendan más aceleradamente algunas cuestiones puntuales y luego se vaya aplicando remiendos ante la aparición de los problemas cotidianos. También es posible que el propio gobernador tome decisiones sobre la mesa chica y remueva o movilice algún de los funcionario de áreas propias, pero el guión de la película y la post-producción siguen siendo del inventor de la criatura, léase Néstor Carlos Kirchner, hoy más líbero que nunca jugando debajo de la pollera de la primera dama un papel no del todo bien delimitado o lo que es igual a decir un “papelón” ante el mundo, porque es el primer caso de un ex presidente que sostiene el poder sin estar contenido funcionalmente en el gabinete de su esposa.

La pauta no se toca

La obra pública, la pauta oficial, la asistencia social (salud y vivienda) y el área de Economía siguen intactos tal cual estaban hasta hace pocos días y más allá del cambio circunstancial de algún nombre como tímido maquillaje de opereta, no redunda en un cambio ni modifica un ápice los lineamientos generales impartidos por el presidente desde hace varios años.

Yo gané ¿Y qué?

Lo que sigue es un fragmento de una furtiva entrevista que le hizo el diario Perfil a Daniel Peralta en El Calafate, una vez ungido gobernador electo:

Perfil—¿Qué papel van a jugar en su entorno dos personajes cuestionados como Rudy Ulloa Igor y Lázaro Báez?

Peralta—A Rudy y a Lázaro los conozco desde que eran pibes. Se dicen muchas cosas, pero si fueran así la gente nos habría castigado en las urnas. Rudy tiene su multimedio y Lázaro se dedica a la obra pública…

Perfil—Por eso mismo se los cuestiona. Las denuncias de sobreprecios en la obra pública se multiplican y…

Peralta—Nadie me sabe decir a ciencia cierta dónde están los sobreprecios, por ejemplo, de los gasoductos…

Perfil—En la diferencia entre los precios de las licitaciones y los precios finales de las obras.

Peralta—Bueno, que los que denuncian prueben por qué el metro de caño debía salir 10 y salió 40. Lo único cierto es que El Calafate ya tiene gas.

Si uno hubiera escuchado estas frases de boca del gobernador antes de las elecciones, entonces pensaría que era sincero y leal a sus a sus amigos o que sus convicciones le permitían decir lo que pensaba sin ponerse colorado. Pero estos conceptos los vertió después de ganar, entonces el pensamiento que impulsa la opinión sobre sus palabras es otro: mintió para convencer a la gente de que algo iba a cambiar y por el contrario seguirá aplicando las mismas políticas que hasta hoy se gestionaron en Santa Cruz.

Los muchachos son buenos…

Atar su triunfo a la “buena imagen” (o al menos no tan mala) que tiene gente altamente controvertida como Lázaro Báez y Rudy Ulloa es para Peralta un acto fallido de enorme perjuicio político. No creo, sinceramente, que el gobernador caiga en semejante error conceptual si no es empujado por la obligación del discurso heredado. Porque si Peralta piensa que la gente lo votó porque no los considera tan malos a Báez y Ulloa, significa que su autoestima está por el piso, porque hasta donde yo se él es quien en todo caso sostuvo el modelo alicaído del kirchnerismo que iba a chocar la calesita como dice Asis y le salvó las papas a último momento.

Como si esto fuera poco y a pesar de las evidencias irrefutables del descarado robo en la obra pública que existe a nivel nacional y provincial, el gobernador cometió otro acto de soberbia al desafiar que alguien le diga dónde están los sobreprecios y que prueben que un metro de caño debe salir 10 y no 40. Debemos decirle al gobernador que eso ya está demostrado y que si no lo cree, se lo podemos demostrar fácil y rápidamente.

El Gobernador no desconoce que la obra pública en Santa Cruz está cruzada por la corrupción, estoy seguro que él lo sabe y muerde su labio inferior cada vez que piensa el impacto negativo que eso va a tener en su gestión. Y es precisamente por esto que suena mal el mensaje contradictorio que disparó aceleradamente y en medio de la euforia del triunfo aquella tarde con Perfil, y uno tiende a pensar que las directrices de Kirchner no han cejado y se mantienen y se sostiene el mismo modelo que nos invadió todos estos años.

Hermano Carmona

No puede Daniel Peralta convencernos de que esto es el cambio, cuando su gestión ha confirmado frente a Prensa de la Cámara de Diputados a la misma persona que cumple roles incompatibles y que paga y cobra en nombre del Estado por un lado y de su patrón Rudy Ulloa, por el otro. Si permanece este status quo en un sector crucial desde donde se maneja la propaganda de gobierno que avergonzó a Acevedo y Sancho ¿Cómo hará Peralta para hacernos ver que la pauta oficial se va a redistribuir equitativamente y que no va a ser usufructuada solo por una o dos cajas negras que ya conocemos cosechan a costa de todos los habitantes de la provincia?.

Mucho menos lo puede asegurar después de las huidizas declaraciones del Ministro Secretario General de la Gobernación Ing Martínez que evitó dar precisiones al respecto ocultándose bajo la frase “estamos trabajando en esos temas” para después señalar que “.. tengo que reconocer a la gestión anterior (¿?) que ya había dejado regularizado en este sentido todo el año y pensamos que a partir de marzo estaremos charlando de esos temas” (¿?). Ergo: Ulloa y Gardosky pueden estar tranquilos.

Si el gobernador Peralta dice casi irónicamente “Rudy tiene un multimedio” uno tiende a pensar en este contexto, que habla con complicidad y si es cómplice lógico será que no perjudique a quienes le han ordenado favorecer con la publicidad de gobierno. Por lo tanto esto que se plantea como un silogismo nos lleva a concluir que en materia de reparto de dinero oficial la cosa seguirá como hasta hoy, o se profundizará.

Hacer abstracción de la historia de Rudy Ulloa Igor, de cómo llegó a tener un multimedio y cómo lo sostiene actualmente, es un acto flagrante de equivocación política, porque va en desmedro directo de la figura de Peralta como referente político del partido gobernante que la gente eligió para los próximos cuatro años, más aún cuando afirma desafiante que lo conoce desde chico; entonces sabrá el gobernador que Ulloa ni por capacidad intelectual ni por preparación empresarial podría haber ostentado una situación económica como la que sostiene, si no es mediando la sospechosa “ayuda” de los dineros públicos que a partir de hoy él como gobernador elegido firma de puño y letra para que se deriven a los bolsillos de su amigo de la infancia.

Si Peralta aduce amnesia congénita y lo demuestra con un estudio médico se lo perdonamos (nosotros le prometemos demostrarle con boletas pro-formas que un metro de caño que vale 10 lo pagan 40); pero si dice que conoce desde chico a Rudy Ulloa y a Lázaro Báez y cree que ambos hicieron su imperio con trabajo genuino, está en un problema para los 4 años que tiene por delante y aquí también estaremos nosotros para recordárselo.

4 Comentarios

  1. Como militatnte peronista, no quiero creer que el compañero gobernador a quien le acompañamos en la campaña politica sea capas o tan cobarde de entregar sus principios como persona y hombre del peronismo historico. Como peronista y santacruseños no vamos a permitir que se nos traicione. En la campaña remarco un gobierno con dialogo social, quiero ceer que este dialogo no sera similar al dialogo con los KIRCHNER. Hoy tiene que poner todas su energia en combatir la drogadiccion, corrupcion, investigar con todos los elementos que le confiere la justicia donde y como se gasto parte de los mil millones de dolares, hoy como primer mandatario puede y tienen la obligacion de dar una repuesta al pueblo. El peronismo santacruseño hoy mas que nunca levantara las banderas de justicia social y no seremos meros observadores de las politicas que se apliquen en nuestra provincia. Basta de los Lazaros BAEZ, los RUDY ULLOA, GARDOSKY, de quienes hoy manejan a su criterio la inmobiliaria del IDUV,cuantos maman de la misma teta del IDUV. averiguemos el standar de vida que llevan los directores, inspectores de obra y demas jerarcas, alcahuetes del Kirchnerismo. Basta de la DOMI, de los Caracoles (por dios)que personajes. La unica verdad es la realidad, y hoy la estamos observando compañero gobernador pongase las pilas y empiese a gobernar con propias desiciones y politicas que favorescan al pueblo, como ser: SALUD, EDUCACION, DEPORTE, CULTURA etc.

  2. Ua ingue! buenoh diah paisana… ah..la puuchaaa! que…¿ nos hemos dao cuanta ahora Ña Maria? ¿mi anda hablando del peronisno?¿esiste eso entuavia?¿ Usté mesta’blando de PRENCIPIOH?..pero mira que ávia sido ingenua mi gente, crier que ejto ha sobrevivido a la muerte (y funeral el año pasau en la camara de diputaos y la gobernazion).
    Puuucha..paisana, ponga nuevamente la pavita en la estufa Istilart (nole vandar poniendo leña que tiene un quemador a gas eh ), siii, ponga la pavita nomah que la cebada va pa largo, porque tenimoh que conversar un poco con Usté…
    Ezo si, vamo hacerlo en privao porque el Pituto esta enojao y como sera largo no lo va a leer,Juaaaá.

  3. Al Compañero Gobernador , lo conosco desde la epoca que se recupeo la democracia, y cuando ser gremialista valia la pena, nos jugabamos por la gente, enfrentabamos a quien sea, y los compañeros nos seguian y acompañaban en las luchas por las reivindicaciones gremiales, por la reconquista de nuestras conquistas gremiales, pero parese que me lo han cambiado, en algunas cosas, sigue teniendo una cintura politica envidiable, una capacidad de respuesta inmediata inmejorable, esta en todos los temas, pero……, compañero vuelva a ser el DANIEL PERALDA, que todos conosemos, no se deje manejar, defienda lo nuestro basta de foraneos, basta de imposiciones, basta de que nos vendan la patria, ACUERDESE DE LA EPOCA GLORIOSA DE SU SECCIONAL BANCARIA, DE LA CGT SANTA CRUZ, Y DE LAS 62 ORGANIZACIONES PERONISTAS, VOLVAMOS A SER UN PROVINCIA INDEPENDIENTE, JUSTA, LIBRE Y SOBERANA.-

Dejar una respuesta