Los aportará como parte de pago; se aprobaron dividendos extraordinarios por US$...

Los aportará como parte de pago; se aprobaron dividendos extraordinarios por US$ 850 millones a pagar en 2008 y 2009

38
1
Compartir

Eskenazi cobrara US$ 200
27/02 – 09:15 – Sólo es necesario leer los centenares de hojas que forman parte del contrato de venta del paquete accionario de YPF a la familia Eskenazi, y luego, dejarse sorprender.

Primero las certezas. La primera es que el grupo Petersen, que comanda Enrique Eskenazi, desembolsó en efectivo alrededor de 100 millones de dólares para comprar el 14,9% de las acciones de YPF, valuado en US$ 2235 millones, según confiaron fuentes del grupo local.

Pese a que en un principio se especulaba con que el aporte local sería de unos 300 millones de dólares, los números finales fueron distintos. Sucede que YPF decidió, a principios de año, pagar ahora un dividendo de US$ 1300 millones que correspondían al ejercicio 2006, pero que nunca fueron retirados por el grupo español.

Como el ingreso de Petersen se efectivizó el 21 de este mes y el pago de esos dividendos se realizará esta semana, los inversores locales ya se han hecho acreedores del porcentaje que les corresponde: 201 millones de dólares. Pero Petersen no embolsará ni un centavo de ese dinero sino que lo cedió totalmente para cancelar deuda con el vendedor. La conclusión es que Repsol podrá llevarse el total de los dividendos por repartir.

El monto total de la operación de venta, según los datos publicados por las partes en los órganos de control de la Argentina y de Estados Unidos -en la Comisión Nacional de Valores (CNV) y en la Securities and Exchange Commission (SEC)- ascendió a 2235 millones de dólares. De ese monto, alrededor de US$ 1018 millones fue aportado por cuatro bancos -Crédit Suisse como banco líder, Goldman Sachs, BNP Paribas y Banco Itaú Europa- y 1015 millones fueron financiados por la propia Repsol.

También se firmó una opción de venta por un 10,1% adicional -con lo que Petersen llegaría al 25% de la petrolera-. De acuerdo con los contratos firmados, el 48 por ciento de esa nueva compra también estará financiado por la vendedora, por lo que Petersen sólo deberá buscar financiamiento por el resto.

Además, los nuevos socios se han puesto de acuerdo en otras cuestiones que dotarán a ambas partes de un interesante flujo de dinero, claro está, para fines distintos en cada caso.

En el acuerdo de socios se destaca una agresiva política de dividendos a la que se someterá la caja de la filial local: se acordó el pago de un monto extraordinario de 850 millones de dólares entre 2008 y 2009. Eskenazi necesita su parte para poder repagar sus créditos, mientras que Repsol podrá retirar una suma nada menor de la operación local.

“Son dividendos atrasados que nunca se retiraron. No hay nada de extraordinario en esto”, dijo una fuente de la petrolera.

No será éste el único dinero que nutrirá los bolsillos de los socios. “Las partes acuerdan distribuir en forma de dividendo el noventa por ciento (90%) de las utilidades de la compañía, que serán satisfechos en dos pagos cada año”, dice un artículo del extenso contrato, que se puede consultar por Internet.

“Es una política de dividendos agresiva, pero no es distinta a lo que venía haciendo Repsol en estos años”, dijo una fuente de una de las dos empresas. En la otra firma también reconocieron que era una práctica de distribución cercana a lo que ya se hacía.

Lo cierto es que con el 10% restante YPF tendrá que afrontar los gastos y la inversión de la operación local. Ayer, en el sector se preguntaban cómo hará la empresa para fondear sus inversiones. “Seguramente empezará a endeudarse. Puede cambiar el perfil de la compañía, ya que hasta ahora no utilizaba créditos”, señaló un operador del sector energético.

La financiación bancaria aportó 1018 millones de dólares. Pero sucede que hubo gastos de obtención de créditos, seguros y comisiones que insumieron gastos. Esa diferencia (alrededor de 100 millones de dólares, según fuentes del grupo Petersen) fue puesta por el inversor local.

En el exterior

Otra de las particularidades es que, más allá de que sus socios son locales, las compañías compradoras están radicadas en el exterior.

La nueva accionista de YPF es Petersen Energía, una compañía española. A su vez, ésta es controlada por otra Petersen Energía PTY, una firma radicada en Melbourne, Australia, que fue la que recibió los créditos para la operación. “No hay ninguna posibilidad de buscar US$ 1000 millones en el mercado con una sociedad basada en la legislación argentina. Hubo pedidos de los bancos para radicarlas en otros países. Evaluamos varias opciones y preferimos radicarla en Australia”, dijo una fuente cercana a Eskenazi. Más allá de LA NACIONalidad, los socios de la firma australiana son todos argentinos: Sebastián y Matías Eskenazi (38% cada uno), Ezequiel Eskenazi (1%) y Enrique Eskenazi (23%).

Por Diego Cabot
De la Redacción de LA NACION

1 Comentario

  1. ESTO LO PUBLICO RAWSONLINE.COM

    unes, 14 de enero de 2008
    Eso dice Carlos Negri, un ciudadano argentino que asegura haber inscripto a su nombre, en Argentina claro, una compañía con el nombre “Petersen Energía S.A.”, es decir la misma que compró parte de Repsol YPF como parte del proyecto de “argentinización” trucha que encara el peronismo con empresarios amigos.
    “El miércoles a la mañana me voy personalmente a la IGJ y la base de datos insiste, Petersen Energía S.A. no existe. Entonces me mando e inscribo la reserva de nombre a mi nombre, y chau, el número de reserva es 3969778, la tickeadora indica que el trámite fue realizado el 26-ene-2007 a las 11:30:4. Ahora Petersen Energía S.A. soy yo”, asegura Negri en una carta abierta, modelo de las cosas que pueden suceder en la Argentina, esta tierra donde todo, todo, es posible.

    La carta dice lo siguiente:

    “Petersen Energía soy yo (28 de diciembre de 2007)

    Hay cosas que uno no sabe si contarlas o no. Anécdotas son las anécdotas.

    El sábado cuando sale la noticia de que el Sr. Eskenazi, un amigo, no mío, aclaro, amigo de Lupín, veo que el Grupo Petersen compromete la compra del 25% de YPF S.A. en 3.750 millones de dólares, y que compra a través de una sociedad que se llama Petersen Energía S.A., me meto en la página del grupo y veo que, efectivamente, tienen una sociedad que se llama así, y me pongo a buscar el trámite en la Inspección General de Justicia de la Nación, que es donde se inscriben la sociedades anónimas aquí, en Capital. Pues Petersen Energía S.A. no está aquí inscripta. Busco en reserva de nombre y tampoco está. Se lo digo al aire a Rulli en el programa que los domingos sale por Radio Nacional, por ahora, y el lunes lo repito en LT 35 de Pergamino. ¿Pero esto como se entiende?
    El miércoles a la mañana me voy personalmente a la IGJ y la base de datos insiste, Petersen Energía S.A. no existe. Entonces me mando e inscribo la reserva de nombre a mi nombre, y chau, el número de reserva es 3969778, la tickeadora indica que el trámite fue realizado el 26-ene-2007 a las 11:30:4. Ahora Petersen Energía S.A. soy yo.

    Pero no me quedo tranquilo, evidentemente algo no está bien, no puede ser que la inscripción sea provincial si se meten a comprar una parte tan importante de una sociedad como YPF, que cotiza en Nueva York, me pregunto si no será española. Le pregunto al compañero Google, busco el registro de comercio de España y no lo encuentro, me comunico con el Coya Laría que vive en Madrid, el registro se llama “mercantil”, ahora sí, entro y la encuentro.
    Petersen Energía S.A. fue inscripta el 20/08/2007 en el Registro Mercantil de Madrid (www.rmc.es) por Deloitte Abogados SL, con un capital de 60.102 euros, su objeto social no es la explotación petrolera sino la “actividad de inversión, gestión y administración de valores, títulos, bonos y/o acciones que cotizan en bolsas y/o mercados de valores”. ¡Bingo! Ahora sí, estamos “argentinizando” YPF con una sociedad española que con un capital de 60 mil euros compra por 3.750 millones de dólares.
    esos sí que son negocios…

    El Grupo Petersen tiene activos totales en la Argentina por U$S 3.000, compra el primer 15% de YPF por U$S 2.235 millones, financiando el 90% de la compra, la mitad por la propia Repsol. ¿No será mucho crédito, che? No están comprando, se lo están dando. Repsol no está dando el 25% de YPF a cambio de plata, hay otro negocio, y otros objetivos.
    Coincidimos con Mario Cafiero, que recién se va, en que existe clara relación entre el grosero silenciamiento de la marcha por la nacionalización del petróleo del 13 de diciembre, la espectacular propagandización de este extraño negocio y el ruido de la valija de Antonini Wilson, entre el aumento de las retenciones (Res. 394/2007 de Economía), el aumento de las naftas, y una operación como esta que no tiene ni pies ni cabeza, que falla en su lógica negocial aparente, como decimos los abogados.
    Y esto ya es muy largo, lo sigo otro día.

    Carlos Negri
    P/Petersen Energía S.A. (en formación)

Dejar una respuesta