Publicado el: 10, Mar, 2008

Cristina se olvidó de las mujeres


Cristina F de Kirchner
10/03 – 12:00 – La Presidenta no recordó el día de la mujer. Pese a que Cristina Kirchner suele defender las cuestiones de “género”, su gobierno hace poco en términos concretos por atender la problemaática de las mujeres. Cómo se desvirtuó la ley de cupo femenino.

Con el cierre de su discurso en la cumbre del Grupo Río que sesionó en Santo Domingo, Cristina zafó: “siempre nos han acusado a las mujeres de que se nos vuelan los pájaros, de que tenemos cierto grado de histerimos. Quiero decirles que algunas escenas que por ahí nos toca ver convierten a las mujeres en las personas más racionales de este planeta”. Era 7 de marzo. Al otro día, el mundo conmemoraba un nuevo aniversario de la tragedia de la fábrica Cotton en New York, cuando 129 mujeres murieron calcinadas en la planta ocupada en reclamo de jornadas laborales de 10 horas y descanso dominical, y a pesar de tener una presidenta por primera vez en su historia, el Gobierno argentino no emitió ninguna declaración ni realizó algún acto que demuestre que las políticas de género merecen algún interés oficial.

Una verdadera pena. Desde La Política Online expresé sin tapujos, no sólo la esperanza de que Cristina posicionara lo femenino en una centralidad del poder, sino que además desplegara políticas de discriminación positiva que permitieran recuperar años, espacios y presupuestos perdidos por la más absoluta indiferencia de parte del Estado nacional en cuestiones tan elementales como la violencia doméstica, la despenalización del aborto, la educación sexual y en general la igualdad de género, entre tantísimas cuestiones pendientes.

Realmente le tenía fe. No esperaba, claro, que saliera a vociferar vocación feminista ni a repartir preservativos en las escuelas. Me encantaría. Pero tampoco es necesario sobreactuar la defensa de los derechos de la mujer. Alcanzaría con que volviera a darle relevancia institucional al Consejo Nacional de la Mujer, hoy absolutamente invisibilizado y dependiendo de una Secretaría de Estado que tampoco nadie sabe muy bien dónde funciona, que se preocupara por crear casas para proteger a las mujeres víctimas de la violencia a lo largo y a lo ancho del país, que no tuviera miedo de llevar mujeres no tan sumisas a algunos espacios de poder.

Si ella nunca fue una sometida del poder. ¿Por qué elude a aquéllas militantes que no se callan lo que piensan, que quieren construir pero no siempre en los términos en que pretende hacerlo el poder masculino? ¿Qué es lo que le pasa a este Gobierno, que no tolera a los/las que tienen pensamiento propio y sólo le tiene confianza a los que no brillan con luz propia, no hablan con sus palabras, no piensan con sus ideas?

Verdad que peor fue la conmemoración del gobierno de Mauricio Macri. Por toda la Ciudad, se pudieron ver los afiches que decían “8 de marzo. Día Internacional de la Mujer”. Nada más. Ni nada menos. Porque finalmente de lo que se trata es de no decir nada, no proponer ninguna política, no tener ningún sueño.

En la Argentina de hoy, el 40 por ciento de los cargos electivos están ocupados por mujeres. Esto sucede por la ley de cupo femenino que fue aprobada en los 90, la década del mayor despojo nacional, pero también la época en la que mujeres de todos los partidos políticos promovieron un avance institucional que es modelo en el mundo.

Las feministas que lideraron ese proceso, la hoy kirchnerista Virginia Franganillo entre otras, reconocen que por entonces no tomaron en cuenta que el poder masculino encontraría la manera de seguir dominando el proceso electivo designando esposas, hermanas, amantes o simplemente incapaces en los lugares expectantes, como es lo que sucede ahora mayoritariamente.

A pesar de ser esposa de, nunca colocaron a Cristina en ese grupo. Siempre reconocieron su capacidad política. Por eso siguen esperando que ignore la tradición machista local y coloque a las políticas de género en el lugar que tienen en los países que ella más admira, como la España de José Luis Zapatero, por ejemplo. (la Política on line/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 3 Comentarios
Publica tu comentario
  1. gorila resentido dice:

    rrrrrrrrrrrrrr

  2. idelmar dice:

    No recordo el dia de la mujer, como ahora es una Barbie perdio la memoria…cabecita hueca…

  3. Consuelo dice:

    Te parece poco lo que dijo en la cumbre…mmm…Acá en Ecuador las mujeres que la escuchamos nos sentimos orgullosas de ser mujeres. Además que se tenga a dos mujeres en altas posiciones (presidenta de Argentina y de Chile) ya es una celebración diaria para nosotras, porque las vemos actuar y desempeñarse muy bien sin ser perfectas porque nadie es perfecto. Ahora sólo vemos dos pero sé que pronto irán más mujeres a luchar por conseguir lo que desean. En verdad creen que Cristina no recordó el día de la mujer??? Con sus palabras en la cumbre lo dejó muy claro, ella primero es mujer antes que presidente.

Publicidad

OPI Video