Publicado el: 25, Mar, 2008

Se agrava la protesta del agro y crece la tensión en el interior


La protesta del agro
25/03 – 08:30 – Más productores salieron a las rutas, muchos con sus familias; en Paraná hubo represión y dos productores resultaron lastimados cuando la Gendarmería despejó un camino; no hay diálogo.

El campo no afloja. Y la intervención en el conflicto de los camioneros de Hugo Moyano, que organizaron “contrapiquetes” en Entre Ríos, Córdoba y Tucumán, impulsó ayer a más productores a salir a las rutas para mostrar su rechazo al fuerte aumento de las retenciones a las exportaciones agrícolas. En los cruces de rutas y accesos a los puertos se aprecia claramente la composición de la protesta: productores de distintas edades, mayormente de establecimientos pequeños y medianos, se manifiestan allí con sus camionetas y tractores, acompañados por sus familias.

Los ruralistas de Entre Ríos evitaron manifestarse cerca del campamento improvisado anteayer por Pablo Moyano -junto a 300 integrantes del Sindicato de Camioneros- en la localidad de Ceibas. Allí no hubo incidentes. Pero en Paraná, la Gendarmería reprimió con perros, gases lacrimógenos y una tanqueta hidrante a unos 600 productores que se preparaban para manifestarse en el acceso al túnel subfluvial que une esa ciudad con Santa Fe. Allí hubo dos chacareros hospitalizados y varios heridos. Tras ese enfrentamiento, el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, atacó: “No se puede hacer lo que se les antoje en las rutas”, dijo (ver Pág. 3).

“Los progresistas K comenzaron este día emblemático de la memoria reprimiendo. Así recuerdan el aniversario del golpe, que dejó 30.000 argentinos desaparecidos y 100.000 productores menos”, gritaba exaltado el dirigente de la Federación Agraria entrerriana Juan Echeverría. A su lado, un productor mostraba las marcas de un golpe y se quejaba: “Nosotros no estamos preparados para salir a cortar las rutas. Personalmente, es la primera vez que vengo y me salvé por poco de que me partieran la cabeza”, dijo José Girard, un productor de la vecina localidad agrícola de Villa Urquiza. Para Luis Miguel Etchevehere, director de la Sociedad Rural, “había una evidente orden de reprimir”.

En Tucumán, los productores “escracharon” al gobernador José Alperovich, que el jueves último había calificado de “millonarios y terratenientes” a los productores en huelga. Cientos de chacareros marcharon hasta un campo en la localidad de Fernández (en Santiago del Estero), propiedad del mandatario, cuyo gabinete entró en crisis luego de que dos funcionarios de extracción rural renunciaron a sus cargos (ver página 4).

Ayer, las cuatro entidades del campo que lideran la protesta (CRA, Coninagro, Sociedad Rural y Federación Agraria) volvieron a llamar a sus bases a protestar en paz. “Pedimos que el reclamo se realice en un marco de respeto y no agresión, que se permita circular libremente a los micros y vehículos particulares”, sostuvieron en un comunicado, en el que también anunciaron la creación de una comisión permanente que algunos ya ven como una futura única y grande entidad del sector. Eso sería tan inédito como la magnitud de la protesta, la más importante de la historia del país.

Turistas varados

En los cortes de ruta, los productores impidieron nuevamente el paso de camiones con productos agropecuarios y repartieron volantes con las razones del reclamo, lo que produjo demoras de varias horas para muchos turistas que volvían del fin de semana largo. En el Gran Rosario, los accesos a los principales puertos graneleros están bloqueados, lo que podría producir el incumplimiento de contratos de exportación y sería un factor alcista para las cotizaciones internacionales de la soja y el maíz (ver Pág. 5).

El bloqueo de camiones está acentuando los problemas de abastecimiento de algunos productos en los principales centros urbanos. Como los mayores faltantes alcanzan a la carne, algunos consignatarios de hacienda especulaban ayer con que el Gobierno envíe ganado de las Fuerzas Armadas, como ya hizo durante el paro ganadero liderado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) hace casi un año. Hoy, como el miércoles pasado, no ingresaría ningún animal en el Mercado de Liniers.

Aunque el paro consiste en la no comercialización de productos agropecuarios, muchos productores y colonos están paralizando la cosecha gruesa. Unos por convicción, y otros por lo que opinen sus vecinos: hoy está muy mal visto salir a trillar. En definitiva, cada productor decidirá qué hacer en función de su capacidad de almacenamiento y del estado de sus cultivos.

A pesar de que la protesta ya lleva 12 días, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aún no se ha pronunciado públicamente sobre el reclamo. La mandataria, que pasó los últimos días en El Calafate, regresó antes de lo previsto y hoy podría referirse a la protesta (ver Pág. 3). Por lo bajo, el Gobierno mantuvo en las últimas horas tibios contactos con los dirigentes de las cuatro entidades, pero sin mayores logros.

Fuentes oficiales confirmaron a LA NACION que la Presidenta autorizó a gobernadores oficialistas, como el cordobés Juan Schiaretti y el entrerriano Sergio Urribarri, a negociar con los productores para encontrar una solución. Otros mandatarios estarían tratando de imponer una vía alternativa: una tregua de 90 días en la que se dejarían sin efecto, por igual, el aumento de las retenciones y el paro agropecuario. Sin embargo, en Economía insistieron en que “no habrá marcha atrás”.

En Córdoba, las entidades en huelga anunciaron para mañana un nuevo tractorazo que recorrerá la capital provincial para reclamar el compromiso del gobierno cordobés con el reclamo agropecuario. En Laboulaye, un camionero, para que le abrieran el paso, tiró en la ruta los casi 1300 kilos de carne que llevaba.

En la provincia de Buenos Aires, ayer hubo 20 manifestaciones en las que se distribuyeron volantes entre automovilistas, en su mayoría turistas que regresaban de la costa atlántica tras el fin de semana largo de Semana Santa. Para hoy, Carbap continuará con las medidas de protesta en al menos 10 rutas y caminos bonaerenses y de La Pampa. En esta última provincia, productores autoconvocados cortaron, entre otras, la ruta 5, cerca de Santa Rosa.

En Salta, hoy podría interrumpirse totalmente el paso en la ruta 16, que une esa provincia con Santiago del Estero y Chaco, a la altura de El Quebrachal. Además, habrá piquetes en las rutas 34 y provincial 5 en Pichanal, en el norte provincial, con productores de los departamentos Orán, San Martín y Rivadavia.

Por José Crettaz
De la Redacción de LA NACION

Con la colaboración de Jorge Riani (Paraná), Juan C. Vaca (Códoba), Jesús Cornejo (La Plata), Carlos F. Pastrana (Salta) y Sergio Romano (Santa Rosa).

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Hector Manerian dice:

    LLEVAMOS 13 DIAS Y LA PRESIDENTA NO OPINA, NO HABLA, NO SE MUESTRA, CON RESPECTO AL RECLAMO DEL CAMPO, Y EN SU LUGAR MANDO A MOYANO A “APRETAR” A LOS RURALISTAS??? CREO QUE DE SEGUIR ESTO ASI, LO QUE COMENZO COMO UNA PROTESTA DEL CAMPO, TERMINARA COMO LA REVOLUCION DEL CAMPO; A LA QUE NOS SUMAREMOS TODOS LOS HABITANTES DE ESTE PAIS QUE TENEMOS CAPACIDAD DE RAZONAR Y PENSAR, Y VOLVEREMOS A GRITAR: QUE SE VAYAN TODOS!!!!!!, Y LA “REINA” CRISTINA, HABRA TENIDO EL REINADO MAS CORTO DE LA HISTORIA MODERNA

Publicidad

OPI Video