Las retenciones y las re tensiones

Las retenciones y las re tensiones

45
22
Compartir

La Presidenta saluda a los dirigentes del campo
07/04 – 13:00 – Una mirada particular y personalizada del conflicto que mantienen el gobierno y el campo. Las incidencias y las consecuencias de una relación que no está en buenos términos pero que pocos buscan por arreglar. Cuáles son los motivos que desataron la crisis, cuáles las consecuencias y cómo la metodología de resolución, lo explica Miguel Chazarreta en esta columna.

No se ustedes, pero yo no la veo bien; y precisamente en el aspecto en que a ella más le interesa, al que más le dedica y en el que mas invierte: su imagen. Las arrugas que en sus recientes apariciones exhibe Cristina Fernandez de K en las bolsas que cuelgan por debajo de sus ojos ya no se pueden disimular. Resulta inútil el esfuerzo de su batallón de maquilladores pues indefectiblemente llega el fatal instante en que el tiempo, infalible y cruel, impone su verdad.

Pero, además de ello, la repentina aparición de tales deterioros en el semblante de Cristina se enfatiza por otros factores, mucho más coyunturales. Quienes conocemos el carácter iracundo de la Presidenta podemos inferir que los problemas que la perturban le deben impedir la conciliación del sueño. Y no precisamente porque se sienta conmovida ni mucho menos preocupada por encontrar mecanismos de conciliación con los actores del campo, no. Cristina está furiosa.

Y bien que tiene sus motivos. La rebelión del campo tuvo muchos defectos pero, al mismo tiempo, ostentó la virtud de desnudar ante el país uno de los componentes más atesorados por el célebre Estilo K: la concentración impúdica del ingreso de los argentinos y la pusilánime tolerancia de gobernadores e intendentes totalmente sometidos que resignan la renta surgida del esfuerzo y el enorme sacrificio de sus productores. A cambio de esta resignación: nada. Solo el derecho a recibir subsidios y fondos para obras públicas digitadas desde el poder central y la posibilidad de, eventualmente, poder exhibir una foto sonriente al lado del matrimonio presidencial.

Cuando José, hijo de Jacob y nieto de Isaac, se plantó frente al faraón para interpretar sus enigmáticos sueños no hizo otra cosa que describir los interminables ciclos económicos de las naciones del mundo que fluctúan entre épocas de vacas gordas y vacas flacas, entre épocas de cosechas abundantes y cosechas pobres. La interpretación señalaba que las 7 vacas gordas y las 7 cosechas buenas significaban 7 años de prosperidad y que las 7 vacas flacas y 7 cosechas malas de trigo representaban 7 años de hambre que seguirían a los primeros y que asolarían el país. Para solucionar este problema, José recomendó al faraón preservar con cuidado el trigo bueno y almacenarlo para los años malos. El bíblico José aconsejaba al Faraón instrumentar las retenciones al agro. Este relato bíblico demuestra dos cosas: primero que Los Kirchner no inventaron las retenciones y, finalmente, que se aplican en todos los países del mundo y desde épocas arcaicas.

Los países serios del mundo aplican una serie de retenciones a las actividades económicas de alta rentabilidad y mientras éstas se producen. Con éstos recursos conforman lo que se denominan “fondos anticíclicos” que se manejan para subsidiar la misma actividad cuando, por diferentes factores, caen en su rentabilidad, incluso por debajo de sus costos de producción.

Lo que quiero significar con esto es que las retenciones son habituales, necesarias y positivas. Es sabido que las retenciones constituyen un mecanismo fiscal apto para capturar las ganancias extraordinarias que una devaluación le otorga a un puñado reducido de firmas o grupos empresarios. Más aun, es un instrumento que permite diferenciar el precio al cual se colocan los productos en el exterior del valor local que adoptan los mismos. Aspecto éste de especial significación en un país como Argentina donde los productos exportables son a la vez integrantes fundamentales de la canasta básica e insumos importantes del proceso productivo

La cuestión es:

1. ¿Cuánto se retiene?
2. ¿Para qué se retiene? o ¿Dónde van a parar esos recursos?

La incorporación de La China y la India al mercado mundial trajo como inmediata consecuencia el crecimiento y la potenciación económica de los países emergentes, especialmente aquellos que producen materias primas (comodities). La repentina anexión de más de tres mil millones de consumidores al mercado internacional es el hecho comercial más relevante de los últimos cien años y, como tal, ha operado como una verdadera estampida para el comercio mundial. Entre muchos países esta marea comercial ha llegado a la Argentina y tales circunstancias extremadamente favorables le podía haber tocado a cualquiera: a Alfonsín, a Menem o al mismo De La Rúa, pero no. Les tocó a Los Kirchner.

Los Kirchner tienen, por suerte, gobernar un país en épocas de vacas gordas.

Va de suyo, entonces, que la prosperidad del país es atribuible a un contexto internacional muy favorable, no al talento ni a la capacidad de Los Kirchner. Es más: estoy convencido que el país crece a pesar de los kirchner.

Este es el contexto en que debe necesariamente ser analizado el controvertido sistema de retenciones montado por el gobierno K.

Las Retenciones surgen en el país a partir de la devaluación del peso argentino impuesto por el gobierno de Duhalde cuando se sincerara la economía argentina y se decretara el fin de la convertibilidad. La devaluación de nuestra moneda produjo como consecuencia positiva la competitividad de nuestros productos en el comercio mundial y, después de muchos años, una indiscutible rentabilidad empieza a jugar a favor de nuestros saldos exportables, especialmente en materia de hidrocarburos y producciones agropecuarias. Este nuevo escenario comercial impulsó la instalación de las retenciones fundadas precisamente en que por una decisión del Estado provocaba la alta rentabilidad de ambos sectores.

La irrupción de Los Kirchner al poder implicó, en primera instancia, la acentuación de la ley de Emergencia (ley 25.561) y un notable incremento de los porcentajes de retenciones aplicado a los saldos exportables. Los sectores involucrados en este proceso (aunque a regañadientes) aceptaron hasta aquí esta quita, atendiendo especialmente al hecho que a pesar de la exacción la renta seguía siendo positiva.

Es, como siempre, la ambición insaciable de Los Kirchner lo que provoca la confrontación. En efecto: la voracidad del gobierno para acentuar sus excedentes en “la caja” lleva los porcentajes de las retenciones agropecuarias hasta en un 45% para determinados productos (Léase soja), transformando al Estado K en una especie de “socio parasitario” de miles de productores que se ven forzados a conceder casi la mitad de las ganancias producto solo de su esfuerzo.

Esta prepotente obligación decretada unilateralmente por Los Kirchner terminó por hartar a todos los productores, sin distinción de pertenencia social, geográfica o sindical. Todos hicieron oír su hastío en lo que será recordado por la historia como el segundo grito de alcorta.

A pesar que a nadie se deleita cuando le quiten la mitad de lo que ganan, la reacción no hubiera sido tal, ni alcanzar semejante adhesión popular si Los Kirchner hubieran hecho de ese enorme ingreso lo que tenían la obligación de hacer: invertirlos, reintegrarlos en obras tendiente a crear beneficios en las provincias productoras, pero esto no fue así. Miles de millones de dólares se extirpan de las regiones productivas del país para no volver nunca más ante el ignominioso silencio de gobernadores e intendentes que desde hace rato se han transformado en vulgares capataces del gobierno, cobardes, impotentes e incapaces ni siquiera de insinuar al poder central algún cambio en las políticas destinadas a que dejen de despojarlos o, por lo menos, que no los sustraigan tanto.

La actitud de estos gobernantes es efectivamente cómplice e inmoral. Ni por asomo se les ocurriría solicitar lo que por derecho les corresponde y que hace a su calidad representativa: que los 32 mil millones de pesos que por año recauda el poder ejectutivo nacional por retenciones sean coparticipables. Lo que equivale decir a solicitar un pequeño reintegro de los que les sacan a sus productores.

Ahora bien: ¿Qué hacen Los Kirchner con el producido de las retenciones?

¿Crearon un Fondo Anticíclico para solventar al sector en épocas de baja rentabilidad o de rentabilidad negativa? no.
¿Reinvierten parte de lo recaudado para mejorar las condiciones del sector agropecuario en las provincias productoras? no.

Ni eso, ni nada que se le parezca. Los Kirchner con esos recursos no hacen otra cosa que lo que han hecho siempre: incrementar “la caja” para fomentar las diferencias entre las posibilidades financieras que dispone el poder central y las gobernaciones y las intendencias y condicionarlos políticamente. Con ese dinero los kirchner someten.

Los Kirchner con esos recursos deciden que obra pública se han de ejecutar en cada provincia y en cada municipio y digitan las empresas adjudicatarias, de modo de asegurar los célebres “retornos” que incrementan su patrimonio familiar. Con ese dinero los kirchner se enriquecen.

Los Kirchner con esos recursos subsidian movilizaciones multitudinarias de apoyo a la gestión gubernamental. Cada convocatoria de Los Kirchner a plaza de mayo fue tan costosa como profusa. Con ese dinero Los kirchner sugestionan.

Los Kirchner con esos recursos financian las “fuerzas de choque” compuestas por decenas de miles de piqueteros del conurbano, dirigidos por el energúmeno y multimillonario Luis DElía, constituyendo verdaderas “milicias” al estilo de la Italia de Benito Musolini, a disposición de Los Kirchner “pa lo que gusten mandar”. Cada uno de estos milicianos percibe ingresos mensuales superiores al que percibe cualquier laburante de cualquier fábrica y sus servicios se circunscriben solamente a estar a disposición del “puntero K” para movilizarse cada vez que se los convoque. Estas fuerzas resultan de la envergadura suficiente para “llenar la plaza” cada vez que Los Kirchner lo necesiten. Con ese dinero Los Kirchner amedrentan.

Los Kirchner con estos recursos han montado un complejo sistema de espionaje financiado (sólo en parte) con los quintuplicados “fondos reservados” asignados por el Presupuesto Nacional al S.I.D.E. (Servicio de Inteligencia del Estado). Desde la Casa Rosada Los Kirchner han dispuesto a decenas de funcionarios que dirigen un intricado procedimiento de fisgoneo que cubre todas las provincias y todas las localidades del país. Cada Gobernador, cada intendente, cada cura, cada pastor, cada periodista, cada empresario, cada comerciante, cada gremialista, cada actor social es observado permanentemente y sus dichos y sus acciones son reportados cotidianamente al centro de información ubicado a metros del despacho presidencial. Miles de espías pululan cada pueblo del país y escudriñan, escrutan, investigan, graban, fotografían y hasta filman a los ciudadanos cuyas conductas resultan “dudosas” o que puedan comprometer el poder acumulado por Los Kirchner. Además, de esta infame manera, documentan los argumentos para que el poder pueda sujetar o disciplinar a cada actor a través del siniestro método de la extorsión y el chantaje. Con ese dinero Los Kirchner extorsionan.

En fin: Los Kirchner concentran los recursos del Estado con el único propósito de concentrar poder y enriquecerse, someter, amedrentar y extorsionar a todos. Este es el estilo k. Y esto es lo que la rebelión agropecuaria ha desnudado ante toda la sociedad.

A partir de ahora nada será como antes. Los Kirchner han visto tambalear su omnipotencia y esa convulsión los exasperó. Nada les preocupa más a Los Kirchner que la posibilidad de perder el poder, simplemente porque perder el poder les significa la carcel y la incautación de su indebida fortuna.

Por ello Los Kirchner no se pueden dar el lujo de ni siquiera una minúscula muestra de debilidad como el hecho de reconsiderar una medida adoptada, por más aberrante que ella resultara para toda la sociedad. Por ello los remedios a la situación son ridículos porque para devolver lo que se les quita siempre es mejor no quitar.

Pero el mensaje de una sociedad movilizada no se agota en una amonestación a Los Kirchner. Va por más, sin dudas.

Va por los gobernadores e intendentes cuyo accionar político y representatividad se relativiza en un marco de sujeción degradante y continuo a los caprichos del matrimonio presidencial. Gobernadores e intendentes amordazados en sus expresiones, castrados en sus convicciones, inutilizados en sus objetivos. Gobernadores e intendentes que han encadenado su porvenir a los designios arbitrarios de Los Kirchner.
Y el mensaje social de la rebeldía no va solamente para los gobernadores e intendentes de las regiones de producción agropecuaria. No son éstas solamente las actividades sujetos al nefasto sistema de retenciones decretado por Los Kirchner. Están también los gobernadores de los Estados productores de Hidrocarburos, entre los que se encuentra el nuestro: Daniel Peralta, Gobernador de Santa Cruz.

Las retenciones a la exportación de hidrocarburos (petróleo y gas) y derivados (lubricantes y combustibles) se establecieron en 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde, cuando la pesificación tentó a las petroleras a priorizar el mercado externo en detrimento del interno. La medida fue ratificada por el presidente Néstor Kirchner en 2004, cuando el valor del barril de crudo alcanzó los 45 dólares.

Por eso el análisis es simple: Las retenciones a las exportaciones de hidrocarburos subieron durante el gobierno K del 45 al 58% promedio. Esto significan ingresos de alrededor de 5.600 millones de dolares por año que, por supuesto, tampoco son coparticipables a las provincias productoras.

Y esto merece una consideración especial. La soja, el trigo, el girasol y el maíz siempre se pueden volver a cosechar; las vacas siempre vuelven a nacer. Los hidrocarburos extraídos a los estados productores no se recuperan nunca más, son recursos no renovables, porque se agotan o más tarde o mas temprano. La coparticipación de las retenciones debieran ser automáticas, tal cual lo son las exiguas regalías que las provincias y los municipios reciben como compensación.

Los Estados productores y sus municipios verían duplicados sus ingresos en forma inmediata. Pero para ello solo se necesita coraje; el coraje que ni Peralta ni ninguno de los gobernadores de los Estados productores exhibe para plantarse ante Los Kirchner para exigir otra cosa que no sea lo justo, lo que por derecho les pertenece, nos pertenece. Es esta cobardía, esta indignidad de nuestros gobernantes la que condena a nuestros municipios a la mendicidad perpetua.

El Congreso de la Nación está atiborrado de iniciativas parlamentarias tendientes a corregir semejante iniquidad, proponiendo que las retenciones sean coparticipables. No se ha logrado su tratamiento ni siquiera en las comisiones presididas por legisladores que, paradójicamente, juran representar a las provincias productoras y a sus pueblos.

En fin: llegará el tiempo de la justicia. Los aires de renovación han surgido desde el lugar donde menos se esperaba: del campo profundo de una Argentina escondida. Se han abierto los corrales de la rebelión social que paulatinamente se enquista en una comunidad decidida a romper las cadenas de miedo para provocar, en paz, los cambios positivos que todos nos merecemos.

Mientras tanto debemos soportar los agravios de una presidenta que, cuando ataca, lo hace con el vocabulario de un barrabrava, pero cuando se defiende lo hace desde la candidez de la mujer que dice ser. (Miguel Chazarreta para OPI Santa Cruz)

22 Comentarios

  1. Genial CHAZA! Solo te faltó una sola consideración y es que el gobnierno a través del sistema de subsidios y reinteros que intenta imponer pretende transformar a los productores en “clientes”.
    Una vuelta d tuerca mas al salvaje clientelismo electoral.

  2. Muy buena la columna. Especialmente la descripción fisonómica de la “princesa del botox”. Y es muy cierto que ataca con insolencia y se defiende con candor. Cuando te insulta es un estibador portuario y cuando se tiene que defender es Teresa de Calcuta…

  3. ES CIERTO LO DE LAS RETENCIONES A LOS HIDROCARBUROS!!!!! Todos los santacruceños nos conmovemos con lo que le quitan a los productores agropecuarios de la pampa húmeda y ni siquiera sabemos que a nosotros el gobierno nos saca mucho más Y DE RECURSOS NO RENOVABLES!!!
    Ya debièramos estar cortando las rutas para que nos devuelvan algo de los que nos quitan. Claro! para eso se necesitan gobernantes con huevos y no cagones como los que tenemos en la gobernación y en las intendencias. MUY BUEN ANÁILISIS OPI!!!!

  4. Muy buen analisis ,comparto plenamente el mismo, lo unico que falta agregar con respecto a los Gobernadores, Senadores,Diputados Nacionales y Provinciales, Intendentes etc, que cuando juran les entregan tambien un par de rodilleras ……….

  5. Muy bueno el analisis de Chazarreta, pero en otro orden los asalariados somos los unicos que pagamos los platos rotos de todo esto, a los que ya logramos superar los montos no imponibles de “las Ganacias de los sueldos” nos roban con este impuesto y para colmo nos arrebatan los salarios familiares y la ayuda escolar y tambien sufrimos la inflacion directa o indirecta
    asi que como fue historicamnente los consumidorers finalessomos los quepagamos todo , hasta los impuestos de los mas grandes

  6. PERO QUE SABES CHAZARRETA, PEDAZO DE xxxxxx, xxxx DE EDUARDO COSTA, OTRO xxxxxA COSTILLAS DEL ESTADO. SOS UN IGNORANTE. UN ESTUPIDO MAESTRO DE ESCUELA, COPIADOR DE TEXTOS DE OTRO Y DESPUES TE LOS ATRIBUIS VOS. SOS PARA NADA ORIGINAL. ADEMAS, TE MANDABAS TUS BUENOS xxxxxxxxCON DI TULIO, TE ACORDAS=?

  7. chaza: no sabes nada y no tenes verguenza. no me explico como la gente de OPI te da lugar a escribir esas estupideces infundadas que pones. Mejor jubilaate y paga la cuenta que le dejaste a Baños.

  8. A quien le ganaste? porque no te dedicas a ver la paja en tu ojo en vez de mirarla en el ajeno, cardura, vos hablas de honestidad . No tenés verguenza, xxxxx. Arregla los problemas tuyos, vos sabes a que me refiero…

  9. Epa, Epa ¿Que está pasando aquí?. A mi me parece que lo escrito por Chazarreta tiene fundamento, que es lo que importa, por qué tanto ataque?, parece que se tocó a fondo una herida, a alguien le molestó ¿no?. Muchachos y muchachas la libertad de expresión enseña, no perdamos esa libertad de pensamiento, podremos estar o no de acuerdo, pero desacreditar y discriminar no sirve, más alla si tiene o no tiene cuentas que pagar lo que hay que analizar son los razonamientos expuestos, los insultos están de más.

  10. Me gustó lo de los espías. Ya me parecía que el gordito cara de zonzo que toma el estado de los medidores de electricidad en realidad era un agente de la SIDE, que con esa excusa recauda informacion de quien está involucrado en la conspiracion de los que no compran lamparitas de bajo consumo. Y que la viejita que hace la limpieza en la Biblioteca Pública en realidad era una temible operaria del recontraespionaje que se dedica a tomar nota de lo que leen los que concurren, para ver si detecta alguno que piensa feo, para delatarlo inmediatamente y que en cualquier momento lo pasen a visitar unos muchachones grandotes del sindicato de Moyano. Y cuántos más debe haber!!!

  11. No hay problemas muchachos, ya estoy acostumbado y, créanme, los cobardes comentarios de mediocres que se escudan en el anonimato no me hacen daño. Hay que tomarlo por donde vienen.
    Lo que si he notado en muchos de estos intentosde agravios que se reiteran después de cada publicación me confunden con otro Chazarreta que, según parece, tiene sus propios enemigos. Muchachos yo soy Miguel CHAZARRETA de Caleta Olivia, no soy docente, ni tengo vínculos comerciales de ningún tipo de comercio de Río Gallegos y publico mis comentrios en contra del règimen K desde 1991.Así que a otro perro con esos huesos!!

    EL CHAZA

  12. Totalmente de acuerdo con Hugo. Todo el mundo tiene derecho a opinar. Por otra parte, el análisis de Chazarreta me parece muy ilustrativo, al menos para los que como yo, no estamos en lo más íntimo de las cosas públicas. Sólo le agregaría a los K. que no olviden lo que dijo el viejo Pocho: aquéllo de que cuando los pueblos agotan su paciencia, hacen tronar el escarmiento. Me parece que el campo se ha nublado y han hecho escuchar los primeros truenos. Atajen atajadores porque se viene la tormenta.

  13. Pondero el valor del Dr. Eduardo Diaz Razmilich al identificarse cada vez que emite una opinión que generalmente no comparto. Pero antes de dar rienda suelta a su fina ironía debiera revisar las viejas publicaciones para atender las razones por las cuales un Ministro del Interior renunció “asqueado” del gobierno de LOS KIRCHNER.
    Se trata de Gustavo BELIZ. Que renunció después de denunciar los oscuros métodos aplicados por la SIDE para espiar a todo el mundo. El Dr. Eduardo Diaz Razmilich recordará la deuncia de los “esionajes sexuales” denunciado por el propio ex ministro utilizados por el gobierno para extorsionar a opositores y las más de 50.000 líneas telefónicas pinchadas por el gobierno.
    No exagero, Dr. Eduardo Diaz Razmilich. Es más: creo que me quedo corto. No hay más que revisar el Presupuesto Nacional para constatar hasta que extremos indecentes el Poder Ejecutivo Nacional aumentó la partida de “Gastos Reservados” destinados a la SIDE.

    Un respetuoso saludo.

    Miguel CHAZARRETA

  14. Es verdad lo que Ud. plantea. Por otra parte, la gente de campo que ha levantado la voz es gente de trabajo y requiere de tranquilidad y estabilidad para dedicarse a realizar lo que sabe; como todos los que hacen en este país.
    En algún momento sentí temor de que pudieramos bajar los brazos. Pero después tome conciencia de que los del campo contamos con la ventaja de saber esperar. La espera, amigos, el permanecer en la espera y el aguante de lo que no depende de uno mismo, que además posee la característica de la verdadera intransigencia (porque si no quiere llover o la lluvia nos inunda no lo consulta, verdaderamente) es una virtud de la gente del campo y desde allí vamos.
    Otro aspecto interesante para compartir es que nunca, como ahora, la gente está conociendo y enterándose sobre retenciones, impuestos, funciones del Congreso, coparticipación, federalismo; y observando a la Sra. presidente y en quienes se respalda etc. Eso creo que nos está nutriendo como nunca para darnos cuenta que, revertir la actual situación necesita del acto concreto de la participación ciudadana en política.
    Muchas gracias

  15. Sr. Chazarreta:
    vengo siguiendo sus comentarios desde que era columnista de “LA TARDE”, ese semanario en donde Arturo puricelli castigaba a Kirchner y en donde semanalmente Ramón GRANERO pregonaba que el Lupo era el “pastorcito mentiroso”. Me alegra que conserve intacta sus convicciones en una provincia y en un país de doctrinas “versátiles”.
    Admiro su constancia y celebro su menosprecio a los difamadores a los que jamás he escuchado ni leido decir algo en contra de sus pensamientos, sino de su presunta conducta.
    Pero como bien dice Ud., lo hacen desde la comodidad y seguridad del anonimato y por lo tanto sus valoraciones no valen nada y bien podemos presumir de que lado vienen las descalificaciones.
    Espero que siga en la suya y que los golpes de la infamia no lo dobleguen porque le puedo asegurar que somos muchos a los que sus comentarios nos llegan a través de la web por cadenas de mensajes o por OPI SANTACRUZ.

    Atentamente.

    Fabián Quilográn

  16. creo que todo un pais es injusto al decir que la presidenta esta equivocada; la mayoria de las personas no tiene idea de lo que se tratan las retenciones pero igual apoyan al campo, sector que se queja sisendo que gracias a este gobierno son dueños de sus campos y nos los tienen hipotecados…

  17. Cada vez que veo los escritos de Chazarreta, me llenan de emoción de como le pega al gobierno, pero porque no le pega, a los radicales que destruyeron la UCR Santacruceña, o nadie se dio cuenta aun que desde 1983 a la fecha los que ocupan cargos electivos, de asesores o secretrios, son mismos, hay que refundar el Radicalismo, levantar nuevamente las banderas, y combatir la opresion a traves de las ideas y no de los contuvernios noctunos. Necesito conseguir el mail de Miguel Chazarreta. Gracias. Dejo el mio para que me lo envien Sugarpub2001@yahoo.com.ar

  18. Chazarreta, averiguá el significado de “paleto”, voz del argot popular español actual. Por lo demás, me resultó muy gracioso el comentario de un lector que dice que las retenciones del petróleo no quedan en Santa Cruz, que es la provincia más subsidiada de la Argentina.

Dejar una respuesta