¿Quién te va a creer Duhalde?

¿Quién te va a creer Duhalde?

64
4
Compartir

Si hay algún distraído que cree que Eduardo Duhalde va a reingresar a la atmósfera política para enfrentar a Kirchner está errado. Aún cuando eso parezca, al poco andar mostrará la hilacha. Primero porque ambos son iguales, segundo porque en su momento (antes de la traición) el bonaerense se creía verdaderamente El Padrino y como buenas familias a lo sumo se van a repartir las zonas, pero no las van a superponer; tercero: ambos se deben muchos favores a pesar de los cortocicuitos y chisporroteos entre la relación política de ambos, cuarto porque tienen mujeres que ambicionan el poder más que ellos mismos, quinto porque ser traidor en política no es un defecto y el último lugar porque tanto Duhalde como Kirchner saben que se necesitan uno en el ascenso y otro en la caída. Entre ambos quedará el pueblo que nuevamente los sufrirá.
La historia se repite.

4 Comentarios

  1. En la Provincia de Buenos Aires ya sufrimos y seguimos sufriendo a Duhalde. Con la Reforma Educativa que orgullosamente implementó hoy tenemos un Sistema Educativo público EXPULSIVO-VIOLENTO-VICIOSO. Proponía mantener a los pibes adentro de la escuela hasta los 15 pero sin proyecto que sostuviera esa permanencia. Sin espacios concretos físicos ni acompañamiento de los docentes. Esto degeneró en esta escuela que no contuvo, no amplió los horizontes, no trasmitió conocimientos ni destreza y dejó entrar a dos señoras que vagaban en las orillas de las grandes ciudades bonaerense: La droga(el paco puntualmente) y la violencia. Más que no creer, hay que TEMER porque cuando se propone un objetivo lo logra a cualquier costo. Duhalde miente. Es peligroso. ¡Hasta nuestros jóvenes nos robó! No dejemos que la historia se repita.

  2. Coincido con Alicia en todo, incluso en el temor que inspiran personajes como Duhalde y Kirchner. Como dice OPI, cuando se pelean las familias no lo hacen para multiplicar panes y peces. Mucho menos lo hacen pensando en ser mejores ellos. Como fieles representantes de la política insana, solo piensan en marcar la cancha, es decir, los negocios. Aplastar al clan adversario para quedarse con todo. Lo raro es que trascienda este tipo de información ¿no? Porque como le reprochó Don Corleone al imprudente jóven Santino “nunca hables cosas de la familia delante de extraños” esas cosas no se hacen

  3. Está bien el artículo: los cuidados de no pisarse los cayos entre las “familias” repartiéndose las zonas buscando Dualde recomponer (ascenso) posiciones para lo cual necesita si no una escalera, al menos el bastón o la muleta que puede ser Kirchner y éste, por su parte, tenerlo a aquél como colchón para cuando se produzca su caída que, seguramente, ya está viendo venir, son palmarias demostraciones que los dos integran la misma mafia. Entre bueyes…

Dejar una respuesta