El día que Kirchner se le rebeló a Menem

El día que Kirchner se le rebeló a Menem

61
3
Compartir

Carlos Menem, Néstor kirchner
14/04 – 13:45 – Importante documento hemos rescatado del 27 de agosto de 1993, escrito impecablemente en El Informador Público, por José Ribadeo, seudónimo de Carlos González Cabral. La perspectiva histórica que nos da el tiempo y el comportamiento político que ha tenido el ex presidente, le da a esta nota escrita hace 15 años un valor muy particular que ningún lector debiera pasar por alto.

Muchos lectores despertábamos todos los días por aquellos años apurando el café frente a un ejemplar de El Informador Público, un diario que hizo historia en la Argentina y era de lectura obligada para aquellos que esperábamos “la otra noticia”.

Es precisamente en ese medio donde escribía José Ribadeo, el cual en verdad es el seudónimo del Sr Carlos J.González Cabral ex Secretario privado del DrArturo Frondizi, que el 27 de agosto de 1993 publicó la nota que vamos a transcribir a continuación la cual nos llegó por gentileza de su autor, quien se comunicó amablemente con nosotros y nos pareció importante hacerla conocer.

Aquella nota de hace quince años decía:

Sur, paredón, ¿y después?

Río Gallegos- El gobernador santacruceño, Néstor Kirchner, fue desde el principio de su gestión un mandatario incondicional al presidente Menem y además se sumó con entusiasmo al plan económico de Cavallo, es decir el de las multinacionales. Algunos memoriosos dicen que Kirchner sabía usar poncho rojo para gritar y portar pancartas contra “el capital” monopólico. Poco importaron las consecuencias del mencionado plan en perjuicio del quehacer patagónico. Había que marchar tras la banda para conservar el poder, recibiendo la bendición de Manzano que contaba para sus planes políticos de futuro con don Néstor.

Es de conocimiento que el presidente Menem es muy bueno con los incondicionales, pero cuidado cuando quieren sacar los “pies del plato”. Recientemente suspendió una reunión de gabinete que se iba a llevar a cabo en la ciudad de Río Gallegos, ofuscado porque el gobernador Kirchner y los mandatarios del Neuquén, Río Negro, Tierra del Fuego y el Chubut, no suscribieron el Pacto Fiscal.

Como es propio en la política del doctor Kirchner, hasta pocas horas antes de decidirse a “traicionar” a Menem transitó entre marchas y contramarchas. Lo que es muy difícil saber son los índices de su especulación para jugar como lo hizo, sabiendo que enfrentaba al poder en su propio centro y que éste no perdona. De cualquier manera no falta quien piense que aún el “gato” puede dar otra vuelta en el aire. Lo que sí es seguro es que Kirchner llegó muy tarde para blanquear con tal actitud su otra “traición”, la patagónica. Le será imposible borrar su manejo de gobierno haciendo alarde de la mayor insensibilidad frente al drama de los que tenían que abandonar Santa Cruz por el cierre de fuentes de trabajo y las necesidades de los ancianos privados de sus haberes por el decretazo 309.

El gobierno de Santa Cruz no hizo más que cumplir incondicionalmente con las directivas nacionales en materia económica. La memoria no siempre es frágil y más de uno tiene presente al gobernador Kirchner, como a los de Chubut y el Neuquén, cuando recibían órdenes y rendían pleitesía a don Carlos Saúl en almuerzos íntimos en Olivos y regresaban a sus provincias eufóricos de entusiasmo.

El gobernador Maestro calificó a una de esas reuniones de “muy buena”, enfatizando que el presidente Menem había demostrado “una comprensión cabal de nuestros problemas y una predisposición permanente de buscar alternativas”.

La mentira ha estado a la orden del día en la región sureña. A fines de septiembre de 1992, Kirchner habló de la reivindicación histórica que significaba la sanción de la ley de hidrocarburos, lo que para millones de argentinos resultaba el remate de YPF, el debilitamiento de nuestra soberanía y la utilización del petróleo como moneda de pago. Lo más insólito fue cuando Kirchner, interrogándose a sí mismo, preguntó: “¿qué hacemos de acá a que lleguen los futuros gobernadores, con todos aquellos que sufren marginalidad, hambre, los desposeídos, aquellos enfermos y demás, el éxodo mismo que sufre la provincia?, es decir –remarcó- no se puede pensar en el futuro, si no se puede mantener a los que sufren hoy”. (V. La Opinión Austral-26/9/1992).

Es muy difícil creer que pueda existir tanto cinismo en una gestión de gobierno. Estos interrogantes los estaba planteando el gobernador que había llevado a su pueblo a la situación que describía como heredada. Claro que junto con ello repetía “no me van a torcer el brazo”, pero al final se lo torció Menem, sin perjuicio de que otros opinen que además el radicalismo lo usó de “chivo emisario”.

¿Coincidencias?

Lo que sería bueno saber es si en su condición de dueño de casa, Kirchner comparte las palabras del diputado fueguino Enrique Bischof, quien expresó al suspender Carlos Menem su viaje a Santa Cruz y Tierra del Fuego: “Es una actitud propia de autoritarios, inmaduros y caprichosos, que no aceptan el disenso y viven enfrascados en su personalismo fascista”.

Es una opinión muy similar a lo expresado por esta columna con respecto a Kirchner el 14-5-93 en el artículo titulado “ Kirchner exige obsecuencia para ejercer la Justicia”. Esto de imitarlo a Menem tiene sus dificultades, pues mientras el presidente castiga a las provincias que no firman el Pacto Federal, el gobernador de Santa Cruz presiona a los jueces a través de sus apretadores –hoy con causa judicial- persigue y busca cesantear a los empleados que no le son incondiciones. Y más grave aún es haber tenido que confesar ante el periodista Brigando que su anunciada “emergencia económica” había sido una maniobra, es decir mentira, con la finalidad de acumular capital. El gobernador Kirchner ahorraba con los dineros provenientes del hambre y las privaciones del pueblo. ¿Es nazismo?.

El 28-5-93 se dijo: “El que obedece al jefe cobra”, en relación con acuerdos transnacionales de SPSE con Fentos, Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza –nacional- y Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias, en arbitrario tratamiento frente a otras entidades gremiales. Pero las mismas fuerzas de “otra dimensión” que hicieron estallar las turbinas, le han enseñado al gobernador Kirchner que “El que no obedece al presidente Menem, no cobra” y seguramente algo más.

Homenaje

Esta columna ha tratado con preferencia los problemas patagónicos y los que de ellos se derivan para el tema de la soberanía nacional. También se ha combatido la soberbia, los atropellos y la “politiquería” al servicio de los intereses personales y la caza de fortunas. Son algunas de las tantas banderas de lucha que enarboló el gran periodista Carlos Burone, desaparecido hace ya un año, al que uno puede aspirar a imitarlo pero nunca a igualarlo. Quien suscribe le rinde su homenaje, simple pero sentido. (Agencia OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. seria interesante que algun dia los ciudadanos entendamos que los gobernantes son solo meros administradores de nuestros dineros , que cuando hacen las cosas bien son su obligacion y cuando no , debemos criticarlos , y exigirles un cambio , lo importante no es un gobierno , sino un sistema de gobierno y la republica lo demas es lo de menos.

  2. Yo estuve en el cine Carrera cuando vino el turco…, y te digo que parecia un encuentro entre dos compadres…, esa tarde (no me voy a olvidar nunca) el lupo en su discurso reproducía lo que el turco le había dicho antes d venir “Chango, anda tranquilo que allá te vamos a ayudar”. Después él lupo se rebeló y quedamos sin Zona Franca. Plop!. Moraleja: “cuando termines la sopa…, vas a tener premio, no antes”

  3. He leido el 6 de setiembre un escrito de mi padre ,el señor Carlos J.Gonzalez ,complaciendome el alago hacia el .Debo comunicarle que ,lamentablemente ,el 28 de abril de 2013 ha fallecido en Buenos Aires.Me veo en la obligacion de comunicarle tan triste noticia al leer el comentario sobre su escrito.Gracias a el y su ejemplo he seguido la carrera de periodista y debo confesar que cada vez que leo algo que el a desarrollado se me hace un nudo en la garganta y lo admiro mucho mas.Sin otro particular lo saluda atte ,Maria Manuela Gonzalez ,hija de Carlos J. Gonzalez ( alias Jose Ribadeo ).Fue un gran hombre.-

Dejar una respuesta