Publicado el: 18, Abr, 2008

Confirman el plan de bombear “seis mil litros de agua por hora” desde Salta en Argentina hacia las mineras de Chile


Mineria a la antigua
18/04 – 10:15 – Tras el agua de la Puna hay un negocio de 5.700 millones de dólares. Usufructuando un tratado con Chile empresas asociadas a la minera BHP Billiton empresas y gobierno de Salta estudian promover un millonario negocio para la utilización de agua de territorio argentino con el fin de permitir la expansión minera del lado chileno.

El informe expone una presentación en la que una de las empresas asociadas al plan de la minera BHP Billiton- sostuvo que el proyecto “permitirá dar cumplimiento al Tratado sobre Complementación Minera celebrado entre Chile y Argentina, y que para que el agua en cuestión permita la expansión de la minería chilena, es menester fijarse como meta la producción de 6 metros cúbicos de agua por segundo”, y “si bien el agua subterránea a alumbrar podría tener destinos industrial, agrícolas y agroindustriales, la primera meta a alcanzar debería ser el agua para uso minero dentro”.

Según un informe de Minería, que salió a luz ayer y fue publicada por El Tribuno, bombearían hasta 6.000 litros por hora a Chile.

Quienes dicen que el agua será dentro de algún tiempo un recurso más estratégico que el petróleo, se equivocan. El agua no será, sino que “ya es” entre todos los recursos, el más vital, estratégico y preciado. Cómo se explica de otro modo que hoy en la Puna salteña esté a un paso de consumarse un proyecto que en el Norte chileno redituaría 5.700 millones de dólares en 20 años, pero que de este lado de la cordillera podría dejar los acuíferos andinos tan secos como los de Punta Negra y Monturaqui, hoy agotados en Atacama ante los consumos industriales de la gigante del cobre La Escondida.

El pasado lunes El Tribuno comenzó a revelar los detalles de un proyecto que elaboró en 2.000 una inversora de Santiago de Chile, El Alamo, y que dio origen una iniciativa privada en la que algunas empresas de existencia real y otras sospechadas de ser “sellos de goma” incurrieron en un sinnúmero de faltas e irregularidades con las cuales mantuvieron oculto un plan de “exportación de agua industrial” para consumos mineros en la región de Antofagasta.

El expediente que examina desde ayer la Unidad Revisora de Contratos (UNIREN) no deja dudas sobre el destino de exportación pretendido para el agua de los pozos que comenzaron a perforarse a fines de 2007 en Quebrada del Agua, Laguna Socompa, el Salar de Llullaillaco y el Salar de Río Grande, a escasa distancia de la línea cordillerana que separa a Salta de Antofagasta.

Estas perforaciones fueron paradas el 17 de febrero por la Secretaría de Recursos Hídricos que, sin embargo, volvió a autorizar su continuidad. Esta decisión se explicó con un resolución del Ministerio de la Producción por la cual la firma que llevaba adelante las tareas acreditó que se hallaba habilitada desde abril de 2007 a realizar evaluaciones hidrogeológicas destinadas a alumbrar aguas subterráneas para “uso minero, agrícola y agroindustrial en los departamentos Los Andes y La Poma”.

El 6 de diciembre, a través del decreto 3679, la Provincia declaró cumplidas las metas que la citada empresa había comprometido en favor del desarrollo de la Puna salteña.
Entre fines de diciembre y comienzos de enero, sin embargo, se avanzó con perforaciones que dejaron traslucir un plan de “exportación”, pero de estas excavaciones, la autoridad de aplicación del Código de Aguas dijo haberse enterado “ya cuando los pozos estaban casi terminados”. La lista de supuestas faltas cometidas a las leyes y resoluciones vigentes es más larga que el acueducto que BHP Billiton, el grupo australiano que explota La Escondida, espera ver trazado por Socompa en pocos meses más. La UNIREN tendrá la palabra final, pero desde los más altos niveles de la Provincia se aseguró que no se permitirá que el agua de la Puna sea desviada para consumos mineros en el Norte chileno.

¿Se puede exportar agua?

Ninguna ley en la Nación ni en la Provincia considera la posibilidad de una “exportación de agua” como la que las grandes corporaciones mineras de la región de Antofagasta pretendieron imponer sin éxito desde Potosí (Bolivia) y ahora desde Salta. En el medio, recordemos, otro proyecto de extracción calcado a los anteriores fuera rechazado en octubre de 2007 por la chilena Comisión Regional de Medio Ambiente (COREMA), para evitar que las comunidades campesinas y la vida silvestre se vean seriamente afectadas solo para que la minería de Atacama abarate los costos de produccion de su agua industrial y acreciente las ganancias del cobre.

Las cifras

170,4 millones de metros cúbicos anuales es el bombeo máximo que el proyecto prevé desde la Puna salteña hacia las mineras de Atacama.

6.000 litros por hora llevarían los dos acueductos que se desprenderían desde Socompa y Sico hacia La Escondida y Chuquicamata.

1,5 dólares es el valor que las empresas asociadas en el proyecto cobrarían por cada metros cúbico trasvasado desde la Puna salteña hacia Atacama.

8 pozos en el primer año, 21 en el segundo, 22 en el tercero, 20 en el cuarto y 19 en el quinto año prevé el plan elaborado en Chile en 2000.

203 millones de dólares es la inversión estimada para el acueducto que abastecería a La Escondida a través de Socompa.

224 millones de dólares es el costo estimado del acueducto que abastecería a Chuquicamata a través de la línea de Sico.

Un informe lapidario

Un informe que elevó la asesoría jurídica de Minería el pasado 18 de febrero y está por estas horas a disposición de la unidad revisora que preside Emilio Tuñón, no deja dudas sobre la intención de desviar el agua de la Puna hacia consumos mineros en el Norte chileno.
El informe expone una presentación complementaria en la que Servicios Mineros -una de las empresas asociadas tras el plan alentado por BHP Billiton- sostuvo que el proyecto “permitirá dar cumplimiento al Tratado sobre Complementación Minera celebrado entre las Repúblicas de Chile y Argentina, facilitando los procesos de integración y cooperación económica regional a fin de lograr una fluida circulación de bienes y servicios y factores de producción en el área”.

Por si quedase alguna duda sobre el destino pretendido para el agua de los pozos de la cordillera que denunció El Tribuno, la firma Servicios Mineros precisó que “para que el agua en cuestión permita la expansión de la minería chilena, es menester fijarse como meta la producción de 6 metros cúbicos de agua por segundo”.
En el siguiente párrafo, la empresa aclaró que “si bien el agua subterránea a alumbrar podría tener destinos industrial, agrícolas y agroindustriales, la primera meta a alcanzar debería ser el agua para uso minero dentro de las previsiones del Tratado ya citado”.

El Tratado

Los intereses asociados tras el plan que aún sigue latente en los Andes tienen sus fichas apostadas al Tratado de Complementación Minera que se firmó en 1997 con Chile, durante la presidencia de Carlos Menen, y que fue ratificado por los parlamentos de ambos países. En un publicación editada en Santiago de Chile en mayo de 1999, Esteban Tomic Arrazuriz, concejal de la Comuna de Las Condes y presidente de la Consultora Dos Mundos, expuso cuál es la visión de las mineras que explotan el cobre en Atacama. Con el Tratado -remarcó entonces – las empresas mineras estarán en condiciones de negociar con la contraparte argentina dos cosas que son de interés primordial para ellas: el acceso a los recursos hídricos, que en Chile son escasos y en Argentina abundantes, y la posibilidad de depositar en territorio argentino, que es más extenso y por tanto más apto que el chileno para ese fin, sus ripios, desmontes y relaves”. ( Diario El Tribuno/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 16 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Eliana dice:

    Yo no puedo creer como una noticia tan importante como es esta no es una noticia nacional, parace que los de buenos aires tienen la cabeza con humo. El agua de ningún modo se tiene que exportar menos para enriquecer una minera.

  2. Unix Killer dice:

    Lo que yo si estoy seguro es de una cosa: No es legal en ningun pais del mundo el trasvasamiento de cuencas, a menos que se haga un convenio especial en cada caso. Los argentinos que avalan esto que esta ocurriendo en Salta son tecnicamente “traidores a la patria” (suena altisonante y anticuado, pero eso es lo que dice la jurisprudencia).

  3. Rodrigo dice:

    Concuerdo con vos Eliana. Hay que aclarar que se bombearán SEIS MIL LITROS DE AGUA POR SEGUNDO, no es por hora!!!! hubo un error en la noticia… Cabe acotar que detrás de esto hay un negocio de 5.700 millones de dólares……
    Saludos.-

  4. Pamela dice:

    ¡¡¡CAGAMOS!!! OTRO NEGOCIO QUE VAN A COMPRAR LAZARO Y RUDY ULLOA.-

  5. Jaime dice:

    Rodrigo…seguís con tu campaña. Que necesitás? que Vang.te de $$$$????

  6. Rodrigo dice:

    Jaime, en realidad que estoy investigando el problema de la minería es desde que estudiaba (2002), donde participé en varias conferencias por el problema de Esquel… por suerte allá pudieron frenar el saqueo del oro y la contaminación de la tierra. Traidores a la patria Unix?? podría ser…
    Saludos.-

  7. Rodrigo dice:

    Minera Cerro Vanguardia succiona agua para su funcionamiento y ha secado las cuencas
    16/04/2008 09:29 AM (Leído: 51)

    Puerto Deseado, Santa Cruz, Argentina – 15/04/08. El Presidente de la Sociedad Rural de Deseado, Domingo Domiguez, denunció que la empresa minera Cerro Vanguardia, que trabaja en la zona, “está sacando el agua para tener en funcionamiento esa planta. Eso nos ha secado las cuencas río abajo”. Pero habrá otras explotaciones mineras en la zona ya que se instalará en Puerto Deseado la empresa minera canadiense Exter, en sociedad con Fomicruz, que explotará el Cerro Moro a unos 80 km de la localidad y extraerá oro y plata. Tendrá la concesión por diez años con la posibilidad de una prórroga. Desde la sociedad rural advierten que las mineras quitan recursos a los estancieros.
    Fuente: Agencia OPI Santa Cruz

  8. Paticia dice:

    Argentina le esta regalando de todo a chile , gas, tenemos que comprarlo mas caro a bolivia para “regalarselo” a los chilenos ,¡ahora el agua ! .

    Eso es ilegal no se puede exportar agua , Chile tendria que arreglar sus asuntos, sin usarnos como sirvientes ,en la guerra d e las Malvinas se aliaron a los ingleses ,y ahora se rien de eso .

    ¿que pasa con nosotros? ! ARGENTINOS ! cuidemos nuestros recursos , son muchos los paises que codician Argentina , y nuestros gobernantes venden por unos pocos dolares ,nuestros acuiferos nuestros campos y nuestro petroleo !!

  9. Gustavo dice:

    Yo no puedo creer que sigamos “ayudando” a los de aca al lado.
    Historicamente nos vienen boicotiando…MALVINAS…LA TRAICION DE UN CORONEL CHILENO A SAN MARTIN, PIDIENDO AYUDA A LOS INGLESES…
    Que vayan a buscar agua al atlantico.
    LOS CHILENO NO SON HERMANOS NUESTROS…SON HISTORICAMENTE ENEMIGOS ARGENTINOS…

  10. chilotito dice:

    GUSTOVO…RECORDA QUE NACIONALIDAD TIENE LA MADRE QUE LOS PARIO AL QUE TE JEDI

  11. Jaime dice:

    Participaste de las conferencias mientras Vang.te pagaba…mmm…eso se llama traición al que te da la mano…l
    O estás caliente porque te trajeron un abogado mejor que vos…

  12. Saúl dice:

    La necesidad económica de nuestro país y la gran cantidad de materia prima que tenemos no nos acredita a regalarles agua a los chilenos mas allá de que por ahora no lo estemos utilizando, porque lo que no utilizamos hoy podemos utilizarlo mañana o pasado talvez nosotros no pero nuestros hijos, nuestros nietos pueden darle utilidad no se puede dar porque hoy no lo utilizamos tenemos que tener nuestras reservas para la época de las vacas flacas. (Jujeño, vivando en Salta).

  13. Eva dice:

    007 080419 Agua de la Puna

    El proyecto de exportar agua potable de la Puna Argentina a las minas cupríferas de Chile fue elaborado originalmente en al año 2000 por una compañía consultora de Chile con la ayuda de geólogos salteños.

    Supuestamente, el proyecto de robarse el agua de la Puna encuadra dentro del Tratado de Integración y Complementación Minera firmado en 1997 por los entonces presidentes de Chile y Argentina, Eduardo Frei y Carlos Menem, y que fuese ratificado por los parlamentos de ambos países. En una publicación editada en Santiago de Chile en mayo de 1999, Esteban Tomic Arrazuriz, concejal de la Comuna de Las Condes y presidente de la Consultora Dos Mundos, expuso cuál es la visión de las mineras que explotan el cobre en Atacama: “con el Tratado – remarcó entonces – las empresas mineras estarán en condiciones de negociar con la contraparte argentina dos cosas que son de interés primordial para ellas: el acceso a los recursos hídricos, que en Chile son escasos y en Argentina abundantes, y la posibilidad de depositar en territorio argentino, que es más extenso y por tanto más apto que el chileno para ese fin, sus ripios, desmontes y relaves”. Es el mismo Tratado por el cual Barrick Gold encontró una vía legal y el espacio ideal para explotar los yacimientos vírgenes en la zona de la frontera que antes estaban vedados por el Protocolo de Kyoto.

    En Salta, el proyecto de exportar el agua de la Puna a Chile, fue impulsado por el entonces ministro de la Producción del gobierno de Juan Carlos Romero, Gilberto Enrique Oviedo, durante los últimos meses de su actuación. Dicho proyecto se paraliza bajo la administración de Sergio Camacho quien sucedió a Oviedo, ya que los funcionarios de Camacho se oponen al mismo.

    Involucrados en este proyecto están el Dr. José Salfity, quien fuese Secretario de Minería bajo Oviedo y actualmente profesor de la Universidad Nacional de Salta, y el Dr. Sergio Gurostovich.

    Salfity y Gurostovich fueron (¿son?) socios en una consultora geológica que ofrece servicios comerciales a compañías mineras y petroleras. Gurostovich lo reemplaza a a Salfity como Secretario de Minería de Salta para después desempeñar cargos en el Consejo Federal de Minería (COFIMIN) como así también en la Comisión Nacional de Energía Atómica como Subgerente de Proyectos Mineros a cargo de reiniciar la explotación de la mina de uranio Don Otto en Salta, cargo del cual fue declarado cesante el 5 de diciembre del 2007 porque los que se gasto en “rehabilitación” de la mina excede el valor de lo que iba a producir.

    El proyecto se reactiva cuando Juan Manuel Urtubuy asume la gobernación de Salta el 10 de diciembre del 2007, y designa a Alfredo Fuertes como secretario de Recursos Hídricos de la Provincia.

    Es de destacar que Salfity y Fuertes son colegas en la Universidad Nacional de Salta.

    Al mismo tiempo, y a través de los contactos de Gurostovich con el Consejo Federal de Minería, se interesa en este proyecto al Ing. Jorge Mayoral, Secretario de Minería de la Nación, para de esa manera involucrar al gobierno K en este despojo de la riquezas naturales de nuestro país.

    A comienzos de Enero – no puedo precisar la fecha exacta – Fuertes declara “áreas de reserva hídrica” supuestamente para regular la explotación de aguas en la provincia. Esto a pesar de que la legislación vigente no contempla la creación de tales reservas que, al no estar legisladas, solo constituyen un invento sin bases legales para vaya una a saber que propósito.

    Hasta el momento se han perforados pozos capaces de bombear 1000 litros por segundo de agua a las minas en Chile. Y esto con el consentimiento del gobierno de Urtubey, quien se atreve a hacer lo que el ecocida de Romero no se atrevió a hacer …

    ¿Interesante?

    Eva

  14. Pablo dice:

    En lo personal no me importa si es para Chile, Bolivia, o Europa, lo que si me preocupa es que un recurso tan vital se venda al mejor postor cuando hay quienes la necesitan y no se proyecta satisfacer una demanda humanitaria y si una demanda empresarial. Queda claro que no es negocio dar agua a personas que no pueden pagar un precio alto. Lo peor de todo es que ésto solo es un ejemplo de un mundo donde el mecado supera a lo social. El dinero puede comprar vidas, agua, animales o ecosistemas enteros. El ser humano (y el planeta en si) se han transformado en un valor y en un costo. A esto nos llevó las ideas liberales de derecha, el mercado, y la supremacioa del más apto…o el más rico (que a esta altura es lo mismo).

  15. Pocholo dice:

    Yo soy de Slata y verdaderamente me procupa que se lleve a cabo este proyecto, por que nos perjudicaria a todos nosotros, no solo a las persona, sino que tambien al ecosistema y a la biodiversidad al volverse el ambiente mas seco de lo que es en la actualidad. Ademas es agua es un tesoro preciado y no hay que olvidarse que solo el 3% del agua del planeta es dulce y consumible, ademas hay que tener en cuenta tambien que esta agua no sera utilizada para consumo humano (lo que daria lugar a un posible negocio o valoramiento del caso), sino que va a ser utilizada para el derrochamiento total en las minas. Ademas hay que considerar tambien que nuestro gobierno oculta todo esto y solo un sector minoritario de la poblacion salteña esta informada, como debe ser (ya que el agua nos pertenece a todos, a la humanidad, y no al gobierno), y la otra mayoria de la poblacion (la del pais se incluye aqui), desconoce en absoluto el caso.
    Gracias por darme la posibilidad de publicar mi opinión.
    Manuel A.

  16. coqui3112 dice:

    sinseramente yo pienso q argetina no deberia de venderles agua ya q ellos deberian de pensar a futuro ,algun dia les faltara x estar vendiendo agua y cuando eso pase ni un pais de seguro kerra ayudarlos y eso estaria mal , otra cosa q no me gusta es q chilenos niegan q argentina le vende agua y eso si q esta mal okesea deberian de reconocerlo y despues los paran fregando en el youtube con lo de las malvinas ellos si son unos mal agradecidos

Publicidad

OPI Video