El Hudson, nos está observando

El Hudson, nos está observando

22
1
Compartir

El volcan Hudson
13/05 – 09:15 – Una mirada desconocida sobre lo que sucede alrededor de los desgraciados hechos desatados por la actividad volcánica en el Chaitén. Una cuestión que saca a la luz la falta de políticas, de infraestructura y verdadero interés por la gente en una nota publicada en el diario Aysen.

Si la ciudad de Chaitén hubiera tenido como infraestructura operativa 4 o 5 centrales hidroeléctricas que generaran parte importante del consumo nacional, no quepa ninguna duda que ya existiría un camino pavimentado hasta Puerto Montt, un sistema expedito de barcazas y transbordadores y un tráfico aéreo envidiable.

Lamentablemente Chaitén no cuenta con nada que obligue al gobierno central a actuar de forma enérgica en el cuidado de esta tierra y la gente se ve enfrentada a situaciones de desamparo, amargura y aislamiento, de las cuales quizás nunca podrán recuperarse.

Es necesario aprovechar las bondades que la naturaleza otorga y ponerlas al servicio del hombre ya que nadie sabe cuando la propia naturaleza decidirá terminar con estas bondades y castigarnos con desastres de los cuales costará mucho recuperarnos si no tenemos la capacidad de actuar con energía a través de una infraestructura sólida e imposible de abandonar.

Lo más probable es que la gente de Chaitén vuelva a insistir con esfuerzo y ahinco para reconstruir lo que el volcán destruyó . Miles de modestos pobladores, ancianos y niños volverán a su tierra y seguirán trabajando en ella ,tratando de hacer un mundo para mejorar sus condiciones y mientras ellos remuevan con sus manos las cenizas para tratar de recuperar su tierra y criar sus animales , muchos “amantes” de la naturaleza enviarán a alguien a buscar sus sofisticados equipos de pesca y buscarán otro lugar del mundo en donde seguir divirtiéndose.

Ojalá que esta lección que nos da la naturaleza sirva para ver quienes son los que realmente quieren y defienden esta tierra. Ojalá que aquellos millones de dólares que se invierten en propaganda, costosas publicaciones, espectáculos, visitas famosas, activistas locales y manifestaciones de extranjeros pudieran canalizarse a la reconstrucción de Chaitén y al bienestar de su gente. Ojalá que el mismo que financió una cabalgata en contra de las represas en Aysén, pueda costear ahora una cabalgata por la pronta pavimentación de nuestra carretera hasta Chaitén y un camino continental hasta Puerto Montt.

Es necesario ponerse de pié y aprender esta lección terminando de una vez por toda con quienes protegen los privilegios de unos pocos. Hoy el volcán Chaitén nos lanzó una advertencia por lo cual es necesario recordar que el Hudson … nos está observando. (Orlando Baesler Heder – Diario Aysen Chile/OPI Santa Cruz)

1 Comentario

Dejar una respuesta