Publicado el: 20, May, 2008

El último acto


Paro del campo ¿ültima instancia?
20/05 – 11:00 – Sin duda que el nuevo acto entre el campo y el gobierno parece ser la última instancia antes de una ruptura final. O se arregla definitivamente o se rompe hacia adentro (dirigencia y bases del campo) que es tal vez lo que buscan los Fernández. Sin embargo cabe la posibilidad que el gobierno de marcha atrás en las retenciones y entonces algo habrá cambiado.

“Pueden elegir el color de Ford que sea, siempre que sea negro”, esta frase dicen que le corresponde a Henry Ford cuando en una reunión de trabajo allá por la década del `20 se enfrentó a un grupo de agencieros que le hicieron presente las quejas de sus clientes porque ellos demandaban colores como el rojo, el verde, el blanco y el azul.

La mecánica de negociación del gobierno nacional para con el campo es la misma que la aplicada por Henry Ford. Cualquiera de los dirigentes rurales puede hablar de cualquier cosa, pero las retenciones no se modifican.

La expectativa que abre el sector agropecuario ante la nueva instancia de negociación, dista de ser franca, al menos por parte del gobierno.

Los Kirchner nunca quisieron perder y ceder en estas circunstancias lo que constituye casi un reto a la desmedida manipulación que permanentemente hacen de las situaciones socio-políticas del país y no van a admitir, bajo ningún concepto que los productores les doblen en el brazo. Al menos lo van a intentar.

La estrategia del gobierno es simple y clara: llama al dialogo, donde darán vuelta sobre los mismos temas con algunas licencias más que en la última reunión, pero cuando se toque el tema de la baja de retenciones la pelea será a muerte, porque es precisamente este punto donde debemos recordar la anécdota de Hendy Ford.

Sin embargo la embestida del gobierno no es inocente. Saben los Fernández que un nuevo acto fallido de la conducción ruralista los pondrá en una situación de ruptura con sus bases y sabe que un conflicto atomizado, si bien representa una diversidad de esfuerzos para el gobierno se constituye en un grupo molecular que es más fácil combatir o comprar.

Lo que no tienen en cuenta quienes “asesoran” a la presidenta es que los hombres de campo tienen un perfil muy particular y es gente que no conoce otra vida que la del trabajo, al igual que un trabajador petrolero que se debate con las inclemencias del tiempo y las duras condiciones de vida y trabajo que deben enfrentar. En general no es gente que viva pendiente de las argucias políticas del día a día.

El perfil de este trabajador no es el de los piqueteros pagos de D Elía o los camioneros de Moyano. Si el gobierno persiste en sostener la mentira y el engaño después del miércoles no habrá marcha atrás en un conflicto que puede destruir lo que tanto le costó a la administración de Kirchner, como al pueblo argentino, conseguir.

Sin embargo cabe la última reflexión que ya la adelantamos en alguna columna anterior, si el gobierno advirtió inteligentemente que no puede sostener el conflicto y le es políticamente incorrecto enfrentarse a un desenlace incierto ante un oponente tan desconocido como peligroso, va a terminar cediendo y en este caso se va a acercar a lo sucedido en Santa Cruz en el 2007, solo que esta vez quedará claro que algo han aprendido.(Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video