Publicado el: 5, Jun, 2008

En Punta Arenas hay paro de camionero y desabastecimiento de combustibles


Colas frente a las gasolineras de Punta Arenas
05/06 – 17:00 – Inedito desabastecimiento en punta arenas por paro de camioneros.La mayor parte de las pocas estaciones de servicio que atendían ayer por la tarde sólo expendían petróleo y gasolina de 97 octanos. Algunas incluso debieron cerrar. Así lo informa La Prensa Austral de Punta Arenas (Chile)

“Vamos a atender hasta cuando se nos acabe el combustible”. Así señalaba al mediodía el concesionario de una bencinera local, quien fue uno de los afectados con el desabastecimiento de combustibles ayer en Punta Arenas. Esto, como efecto directo del segundo día consecutivo del paro de los camioneros, que limitó precisamente el paso a toda máquina de transporte de carga en el ingreso norte de la ciudad.

Tal fenómeno, que pudiera haber sido algo esperable en otra época de nuestra historia, generó un caótico e inédito efecto a nivel local. Por una parte, los concesionarios, con sus menguados stocks de petróleo diésel y bencinas, se vieron con dificultades para afrontar su segundo día sin abastecerse. Por otro lado, el malestar se apoderó de los automovilistas, con el mal rato y la tensión vivida justo cuando pensaban llenar sus estanques ante la nueva alza de combustibles fijada para hoy.

Gastón Vera, concesionario de la estación de servicio Shell Bulnes-Bilbao, aún tenía stock y registraba una buena venta a temprana hora de la tarde. Sin embargo, sus existencias de bencinas no le alcanzaron para atender toda la tarde. La paralización de los transportistas lo dejó, como a sus colegas, sujeto a que se pueda reanudar el interrumpido paso de camiones desde las instalaciones de Enap en Cabo Negro a Punta Arenas.

“Un medio día perdido es malísimo para el sector, ya que más encima el público reclama -aunque por otro lado ha dicho que apoya a los camioneros-. Hay costos fijos que se mantienen y no podemos esperar a que se desbloquee el tema para poder seguir haciendo nuestra labor”, expresó.
De rebote, la nueva alza de los combustibles decretada a contar de hoy (39 pesos el litro de petróleo y unos 36 pesos las bencinas) impidió abastecerse a valores menores.

Caotico carguio

Carabineros incluso realizaba ayer un temprano catastro de cuánto combustible había en las expendedoras, como acción anexa a su monitoreo de la movilización del rodado.
Las bencineras literalmente “aguantaron” lo más que pudieron este crítico momento, con interminables filas de automóviles en algunos establecimientos.

Una estampa decidora, a sólo metros de la aglomeración de camiones parados, era anoche la de Enersur en Tres Puentes. Pasadas las 19 horas, la columna de vehículos incluso pasaba el edificio de Corcoran Express por Carlos Ibáñez del Campo. De sus tres islas de carguío, sólo dos se mantenían con combustible. Al cierre de esta crónica (22 horas), no se veía que pudieran mantenerse mucho rato más ante la copiosa afluencia de vehículos. Los automovilistas debieron armarse de paciencia para esperar varios minutos e incluso más de una hora.

El matrimonio de Andrés Leiva y Ana Salazar gastó más combustible en hallar un sitio donde surtirse que en lo que anduvieron el resto del día. De hecho, faltando 200 metros para llegar a Enersur quedaron sin bencina, por lo cual llegaron a la gasolinera empujando su automóvil, con sus dos hijos a bordo.

La palabra “caos” es la que mejor podría resumir esta situación, que acontecía pasadas las 20 horas. Otro foco de conflicto se apreció en el local de Esso, que era el único que funcionaba en Diagonal Don Bosco. Allí, la fila de autos copaba Croacia, Bories y Sarmiento y desde ahí a Magallanes. Otra larga cola iba desde la bencinera a calle Magallanes y de ahí a Mejicana.

“A media maquina”

Nelson Díaz, propietario de Simovar, se mantuvo ayer en la tarde con tres de sus cuatro estaciones de servicio operativas. A partir de las 14 horas, en 21 de Mayo con Balmaceda sólo le quedaba gasolina de 97 octanos y petróleo, e igual cosa en El Ovejero (desde las 16 horas). En su central de Avenida Eduardo Frei, desde la mañana vendía exclusivamente petróleo. Sólo en Puerto Natales estaba bien abastecido hasta hoy.

Su colega Jaime Ivelich, a cargo de Copec 21 de Mayo, lamentó cumplir dos días sin poder abastecerse (desde el lunes en la madrugada). Tal aprovisionamiento es diario y ayer debió cerrar a las 14 horas por falta de stock, siendo la primera vez en nueve años que se ve obligado a hacerlo. (La Prensa Austral/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. cala dice:

    Pensaba ir este fin de semana, y ahora?? no creo que con el tanque lleno vaya y vuelva 🙁

  2. MIGUELito dice:

    Les cagaron el finde a mis amigos docentes. Que pena. Se van a tener que quedar a aburrir aca. Con tanto para gastar

Publicidad

OPI Video