Publicado el: 18, Jun, 2008

La especie de “conferencia de prensa” que simuló ayer Néstor Kirchner, tuvo aspectos llamativos y curiosos


Néstor Kirchner
18/06 – 15:00 – Quizás muchos hayan descubierto a un ex presidente más amable, distendido y consecuente; hasta reflexivo y en parte autocrítico. Sin embargo el papel que jugó ayer el marido de la presidenta estaba motorizado por el anuncio que tenía guardado su esposa. La pregunta es si volverá Kirchner a dar una conferencia igual, cuando la crisis rebrote y entonces si sea necesario hacerle frente a la realidad.

El ex presidente ayer dio la primera “conferencia de prensa condicionada” en cinco años y se mostró distendido, jovial, sarcástico, insidioso, vanidoso y bastante petulante. Kirchner es básicamente una persona que cree estar por encima de la media del ser humano común, por lo tanto el perfil que mostró ayer, entre la autocrítica y el desparpajo, entre la humildad y el cancherismo, es típico de su comportamiento cuando sabe que echó a rodar una bola ganadora.

Y cuando Kirchner abrió el micrófono a media tarde, sabía que unas horas después su esposa tiraría al ruedo lo de las retenciones al Congreso y que con eso les pincharía el globo a la oposición, dejaría descolocado a los agricultores que pedían a gritos la legitimación de la medida, a la vez que “transparentaba” el acto de hoy, quitándole la carga de revanchismo que llevaba implícito después de las palabras del loco D´Elía.

Pero Kirchner, que ayer algunos grandes periodistas argentinos creyeron descubrirle el lado humano, venía en ganador y en una ruta liberada donde ni siquiera los del agro se le interponían.

Por eso se despachó con su ácida humorada y no pudiendo salir de la torpeza que le es natural, logró imprimirle a su alocución cierto sentido de informalidad a un acto que en verdad era parte indivisible del otro que le sucedería horas después, a cargo de su esposa.

Es que el matrimonio ayer hizo un taylorismo puro, aplicando a rajatablas la división del trabajo y desgajando el discurso en dos partes: la más confrontativa, si se quiere más llana y de pueblo, donde se libran las peleas de perro, las tomó el propio Kirchner que si bien no transmitió en Cadena, como le hubiera gustado, cierto es que tuvo una altísima audiencia.

La otra parte, la formal, estuvo a cargo de Cristina que pudo bucear en cuestiones históricas, focalizarse en aspectos ideológicos y finalmente usar el alto impacto de un anuncio sabiamente reservado que sabían de antemano caería con gran sorpresa sobre propios y ajenos.

Así distribuida la tarea, a las 15:00hs vimos a un Kirchner que hacía gala de una llamativa solvencia argumental para salir al ruedo de cualquier explicación sin enojarse, aunque convengamos que ninguna pregunta fue al cuello de los problemas.

Componiendo un personaje simpático y casi afable, el ex presidente moderó un discurso amigable y quedó bien con Dios y con el diablo, o en todo caso con Duhalde (que está lejos de una deidad, por supuesto) y con D´Elía.

No perdió oportunidad de maltratar a un periodista y en general a la prensa, a la cual desprecia, y sacó de su interior esa cuota de suficiencia que intenta poner en cualquier lugar donde él esté, pero que en verdad encubre una persona con enormes falencias de personalidad y una inseguridad bastante acentuada.

Kirchner ayer saboreó lo que para él fue una victoria, pero lamentablemente para quienes creen que el problema se ha solucionado con el envío al Congreso del proyecto amañado a los caprichos de la pareja, cuando la gente del campo advierta el engaño, cuando las discusiones en las Cámaras sean tan estériles como interminables o cuando ya no haya más nada que discutir y vean que todo sigue igual que estos 99 días de conflicto, la crisis volverá y esta vez con mayor profundidad obligará al gobierno a tomar una decisión real y concreta, cosa que ayer no pasó.

Es el mismo modelo aplicado en Santa Cruz y aquí el gobierno se vio obligado a ceder en todo cuando la situación desbordó todas las previsiones del conflicto. Ahora se venden plateas en la plaza de Mayo, pero no para un acto partidario, sino para ver cómo sigue esto en el corto tiempo. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 6 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Marinés dice:

    ¡Qué magnífica descripción y qué análisis tan exacto!…¡Felicitaciones!

  2. mirinda dice:

    Excelente articulo. Felicitaciones

  3. Walter Santino dice:

    Escribo desde La Lucila, felicito al autor de la nota por darnos este bocado de transparencia que lamentablemente le falta al periodismo nacional, que no conoce al ex presidente y aún así le creen al igual que a su esposa. Sencillamente magistral e ilustrativa la nota. He hecho de OPI mi noti-teour diario.
    Los felicito. Sigan así, corriendonos la venda.
    Saludos y un abrazo a todos los de Río Gallegos
    Walter

  4. joaquin dice:

    KIRCHNER ES PATETICO. SANTA CRUZ LO SABE BIEN, PORQUE ES SU AUTOR PRIMERO.

    EN SANTA CRUZ GANO SIEMPRE. BRAVO CIUDADANOS !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. rulibefore dice:

    Muy bien el artículo;aunque debo admitir que no me tomó por sorpresa el anuncio de la presidenta. Se le notó en la expresión; una farsa! Ya no hay cura para tanta codicia…¿Habrá forma de que los medios nacionales analicen el punto de vista del escritor de este muy buen artículo?

  6. Hugo dice:

    Dicen que en las confrontaciones e debe tener dos personajes: un loquito que patee tableros, que grite y putee y otro que sea moderado, serio, apacigüador y aquí se luce este último y acapara la atención. Bueno, algo de eso se dió acá, el Loco cuando no es Moreno es D´elía. Todo es una farsa, una vil trampa, saben que si compran todos los números ganan el sorteo, ya tienen todas las manos aceitadas para apuntar el cielo, y volvemos a fojas cero, no les importa el pueblo, actúan como adolescentes, solo quieren GANAR y prefieren que se vaya todo al carajo antes que PERDER.. Son unos soberanos hdp. Dijo un amigo la próxima vez elijamos putas, con los hijos no tuvimos suerte.

Publicidad

OPI Video