Julio Cobos: el regreso del hijo pródigo

Julio Cobos: el regreso del hijo pródigo

49
19
Compartir


21/07 – 11:00 – Julio Cobos hoy vive su momento de gloria. Multitudes lo aclaman, el sector agropecuario lo venera, los opositores al gobierno lo glorifican, la prensa lo acosa… por eso prefiero plasmar este comentario ahora, en este instante de exaltación que repetir ideas cuando el humo de la gloria se disipe y todos comprobemos que en realidad podríamos estar aclamando una traición. La traición no deja de ser traición, así sus consecuencias nos beneficien. Por Miguel Chazarreta

Hay quién manifiesta que en mis reflexiones publicadas abuso de citas o referencias bíblicas y que tal costumbre para argumentar una posición política es, cuanto menos, irreverente.

Yo no estoy tan de acuerdo; los textos sagrados contienen enseñanzas aplicables a todos los aspectos del acontecer humano, esto incluye lo político, claro está. Solamente intento circunscribir mis reflexiones al sagrado consejo, dando a cada quién lo que le toca: al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. La cuestión se pervierte cuando se enmaraña dicha exhortación y se termina dando a Dios lo que es del César, o al César lo que es de Dios.

No tengo muy claro las causas de este prólogo de místico perfil, pero creo que tiene que ver con las ideas a desarrollar se relacionan con palabras tales como “arrepentimiento” y “perdón” mucho más aplicables al acerbo religioso que al acontecer político.

O tal vez tiene que ver que la propuesta a formular no caiga en franca contradicción con la porfiada idea de resistir mi propio archivo, para este caso, en la reiterada intransigencia frente a perversidades como la apostasía y la traición, para las cuales en repetidas circunstancias ubiqué a Julio Cobos como paradigma. (*1, *2, *3, *4, *5.)

El fruto sano del árbol envenenado

Julio Cobos hoy vive su momento de gloria. Multitudes lo aclaman, el sector agropecuario lo venera, los opositores al gobierno lo glorifican, la prensa lo acosa… por eso prefiero plasmar este comentario ahora, en este instante de exaltación que repetir ideas cuando el humo de la gloria se disipe y todos comprobemos que en realidad podríamos estar aclamando una traición. La traición no deja de ser traición, así sus consecuencias nos beneficien. Como dicen los juristas, podríamos estar celebrando la doctrina del “fruto sano del árbol envenenado”.

Hay muchos que, influenciados por los acontecimientos y con incuestionables intenciones, exteriorizan sus deseos augurando el regreso de Julio Cobos a la Unión Cívica Radical, argumentando que su conducta en el Senado de la Nación, al votar en contra de las intenciones Kirchneristas, lo reivindica, que de alguna manera, lo redime. Entonces enseñan a un Cobos confrontando con el gobierno y asimilan este desempeño a la lucha de la Unión Cívica Radical. Presentan este propósito como “el regreso del hijo pródigo”.

Esto no es así. No puede compararse un gesto aislado, producto de determinadas circunstancias, a una lucha permanente. Y son precisamente esas “circunstancias” las que se deben mensurar.

Porque Cobos actuó en el Senado de la Nación bajo los mismos parámetros que hicieron que abandonara a su propio Partido: la marea popular que pasa por otro lado.
Porque Cobos no hizo lo que quiso (Acompañar institucionalmente a la Presidencia), hizo lo que le convenía (Acompañar a la cantidad que ahora, acompañando a la calidad, empieza a brillar en una oposición claramente mayoritaria, claramente dispersa).
Porque Cobos sigue (y quiere seguir) siendo parte del gobierno.

Y paragonando la enseñanza bíblica, hasta ahora Cobos no ha dado evidencias claras que se ha arrepentido de cuidar el chiquero y de “alimentar a los cerdos” (Kichner, De Vido, Jaime, Moreno, Moyano, Delías, Ulloa Igor, Lázaro Báez, Cristóbal López, etc.,), lugar al que los radicales le advirtieron que iría a alojarse si se aliaba al poder.

Julio Cobos, en ese entonces, escogió aliarse con quienes la garantizaban “la cantidad” que le auguraban un espacio de poder, renegando de “la calidad” relativa a los valores republicanos que, no obstante desde una debilidad representativa notable, proclamaba su viejo Partido. Cobos sabía dónde y con quién se metía, cuando se metía. A no ser por un grado de estupidez inconcebible, nadie puede creer que Cobos se diera cuenta quiénes y cómo son los Kirchner recién hasta la semana pasada.

Julio Cobos debe saber que los Kirchner jamás lo perdonarán. Muchos opinan que la actual Presidente Cristina Fernández de Kirchner no es lo mismo que Néstor Kirchner. Coincido con esa apreciación: Cristina Kirchner es peor… mucho peor.

Aquellos quienes por distintas circunstancias tuvimos la oportunidad de ser testigos de su tarea parlamentaria y que debimos soportar estoicamente sus histerismos toda vez que algo no salía conforme a sus intenciones y/o caprichos, o en la Cámara de Diputados de la Provincia o en el Congreso de la Nación, podemos dar testimonio de su descomunal intolerancia. La exaltación del sectarismo de Cristina Fernández ha sido una constante en toda su carrera política. No tolera las discrepancias en ningún sentido y por más mínima que sea.

“Yo sé que la Presidente me va a entender” manifestó Cobos segundos antes de proclamar que su “voto no era positivo”. Los Kirchner jamás entendieron a nadie que no se limitara a obedecer y todo quien no acata es un enemigo que hay que aplastar. Cobos ya está en el sector sentenciado en que solo sobreviven los locos o los valientes y nadie lo sabe mejor que el vicepresidente; es más: lo sabía en el mismo momento de proclamar su decisión, en la madrugada de ayer.

Ya en su momento Daniel Scioli, entonces vicepresidente de Kirchner, pretendió hacerse el librepensador y los Kirchner lo condenaron y lo humillaron hasta lo inconfesable. Le cortaron los víveres, le echaron a su gente y le hicieron escribir 100.000 veces: “Sí Néstor” hasta que aprendiera la lección. Entonces, recién allí, los Kirchner lo reincorporaron al rebaño de obsecuentes, que es el único rebaño que los Kirchner toleran.

Teniendo en cuenta tales antecedentes el futuro de la relación de Julio Cobos y sus allegados en el gobierno son un libro abierto.

Cosecharás tu siembra

Hay cuestiones sobre las cuales no tengo dudas y una de ellas es que el voto negativo del peronismo crítico impulsado por determinados personajes que, según sus antecedentes hubieran votado lo que los Kirchner querían y cosas muchos más graves aún sin que se les mueva un pelo, fue producto del despecho. Los Kirchner, por fin, empezaron a cosechar lo que han venido sembrando en una carrera política ascendente forjada sobre una larga alfombra de dirigentes pisoteados, escarnecidos, mancillados hasta lo indecible. Es la común inquina, producto de innumerables humillaciones, la que ubicó en el espacio opositor a personajes irreconciliables como Menem, Duhalde, Rodríguez Saa, Reuteman, De la Sota, Barrionuevo, Romero, Marín, Schiareti, entre otros).

No tengo dudas, asimismo, que el conglomerado opositor que se alineó en defensa del sector agropecuario contra el intento descarado del kirchnerismo de saquearlos, no tiene, ni tendrá un andamiaje electoral unificado.

Del mismo modo, no tengo dudas que el Kirchnerismo sigue descendiendo en el tobogán que emprendiera su caída con la frustrada reforma constitucional de misiones que impulsaba la idea de ir consolidando, provincia a provincia, un sistema de reelección indefinida, para después impulsarla en la Nación. En la misma línea, no tengo dudas que en su previsible caída Nestor Kirchner arrastró a Scioli, Capitanich y todos los gobernadores que no comprendieron el momento histórico y optaron por la continuidad de la sumisión incondicional, antes que la verdad que, después de muchos años, irrumpía en la política argentina, impulsada por la movilización popular, casi en suceso revolucionario.

Tampoco tengo dudas de que Julio Cobos ha sido y es un hombre honesto en el ejercicio de la función pública y su presencia con los Kirchner es como un jazmín en la cámara séptica. También lo saben los kirchneristas –claro está- y tal contraste ético les provoca un indisimulable aborrecimiento. De este modo el destino de Julio Cobos y sus aliados está sellado y la célebre Concertación está herida de muerte.

Igualmente no tengo dudas que será la Unión Cívica Radical el único espacio político que podrá volver a contener a Cobos y sus aliados, si se dieran algunas condiciones.

Prueba de vida

Ahora bien: dejemos por un momento la susceptibilidad y coincidamos que el voto negativo de Cobos hacia las intenciones del gobierno no fue el corolario de una especulación política.

Supongamos que la sufrida expresión en el semblante del vicepresidente de la nación al pronunciarse en contra del mandato de los Kirchner, fuera consecuencia del valor cívico, del afirmamiento de íntimas convicciones republicanas y no el producido de una vulgar traición.

Presumamos que cuando Julio Cobos proclamó “mi corazón me dice otra cosa”, refería al estallido del espíritu radical que, a pesar de todo, aún latía bajo una gruesa coraza de mugre kirchnerista. Este gesto obró como “una prueba de vida” para muchísimos radicales del país que describen a este evento como “la madrugada en que Julio Cobos desplegó su sentir radical”.

Aún así y afirmado en las propias declaraciones del Vicepresidente de la Nación que manifiesta que “sigue siendo radical” su retorno al viejo partido es inviable si antes no se dieran de parte de Julio Cobos testimonios que acrediten que su retorno a la Unión Cívica Radical es producto de un auténtico arrepentimiento y no el corolario de ser un eslabón más en la larga cadena de los desahuciados por los Kirchner.

Así y todo que no pretenda que la Unión Cívica Radical, en homenaje a su retorno, le sacrifique el “becerro cebado”.

El fin

Finalizando este comentario quiero traer a colación el fragmento final del “Estatuto Legal de Coloniaje” que ante la intención del Kirchnerismo de aprobar las concesiones petroleras a Pan American Energy, difundiera por www.opisantacruz.com.ar el 27 de Noviembre de 2007.

Menem sigue siendo condenado por apátrida, corrupto, cipayo y subastador del patrimonio nacional. Y nunca olvidemos que mientras concebía el despojo de las empresas argentinas, el caudillo riojano no dejaba de cosechar la adhesión de las mayorías populares y triunfaba elección tras elección. Casi de idéntico modo hoy Los Kirchner conquistan la misma adhesión popular y enancados en el éxito electoral que se reitera, no solo se atreven a prorrogar, sino también a acentuar el saqueo menemista por cuarenta años más.

Vendrá el día en que el pueblo se estrellará contra la verdad histórica y entonces, emulando la experiencia de Menem, el afecto popular a los Kirchner trocará en inquina, aborrecimiento y repulsión. Y allí donde hubo amor habrá odios, donde hubo acompañamiento habrá rechazos. Será entonces la hora de la Justicia para los Kirchner.

La maratónica Sesión del Senado de la Nación irradió profusas imágenes. Pero la más impresionante de todas fue, sin dudas, la de un viejo solo, acabado, derruido y enfermo que apenas podía pronunciar palabras… los argentinos vimos el retrato contemporáneo y patético del ex presidente Carlos Saúl Menem, uno de los hombres que hasta hace muy poco tuviera más poder en la Argentina.

Y si hay una señal evidente de la defunción política de un dirigente, ésta no es el aborrecimiento que provoca; es la indiferencia que causa… es la lástima que da.

Resistiendo archivos

*1
…Veo dirigentes políticos y gremiales concupiscentes comprarlo y venderlo todo, hasta comprarse y venderse unos a otros a la luz del día y delante de todos, a viejos luchadores arrodillarse ante el gobierno y por 20 monedas de plata, sobre el mostrador del poder inmolar amistades, compromisos, luchas e ideales.

En su inevitable caída veo al gobierno arrastrar desesperado y convertir en mercenarios a quienes hasta ayer lo denunciaban.

Veo arriar banderas en todos lados.

Veo vaciar de ética al accionar político. A opositores decadentes transformarse en oficialistas y la repugnancia de la gente de sentirse defraudada por los unos y los otros…

Cuesta abajo www.opisantacruz.com.ar (19 de Enero de 2000)

*2
…Otra señal atroz y, para colmo, casi inadvertida es el hecho que el desenlace de la crisis institucional inducida, evidencia que la lealtad no cotiza en la bolsa de valores del poder K. Y es que Kirchner ha demostrado largamente su pasión por los conversos. Y es indudable que el hombre tiene sus razones. En primer lugar por una cuestión utilitaria. El converso por su naturaleza intrínseca relacionada con la traición, a la vez de abjurar su procedencia, tiene la obligación de dar testimonios concretos y permanentes de su nueva lealtad. Y en segundo lugar es que Kirchner debe dar mensajes palmarios a la sociedad, a la vez que lesiona la credibilidad en los partidos de oposición.

Un converso es para Kirchner un trofeo que exhibir, como la cabeza de una fiera batida, colgada en la pared de su despacho para que todo el mundo pueda apreciar y ponderar la maestría del cazador. Ese mismo converso es, a su vez, un estigma para el partido que lo cobijara y del que después desertara. Cada converso es una mancha en la credibilidad del partido originario, es cierto, pero es mucho más lesivo para la actividad política. Santa Cruz se caracteriza no solamente por sus fuertes vientos y sus graves conflictos sociales, sino también porque se ha constituido en la Capital Nacional de los tránsfugas y los quintacolumnas…

La hora de los conversos www.opisantacruz.com.ar – 3 de Abril de 2006

*3
…Por ello los traidores, sean cuales fueren sus modus operandi: o conversos, o perjuros, o renegados, o conspiradores, o quintacolumnas, o mercenarios, o tránsfugas, o desertores o golondrinos, merecen la condena social sea donde fuere el espacio en donde cada una de estas depravaciones se revele. Pero no aquí. No en la Santa Cruz de los Kirchner. No hoy en esta Argentina gobernada por quienes la gobiernan. Hoy aquí la traición no paga, hoy y aquí por la traición se cobra.
Aquí en Santa Cruz y también en esta Argentina gobernada por Kirchner la traición se pondera y se exhibe como un gesto de esplendor.

..el poder k se erige en un abanico de todas estas perversiones institucionales. La traición, en sus distintas acepciones conforma la moneda corriente de pago exigida para abrevar ambiciones al amparo y la excelsa protección del Gobierno K. Entendámoslo de una vez y digámoslo con todas las letras y sin temor a equivocarnos porque evidencias son las que abundan: “nadie llega a kirchner sin una prueba de traición”
….
Y es que el poder de Kirchner no encuentra otra manera de erigirse ni de sustentarse si no es por la adhesión permanente de personajes que, de solo ver, han aprendido que para arrimarse a la impunidad que otorga la protección presidencial solo hay que pagar el tributo de llevar en bandeja de plata el resultado de una traición, sea ésta a una persona, a una conducta o a una causa.
….
La trayectoria de Kirchner en la función pública electiva es simple y perfecta. Intendente Municipal (1991-1995) Gobernador de la Provincia (1995-2003) y Presidente de la Nación desde el 25 de Mayo de 2003 y hasta la fecha. Esto está claro y a la vista de todos. Lo que no todos saben y la mayoría ignora es que en cada paso dado por Kirchner hubo de arrastrar una traición.

En efecto, traicionó a Puricelli para ser Intendente, a Del Val para ser gobernador, traicionó a los radicales para conseguir la Reforma Constitucional que le posibilitara su primera reelección, traicionó a su propia Constitución reformándola ilegalmente por segunda vez para lograr la reelección indefinida; traicionó a Menem después que se le concedieran mas de 600 millones de dólares como pago por acompañar la privatización y el desguace de las empresas del Estado; traicionó a Scioli y a Duhalde que lo llevaron a la Presidencia de la Nación. En fin, esta conducta de Kirchner lo trascenderá. Cada una de estas felonías presidenciales, sin dudas, formarán parte de la historia que lo exhibirá como paradigma de la traición.

La degradación moral crece en Santa Cruz y en la Argentina en la misma proporción que crece el poder de Kirchner. Decenas de dirigentes se presentan en casa Rosada ofreciendo al poder el testimonio de su traición a cambio de la llave que abre las puertas al poder.

Dirigentes de todo tipo y de toda especie, sean éstos de acuerdo a su pertenencia ideológica o Menemistas, o Duhaldistas, o Socialistas, o Radicales, o Macristas o del ARI; o de su grado de responsabilidad institucional, sean gobernadores, o intendentes o legisladores nacionales, provinciales o municipales todos en temerosa procesión ofrendan a Kirchner la prueba de su traición.

De este modo opera la degradación moral y sus efectos son devastadores. Porque mientras estos dirigentes se incorporan a la huestes K, van renegando de sus orígenes y abandonando a su suerte a miles de ciudadanos que, sin el escudo representativo, serán bastardeados y devastados desde y por el poder.

Judas Iskarioti www.opisantacruz.com.ar – 30 de Mayo de 2006

*4
…Entonces ¿Cuál es la diferencia? Porqué se puede consentir y -a veces- hasta aceptar la incorporación de radicales al gobierno de Perón, a las intenciones de Menem y desdeñamos el equivalente ensayo de Kirchner?

Existe una causa central. Perón y su irrupción en el escenario político lograron conmover el campo popular y algunos radicales cautivados se incorporaron decididamente a su movimiento, estampando una traza nacional a determinados aspectos de su administración, especialmente en lo que hace a la nacionalización de las empresas de servicios públicos. Menem y su temeridad conquistaron a las fuerzas conservadoras que se incorporaron y le imprimieron a su gestión la impronta neoliberal que caracterizó a su gobierno, especialmente en lo que hace a la desnacionalización de las empresas públicas. Pero Kirchner no. Kirchner no cautiva, ni conmueve, ni convence ni embeleza; no le cabe ni siquiera pensar en un ínfimo esfuerzo que signifique un atisbo de persuasión; ¿Porqué intentar hacer lo que se puede comprar hecho? es la conducta dominante. Kirchner irrumpe en el radicalismo y en los demás Partidos Políticos como el millonario en un prostíbulo. Así elige lo que le gusta y le pude brindar algún tipo de satisfacción y simplemente lo compra y ya está; no se necesita ni pinta ni verso en un quibombo, el lugar mas atinado para aplicar la máxima que invoca: “billetera mata galán”.

Los ya famosos Radicales K (o Radicales “kash”) son la consecuencia directa de este tipo de prostitución… nadie piense que es por amor… es por dinero (culio per peculio).

Culio per peculio www.opisantacruz.com.ar – 17 de Octubre de 2006

*5
…Por ello no existen los Radicales K. Acordar con Los Kirchner es arriar todas las banderas, renegar de la doctrina y perjurar de la filosofía que ha sostenido la vigencia radical por mucho más de un siglo en la Argentina. Esta conducta para los radicales compone un valor y, orgullosamente, lo llamamos intransigencia.

No es por nada lo que la historia evidencia: que cada vez que los radicales transigimos debimos pagar el precio electoral de la resignación.

No debe haber ninguna duda, ninguna: “acompañar a los kirchner implica abandonar a la unión cívica radical, sus postulados y sus luchas”. Y las razones son muy simples, acompañar a Los Kirchner significa consentir el fraude, tolerar el autoritarismo, sostener la hegemonía, sustentar el nepotismo, respaldar la prepotencia, amparar la hipocresía y proteger la corrupción.

Radicales en el horno www.opisantacruz.com.ar (28 de Febrero de 2008)
(Agencia OPI Santa Cruz)

19 Comentarios

  1. muy bueno lo escrito, lastima que uno de los referentes del radicalismo fue a visitarlo a Cobos y el autor de la nota no alertó sobre la peligrosidad de tal visita y amén de eso, descalificó a quienes así lo hicieron. por eso es bueno recordar el adagio “has lo que yo digo más no lo que yo hago”

  2. Bueno, está muy bueno. Hay por lo menos un error, (quizás muchos más) y es en las fechas. Fue intendente entre 1987 y 1991 y gobernador desde 1991 hasta 2003.

  3. Cobos es un traidor, y toda la perorata de moral y etica solo sirve en un pais como Argentina, donde un vicepresidente decide votar en contra del proyecto que lo llevo al lugar que ocupa. Toda la parafernalia que existe alrededor del “democrata” Cobos es una parte más del circo de la derecha, abonada por los gruesos errores del oficialismo. En fin, Cobos no es senador y tuvo su momento de gloria para la gilada, ahora hay que aguantarse el topetazo de chupavelas y crucifijos Carrió, Arnold, Menem, Rodríguez Saá, solos como Gerardo Morales, Urquías, Saadis y De La Sota y su hijo Schiaretti, los que festejan que los inviten a estos grandes políticos a la salvación jajaja

  4. Borocotó Te cae muy bien el nombre que te pusiste asociado con el del veterano político, periodista, médico. Ya como presentación pinta cuál es tu ideología, con el mayor respeto. No voy a defender a uno solo de los indefendibles que nombraste, pero tampoco a quienes defendés hablando sólo de gruesos errores como si fuesen santos los de la otra parate de la derecha que ejerce el gobierno Y Cobos a quien reitero no voy a defender no llegó al lugar que ocupa por ese proyecto que no fue presentado en campaña electoral y por el que Cobos nunca fue consultado. Obviamente, Cobos debía saber con quién o quiénes se metía.

  5. No comparto la traición, pero debo reconocer que esta traición de Cobos fue una delicia, fue un golpe certero, justo y donde más dolió, y lo que es mejor todavía tuvo sonido, como el sonido que da el golpe de nock aut, en la misma pera del boxeador. Que más dá un acto infiel a quien a caminado por la vida traicionando a diestra y siniestra, que reciba de vez en cuando un golpe en la batalla me parece perfecto, el alumno aprendió. Judas fue un traidor pero puesto justo para eso, para traicionar y servir a la Gloria de Dios, asi que no se si fue tan malo, fue un mal necesario y Cobos sabía donde estaba, rodeado de sucios, pegó con mano sucia y dolió. La gente le valora que tuvo el valor de responder, de tener un minuto de dignidad, y si Dios nos perdona por nuestros pecados, por qué no perdonarlo a Cobos de reaccionar ante la indignidad, de la humillación, ese momento de rebelión a pesar de todos sus pecados son un símbolo de entereza, de decir ¡basta hasta aqui llegaste! MUY BIEN COBOS, PARA MI REACCIONASTE A TIEMPO Y MERECÉS EL PERDON DE TU TRAICION A UNA MANGA DE TRAIDORES.

  6. Moralmente, para con el pueblo, es politicamente correcto lo de cobos…
    Institucionalmente es de “terror” lo que hizo…deberia renunciar, bajo ningun punto de vista se puede estar en desacuerdo con el presidente siendo vice…como es? uno dice una cosa y el otro lo contradice?…asi no funciona un gobierno, sean del partido politico y color que sean…estas cositas dan mas miedito que el mismo paro del campo ¿?

  7. Señores! la traición es la moneda de la política, no solo entre ellos sino, lo más penoso, muchas veces al Pueblo; entonces de que nos asustamos? lo que yo puedo decir, aclaro q no tengo ideología política, es que me emocioné con el voto del Señor Cobos, los huevos que hay que tener para hacer lo que hizo, no me importan los fines que tal vez especulativamente lo llevaron a votar de esa manera, me importa el significado de ese voto, cachetazo directo a la soberbia K, una paz social tranquilizadora, GRACIAS COBOS! otra cosita lo de Scioli me daba verguenza ajena cuando estaba castigado, porque te lleven de la mano, no quiere decir que puedas pensar diferente o disentir, y si tenés el poder y los huevos para hacerlo, porque no?

  8. para mi la traicion es lo peor que una persona puede hacer, me alegra esta traicion despues de tantos años de traicion que la politica k nos dio un politico que los acompaño tuvo los huevos para darles su propia medicina, le confieso que a las 04:25 del dia jueves les dije a mi familia que tendriamos que rezar por cobos y su familia, para que no les pase nada. la traicion al pueblo es peor que lo que hizo cobos no se si traiciono a los k para quedar bien con el pueblo y tener redito politico pero como cobos dijo que la patria lo juzgue si se equiboco, el dia que veamos que este momento historico lo hizo por redito politico seremos la patria y lo juzgaremos.

  9. Uds se la creen? No creen que todo fue armado? No ven las encuestas en donde la imagen de la presidenta esta en alza? No se dan cuenta que se hizo de esta forma para demostrar que la presidenta no es debil y no dio un paso atras? No les llamo la atencion el empate? Este pais da para todo, y verlo al HDP de Menem en el senado despues de haber cagado al pais y al campo, payaso

  10. NADIE PUEDE TENER DOS PATRONES: O SE ESTA CON EL PUEBLO Y SUS CONVICCIONES O SE ESTA CONTRA EL PUEBLO Y LOS QUE MANDAN EN ESE MOMENTO.- LOS MANDONES PASAN Y LA NACION SIGUE, ENTONCES SI UNO VOTA POR CONVICCION Y ARRIESGA UN MONTON DE COSAS EN EL CAMINO, PARA LAS EPÒCAS MEZQUINAS QUE VIVIMOS (VER SAADI ENTRE OTROS), COBOS ES UN HEROE QUE GANO UN ESPACIO GRANDE EN LA POLITICA ARGENTINA. LOS PARTIDOS SON COMO SU NOMBRE LO DICE “DIVISIONES” DENTRO DE UN PAIS Y HOY ESTAN Y SI MAÑANA NO ESTAN,NO SE EMPEORA NADA PORQUE OTRO PARTIDO LO SUPLANTARA Y LA GENTE PASA DE UNA”DIVISION ” PARTIDO A OTRO .LO QUE ES BASTANTE PREOCUPANTE ES QUE SE DEJE DE PRODUCIR EN UN PAIS, QUE SE DEJE DE TRABAJAR, ESO SI NO SE SUPLANTA CON BUENAS IDEAS NI CON LOS INTELECTUALES K, LA GENTE QUIERE RADICHETA, PAN,VINO ETC….Y SI NO HAY NINGUN PARTIDO PUEDE SUPLANTARLO. ASI QUE TRAICIÓN? TRAICION A QUIEN? SI EMPEZAMOS CON ESO, VEREMOS QUE KICHNER NO FUE MUY AGRADECIDO CON DUHALDE QUE LO SACO DEL ANONIMATO AL 21% DE LOS VOTOS Y SI SEGUIMOS PARA ATRAS APARECEN TODOS TRAICIONANDO.

  11. NO estamos ante un salvador, si bien entiendo que hizo lo correcto este señor y trajo la paz social a la sociedad con su actitud, primó en él la ética republicana de su partido de origen, lamentablemente su deserción por un interes particular, lo desalifica de ser un redentor, y en esto ningun argumento es válido para exculparlo, también habre los ojos de todo este tipo de alianzas en donde convivir con alguien de diferente ideología es muy dificil si sólo los une una ambición personal o el hecho de ganar una elección. como sucedió. Pasó con Alvarez y ahora es una situación compleja con Julio Cobo, que ojalá no suframos las consecuencias de la cólera presidencial-

  12. Chazarreta , sos imbancable, como te soporta tu mujer …! Sos mas santurron que todos los curas juntos . Siempre buscandole el pelo al huevo .

  13. BASTA ME TIENEN HARTA DE TANTA HIPOCRECIA DE LA GENTE, LOS ARGENTINOS SIEMPRE LE ENCUENTRAN EL PELO A LA SOPA!!!PERO POR FAVOR DE QUE TRAICIÓN HABLAN??HASTA ALGUNOS ESCRITORES DICEN ESTÁ BIEN LO QUE IZO PERO NO DEJA DE SER TRAICIÓN!!!! A VER SI UTILIZAN LA LÓGICA QUE CARACTERIZA A UN SER RACIONAL!!! SI ESTÁ BIEN LO QUE IZO NO ES TRAICIÓN.SI COBOS HUBIERA HECHO LO CONTRARIO LO HUBIERAN CRUCIFICADO !!!!!NO HAY PORONGA QUE LES VENGA BIEN!!!Y DISCULPEN LA GROSERÍA PERO ESA ES LA VERDAD DE LA CUESTION!!!POR QUE NO SE PREGUNTAN TAMBIEN LOS SENADORES Y DIPUTADOS QUE VOTARON EN CONTRA SI SON TRAIDORES.EN LA CONSTITUCION NACIONAL NO DICE QUE EL VICE TIENE QUE VOTAR IGUAL QUE EL PODER EJECUTIVO. TRAIDORA ES LA PRESIDENTE QUE TIENE GENTE COMO MORENO ,DE VIDO Y JAIME
    MUCHOS LA VOTAMOS Y LA VERDAD ES UNA GRAN DECEPCIÓN

  14. GRACIAS SEÑOR COBOS!!!POR LOS HUEVOS QUE PUSO!!AHORA LO TRATAN DE TRAIDOR!!! LO QUE PASA QUE ESA PALABRA LA UTILIZAN SOLO LOS PERDEDORES.TENEMOS UNA PRESIDENTA QUE ES AUTORITARIA, DE DEMOCRATICA NO TIENE NADA. MUCHA GENTE ESTA DECEPCIONADA ,LA INFLACIÓN DIBUJADA,MIENTEN EN EL SUPERAVIT,Y FUE UNA INCAPAZ DE SOLUCIONAR UN PROBLEMA QUE DURO 5 MESES!!!!QUE DIOS Y LA PATRIA DEMANDE A KRETINA

  15. Carlos, Borocoto y carlitos, realmente es una pena que al movimiento del campoo acompañen gente como Mende barrionuevo y otros, nefastos no? la verdad que si, igual ustedes si que saben d traiciones no? son voces autorizadas en la materia(como la de Nestor al cabezon). sin embargo te propongo leas la nota en esta página del general que abraza nestor(¿lo conocen?) seguro que si. tambien habria que investigar las amistades de moyano durante el gobierno militar, ese mismo nefasto gobierno que le permitió a los Nestor adquirir mas de 25 propiedades en nuestra provincia(posta lee la nota), moyano ese mismo que nos llevo a los trabajadores a paritarias en abril, pasa que yo no pude participar………ah no hubieron…… ahhhhh ahora entiendo. Además me llama la atencion que tipos tan obsecuentes con ustedes lean este medio y sobre todo que pretendan enseñar de democracia manga de vende patrias, que pueden saber ustedes de campo si ustedes la nica vez que han ido a un campo ha sido a caponear. chicos, chicos, alguien les da algo por leer esto? lean Verbitski que es re correcto…. o miren canal 7 estan pasando eliculas de vampiros que chupan la sangre…….pero adivinen que!!!! no es la repeticion del acto de los militantes K como ustedes, es de vampiros de verdad. ay che que cosa no? espero sus respuestas… por favor que sean razonables……como la politica de moreno, debido, de fernandez(ministro de injusticia), filmus(culpable del ineficiente sistema de educacion que tenemos, te propongo leer la ley federal de educacion), y vuestra querida Isabel martinez de Kirchner….saludos a nestor y la patota…si hacen asado de capon inviten…..

  16. Mary (16) ¿Es raro no?. pero vamos a tratar de ordenar nuestras ideas. Cobos es el compañero de fórmula de Cristina y supuestamente tienen que estar de acuerdo en un proyecto común. Si cobos vota en contra de lo que dice la Presidenta es traición. El acto de traición está, lo que pasa que al ser instrumentada de acuerdo a como se estaban desarrollando los acontecimientos esa traición trae beneficios al pueblo, corrige la soberbia de la presidente y el Pueblo celebra ese voto que traiciona al malvado, para hacer justicia. Entonces debemos admitir que no es lo mismo traicionar a un ser bueno, que traicionar a alguien que actúa con maldad, cuando el Pueblo distingue la diferencia, perdona al que traiciona lo malo para lograr un cometido bueno ¿Capishe? Y no vamos a negar que de la posibilidad de entrar en una Guerra Civil, se logró la paz con ese voto, entonces la conclusión es que Cobos hizo lo correcto. También en redención del traidor el Saber Popular dice ” Quién avisa no traiciona, y Cobos anticipó a los kk como votaría “

Dejar una respuesta