¿La Aduana promueve el contrabando?

¿La Aduana promueve el contrabando?

49
4
Compartir


12/08 – 10:00 – El documento que prueba cómo se quiere desmantelar el sistema informático María. Una investigación del periodista Cristian Sanz reduce muy bien las intenciones de un sector del gobierno cuando intenta suprimir uno de los pocos elementos de control que existen en la Aduana para la lucha contra el narcotráfico. Contundente, la nota muestra y da nombres de los que estarían implicados en la búsqueda de zonas liberadas para fines que no son del todo claros.

Hace casi tres años, Tribuna de periodistas comenzó a denunciar diversos ilícitos cometidos en la Dirección Nacional de Aduanas. En ese momento, la dependencia estaba comandada por el híperkirchnerista Ricardo Echegaray, el cual, según dos fuentes oficiales, fue eyectado de su puesto por las reiteradas denuncias de este y otros medios de información, especialmente en lo referido a la insistencia del funcionario por modificar los alcances del célebre Sistema Informático María (SIM), software que se utiliza para controlar “aduaneramente” todo lo que ingresa y egresa de la Argentina.

Pocos saben que Echagaray, a pedido del mismísimo Néstor Kirchner, hizo una fuerte presión para desactivarlo, debido a la enorme cantidad de elementos contrabandeados —incluso estupefacientes— que son detectados por el mencionado sistema y que perjudican a ciertas mafias oficiales.

El lobby de Echegaray fue eficiente, pero en algún momento chocó con los intereses del entonces titular de la AFIP, Alberto Abad, quien jamás se dejó amedrentar por el kirchnerista funcionario y por ello fue eyectado de su cargo. Eso sí, para que no quedaran sospechas flotando por el aire, también se lo removió a Echagaray de la Aduana, sólo que a este último se le dio un nuevo cargo al frente de la poderosísima Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCAA). Abad no tuvo la misma suerte.

Luego de la salida de Echegaray de la Dirección Nacional de Aduanas, fue colocado en su lugar una persona de su entera confianza, María Silvina Tirabassi, cuya foto ilustra el presente artículo y cuyo único mérito ha sido el de callar la corruptela cometida por su ex jefe.

Descontrol oficial

A pocos días de asumir la dirección Nacional de Aduanas, Silvina Tirabassi reflotó la idea de Echegaray de desmantelar —y si es posible, desactivar— el Sistema Informático María. Lo hizo a través de una disposición interna —N° 187/08— firmada por el cuestionado titular de la AFIP, Claudio Moroni.

Allí, haciendo hincapié en la “necesidad funcional de mejoramiento permanente de los procedimientos técnicos, operativos y de control aduanero”, y con el supuesto objetivo de “propender a la optimización de las herramientas informáticas que brinda a los contribuyentes y usuarios del servicio aduanero, en orden a facilitar las operaciones de comercio exterior y el cumplimiento de sus obligaciones fiscales”, se asegura que es “menester analizar el estado actual de la funcionalidad del Sistema Informático María (SIM)”, determinando, en caso de que sea necesario, la eventual “sustitución del mencionado Sistema”.
Moroni, no casualmente puesto en el cargo que dejó vacante Alberto Abad, dispuso crear una Comisión de Análisis y Evaluación del Sistema Informático María, integrada por media docena de funcionarios cuestionados y encabezada por la sospechada Tirabassi (Legajo N° 27.676/6).

No es difícil anticipar la conclusión a la que arribará la inservible comisión: el SIM demostrará no ser eficiente y se propenderá a cambiarlo por otro más “adecuado”. Obviamente más adecuado a las necesidades del contrabando oficial.

Por caso, en el inciso a) del artículo 3 de la polémica disposición, se habla de “analizar el estado actual de funcionalidad del Sistema Informático María y verificar si la misma es compatible con el Modelo de Gestión de Aduana implementado”.

A sabiendas de que Tirabassi ha sido la “mano derecha” —y algo más— del eyectado Echegaray y, en el marco de la insistente prédica de este último para desmantelar el SIM, no hay que ser muy despierto para saber cómo sigue el tema.

Véase, a esos efectos, quiénes son algunos de los que conformarán la comisión evaluadora:

-Ángel Rubén Toninelli, legajo 20.641/41, subdirector General de Administración Financiera. Involucrado junto al entonces titular del club Ferro Carril Oeste, Marcelo Corso —de quien era mano derecha— de “administración fraudulenta” en el año 2002.

-Jorge Linskens, legajo 41.948/87, subdirector General de Sistemas y Telecomunicaciones, Ingresó a la AFIP cuando Domingo Cavallo era ministro de Economía e inmediatamente “sintonizó” con la plana mayor.

-Marcelo Pablo Costa, legajo 28.452/34, subdirector General de Fiscalización. Su único mérito ha sido el de inventar el insólito Código de Oferta de Transferencia de Inmuebles (COTI) para la compra y venta de propiedades, medida repudiada por todos los agentes inmobiliarios del país.

-Diego Garayzábal, legajo 29.104/8, jefe División Prohibiciones no Económicas. Oportunamente sancionado por el director de la Secretaría General de la AFIP, Osvaldo Aquieri, por haber —supuestamente— violado las “pautas de cumplimiento obligatorio en materia de difusión”. ¿Qué hizo? cometió el pecado de anticipar —en febrero de este año— a diario Clarín que se estaba trabajando en modificaciones al SIM.

Independientemente de sus antecedentes, todos los mencionados son personajes que han sabido hacer oportunos trabajos sucios tanto para Echegaray como para Abad. No casualmente están en puestos “clave” dentro de la AFIP.

Concluyendo

El 31 de agosto de 2008, la comisión evaluadora elevará a la AFIP un informe general de lo actuado y el plan de acción propuesto. Es de esperar que procedan de acuerdo a lo anticipado por este periódico.
En ese marco, no es casual que la disposición revelada por el presente artículo se haya mantenido en el más estricto secreto a pesar de la relevancia que cabe a esta cuestión.

Una dato más que aporta a la suspicacia: se asegura en los pasillos la Aduana, que Tirabassi renunciará poco antes de que se conozcan las conclusiones de la comisión que preside. En su lugar, sería nombrado el actual director de Investigaciones, Raúl Bustos Caras, muy cercano a Daniel Santanna, a la sazón “socio” de Echegaray en los desaguisados más imperdonables de la Aduana.

Ergo, todo cambia para que nada cambie. – Christian Sanz (Tribuna de Periodistas/OPI Santa Cruz)

4 Comentarios

  1. Es por eso que en la aduana no dejan entrar a la gente hornrada y sobre todo preparada y esta lleno de atorrantas y chorros que vienen a santa cruz desde otras provincias a rendir bien a pedido y acomodo de los mismos que estan adentro.
    La gente profesional y honrada y soibre todo nacida en santa cruz no les sirve, algun dia va a cambiar eso y tal vez no falte tanto

Dejar una respuesta