Publicado el: 1, Sep, 2008

Vinculan la muerte del empresario de Caleta con la droga y el triple crímen de General Rodríguez



01/09 – 01:00 – La presa nacional, más precisamente el Diario Popular remite al caso del asesinato del empresario caletense y el autor de la nota, Maximiliano Montenegro, señala que su muerte está vinculada con el crimen de Forza y sus amigos. El transporte de efedrina podría haber sido el motivo. ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de suposición en esta hipótesis?.

Con la firma del periodista Maximiliano Montenegro, el Diario Popular publica hoy una nota donde revela que Dalmacio Gómez, empresario de Caleta Olivia que fue asesinado de manera brutal, hecho que OPI diera a conocer oportunamente, estaría vinculado con el narcotráfico y puntualmente las hipótesis que por este momento circulan en capital Federal es acerca de la posibilidad que la empresa de Gómez, transportara conciente o inconcientemente precursores químicos para al fabricación de drogas sintéticas.

Remarca la nota que la investigación por el triple crimen de los empresarios en General Rodríguez y el posterior suicidio en Almagro de otro joven relacionado a la comercialización de productos farmacéuticos, se vuelca cada día con mayor vehemencia a seguir la ruta del negocio de la efedrina y otros precursores químicos destinados a la producción de drogas sintéticas. Así, la pesquisa arroja datos de forma continua, y el último eslabón de la oscura cadena se relaciona al macabro secuestro y asesinato de un empresario del transporte de larga distancia de la localidad santacruceña de Caleta Olivia.

Según informaron fuentes de la investigación a este diario, se trata del empresario Dalmacio Antonio Gómez, de 52 años, quien fue secuestrado el lunes 11 de agosto pasado y cuyo cadáver recién fue encontrado cuatro días después, con un balazo en el tórax y su cabeza aplastada con la propia camioneta de la víctima, una Toyota Hilux.
De acuerdo a lo que pudo averiguarse, el rodado había sido encontrado abandonado el miércoles 13 de agosto, por la esposa del hombre, y en las ruedas se habían detectado rastros hemáticos. Finalmente, Gómez apareció asesinado en una zona conocida como La Cava Zaranda. Estaba vestido con la misma ropa que tenía al momento de su desaparición, y presentaba múltiples fracturas en rostro, tronco, brazos y piernas.

Hacia el interior

En el marco de la causa por las muertes en General Rodríguez y Almagro, los investigadores llevan adelante un minuciosa y profundo cruce de llamados telefónicos, donde además se suman los datos obtenidos en la pesquisa por el laboratorio de drogas desmantelado en Ingeniero Maschwitz. Como se sabe, en una agenda secuestrada en este último lugar, donde cayó una banda de mexicanos, se ubicó a un proveedor de efedrina bajo el nombre “Sebastián F.” y la sospecha central sostiene que se trata de Forza.

Así, de acuerdo al rompecabezas que arman los investigadores, se cree que Forza “y otros proveedores farmacéuticos locales” aprovechó la prohibición de la venta de efedrina en México (en diciembre del año pasado) para abastecer a compradores mexicanos y colombianos. De hecho, trascendió que el colombiano sobreviviente de la masacre en el Shopping Unicenter, donde fueron acribillados dos compatriotas vinculados al narcotráfico, mantuvo varios contactos telefónicos con Forza.
Con este escenario, que se bifurca a laboratorios y droguerías del interior del país, como Salta y Santa Fe, donde se realizaron varios operativos, ahora las pistas apuntan al cruento crimen del empresario Gómez, quien poseía una compañía de camiones preparados para el transporte de sustancias líquidas, de mediana y larga distancia.

Negocios y sangre

Dalmacio Gómez, según reveló su propia esposa Mabel Cordero, “no tenía deudas ni enemigos”, aunque reconoció que “últimamente, decía que sabía quién vendía drogas”. Los investigadores santacruceños de este caso siguieron varias hipótesis de trabajo, incluso teorías pasionales, pero durante los últimos días se concentraron en determinar los ingresos y egresos de las cuentas bancarias del hombre asesinado.
Una alta fuente judicial de los crímenes relacionados a la venta de precursores químicos sostuvo que “la punta de la efedrina nos abrió el juego a todo el país, entonces estamos trabajando sobre posibles abastecedores del interior”. Es que, apuntó el vocero, “la prohibición en México disparó el precio, y lo que acá vale 2.000 dólares el kilo, en México se paga unas 25 veces más, aunque depende el comprador”.(D Popular/Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 3 Comentarios
Publica tu comentario
  1. niakaniaka dice:

    jajaja de nada

  2. sergio dice:

    no estarán ocultando algo más grave que la efedrina. Y si lo que trafican son embriones humanos?. Yo hice una denuncia penal. mi mail sergiohcamarano@yahoo.com.ar

  3. lucas boglia dice:

    EL INTENDENTE CORONEL ES UN DELINCUENTE CORRUPTO Y TODOS LOS EMPLEADOS DEL MUNICIPIO SON SOLO TITERES SIN PERSONALIDAD NI DIGNIDAD COMPLICES DE ESTE DELINCUENTE.

Publicidad

OPI Video