Publicado el: 3, Sep, 2008

El inicio del juicio a Franklin Durán mostró que la justicia estadounidense quiere dejar la valija en Buenos Aires



03/09 – 08:45 – Juan Cruz Sanz desde Miami cuenta cómo la defensa quiso poner el espinoso tema de Antonini en la Argentina sobre la mesa, pero el fiscal Mulvihill y la jueza Lenard fueron tajantes: “No hace falta mencionar el valijagate”.

Por: Juan Cruz Sanz

Con mucho sigilo y una hora antes de lo previsto, se inició hoy en la Corte Federal de Miami el juicio contra Franklin Durán, el ex socio de Antonini Wilson, acusado de conspirar y actuar como agente de inteligencia venezolano dentro del territorio de los Estados Unidos, sin la previa notificación al Estado norteamericano. Durán es el único que no se declaró culpable y decidió sentarse en el banquillo de los acusados. Carlos Kaufman, Moisés Maionica y Rodolfo Wanseele Paciello, dieron por sentadas las acusaciones del fiscal Tomas Mulvihill y formarán parte de los 30 testigos que presentará la Fiscalía. Entre ellos, Guido Alejandro Antonini Wilson, el valijero de los 800 mil dólares.

A las 9.30 de la mañana ingresó en la sala de audiencias del edificio central de la Corte Federal de Miami, ubicado en el centro estratégico de la ciudad, Franklin Durán. Con traje, sin esposas y acompañado por dos agentes del departamento del Marshall Service del estado norteamericano, la imagen actual del venezolano no es la misma que la de las fotos de cuando disfrutaba de la buena vida junto a Antonini Wilson y Carlos Kaufman, hoy los dos principales testigos en su contra.

Muy flaco y con el pelo corto, Durán apenas sonrió cuando entró al salón de audiencias del piso 12. Es que en los asientos destinados al público vio a dos de sus primas y su hermana Ada, que fueron las primeras en llegar junto al equipo de Ed Shohat, su abogado. Unos minutos antes se cruzaron en la entrada los familiares de Durán y el fiscal Mulvihill, el principal dedo acusador. Ni se miraron, reinó el silenció.

Luego de las presentaciones pertinentes entre las partes y la jueza Joan Lenard, arrancó el proceso de la selección del jurado de las 12 personas que serán las encargadas de sellar el destino de Durán. Antes de que ingresaran a la corte los 40 candidatos, las dos partes pactaron las 18 preguntas que se realizarán en las entrevistas individuales a los aspirantes a formar parte del jurado. En el debate entre la fiscalía y Shohat apareció la única mención del día al valijagate. La parte de la defensa sugirió que se pregunte sobre la valija de Antonini y en esa discusión, Mulvihill se anotó su primer poroto. El fiscal argumentó “que este juicio nada tiene que ver con lo que ocurrió en Argentina” y que en este caso “se está juzgando conspiración contra los Estados Unidos”.

La jueza, envuelta en una toga negra agregó que “no hace falta mencionar el valijagate”. Punto para la Fiscalía. “En todo caso, los candidatos ya saben del tema”, finalizó. De esta manera Mulvihill volvió a mostrar indicios de lo que parece ser parte de su estrategia. Busca evitar hacer mención a los 800 mil dólares y centrar su ataque en el delito de Durán. Aunque, el propio Mulvihill fue el primero en señalar el año pasado que el destino de los fondos que fueron confiscados en Aeroparque iban destinados a la campaña presidencial de Cristina Kirchner. Se espera que en la presentación de evidencia, el Fiscal profundice esa versión inicial. Esta discusión se volvió a repetir cuando entre una entrevista y otra, Shohat volvió a insistir en recordar el valijagate o el “escándalo del maletín” como prefirió llamarlo la jueza, que pese a la insistencia mantuvo su postura. Una de las preguntas de la entrevista personal era si se tenía algún “sentimiento profundo” sobre el gobierno de Venezuela. El abogado de Durán solicitó que se agregue el nombre de Hugo Chávez. Tampoco lo logró

Luego de un cuarto intermedio para almorzar, y de la presentación de los 40 aspirantes, que además debieron responder un cuestionario general de 24 preguntas, se eliminaron 12 y se procedió a la entrevista personal de los 28 restantes. De todas formas, sólo se pudo avanzar en ese paso con 14 personas, quedando 12 para mañana a las 9 de la mañana, cuando se reanude el proceso de selección. Según explicó la propia jueza, ella pretende llegar al “mágico número” de 36 elegidos, y que a partir de ahí se definan los doce miembros del jurado y los cuatro suplentes. Se especula con que este primer paso finalice antes del viernes y que ese mismo día empiece la presentación de evidencia y la declaración de los testigos. Eso sí, Miami espera para este jueves la llegada del Huracán Hanna, por ahora lo único que puede posponer el destino de Franklin Durán.

* Redactor del Diario Perfil, enviado especial a Miami. (Perfil.com/Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video