Las verdaderas razones del anuncio del pago de la deuda al Club...

Las verdaderas razones del anuncio del pago de la deuda al Club de París

28
4
Compartir


03/09 – 08:30 – La Presidenta instruyó a saldar u$s 6.706 millones pendientes al foro de acreedores que se inició en 1956 con una deuda argentina. Redrado: “Las reservas seguirán robustas”.

La presidenta Cristina Fernández instruyó al ministro Carlos Fernández a utilizar el 14% de las reservas del Banco Central para pagar los 6.706 millones de dólares que Argentina adeuda al Club de París. El matrimonio Kirchner meditó la decisión en el mayor hermetismo en El Calafate, durante el fin de semana, luego de que Estados Unidos rechazara un plan para renegociar el pasivo sin aval del FMI y de realizar consultas a Alemania y Francia. El gobierno estadounidense calificó la medida como un “primer paso para la consolidación de la Argentina en los mercados internacionales”. Pero reclamó avanzar en la “normalización de las relaciones financieras con todos los acreedores externos”, en una alusión directa a los bonistas que no entraron al canje de deuda (los famosos holdouts).

La noticia sorprendió a todos los ministros. El presidente del Banco Central, Martín Redrado, y el ministro de Economía, Carlos Fernández, se enteraron momentos antes del anuncio. Fue en la Quinta de Olivos donde tuvieron un encuentro con Néstor Kirchner.

La Presidenta tomó la determinación el lunes. La semana pasada hubo contactos con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy. También hubo contactos con Washington. El plan original del Gobierno era refinancier la deuda a un plazo de 10 años, a una tasa de interés de entre el 5 y el 6%. Pero cualquier escenario de negociación requería un acuerdo previo con el Fondo Monetario, y el envío de una misión evaluadora al país. La Presidenta lo escuchó la semana pasada directamente del secretario de Asuntos Hemisféricos de ese país, Thomas Shannon.

Además, Italia, Alemania y Japón hicieron lobby para atar cualquier acuerdo a una propuesta para los bonistas de esos países que no ingresaron en el canje y suman 23.561 millones de dólares. Néstor Kirchner no quiso saber nada con recibir una misión del Fondo en el año electoral. Y tampoco con reabrir el canje. En ese contexto, encarar una negociación abierta con el Club hubiera significado un gran desgaste político para un gobierno debilitado.

Sean McCormack, vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, saludó la decisión como “un importante primer paso”. “Esperamos trabajar con el gobierno de la Argentina a medida que normaliza sus relaciones financieras con todos los acreedores externos”, añadió, en clara referencia a una reapertura del canje de la deuda. De los 19 países ricos que integran el Club, seis países concentran el 87% de la deuda.

Alemania cuenta con el 30%, Japón (25%), Italia y España (8%), Holanda (9)y Estados Unidos (7). Alrededor de la mitad de los casi siete mil millones fue contraída por la dictadura y otros gobiernos anteriores. “Esta deuda además debe ser una de las más genuinas”, dijo la Presidenta, al sorprender con el anuncio en un acto convocado para presentar un régimen de incentivos al sector industrial.

En el Gobierno dicen que la movida abrirá la puerta para obtener financiamiento en 2009 y así cumplir con los compromisos de la deuda. Durante un lapso de 35 días el Gobierno y el Club deberán determinar el monto exacto del pasivo. La cifra final puede ser algo inferior al número que se menciona actualmente, porque la idea oficial es no reconocer los intereses de la deuda no vencida, el 30% del total.

La deuda representa el 14% de los 47.146 millones de dólares que atesora el Banco Central, por lo que la jugada luce menos riesgosa que cuando se abonó al FMI. Entonces, se destinó el 35% de las reservas, que rondaban los 28 mil millones. El procedimiento de pago es similar.

El Central girará los 6.706 millones a cuentas de los bancos centrales del Club, y el verdadero deudor, el Tesoro argentino, le dará a cambio una letra por el mismo monto.

Los críticos de la medida destacan que la deuda con el Club de París es mucho más barata que cualquier canal de financimiento que se abra para la Argentina: en promedio, tenía un interés del 4,1% anual, mientras que el Gobierno tomó fondos en los últimos meses a una tasa de hasta el 15 por ciento.

Desde la devaluación, tanto Eduardo Duhalde como los Kirchner pagaron más de lo que recibieron de los organismos multilaterales. A pesar de las encendidas críticas a estas instituciones, entre Néstor y Cristina desembolsaron en términos netos 17.421 millones al FMI, 2.898 al BID y 5.024 al Banco Mundial. (Crítica Digital/Agencia OPI Santa Cruz)

4 Comentarios

  1. si nestor… pero para cuando termine el mandato de la loca, esos dos van a tener mas plata que bill gates entre testaferros y “amigos”

  2. los gringos contentos los k son pagadores, y rekordando al filosofo scioli con la komida no se jode, ellos pagan kon la miseria y el hambre de los argentinos

  3. ¿Creen de verdad que quedan abiertas las puertas para nuevos créditos?. El Club de París está contentísimo, se le cobró a un viejo y esquivo deudor y ahora.. dé acá que le van a dar nuevos prestamos a la Argentina, nosotros nos creemos unos vivos bárbaros ¿no?.. marche un Cortecito de manga para los kk.

Dejar una respuesta