Antonini Wilson complica a Cristina

Antonini Wilson complica a Cristina

61
3
Compartir


10/09 – 12:00 – En el primer día de alegatos en Miami, el fiscal Thomas Mulvihill citó las 200 grabaciones del FBI para acusar al agente venezolano Franklin Durán y vincularlo con la política argentina.

Por: Luciana Geuna

El fiscal Thomas Mulvihill usó apenas cincuenta minutos de las dos horas que había pedido para hacer su alegato. Sin embargo, ese tiempo le alcanzó para precipitar el escándalo político en los gobiernos de Venezuela y la Argentina. Nueve meses después de haber mencionado por primera vez los posibles vínculos entre la valija de Antonini Wilson y la campaña de Cristina, Mulvihill volvió a hablar del tema para no dejar lugar a duda: ayer aseguró frente al jurado que el 23 de agosto, durante una comida en el suntuoso restaurante Jackson’s Steakhouse, ubicado sobre Las Olas Boulevard, Franklin Durán –el único acusado del juicio– le dijo al valijero que este tema era “tan importante porque la plata estaba destinada a la campaña presidencial de Cristina Kirchner”.
La base de sus dichos son las casi doscientas grabaciones que hizo el FBI entre agosto y diciembre del año pasado, cuando Guido Alejandro Antonini Wilson aceptó ponerse un micrófono oculto para colaborar con la investigación. A pesar de que las audiencias por el juicio comenzaron el martes pasado, ayer fue el verdadero punto de partida donde las dos partes –el fiscal y la defensa– explicaron su versión de los hechos y empezaron a hablar los testigos.

Mulvihill comenzó a las diez y cuarto de la mañana (hora argentina) señalando con el dedo a Franklin Durán: “Este hombre es culpable”, dijo, y explicó por qué cree que debe ser condenado por actuar como agente encubierto de inteligencia sin la autorización del gobierno norteamericano. Su misión secreta habría sido, según el fiscal, la de presionar al hombre de la valija para que niegue el verdadero origen y el verdadero destino de los 800 mil dólares que la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Aduana argentina le incautaron en Buenos Aires el 4 de agosto del año pasado, cuando aterrizó en un avión alquilado por una comitiva oficial que volvía de Caracas.

Esta acusación la comparten también Carlos Kauffmann, socio y amigo de Durán; Moisés Maionica, un abogado venezolano que actuó como intermediario entre el gobierno de Venezuela y estos empresarios amigos de Antonini; Rodolfo Wanseele Paciello, un uruguayo con residencia en Miami, donde trabajaba como empleado de una empresa postal, y Antonio Canchica Gómez, un oficial venezolano que sigue prófugo. Todos los demás, excepto Durán, se declararon culpables y podrán testificar en contra del empresario venezolano que se sentía amigo íntimo de Antonini y ahora se siente traicionado.

En su alegato, el fiscal fue por todo. Dijo que tenía pruebas de que Durán había manipulado a Antonini para convencerlo de conseguir un buen abogado y presentarse ante la Justicia argentina. Según su versión, Durán prometió tramitarle algunos papeles para blanquear ese dinero y aceptarlo como propio: siempre con la intención oculta de frenar el escándalo político para Venezuela y la Argentina. Para probarlo, ayer mismo desfilaron ocho miembros del FBI, un agente y siete traductores al castellano que se encargaron de confirmar la validez de las grabaciones que el fiscal utilizará como prueba a lo largo del juicio y entre las que se encuentra aquella conversación confirmada ayer, en la que hablan de la campaña de Cristina Kirchner.

Cuando terminaron esas declaraciones, se sentó en el estrado uno de los testigos más esperados, a quien nadie esperaba ver todavía. El abogado Moisés Maionica, con un traje de preso como el que suele verse en las series americanas –pero sin rayas–, avanzó hasta el sitio de los testigos impedido de caminar libremente por los grilletes que tenía sujetándole los pies. Sus palabras crearon un problema mayor. El fiscal mostró, a través de los dos plasmas que están en la sala de audiencias, una foto del director de inteligencia venezolano, Henry Rangel Silva, y le preguntó, “usted lo conoce”. “Sí, claro”, respondió Maionica y empezó a hablar.

Dijo que lo conoce desde hace años, cuando Rangel era el director de la brigada de telecomunicaciones del Ejército. Dijo también que el 17 de agosto del año pasado, mientras esperaba su vuelo a Miami en la sala VIP de American Airlines en el aeropuerto de Maiquetía, en Caracas, recibió varios llamados; uno era de Nicolás Rossini, su socio en el estudio jurídico. Escuchó que él le decía que al llegar a Miami tenía que reunirse con Antonini, una persona a la que Maionica sólo había oído nombrar por leer en los diarios acerca del escándalo del valijagate, que había comenzado apenas quince días atrás. El origen de ese pedido estaba en el propio Rangel, con quien el abogado se reunió a la vuelta de su viaje a Miami con los resultados de las reuniones con Antonini.

–¿Qué explicaciones le dio sobre la necesidad de ocultar el origen del dinero? –preguntó el fiscal.

–Rangel me explicó que al suscitarse el escándalo, PDVSA (la compañía petrolera estatal), se encargó de cubrir el caso. En cierto momento, como no hubo solución, el mismo presidente, Hugo Chávez, se encargó de pedirle a Rangel que se hiciera cargo.

Era la segunda vez en el día que PDVSA entraba con fuerza al juicio. Más temprano, el defensor de Durán, Ed Shohat, aseguró en su alegato que su defendido intentó como pudo ayudar a su amigo Antonini, que estaba desesperado. Entonces, según la versión del abogado, el acusado le aconsejó: “PDVSA te metió en este lío, que PDVSA te saque”. Dijo también que Antonini le envió al cónsul de Venezuela en Miami una carta dirigida a Chávez pidiéndole dos millones de dólares para callarse la boca. Esa versión se discutirá a lo largo del juicio.

Qué dice la Embajada

“En el sistema de gobierno de los EE.UU., los fiscales federales trabajan independientemente para proteger las leyes de los EE.UU. Este caso tomará su curso normal por el sistema de las cortes federales y el veredicto va ser tomado sobre la evidencia presentada. Sera acompañado con la misma apertura a la cobertura mediática que se da a todos los procedimientos judiciales en los EEUU. Este caso no trata sobre las relaciones entre los EE.UU. y Argentina. Éstas son fuertes, basadas en valores compartidos e intereses comunes.” (Diario Crítica/Agencia OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. Supongamos que es verdad que el dinero sucio venía para la campaña de CFK. Preguntémosnos: Quién pone la mosca verde ? A ver si nos creemos que es una donación de Venezuela o del Sr. Chaves. Noooooo, el dinero lo pusimos nosotros, el pueblo argentino con su esfuerzo unos y con hambre otros. Los 800 mil verdes son cometas que retornan, vaya uno a saber de que espureo negocio de los K con el presidente venezolano. Puede ser vía Enarsa con PDVSA o quizás por la colocación de bonos a altísimas tasas de interés que nosotros pagamos. Una vez que la cometa está acá el destino puede ser cualquiera: campaña sucia de la actual presi, o un bolsillo de un integrante de la flia real, o cualquier otro destino inmoral.
    Por supuesto la justicia argentina ” no sabe no contesta” o “sigue participando” Pueblo argentino, a estos hay que echarlos y juzgarlos. No es válido el pensamiento de que esto es mejor que la oposición. Si un delincuente entra en mi casa yo trataré de echarlo y no pensaré en dejarlo adentro porque tal vez el próximo delincuente será peor.

  2. En fragmentos de la columna: “LA SEKTA” (www.opisantacruz.com.ar) del día 22 de Junio de 2006 expresaba:

    “…De un lado GOLIAT, representado por el fundamentalismo K con todo el poder acumulado que a mediados del 2007 será casi todo el poder público ejercido por el Poder Ejecutivo Nacional, la casi totalidad de las gobernaciones provinciales y de las intendencias municipales que para ese tiempo tendrán por culminado su proceso de metamorfosis y, por amor o por temor, se habrán convertido al Kirchnerismo. Este será el camino fácil, iluminado, alfombrado y hasta calefaccionado en la indisimulable intención de convertir a la Secta K en el Partido Único de la República Argentina. El despliegue propagandístico del poder será asombroso, casi pornográfico, sin precedentes y sin escrúpulos. La onerosa y descarada movilización del 25 de Mayo que, ante la indiferencia judicial, fuera solventada con recursos del Estado será simplemente una muestra diminuta de la desvergonzada solvencia de la que los KIRCHNER son capaces cuando lo que está en juego es nada menos que la inmunidad, la impunidad que les confiere el poder político y económico que pudieron conseguir. Los recursos económicos disponibles serán astronómicos pues, a más de los del Estado que serán usados impunemente, la Secta contará con aportes siderales de las empresas contratistas del Estado y también de gobiernos extranjeros, especialmente de jugosos y bolivarianos petrodólares arribados desde Venezuela…”

    Preferiría no decir que lo dije… ero lo dije.

    Un abrazo.

    EL CHAZA

  3. Miguel ya estás carriotizado, por favor dejala a la Lilita, no le hagas competencia ¿Que quieren volvernos locos?, hay veces que es preferible no saber, porque no podés hacer nada… solo amargarte y patear tarros en la vereda. ¿Qué se puede hacer? Menen al final era Teresa de Calcuta disfrazada de presidente. ¿Te saltó la vanidad no?. Pero está bien lo dijiste… estuviste bien. ¿Te acordás en la película el abogado del diablo?, cuando mandinga dijo… la vanidad es mi pecado favorito?. En el fondo tenía razón ahí caemos no? me incluyo.

Dejar una respuesta