AFJPs y la mala memoria del kirchnerismo: Un texto que compromete a...

AFJPs y la mala memoria del kirchnerismo: Un texto que compromete a la Casa Rosada

50
9
Compartir


22/10 – 10:00 – Al terminar su mandato 1989-1993 como diputado nacional Neuquén-PJ, Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia desde el 25 de mayo de 2003, editó un libro titulado ‘4 Años en el Congreso de la Nacion’, que en sus paginas 29 a 33 incluye un capitulo que explica la defensa de uno de los más tarde fundadores del Grupo Calafate, de la derogación del régimen de reparto obligatorio de jubilaciones y la creación de las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión. El título del texto es: ‘El nuevo régimen previsional, el fin de una deuda social’.

(Urgente 24)- Ligado a la sanción de esta normal legal, y en el contexto de un replanteo global de cada parte del esqueleto de nuestro país, llego luego el momento de redefinir el sistema provisional para evitar, en el futuro, que los jubilados tengan que salir a la calle para reclamar por el justo pago del esfuerzo volcado durante años para el crecimiento del país.

El sistema de reparto, donde todos los trabajadores en actividad alimentaban las cajas previsionales, funciono mientras no hubo evasión y cuando el porcentaje de activos sobre los pasivos permitió un equilibrio entre lo recaudado y lo que se pagaba en jubilaciones y pensiones.

Los gobiernos anteriores al presidente del Menem, literalmente taparon el problema y fueron acumulando una crisis que había que resolverla sin hipocresía.

Reconocerle la deuda a los jubilados fue el primer paso que dio el gobierno. Pero eso no fue suficiente porque, de no modificar el sistema, “la bomba” volvería a estallar dentro de algunos años.

Es así que llegó al Congreso una nueva ley de previsión social que da libertad a cada trabajador para elegir entre un régimen estatal y un régimen de capitalización y dentro de este, una Administradora de Fondos de Jubilaciones y Pensiones.

Con un aporte estatal básico, mas la capitalización de cada activo durante sus años de servicio, y el reconocimiento de los aportes hechos hasta el momento de entrar en vigencia la nueva legislación, el resultado será, sin duda, un sistema mas eficiente y mas justo.

Tratando de contemplar los intereses de la mayoría se dispuso, para quienes no quieran ingresar sus ahorros a una administradora privada, la opción de una administradora estatal que funcionara bajo la orbita del Banco Nación.

Cada trabajador podrá, mediante este nuevo sistema, hacer control de su capitalización y conocer exactamente cual es el destino de su futura jubilación. Los descuentos por ese concepto ya no irán a saco roto, ni a un indefinido lugar.

La nueva legislación evita que el aporte de todos los trabajadores activos financie deudas de gobiernos que mal administran los recursos públicos.

Paralelamente, el nuevo esquema contempla una estricta regulación de parte del Estado para evitar eventuales desvíos de las administradoras, y a la vez controla la evasión previsional, un mecanismo que en el sistema de reparto, muchas empresas utilizaron indiscriminadamente.

Durante la exposición en el recinto, el diputado Parrilli recordó que fue el peronismo el “inspirador y creador” del sistema de jubilación cuando este “solo existía para un pequeño grupo de trabajadores”.

Dijo que el gobierno tenia que resolver el sistema previsional o “seguir haciendo lo que por lo menos desde 1973 han hecho todos los gobiernos: aumentar la edad de las jubilaciones, reducir los porcentajes de haberes jubilatorios, incrementar los aportes y contribuciones, crear nuevos impuestos, suspender por decreto los derechos jubilatorios, y prohibirles la posibilidad de litigar ante la justicia”.

“Sin embargo”, continuo el diputado, “se asumió la responsabilidad histórica de desactivar definitivamente esta bomba de tiempo”, pese que dentro del bloque justicialista “también tuvimos muchas dudas y nos planteamos varios interrogantes” que se fueron “resolviendo mediante modificaciones al proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo”.

Así, fue a propuesta del Diputado Parrilli que se modifico un tercio del proyecto remitido por el Poder Ejecutivo. Se recreó el organismo de fiscalización y control dotándolo de las facultades necesarias para cumplir eficazmente su misión de brindar máxima seguridad al Régimen de Capitalización. Se estableció un severo régimen penal para los operadores de este régimen que violen las normas de actuación para el mismo.

Se aseguro la participación de jubilados, trabajadores y empresarios en los lineamientos de todo el sistema provisional mediante la creación del Consejo Nacional de Prevision Social. Se establecieron criterios objetivos para la determinación de la invalidez del trabajador. Se fijaron pautas objetivas para la autorización y liquidación de las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones, asegurándose así, la intangibilidad de los fondos, cuya propiedad por parte de los aportantes, se aseguró en la ley.

(*) Oscar Parrilli, luego de haber defendido las AFJP y el gobierno de Carlos Menem, se transformó en crítico de Menem y uno de los fundadores del Grupo Calafate que lideró Néstor Kirchner. Ya en la Secretaría General, Parrilli ha sido el enlace permanente con los grupos piqueteros: Luis D’Elía, Emilio Pérsico, Edgardo Depetri y otros ‘luchadores sociales’ del kirchnerismo. (U-24/OPI Santa Cruz)

9 Comentarios

  1. No podría estar más de acuerdo con la estatización del sistema de jubilaciones. La jubilación estatal es una de las construcciones más socializadoras de los Estados modernos: significa, en síntesis, que todos los trabajadores entregamos parte de nuestro dinero para que los trabajadores ya retirados puedan sobrevivir, en la confianza de que, cuando nos retiremos, habrá otros trabajadores que nos darán su parte, o sea: una gran red social, un gigantesco sistema de solidaridad organizado por el Estado.

    Eso fue lo que la jubilación privada del peronismo de los noventas destruyó, para reemplazarlo por un sistema de sálvese quien pueda: yo pongo mi plata en una cuenta mía porque mi plata es mi plata, que es mía y es para mí; entonces unos banqueros la manejan para mí y cuando yo me retire voy a tener mucha plata mía porque es mía. Y a todos los demás que los empome una ballena blanca.

    Además de ser una idea del mundo –que no es poco–, el cuasi difunto sistema AFJP fue, desde el principio, un curro extraordinario. El Estado argentino le regaló una tajada básica del ahorro público a una banda de bancos privados –que juntaban la mosca y después se la prestaban al mismo Estado a intereses faraónicos: el gran afano, la verdadera jubilación de privilegio. Era la apoteosis del pensamiento liberal y era un chiste, lo peor de ambos mundos: en nombre de ese liberalismo, de la libre elección, el Estado liberal-peronista te obligaba a poner tu dinero en unos pocos bancos que lo usaban para la timba financiera. Realmente liberal, con perdón, habría sido que cada cual tuviera derecho a decidir cómo manejar su plata: si guardarla en el colchón más trajinado, multiplicarla en la ruleta, agenciarse un casal de tortugas y criar tortuguines pura sangre para los hipódromos de Salt Lake City, invertirla en la Bolsa de Bruselas, manducársela tuco y pesto pero con mucho queso.

  2. El sistema fue un curro extraordinario pero berreta: los bancos, como suele pasar, se quedaron con todo lo que pudieron bajo la forma de comisiones y el resto, el escaso dinero que les dejaron a sus dueños nominales, lo perdieron en burbujas y espumitas. Ahora el gobierno aprovecha esos errores para recuperar el manejo de las jubilaciones, y ayer la Presidenta lo presentó como una decisión ideológica estructural: porque cree, dijo, en la necesidad del Estado como regulador social y económico, el administrador de una sociedad solidaria asegurando –en este caso– el retiro de sus mayores.

    La oposición y los banqueros se encrespan y arremeten con los argumentos consabidos: que el Estado no es fiable, que administra mal, que ya sabemos lo que es este gobierno, que se quiere quedar con esa plata para usarla el año electoral que viene. Es el problema central de estos tiempos: la Argentina necesita recuperar el Estado que destruyeron los peronistas de los noventa, pero para eso ese Estado tiene que ser y parecer intachable, impoluto, más limpio que un jabón de propaganda. Todos sabemos que no es el caso –y eso hace tanto más difícil defender ciertas políticas. La justa desconfianza en el Estado fue el argumento principal para privatizar –rapiñar– la mitad del país en los noventa; sigue siendo el argumento con que los ricos defienden su posibilidad de hacer lo que les dé la gana –y, como pueden sostener esa desconfianza con razones, consiguen el apoyo de muchos otros. La corrupción del Estado –los favores, el clientelismo, el capitalismo de amigos– no es tan relevante en términos económicos; lo es, y mucho, en términos políticos: mientras no haya un gobierno que lo limpie, mientras siga siendo percibido como un refugio de privilegios y de curros, se hace muy difícil defender su reconstrucción.

    No hay nada más necesario, para recuperar cierta justicia social, cierta equidad en la Argentina, que un Estado en serio, austero, transparente, confiable. La cuestión está en saber si este gobierno es capaz de organizar uno. Por ahora no lo hizo, y ya lleva varios años de amenazas. Todo sería tan distinto si lo hiciera.

  3. Desarmar el negocio de las AFJP es una buena noticia, recuperar las jubilaciones del Estado también lo es. Hacerlo para tener caja electoral y para mantener la agonía de un plan económico basado en el subsidio a los amigos, no. Pasó el tiempo, pero finalmente se entendió que aquellas familias corriendo en cámara lenta en medio de un bosque hacia su felicidad era simplemente una estafa:

    –Ok, yo les doy la plata y dentro de diez años me la devuelven.
    –Sí.
    –¿Pero aunque sea me pueden garantizar que devuelven lo mismo que les di?
    –No, no pueden.

    Por estos diálogos mantenidos en Día D y por convicción, claro, me quedé en el Estado.

    Hay en estas páginas una columna cándidamente peronista firmada por Artemio López: es encantador que la “rabia” de Eva haya terminado en un loft en El Calafate. Juan Domingo López o los intelectuales estatales de la tercera edad reunidos en Open Letter (si se duda por lo de “estatales” recuérdese que Página/12 es una empresa mixta) sostienen con convicción que el kirchnerismo ha devuelto a la agenda pública el rol del Estado, y no sería extraño que observen estas nuevas medidas con el mismo sentido. Es cierto. El problema es cuando el Estado es LAFSA, la compañía aérea que no vuela pero que mantiene aún a cien empleados que cobran sin trabajar, o cuando el Estado es el Bobo que subsidia a los colectivos, ferrocarriles, grandes supermercados, empresas lácteas y diversos millonarios vernáculos que ahora comen cordero patagónico, antes engullían sushi y pasado mañana devorarán tortilla a la española. El regreso a la jubilación estatal es una buena y justa medida, que poco tiene que ver con el destino de los fondos: la familia K los usará para la campaña electoral (sin necesidad de lavar dinero, como han hecho hasta ahora) y para garantizar los pagos de la deuda. ¿O alguien todavía duda de que el Gobierno que más deuda externa pagó durante la democracia (26.000 millones, más que Menem, De la Rúa, Alfonsín y Duhalde) seguirá haciendo lo propio el año próximo? Robin Hood nos anuncia que asaltará la caja; pero será Hood Robin quien la distribuya. Y todo esto sin pensar en el mediano plazo, porque ¿qué pasará cuando la plata se termine? ¿Cómo sobrevivir en medio de un plan económico inexistente y que no genera riqueza?

  4. Y????…como es la cosa hermano… acaso Parrilli es el unico que cambia de Win? no. andaaaa, dejense de jorobar, si alguien tira un tiro pal lao de la justicia que joraca nos importa lo que hacia antes..si no vamos atener que echara todos..y quien va a llegar alli ? o ustedes se creen que va a ser el vecino de al lado?, no no…yo no quiero decir que defendamos el accionar del pasado..eso si hay que enjuiciarlo,que se haga..pero no seamos bolu…las AFJP fueron UN ROBO !!!, Veamos el Bosque y no el arbol compatriotas… y si no vamos a la revoluta..pero les parece eso mejor??, Vamos a aclrar algo, somos el c…del pais,..y cuando ya no esten los K ..NO VAMOS A EXISTIR!! o se olvidan como nos trataban los porteños?? = ” ¡¡ aaaaay sory, sos del interiooorrr??, sos del sur! que lindo!! una vez estuve en Bariloche!!! …andaaaaaaaa!!! VIVA PATORUZEK CANEJO!!! ( que dicho sea de paso fue un mito y se demostro como se puede Civilizar a un Indiecito ingenuo!!).

  5. La visión politica de Kichner , de darse cuenta de los cambios de fondo que hay que hacer para conducir no puede ser soslayada , por estas cuestiones – que de última forman parte del pragmatismo politico, que requieren estos momentos.- O acaso vamos a esperar que las AFJP – se timbeen todos los fondos y luego se declaren en quiebra.- Para conducir es necesario adelantarse a los acontecimientos.-Esto es como un vuelo de avión en emergencia -para poder sobrevivir es necesario ponerse primero la mascara de oxigeno uno mismo- para luego colaborar con los demás. -El país pasa por estos momentos y debe hacerlo.- Por otra parte una oposición política madura debería tener la forma que verificar toda esta movida de fondos……. pero donde está.-
    Despotrican ……. pero no se les cae una idea.-

  6. Creo que nuevamente se estatizan las pérdidas, tal cual aerolíneas, una vez fundida sin control por parte del mismo estado, las anexamos a la nación.
    Hace más de un año las afjp financieramente no vienen bien.

    Al gobierno pareciera que no le interesa los futuros jubilados, sólo se preocupa por el manejo a discreción, como hasta ahora, de más de $40.000 millones extras que serán parte del erario público.

    Alguien puede dar precisiones acerca de este preocupante tema?

    La desinformación deambula y nadie sabe con certeza que es lo que pasará, que estado loco, primero nos obligaron a afiliarnos a una afjp, unos años despues el mismo estado nos obliga a volver al sistema de reparto?!?!?!

    El merval bajó 17% y el riesgo país de los apenas 500 de hace unos dias subió a 2000, hacia dónde nos arrastran? Pareciera que se confirma lo que vaticinaban algunos medios internacionales acerca de lindar situaciones de la nefasta época del “CORRALITO”

    Es poco serio !!!
    Cosa de locos

    Sálvese quien pueda !!!
    Aparte de los amigos del poder, alguien más?

  7. La necesidad de nacionalización o estatización del sistema previsional es algo indiscutible, el retorno al sistema solidario de reparto debe ser defendido quienquiera lo intente.- Sin embargo, deseo con todo corazón que tal medida nacional tenga por objeto, la recomposición inmediata de los haberes de pensiones y jubilaciones.- La idea fuerza de la recuperación del sistema previsional es algo que no debe ser discutido por el campo nacional y popular y a la que adhiero.-
    Pero compartiendo las posiciones de memoriosos como LANATA o PINO SOLANAS, huelo otra vez a blufeo mediático y favores a amigos, antes que a defensa de la Nación y de su pueblo frente a la avaricia del capital golondrina.- Como siempre , aparecen medidas que no surgen del debate social amplio y con participación de los expertos en la materia y mucho menos incluida en un PROYECTO NACIONAL explicito , publicado, discutido , etc.-
    Amerita la cuestión un Gran Congreso Abierto que determine que ley de jubilaciones resulta necesaria para el país y su gente.-
    Lamentablemente las mismas “mentes brillantes” que fueron capaces de imaginar el disparate del TREN BALA, ahora aparecen estatizando estas bolsas de dinero fácil robado a los asalariados gracias a los mercenarios y levantamanos ayer fueron Menemistas, posteriormente Dualdhistas y hoy circunstancialmente Kirchneristas ( hasta que cambie la tortilla y el dueño de la chequera sea otro) y mañana serán Macristas o Binneristas .-
    Así como ENARSA se transformó en un verdadero garito de negocios petroleros copiando el infame molde de SONANGOL de África y se la quiso hacer pasar como la nueva YPF, no es de extrañar que con el asunto de las AFJP pase lo mismo.-
    Así también sucedió con los pagos de la deuda externa ilegal y usuraria que fueron vendidos periodísticamente como ACTOS DE SOBERANIA (¿?).-
    O la adhesión a la Revolución Bolivariana y su maravillosa Constitución, que en la Argentina para nuestros K , se transforma apenas en una miserable connivencia con algunos valijeros contrabandistas de divisas.-
    A pocos días del engaño a la clase pasiva, con la sanciòn de la nueva legislación que crea un coeficiente de ajuste en las jubilaciones (nada que ver con el 82 % móvil) el cual que queda sometido al dibujo de los índices por el Sr. MORENO y a los garabatos del presupuesto , se viene también este anuncio.- Lamento sostener que envuelto en la letra de la marcha Peronista y la bandera Argentina, se puede volver a meter de contrabando la mercadería podrida del macaneo si esto no se analiza a fondo.-
    Y si de propuestas se trata, nada mejor que el control de los fondos estatizados de las AFJP por los pasivos y los trabajadores con la auditoria de la SIGEN y una comisión bicameral que se construya con criterio federal y un interventor expresamente designado por la oposición como garantía de transparencia Republicana.- Estos fondos estatizados deben ser consideradas verdaderas RESERVAS contables del Banco Central rigiendo normas rígidas vinculadas a su manejo el cual no podrá ser afectado a ningún destino sin ley AD-HOC del Congreso sin que pueda ser alcanzado por los superpoderes del PEN.-
    Igualmente la ley que regule a esta masa dineraria, debe declarar a estos fondos fuera del Presupuesto Nacional y con prohibición absoluta de su afectación al pago de gastos ordinarios o extraordinarios de la administración y en especial la prohibición de su empleo en el pago de vencimientos de la deuda externa que lamentablemente legitimó sin investigar la administración K.-
    Esto de las AFJP me hace acordar a la causa de Malvinas, uno estuvo de acuerdo con la lucha y su objetivo, pero repudió y sigue repudiando la oportunidad, la forma y a quienes condujeron ese desastre ( Léase informe RATEMBACH) , al punto que después del conflicto, nuestras Islas están más lejos que nunca.- Ojala que la justicia social para los viejos, no siga ese camino de ineptitudes y traiciones.-

  8. La necesidad de nacionalización o estatización del sistema previsional es algo indiscutible, el retorno al sistema solidario de reparto debe ser defendido quienquiera lo intente.- Sin embargo, deseo con todo corazón que tal medida nacional tenga por objeto, la recomposición inmediata de los haberes de pensiones y jubilaciones.- La idea fuerza de la recuperación del sistema previsional es algo que no debe ser discutido por el campo nacional y popular y a la que adhiero.-
    Pero compartiendo las posiciones de memoriosos como LANATA o PINO SOLANAS, huelo otra vez a blufeo mediático y favores a amigos, antes que a defensa de la Nación y de su pueblo frente a la avaricia del capital golondrina.- Como siempre , aparecen medidas que no surgen del debate social amplio y con participación de los expertos en la materia y mucho menos incluida en un PROYECTO NACIONAL explicito , publicado, discutido , etc.-
    Amerita la cuestión un Gran Congreso Abierto que determine que ley de jubilaciones resulta necesaria para el país y su gente.-
    Lamentablemente las mismas “mentes brillantes” que fueron capaces de imaginar el disparate del TREN BALA, ahora aparecen estatizando estas bolsas de dinero fácil robado a los asalariados gracias a los mercenarios y levantamanos ayer fueron Menemistas, posteriormente Dualdhistas y hoy circunstancialmente Kirchneristas ( hasta que cambie la tortilla y el dueño de la chequera sea otro) y mañana serán Macristas o Binneristas .-
    Así como ENARSA se transformó en un verdadero garito de negocios petroleros copiando el infame molde de SONANGOL de África y se la quiso hacer pasar como la nueva YPF, no es de extrañar que con el asunto de las AFJP pase lo mismo.-
    Así también sucedió con los pagos de la deuda externa ilegal y usuraria que fueron vendidos periodísticamente como ACTOS DE SOBERANIA (¿?).-
    O la adhesión a la Revolución Bolivariana y su maravillosa Constitución, que en la Argentina para nuestros K , se transforma apenas en una miserable connivencia con algunos valijeros contrabandistas de divisas.-
    A pocos días del engaño a la clase pasiva, con la sanciòn de la nueva legislación que crea un coeficiente de ajuste en las jubilaciones (nada que ver con el 82 % móvil) el cual que queda sometido al dibujo de los índices por el Sr. MORENO y a los garabatos del presupuesto , se viene también este anuncio.- Lamento sostener que envuelto en la letra de la marcha Peronista y la bandera Argentina, se puede volver a meter de contrabando la mercadería podrida del macaneo si esto no se analiza a fondo.-
    Y si de propuestas se trata, nada mejor que el control de los fondos estatizados de las AFJP por los pasivos y los trabajadores con la auditoria de la SIGEN y una comisión bicameral que se construya con criterio federal y un interventor expresamente designado por la oposición como garantía de transparencia Republicana.- Estos fondos estatizados deben ser consideradas verdaderas RESERVAS contables del Banco Central rigiendo normas rígidas vinculadas a su manejo el cual no podrá ser afectado a ningún destino sin ley AD-HOC del Congreso sin que pueda ser alcanzado por los superpoderes del PEN.-
    Igualmente la ley que regule a esta masa dineraria, debe declarar a estos fondos fuera del Presupuesto Nacional y con prohibición absoluta de su afectación al pago de gastos ordinarios o extraordinarios de la administración y en especial la prohibición de su empleo en el pago de vencimientos de la deuda externa que lamentablemente legitimó sin investigar la administración K.-
    Esto de las AFJP me hace acordar a la causa de Malvinas, uno estuvo de acuerdo con la lucha y su objetivo, pero repudió y sigue repudiando la oportunidad, la forma y a quienes condujeron ese desastre ( Léase informe RATEMBACH) , al punto que después del conflicto, nuestras Islas están más lejos que nunca.- Ojala que la justicia social para los viejos, no siga ese camino de ineptitudes y traiciones.-

  9. En esto totalmente de acuerdo “tocayo”. Eso si, sin muertos en el placard no hay nadie en el universo politico Nacional ni provincial.¿Como te parece que hacemos para cambiar eso? podremos de una vez juntarnos y generar una verdadera Glasnost, que nos haga al menos dejar de sentir vergüenza de nosotros mismos?, la vergüenza digo, de sentir no solo que nos tocan el orto, sino que hoy lo hacen con mas ganas, porque los que manejan NUESTRA VIDA (como vos decis:”la chequera” en la provincia, y la educacion tambien que es nuestra mas grande Chequera: el Futuro, es decir la FORMACION de nuestros hijos), son esos dos pilluelos/as. Y como TODOS SABEMOS, por no ser padres etero como nosotros, piensan y sienten distinto por lo tanto lo de tocar el orto es su manera comun de vivir. –

Dejar una respuesta