El mejor camarote del Titanic

El mejor camarote del Titanic

27
9
Compartir


06/11 – 07:30 – En el gobierno más mentiroso, hipócrita y corrupto de la historia argentina nada es como se pretende hacer creer. Nadie puede suponer que se miente únicamente en los índices de inflación, no. La inflación no es otra cosa que el engaño que, desvergonzadamente, se muestra. En el gobierno más mentiroso, hipócrita y corrupto de la historia argentina se miente en todo… y a todos. (Por Miguel Chazarreta)

Nadie ser tan ingenuo como para creer que los únicos hechos de corrupción de este gobierno son los oscuros fondos destinados a la campaña electoral de Cristina Kirchner provenientes del tráfico ilegal de la efedrina y la procacidad del gobierno venezolano; o los impúdicos sobreprecios de la obra pública; o los evaporados 1200 Millones de dólares de los santacruceños, no. La corrupción de este gobierno se extiende a todas las áreas del quehacer gubernamental y los tentáculos de la concupiscencia oficial se explayan a todos los espacios de control oficial, que son casi todos los espacios.

Nadie puede ser tan cándido como para creer que la política de los derechos humanos aplicada por el Kirchnerismo responde a profundas convicciones republicanas, no. Son una simple y procaz cortina de humo para desplazar de los principales títulos de los diarios –justamente- a lo anterior: la mentira y la corrupción.

La corrupción compulsiva, insaciable y desenfrenada es el telón de fondo de toda acción gubernamental en todos los campos del quehacer público del gobierno conducido por los Kirchner y su descarada banda de malhechores instalados en espacios críticos del poder para promover el saqueo más audaz, impune e impúdico del que se tenga memoria entre los argentinos.

No deja de haber un negociado disimulado en cada decisión política, en cada acción de gobierno y hasta en cada discurso dado en cualquier lugar del país o en el extranjero.

Los funcionaros del gobierno más mentiroso, hipócrita y corrupto de la historia argentina están cebados en la impunidad que confieren magistrados pusilánimes enquistados en una justicia condicionada a los caprichos del poder. Una Justicia argentina que tolera que ignoren sus fallos no es una justicia débil, es una institución subordinada. Otra de tantas…

La movilidad jubilatoria que el gobierno acaba de imponer por ley en el Congreso no solamente conforma una ofensa a nuestros viejos, es –además- un desprecio al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que estableció el 82% móvil en el “Caso Badaro”. Que el Dr. Eduardo Sosa no se haya reincorporado a su cargo en el Poder Judicial de la provincia de Santa Cruz es una insignia de la supremacía K que pretende demostrar lo que evidencia: que los Kirchner o sus esbirros locales (que hacen las veces de gobernadores) desoyen, desobedecen, incumplen (se cagan-perdón-) en los fallos de la Corte Suprema en tanto y en cuanto éstos los perjudiquen de alguna manera.

El mensaje es categórico, concluyente: Si la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación tiembla ante el manejo insolente del poder de los Kirchner, ¿Qué le queda al común de los mortales?

La sorpresiva crisis del capitalismo mundial manada del colapso bursátil de las principales financieras norteamericanas le vino como anillo al dedo para incrementar el hipócrita y empalagoso pregón ideológico, y extender el accionar delictivo del gobierno más mentiroso, hipócrita y corrupto de la historia argentina. En efecto: la crisis global del capitalismo servirá como un perfecto chivo expiatorio donde los Kirchner, de ahora en más, depositarán todos sus fracasos, las perversidades cometidas y –claro- las indecencias por venir.

En tal estrategia milita la estatización peronista de los Fondos de Jubilaciones y Pensiones, tras los 18 años de la privatización kirchnerista, es un signo de la desesperación kirchnerista que –una vez más- ponen sus garras en los fondos jubilatorios para satisfacer necesidades de “la caja kirchnerista” y asegurar la continuidad del gobierno kirchnerista. Y, de paso, aproximadamente DOS MIL MILLONES DE DÓLARES ahorrados por nuestros trabajadores irán a parar directamente a los “Fondos Buitres”, para satisfacer –seguramente- algún negociado infame que “el gran carancho” ha cerrado recientemente en Olivos.

En fin: los Kirchner y sus cómplices tejen y, simultáneamente, transitan sobre la pomposa alfombra de poder que los conducirá a la cárcel, o más tarde o más temprano… es un destino justo, ineludible. El problema es el “mientras tanto” o la dimensión temporal de esa espera. Porque va de suyo que muchos de los daños morales que los Kirchner seguirán profundizando mientras sigan en el poder serán irreparables.

Por eso es necesario comprender que es irresponsable consentir una oposición aislada y desesperanzada encerrada en un discurso intransigente y fundamentalista. Que es indispensable desalojar a los delincuentes del poder y para ello las elecciones parlamentarias del 2009 son importantes, es cierto; pero es indispensable construir una alternativa sólida para las elecciones generales del 2011.

Hace unos días, frente a todo el deliberado desbarajuste gubernamental (siempre es más fácil robar en el desorden que por eso se estimula que en el orden que por eso se soslaya), una voz tan débil como certera se pudo escuchar al celebrarse las bodas de plata del advenimiento definitivo de la democracia argentina. Fue el mensaje claro y categórico del Dr. Raúl Alfonsín que se erigía al país estimulando al diálogo de los argentinos.

Pero esta recomendación puso el dedo en la yaga de una insolvencia crónica que le permite al gobierno más hipócrita, mentiroso y corrupto de la historia argentina seguir siendo lo que es y profundizar descaradamente todas sus perversiones: el inexistente diálogo en la oposición que, inevitablemente, conduce a la fragmentación electoral del 60% del electorado del país que -adjetivos más, adjetivos menos- piensan de los Kirchner lo mismo que el autor de este comentario.

Alfonsín pidió a los radicales y a las fuerzas de la oposición del país un gesto de madurez cívica, de grandeza republicana pero, fundamentalmente, (en otras palabras, claro)que dejen de ser pelotudos; que el enemigo a doblegar está en el poder y es tan nocivo que se torna indispensable relegar las diferencias que los separan que siempre serán menores frente al peligro inminente de perder la República, simplemente porque para el gobierno más hipócrita, mentiroso y corrupto de la historia argentina un triunfo electoral lo justifica todo, especialmente la acentuación del saqueo.

Los Argentinos aprendimos a querer a Alfonsín… lo amamos y respetamos casi como a un padre, pero es común que los argentinos amemos con devoción a nuestros padres y al mismo tiempo no le hacemos caso. Creo que es el tiempo que hay que agasajar a Alfonsín por todo lo que representa para el país y sus instituciones; pero más allá del reconocimiento deberíamos darle crédito a sus exhortaciones.

El diálogo entre las fuerzas de la oposición no solamente debe ser un anhelo, debe ser una necesidad impostergable… una obligación… casi un acto de defensa propia. Con el poder vigente del gobierno más corrupto, hipócrita y mentiroso de la historia argentina nunca se sabe hasta donde la intransigencia total entre los dirigentes de la oposición pueda ser funcional al interés totalitario y hegemónico de los Kirchner. Debemos comprender que la discusión electoral que se avecina no va a ser ideológica, no. Después de la era Kirchner la contienda electoral ha de ser moral.

Es por eso que las trifulcas entre integrantes de la oposición me parece la estupidez más utilitaria a los intereses oficiales. Opositores en disputa (Y lo reitero porque me parece lo más gráfico) evocan a la inútil pelea de los pasajeros por obtener el mejor camarote del Titanic. (Agencia OPI Santa Cruz)

9 Comentarios

  1. Por favor!!! Todo bien, pero “querer a Alfonsin”, quien lo quiere a ese inutil y fracasado vende-patria: la hiper-inflacion que destruyo familias enteras de quien fue? Culpa de los milicos tambien? Siempre hay alguna para zafar, por favor….

  2. NO hay mal que duro 100 años ni tonto que los recista… los jovenes tenemos que conquistar nuestros derechos… Estas cosas suceden porque estamos dejando los mejores puestos politicos y ejecutivos tanbien representaciones de cada pueblo a los ancianos que estan mas cerca del arpa que la guitarra… y son muchos que tendrian que estar es casa descansando, es mas muchos estan jubilados y sin embargo nos sacan los espacios de trabajos a los jovenes ke vienes… Sin embargo en las proximas elecciones vamos a tener varios ancianos como candidatos y salvadores de los pueblos, sin embargo lo llevaron a quiebre todas las veces ke se afanaron y van por mas… DESPERTEMOS sino sigamos llorando… desde hace 25 tenemos los mismos representantes politocos…

  3. A mi me parece que Alfonsín pudo haber sido un excelente dirigente, es más si hubiera sido peronista, hubiera sido un grande de verdad, lo que nadie se atreve a decir y lo sabemos, es que los radicales lo boicotearon permanentemente, Alfonsín salía a decir algo, a proponer un plan y al otro día sus correligionarios hacían lo contrario, no los pudo manejar, tienen superganado el mote “no sirven para gobernar”, eso es tan cierto como lo es que los KK son padres del gobierno más mentiroso, hipócrita y corrupto de la historia argentina y se miente en todo como dice el Sr.Chazarreta.

  4. ¿Así que el 60% del país piensa como usted, don Chaza?… ¿Y desde cuándo eso?. Las últimas elecciones fueron hace un año si mal no recuerdo, y los números que tengo son otros. A menos que a mí me hayan hecho como a Yrigoyen (que más allá de fusilar obreros patagónicos en huelga, no hizo nada malo), y me hayan dado un diario trucho.

  5. La nota me parece excelente. Quiero decir a Consumidor que no se trata de jóvenes o viejos, sino, como se propone en la nota, de moral o corrupto. Hay hoy más jóvenes funcionales y corruptos que cuando yo inicié mi militancia. Nosotros eramos iedealistas y ese idealsmo se basaba básicamente en nuestro deseo por reconquistar la democracia. Hoy el deseo debe ser (a mi entender que puede estar equivocado) recuperar la república y hasta el federalismo que se han visto desmantelados por: 1º) La nueva ley de coparticipación en la que se incluyen los superpoderes. 2º) La inescrupulosa y desaforada intromisión del ejecutivo en los otros poderes (legislativo y judicial). Estudiando los medios de comunicación llegué a conocer los principios de la propaganda nazi, todos y cada uno de ellos han sido empleados por esta gestión KK y sus bufones.

  6. Disiento totalmente con profesar amor a Alfonsín. Si esa época fue nefasta. Yo aquí en Rosario ví con mis propios ojos, un estado de cuasi guerra civil. Vecinos con armas arriba de los techos para salvar lo poco que tenían, vecinos pobres que hacían descarrilar los trenes para quedarse con granos o azúcar, comercios con la puerta de ingreso electrificada para evitar saqueos, la mayor hiper inflación de la historia argentina, etc,etc, la quiebra de la orgullosa y centenaria Cooperativa EL Hogar Obrero.
    Y creo no equivocarme cuando señalo que el Kichnerismo va derechito a conducirnos a una hiperinflación. Tengo 41 años y me acuerdo muy bien cuando el Sr. Alfonsín dijo que el país se acercaba al Club de París porque nos iba a solucionar todos los problemas. Con posterioridad tuvo que huir de la presidencia, cinco meses antes, ante el inminente estado de guerra civil que se vivia en las calles de nuestro país.
    Lo mismo ocurre con el Kichnerismo, anuncian con bombos y platillos que el pago de la deuda externa al Club del París nos producirá beneficios importantes. Cualquier tipo de semajanzas, no es ficción sino que es realidad. Por eso afirmo que el kichnerismo conduce al país a la hiperinflación. A los economistas que en lugar de opinar sobre la coyuntura nacional, les pido que investigue la historia. Y notarán que tengo razón.

Dejar una respuesta