Publicado el: 10, Nov, 2008

Operador de cambios: Profesión de alto riesgo ante un Guillermo Moreno desatado



10/11 – 12:00 – Guillermo Moreno afirma que durante la semana en curso incrementará los controles policiales para impedir la demanda de dólares estadounidenses. La economía ya se prepara para una formalización del control de cambios mientras hay versiones de que los bancos no están tan líquidos y varios reciben asistencia del BCRA-

(Urgente24). Las versiones insisten en que Guillermo Moreno habría solicitado asistencia a integrantes de la Secretaría de Inteligencia para las tareas de vigilancia de operadores cambiarios.

La obsesión de Moreno sería identificar las oficinas donde se están realizan los negocios de cambio ‘paralelos’, o sea que en la jerga él quiere “tumbar cuevas”, y en lo posible concretar algunas detenciones que le brinden repercusión a su intento de amedrentas a la población (ya que es la población la que demanda dólares, no los operadores de cambio).

Moreno no entiende que así sólo abre las puntas entre compra y venta y la brecha entre dólar oficial y dólar marginal, situación que, en definitiva, incrementa la ganancia del cambista.

El Gobierno se dice entusiasmado por el resultado de sus controles de la semana anterior, una visión errada de la coyuntura porque hasta el viernes el Banco Central tuvo que vender divisas para satisfacer la demanda de los agentes económicos.

Moreno no tiene respuesta para cuando le reprochan que sus aspavientos en los supermercados y grandes empresas nunca lograron frenar la inflación, que sólo luce ahora levemente contenida por la fuerte caída de la demanda (situación que obliga a creer que los Kirchner prefieren los ajustes ortodoxos a los heterodoxos, contrariamente su propio discurso público).

Inclusive el Gobierno no tiene respuestas para la situación planteada por funcionarios que han insistido en que los bancos se encuentran muy líquidos, pero ahora trasciende cuánto se paga para impedir que los depósitos sigan marchándose del mercado (hasta 30% anual), y nuevas medidas del Banco Central para intentar auxiliar a los bancos por la clara preferencia del público por el dólar estadounidense.

En el mercado mucho se ironiza sobre la absurda posición de los Kirchner que, luego de criticar al Fondo Monetario Internacional, termina pidiendo préstamos sin condiciones de parte del FMI.

“Ridículos” es lo más educado que se escucha acerca de los Kirchner.

El presidente del Banco Central, Martín Redrado, pidió, durante la cumbre del G-20 que se efectúa en Sao Paulo (Brasil), que el Fondo Monetario Internacional otorgue “créditos sin condiciones” por un período limitado de tiempo, no más de 3 meses, renovable por única vez.

Redrado pidió financiación que no requiera de auditoría de parte del FMI, puntualizando que el titular del BCRA subrayó que “son swaps que tendrían como contrapartida bonos del Tesoro” (estadounidense).

Hace 1 mes, el ministro de Economía, Carlos Fernández, formuló un pedido similar en la asamblea anual del FMI efectuada en Washington DC.

Redrado afirmó que los países emergentes “tenemos hoy un espacio menor para desarrollar políticas anticíclicas” por lo que “somos el eslabón más débil de la globalización financiera”; aunque Cristina de Kirchner ha sostenido que la Argentina se encuentra blindada a la crisis.

Redrado dijo que el Fondo está en condiciones de hacerlo, ya que “puede dar garantías para emisiones de bonos en los países emergentes que tienen problemas de liquidez”, los cuales se originan en “la terrible ola de aversión al riesgo” que llevó a los capitales a salir de los emergentes y pasar a Bonos del Tesoro estadounidense.

En teoría, las monedas de América Latina gozan de relativa estabilidad en el inicio de la semana y la calma podría acabarse recién a partir del jueves ante la publicación de datos clave sobre el deterioro de la economía estadounidense.

Un factor que genera expectativas positivas es el nombramiento del equipo económico del electo presidente Barack Obama, pues se asume que sus integrantes serán personas “amigables” con los mercados.

El BBVA recordó en un análisis difundido en Lima, Perú: “Brasil ha registrado la mayor salida de capitales desde 1999, lo que explica la intervención del Banco Central de ese país en el mercado cambiario”.

En la Argentina, la salida de divisas ya es la mayor desde el año 2001, aunque el Gobierno intenta minimizarla y, en especial, no rectificar la política económica que es lo que, en definitiva, le solicitan los agentes económicos. (U-24/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Diego dice:

    Moreno se ocupará también de averiguar adónde están los 500 palos verdes que es choreó su jefe de la provincia?

Publicidad

OPI Video