El Calafate, “terruño” de los Kirchner, revive escándalo de corrupción

    21
    29
    Compartir

    La imagen de Google Earth muestra el terreno - Foto: OPI Santa Cruz
    01/07 – 09:00 – Con la firma del periodista Alejandro Méndez, la agencia de noticias española EFE rescató una de las denuncias más significativas que tiene Néstor Kirchner en Santa Cruz: las compra-venta de tierras en El Calafate y la participación de su familia en el proceso judicial. La prestigiosa agencia menciona a OPI como el único medio de Santa Cruz que informó permanentemente sobre el tema.

    (EFE) – La alusión de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, al triunfo oficialista en El Calafate, su “lugar en el mundo”, reavivó hoy denuncias contra su marido, Néstor Kirchner, en una causa penal por presuntos ilícitos inmobiliarios en la que actúa como fiscal una sobrina de la pareja.

    El escándalo por la venta a precio vil de terrenos fiscales en la “capital nacional de los glaciares” estalló a fines de 2006 y forma parte de un expediente judicial que no avanza desde su inicio e involucra a Kirchner, amigos y funcionarios como supuestos beneficiarios de un millonario negocio.

    En el asunto está también involucrado el grupo chileno Cencosud, dueño de una gran cadena de supermercados en Argentina, como comprador de un terreno al esposo y antecesor de Fernández.

    La causa, en manos del juez Carlos Narvarte, está “prácticamente paralizada” por la fiscal Natalia Mercado, sobrina de Kirchner, aseguró hoy a Efe el abogado Álvaro de Lamadrid, que inició el proceso penal en febrero de 2008.

    “Estoy pensando en iniciar una denuncia penal contra Mercado por prevaricación, es decir el delito de denegación o retardo de justicia”, afirmó luego de remarcar que había recusado a la fiscal porque fue una de las compradoras de uno de los terrenos en cuestión.

    Mercado, una de las hijas de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, hermana del ex mandatario, ha pedido licencia por razones de salud.

    De Lamadrid, dirigente de la opositora Unión Cívica Radical (UCR), dijo que la fiscal no ha tomado ninguna medida a pesar de las múltiples pruebas y testigos de las “terribles irregularidades” denunciadas.

    El edil Daniel Albornoz, uno de los cinco miembros de la legislatura municipal de El Calafate, todos ellos oficialistas, admitió hoy a Efe que creía que la investigación “estaba cerrada”.

    “Se trata de un asunto que debe investigar la justicia, no ha sido tratado en la legislatura”, apuntó a pesar del escándalo desatado hace tres años, cuando la prensa destapó el presunto negocio de la venta de terrenos fiscales.

    El Calafate, unos 2.600 kilómetros al sur de Buenos Aires, es una villa de 23.000 habitantes vecina al glaciar Perito Moreno y uno de los principales centros turísticos de la Patagonia argentina, donde el matrimonio Kirchner es dueño de una casa y de un lujoso hotel.

    A fines de 2006, la prensa publicó que los Kirchner, amigos y funcionarios habían comprado tierras fiscales en zonas privilegiadas de la villa a 7,50 pesos (unos dos dólares) por metro cuadrado cuando su valor de mercado oscilaba entre 30 y 120 pesos (7,8 y 32 dólares).

    Las ventas se realizaron sin la licitación pública que marca la legislación comunal y hubo grandes negocios con la reventa de los terrenos, entre ellos los de los Kirchner, a quien se acusa de haber comprado un solar en 50.000 dólares que luego vendió a Cencosud en 2,4 millones.

    El asunto fue paulatinamente acallado, salvo por la web de la Organización Periodística Independiente (opisantacruz.com.ar), único medio de prensa independiente de Santa Cruz, la provincia natal de Kirchner que el ex mandatario gobernó durante casi doce años (1991-2003).

    Pero volvió a la luz el lunes, cuando Fernández remarcó que el oficialista Frente para la Victoria “ganó por el 60 por ciento” de los votos en El Calafate, al minimizar la derrota sufrida por su fuerza política en las elecciones legislativas del domingo.

    Luego de reiterar que la villa turística es su “lugar en el mundo”, Fernández también restó importancia a la victoria por escaso margen que logró la oposición en Santa Cruz.

    “Mintió un poco y redondeó bastante los números”, comentó de Lamadrid, que indicó que el oficialismo ganó en El Calafate “con el 54 por ciento de los votos, no el 60” y que la opositora UCR y sus aliados reunieron “el 28,5 por ciento, no el 25, como dijo ella”.

    El abogado se lamentó que la justicia santacruceña le impidiera “ver el expediente” de su demanda penal durante los dos meses que duró la campaña para los comicios del domingo, en los que el Gobierno perdió la mayoría parlamentaria.

    Insistió con que la fiscal y sobrina de Kirchner “no tiene ninguna voluntad de investigar”, a pesar “de las voluminosas pruebas” del presunto negocio inmobiliario. (EFE/OPI Santa Cruz)

    Lea aquí la nota

    29 Comentarios

    Dejar una respuesta