Publicado el: 3, Jul, 2009

Influenza Porcina, un virus nocturno


Cotillo Córdoba ¿Con barbrijo?. Ilustración Mascordo Bistaque Cordoba
03/07 – 18:30 – Luego de la reciente derrota electoral que fulminó las aspiraciones del intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, de ser el candidato a gobernador en el 2011, funcionarios municipales y los concejales oficialistas de la ciudad decidieron comenzar a organizarse con el agua al cuello para prevenir la expansión de la gripe A en la población. Algunos notan que desde algunos sectores políticos se hacen excepciones con el virus.

El Santo, nuestro cronista itinerante, marchó para Caleta Olivia con el fin de chequear las últimas novedades en torno a las medidas que se están tomando allí con respecto a la Influenza A. En tal sentido envió una nota donde señala que en el día de ayer, por un decreto municipal inconsulto, como todas las decisiones a los que los tiene acostumbrados el intendente Cotillo desde el 2003 en adelante a todos los habitantes de Caleta, se tomó la decisión de ordenar el cierre de todos los comercios nocturnos de la ciudad por un plazo de siete días, como si el virus de la influenza A o gripe porcina solo atacara de noche a los ciudadanos desprevenidos.

Según el Jefe de Gabinete Municipal, Sr. Martín Álvarez, ésta decisión fue consensuada con el gobierno provincial para llevarla adelante en todas las localidades de la provincia, pero resulta que tanto en Pico Truncado como en Las Heras y otras localidades de la zona norte la decisión de abrir o cerrar su local comercial, quedó librada a los comerciantes. Esto generó un gran rechazo generalizado de los comerciantes de la noche caletense por ser discriminados, aduciendo que aquellos clientes que quieran divertirse solo tienen que viajar a Truncado (60 kms) o Comodoro Rivadavia (90 kms), “mientras nosotros perdemos plata”, reclaman, “como que el virus solo ataca a los que residen en Caleta Olivia” agregan en su queja. Paralelamente los concejales en concordancia con el intendente legislaron en el mismo sentido.

La excepción a la regla

El casino, propiedad de Lázaro Báez la confitería “Resto Bar” de Andrés Scurk, ambos ubicados en el centro siguen abiertos, ya que la medida implementada por el Ejecutivo y el Legislativo parece no alcanzar a los amigos de algunos funcionarios municipales de primera línea; en consecuencia tienen libertad de acción para abrir durante las 24 hs. si lo desean, se quejan los propios comerciantes nocturnos de la localidad. “Pareciera que para los concejales y el intendente Cotillo, el peligro de contagio es por la noche y solamente en Caleta Olivia”, aseguran. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video