Publicado el: 13, Jul, 2009

Zarpó el “C-Salior” en busca del oro del Polar Mist y estuvimos ahí


El C Sailor en Punta Quilla - Foto: OPI Santa Cruz
13/07 – 08:00 – El día sábado a las 17:30 aproximadamente el barco encargado de reflotar la carga hundida en el Polar Mist, partió de Punta Quilla. Se reaprovisionó de medios técnicos y humanos y puso rumbo al cuadrante donde naufragó el pesquero chileno llevando oro de las mineras de Santa Cruz en sus bodegas. Seis buzos procedentes de Buenos Aires abordaron el remolcador. OPI pudo documentar las operaciones en el muelle y aquí se lo contamos a nuestros lectores.

El día sábado 11 de julio a la madrugada amarró en el puerto de Punta Quilla, en la localidad de Puerto Santa Cruz a 270 kms de Río Gallegos, el barco “C Sailor”, para abastecerse de pertrechos, medios técnicos y personal, con el fin de partir hacia alta mar y poner en marcha la Fase III en la operación de búsqueda y rescate del cargamento hundido en las bodegas del pesquero chileno Polar Mist el 16 de enero de este año en cercanías de la ciudad de Punta Arenas (CH) en un área situada al ingreso del estrecho de Magallanes.

Inicialmente, tal como lo adelantamos en nuestra nota del día 7, la empresa operadora del buque tenía previsto arribar a Punta Quilla el día 9 de julio, para realizar las tareas de carga, pero retrasos en los trámites migratorios y aduaneros postergaron la partida de Punta Arenas (Chile).

Un equipo de OPI Santa Cruz se trasladó hasta el puerto en la localidad de Puerto Santa Cruz, con el fin de documentar las operaciones de abastecimiento e indagar sobre los pormenores de la operación sobre la cual existe una profunda reserva y muy poca información.

En Punta Quilla

Alrededor de las 11:30 del 11 de julio, el barco fue abordado por buzos profesionales procedentes de Buenos Aires que se encontraron con sus pares de Chile y Brasil. En total son unos 20 buzos los que forman la partida de búsqueda y rescate del oro en el fondo del mar.

Una fuente allegada al operativo nos indicó cuáles serán los pasos que va a dar la dotación del C-Sailor. En principio ya se tiene detectado el lugar y la existencia de 9 canastos en las bodegas, tal como lo revelaron las cámaras del robot ROV que intervino en la exploración submarina llevada a cabo en las Fases I y II, cumplidas exitosamente por la misma embarcación, hace aproximadamente 15 días atrás.

Nos confiaron expresamente “los buzos tienen órdenes de subir el primer canasto. Allí se inspeccionará el contenido del mismo; si la carga que debe contener según el manifiesto de carga (bolsas con el metal doré) es la que corresponde, la operación seguirá adelante y se rescatarán los demás canastos. Si por alguna razón se comprueba que allí no hay lo que debe haber, automáticamente se abortará la operación, se labrará un acta y el barco volverá a puerto para que sigan las actuaciones legales que correspondan”, nos dijo un hombre relacionado con el armado de la operación.

Las sospechas de que la carga podría no estar en su lugar, es una de las hipótesis que manejan los encargados de este rescate por orden y cargo de la aseguradora Lloyd`s a la cual esta empresa le demanda un costo aproximado a los 2,8 millones de pesos.

En este sentido le hicimos presente a nuestra fuente que los contenedores ya fueron ubicados en las bodegas del Polar, en la primera fase, sin embargo la constatación de que la carga está intacta deberá ser comprobada y corroborada una vez que emerja el primer canasto a la cubierta del C-Sailor. Para tal fin el día sábado embarcaron representantes de las empresas, veedores de la Prefectura Naval Argentina, inspectores de la aseguradora y los buzos que tendrán la tarea de reflotar las barras de bullón doré.

Otras fuentes ligadas a todo el proceso se aventuraron a indicar que “si el metal no está completo en el fondo o no está… caben solo dos posibilidades: que no lo hayan cargado o que lo trasbordaran. En cualquier caso esto se hace en superficie, no hay modo de tocar la carga a 80 metros abajo, por eso es que si el primer canasto da negativo no se revisa más”, aclaró la fuente.

Equipos para la partida

La actividad en el puerto de Punta Quilla demandó aproximadamente 7 horas y se pudo observar el traslado de, grupos electrógenos, compresores, tubos de helio y oxígeno, que fueron movilizados por la grúa del muelle y acomodados en la cubierta del remolcador de manera de balancear el peso para facilitar la navegación en un mar que regularmente no se presenta como el más calmo para este tipo de operaciones.

Pudimos apreciar el acondicionamiento tecnológico que posee el C-Sailor, ya que originalmente fue un remolcador, luego modificado para tareas de búsqueda y rescate de naufragios, habiendo participado – de acuerdo a lo que manifestaron algunos de los presentes el día sábado en el muelle de carga – de tareas secundarias de prospectivas y ubicación del navío Titanic que se hundió el 12 de abril de 1912.

Cubierta del C Sailor donde se observa acondicionado en el centro de la nave el ROV

“Las tareas de reflotamiento de la carga puede demandar entre 10 y 20 días, todo dependerá de las condiciones del tiempo, la turbidez del agua, los vientos que permitan operar en zona y el movimiento de las corrientes que en esta época del año y en la boca del estrecho son significativamente fuertes”, nos ilustraba un entendido en la materia.

El C-Sailors partió de Punta Quilla con las últimas luces de un día frío y gris rumbo al cuadrante Este para posicionarse a 20 millas náuticas (37 km) al noreste de Punta Dúngenes (Estrecho de Magallanes), en posición 52º 10′ de latitud sur y 067º 50′ de longitud oeste. Sus 72 metros de eslora y los 16 de manga, lucían abarrotados de equipos, rollos inmensos de mangueras para abastecimiento de buzos, cables de seguridad y en la parte central de la nave, presto para entrar en servicio, se podía observar el robot sumergible (ROV), una pieza fundamental en operaciones de este tipo.

Ahora solo resta esperar para saber si se ratifica en los hechos la existencia de la valiosa carga que se hundió con el pesquero chileno Polar Mist o si por el contrario comenzará otra historia alrededor del misterio que ha ocupado los titulares de los principales diarios del mundo.

Informamos a nuestros lectores que el día martes 14 de julio OPI emitirá un video realizado a partir de las imágenes obtenidas el día sábado 11, único medio en el lugar donde se comenzó a escribir el epílogo de la historia del último tesoro hundido en el atlántico sur. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video