Publicado el: 15, Jul, 2009

Agarrados de las bolas


Miguel Chazarreta
15/07 – 12:30 – Los políticos, periodistas u opinólogos suelen equivocarse al analizar la mayoría de los hechos aisladamente, minimizando o ignorando el contexto o la corriente histórica que siempre justifica y le otorga razonabilidad a cada decisión tomada. En el enmarañado universo de la política ningún hecho es aislado ni casual, todos y cada uno de ellos vienen concatenados a decisiones pretéritas e, invariablemente, se conjugan a un objetivo inamovible. (Por Miguel Chazarreta para OPI Santa Cruz)

Esta introducción atañe para considerar el préstamo de casi 2.000 millones de pesos que el Estado provincial procura tomar para cubrir el rojo de su Presupuesto. La engorrosa cuestión jurídica del fideicomiso, la intervención del Banco, sus intereses, la garantía y otras yerbas resultan para mí aspectos demasiado técnicos para acometer la osadía de abordarlos directamente, sin estar debidamente calificado.

En línea con el prólogo de este comentario, entiendo que no hay que complicarse la vida para entender al gobierno de los Kirchner; Especialmente porque no es un complejo ideológico en donde distintas corrientes filosóficas pugnan por imponer criterios, no. El gobierno de los Kirchner se comprende única y perfectamente en el plano de los negocios o –mejor dicho- de los negociados como objetivo supremo.

Después del resultado electoral del 28 de junio en Santa Cruz, los Kirchner reaccionan exponiendo que pueden perder una elección en Santa Cruz, pero nunca su dominio económico.

Miren; la engorrosa cuestión del fideicomiso es así: Los Kirchner quebraron intencionadamente el Banco de la Provincia de Santa Cruz y se lo entregaron a Eskenazi que creó el Banco Santa Cruz S.A. Ahora los Kirchner quebraron deliberadamente la provincia y el endeudamiento será financiado por el Banco Santa Cruz… es decir por Eskenazi. Esto no significa otra cosa que Eskenazi se adueñó del Banco, primero, y se apropiará de la Provincia, ahora. Esta es la línea contextual a la que me refiero.

Hay, también aquí, un vínculo estrecho con Repsol-YPF, veámosla. Kirchner impulsa la privatización de YPF y recibe 600 millones de dólares que lo transforma en 1200 millones. Parte de esos fondos sirvieron como garantía para que, posteriormente Eskenazi adquiriera un importante porcentaje de la YPF privatizada por Kirchner. Luego esa formidable fortuna que significaba el futuro de los santacruceños misteriosamente desaparece. Ahora se viene la renegociación de las concesiones petroleras a Repsol YPF en la cual el Estado santacruceño participará totalmente debilitado por sus antecedentes con Pan American Energy y por su condición de deudor de uno de los socios de la operadora y quedará al arbitrio de tales intereses. Otra vez Eskenazi… otra vez Kirchner… ¿nos vamos dando cuenta?

La provincia de Santa Cruz se incorpora al temible campo de los Estados deudores a bancos privados, en el cuál siempre se procura un estado deudor perpetuo. Los financistas invariablemente terminan condicionando el desarrollo de las economías de los estados insolventes que jamás pueden salir de su status deudor, sobre todo cuando en calidad de garantía se colocan valores comprometidos, como lo es –en el caso de Santa Cruz-el 75% de las ansiadas Regalías Petroleras.

La proyección de esta fatalidad es simple: Si hoy, en el 2009, el estado necesita endeudarse por 2.000 millones de pesos para financiar el déficit de la provincia, y para cubrir esta deuda ya se comprometen el 75% de las regalías petroleras futuras… ¿Cómo se va a financiar el rojo presupuestario del 2010 y los subsiguientes si, además, el Estado va a contar solamente con el 25% de estos recursos? Simple: con más deuda. Así se monta la espiral de sometimiento de los Estados a los arbitrios de los Organismos de Crédito.

Disculpen la grosería, pero muchas veces el lenguaje vulgar es tan contundente como irremplazable. La mayoría automática, barata y berreta de la Honorable Cámara de Diputados de la provincia ha forjado la herramienta financiera para que el gobierno de Peralta y los que le sucedan subsistan agarrados de las bolas por los Kirchner y los Esquenazi y por períodos incalculables… ¿Alguien lo duda? (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video