Muchas veces no todo lo que es blanco es nieve, a veces es cocaína

    13
    22
    Compartir

    Zelaya ex presidente
    15/07 – 11:30 – Mientras Zelaya amenaza con volver a cualquier costo, Honduras es escala del narcotráfico Venezolano y se entiende los intereses de Chávez por un País, que no tiene, petróleo, u otro elemento de valor, sino la base del transporte de cocaína proveniente de Venezuela, y se entiende también la estrecha relación con la narcoguerrilla de las FARC-EP.

    (Seprin) – Mucha gente creyó que el Golpe de Estado en Honduras, es un golpe de los conocidos: Lo que si hubo es una orden de la Corte Ipso Facto y perpetuarse en el poder, en un giro al marxismo . En Alianza con Chávez.

    En lo que va del 2009, 14 avionetas cargadas de droga y dólares fueron detectadas en suelo hondureño. La mayoría de ellas provenían de Venezuela. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, advierte desde hace un año y medio que el de Zelaya estaba convirtiéndose en un “narcoestado”.

    A pesar de la anmistía prometida por Roberto Micheletti para Manuel Zelaya en Honduras, los diarios hondureños publicaron un dato sugerente desde el domingo: dejó de llover cocaína del cielo en Honduras luego del golpe de estado que desplazó a Manuel Zelaya del gobierno.

    Algunas de ellas fueron incineradas después de retirar miles de kilos de cocaína o, según sospechas de investigaciones, paquetes de dólares.

    Después de los hechos del 28 de junio, cuando el presidente Manuel Zelaya fue depuesto por el Congreso Nacional de Honduras y expulsado a Costa Rica, no ha ingresado ninguna avioneta con droga ni con dólares.

    Algunos políticos nacionales, analistas internacionales, incluso políticos estadounidenses exponen una relación entre capos de la droga con ex funcionarios del gobierno anterior.

    Hasta un congresista de USA ha pedido a Barack Obama que los cuerpos de investigación deben poner claro las redes del narcotráfico en Honduras y los posibles vínculos con políticos nacionales.

    Sólo entre el 28 de enero y el 15 de junio de este año, la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) registró que en Honduras aterrizaron 14 “narcoavionetas”, en su mayoría con matrícula venezolana.

    El paso de estos aparatos cargados de droga iba en incremento a medida que el depuesto presidente enfocaba su trabajo en el montaje de una encuesta para derogar la Constitución y así poder reelegirse. Solo en junio cayeron cinco aparatos.

    Nada más en cinco de las 14 “narcoavionetas” encontradas este año, la DLCN ha logrado confiscar 3.988 kilos de cocaína. El resto de las aeronaves, unas fueron encontradas vacías y otras completamente incineradas.
    Las avionetas habían estado aterrizando en el litoral atlántico del país, en los departamentos de Atlántida, Colón, Gracias a Dios e Islas de la Bahía. Otras avionetas también aterrizaban en el departamento de Olancho.

    Las aeronaves aterrizaban en pistas clandestinas o en plena carretera, para lo cual sus contactos en Honduras colocaban iluminación portátil para guiar a los pilotos.

    Fuentes consultadas por El Heraldo revelan que una de las zonas donde más control tienen los narcotraficantes es en el departamento de Gracias a Dios, donde prácticamente ha sido imposible luchar contra este flagelo.

    Los narcotraficantes se dedicaban a lanzar desde el cielo la droga y abajo era recogida por sus contactos, quienes de inmediato la escondían. Luego seguía todo el proceso de transporte interno de la droga en su camino hacia USA.

    Se estima que en la zona selvática hay toneladas de droga que están en manos de capos de la región o de la misma población. Esta situación podría generar un conflicto en la zona, por el pleito de apropiarse de este producto ilegal. El problema también es que estas bandas tienen mejor logística que las autoridades de la zona.

    Los cuerpos de investigación ven con suspicacia que en los últimos días, luego de la expulsión de Zelaya, no hayan caído más de estos aparatos en el territorio hondureño.

    Sobre este aspecto Arístides González, director de la DLCN expresó: “no me quisiera referir a eso, porque es como una acción muy precipitada. Efectivamente, pues eso es lo que se ha observado, no ha habido muchos vuelos. Vamos a analizar eso y sacar conclusiones”.

    Recientemente, el ex canciller de Honduras Enrique Ortez Colíndres, dejó entrever públicamente que había evidencia de que el gobierno de Zelaya estaba involucrado en el tráfico de drogas.

    Por otro parte, el periodista de la cadena Telemundo, Pedro Cevcec, dijo públicamente que una fuente de mucha confiabilidad le expuso que había gente del gobierno de Zelaya vinculados con narcotraficantes colombianos y venezolanos.

    En uno de sus reportajes, Cevcec manifestó: “hay gente que ha vinculado a Héctor Zelaya, hijo del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya, con bandas de narcotraficantes”. Incluso, prosiguió, “una investigación establece que habría vínculos de gente del gabinete de Zelaya con grupos de narcotraficantes”.

    Camino a un narcoestado

    El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, desde comienzos de 2008 venía advirtiendo del peligro de que Honduras se conviertiera en un “narcoestado”, por la forma tan rápida que esta actividad se venía moviendo en el país, en los últimos tres años.

    Incluso, el siete de junio del 2008, Custodio advirtió que con la reforma de la Ley Orgánica de la Policía se estaba consolidando el “narcoestado”, debido a que la normativa le da todos los poderes a los directores generales de Policía, en ese caso “este país que se aliste para ver qué es lo que le va a pasar”, dijo.

    Pidió al ex presidente Zelaya que realizara una limpieza en la Policía, ya que en esta ley, hay agentes vinculados a tres carteles.

    El tiempo le va dando la razón a Custodio, muestra de ello es que el sábado recién pasado, la Policía capturó en La Mosquitia, a diez agentes, entre ellos dos jefes, de la Policía de Investigación con 142 kilos de cocaína, quienes- según autoridades antinarcóticos- habían sido enviados por uno de los directores de la Policía.

    En uno de sus informes, el Comisionado, insistió en que las drogas pasan por Honduras sin dejar rastro. La reducción del incautamiento, no significa que estas ya no pasen por territorio hondureño “todo lo contrario, las drogas pasan, no queda ni rastro pero sí deja bolsillos llenos”.

    Luego de entender los intereses se entiende las declaraciones de Zelaya :

    “Damos un ultimátum al régimen golpista para que a más tardar en la próxima reunión que se realizará esta semana en San José, Costa Rica, se cumplan los mandatos expresos de las organizaciones internacionales y la constitución de Honduras” que exigen su inmediata restitución, demandó Zelaya, al dar lectura a un comunicado en la sede de su embajada en Managua.

    Afirmó que de lo contrario “se considerará fracasada la mediación” que se inició el jueves a instancias del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y “se procederá con otras medidas”, advirtió.

    “Esta semana es el tiempo límite para que este gobierno represivo salga del poder”, indicó antes de agregar que se reserva el derecho a impulsar otras acciones para retornar a la presidencia hondureña, si Arias no logra devolverle el cargo mediante el diálogo.

    Si no da resultados “hay otras formas de acción que nosotros ya estamos organizando para mi retorno al país a cualquier costo”, alertó Zelaya.

    Y por Ultimo Chávez: El presidente venezolano Hugo Chávez aseveró que “los golpistas de Honduras están rodeados y no les queda otro camino que entregar el poder. (SEPRIN/OPI Santa Cruz)

    22 Comentarios

    Dejar una respuesta