Publicado el: 14, Ago, 2009

La Religión como curro y el Estado como cómplice


Iglesia Universal en acto multitudinario en Buenos Aires - Foto:Perfil
14/08 – 11:00 – Acusan a la Iglesia Universal brasileña de lavar dinero en Argentina. Lo advirtió la Justicia paulista, que señala a 10 jerarcas de la secta de haber lavado u$s 2.000 millones. El papel del videpresidente de Lula. Cómo opera en el país.

No es casual la proliferación de “pastores” mediáticos que con inmenso poder económico convocan multitudes en las ciudades argentinas u ocupan largas horas en los principales canales de cable y aire en Capital Federal o son dueños de grandes inmuebles, señales de Tv comunitarias, radios, diarios y publicaciones gráficas en todo el país.

Todo se mueve en base a una enorme masa de dinero proveniente de la corrupción, el narcotráfico, la prostitución, venta de armas, trata de personas y para ello utilizan una pantalla basada en la pseudo-religión que tiene como objeto manipular a las personas y eso lo vemos claramente aquí mismo en Río Gallegos, donde varios “templos” de este tipo se levantan y no precisamente “a la diestra del Señor”.

Hoy Perfil.com hace un interesante artículo sobre la actuación de la Iglesia Universal del Reino de Dios proveniente de Brasil, tanto como para que podamos ilustrarnos ante quien estamos cuando desde las pantallas de televisión nos invaden los chantas aportuguesados que nos quieren vender un paraíso cuando sus propias existencias provienen del infierno de la mentira y la delincuencia.

Expresa la nota de Perfil:

Mientras acusa de lavar dinero a los responsables de la Iglesia Universal, la Justicia brasileña advirtió que también habrían cometido el mismo delito en la Argentina, donde posee 110 templos y cerca de 500.000 seguidores. Así lo informó el diario Folha de San Pablo, que destacó que miembros del Ministerio Público consideran probable que la Iglesia Universal del Reino de Dios, considerada una secta, haya exportado a otros países, entre ellos la Argentina, sus métodos de lavado de dinero y tráfico de divisas.

La advertencia también alcanza a Italia y Estados Unidos, país este último donde se encuentra radicado el obispo Edir Macedo, máxima autoridad espiritual de la Iglesia, y dueño de la red de Radio y TV Récord, en Brasil.

Macedo, junto a otros nueve jerarcas de la iglesia, está procesado como sospechoso de integrar una “asociación ilícita” que lavó unos 2.000 millones de dólares desde 1995. La justicia del Estado de San Pablo inició el proceso a los diez jerarcas acusados de enviar donaciones de los fieles al exterior, a paraísos fiscales, las que regresaban luego a Brasil en forma de préstamos usados para comprar empresas, informó la agencia AFP.

“De acuerdo con la denuncia, Edir Macedo y los demás acusados hace diez años que vienen utilizando la Iglesia Universal del Reino de Dios para realizar fraudes en detrimento de la propia iglesia y de innumerables fieles”, señala el comunicado de la Justicia de San Pablo. Los acusados utilizaban la Iglesia “en beneficio propio, captando los valores de los diezmos (donaciones), ofertas y contribuciones de los fieles”, e invertían en bienes particulares, afirma la fiscalía, cuya denuncia fue aceptada por el juez Glaucio Roberto Brittes.

De hecho, los investigadores aseguran que localizaron depósitos por 3.000 millones de reales (unos 1.631 millones de dólares al cambio del día) en favor de la institución, entre marzo de 2003 y marzo de 2008. La Iglesia Universal recauda cerca de 1.400 millones de reales (761 millones de dólares) por año en Brasil, gracias a las donaciones de sus miles de fieles que se reúnen en los 4.500 templos de 1.500 ciudades brasileñas, según una investigación de los fiscales y la Policía Civil.

La Iglesia Universal en Argentina. “Se dicen evangélicos, pero no lo son, son una secta porque tienen una forma muy agresiva de manipular a sus seguidores”, asegura en diálogo con Perfil.com Alfredo Silleta, periodista especializado en las sectas que operan en América Latina. Y asegura que la Justicia brasileña viene investigando desde hace muchos años a la Iglesia Universal por lavado de dinero, pero que nunca pasa de algún escándalo mediático. “Imaginate que el propio vicepresidente de Brasil (José Alencar), o sea, el vice de Lula (Da Silva), es miembro de ella”, señala Silleta. En efecto, en 2005, Alencar renunció al partido de Lula y se afilió formalmente al Partido Municipalista Renovador (PMR), creado por la mismísima Iglesia Universal.

En el último de sus libros de investigación sobre sectas, Shopping espiritual, Silleta dedica un capítulo entero a la Iglesia Universal del Reino de Dios, donde explica cómo se convirtió en “un imperio político-económico-religioso”, y relata como alcanza su poderío económico gracias a las donaciones a las que casi son obligados a entregar sus fieles.

En la Argentina, donde llegó en 1990, el poderío de esta secta también alcanzó niveles altísimos de poder. Según la investigación de Silleta, hay en todo el país unos 110 templos y cerca de 500.000 seguidores. Pero la secta también se alzó con algunos medios de comunicación, aunque de forma encubierta: “en 2001 compró Radio Buenos Aires (AM 1350) y la FM ubicada en 106.3 del dial, pero sus directivos no lo reconocen públicamente, ya que el CONFER no autoriza por ley que ningún grupo extranjero obtenga una licencia de radio o televisión”, asegura el libro. Y destaca que su última gran actividad fue la compra del predio donde funcionaba el Mercado de la Flores, en el barrio porteño de Almagro, por la suma de 8.000.000 millones de dólares.(Perfil/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 14 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Funes el Olvidadizo dice:

    La secta llamada católica pretende entre otras cosas controlar la vida sexual no sólo de sus ovejas, sino de quienes no pertenecemos a su rebaño. ¿Hay alguna secta cristiana que no manipule violentamente a sus seguidores? ¿Qué corno quiere decir “evangélico”? ¿Admirador de Evangelina Salazar?

  2. MARCOS dice:

    RECIEN SE DIERON CUENTA DE LA ESTAFA ???

  3. SANTIAGO dice:

    PREGUNTENLE AL PASTOR BRASILEÑO DE LA IGLESI UNIVERSAL DE LA AVENIDA PERITO MORENO,PORQUE LOS DOMINGOS DESPUES DE LAS SEIS DE LA TARDE SALE CON UN MALETIN CUSTODIADO POR POLICIA ADICIONAL Y EN UN AUTO TODO POLARIZADO JAJAJAJAJA.-

  4. silvia dice:

    ACA NO SE TRATA DE VER CUAL DE TODAS LAS RELIGIONES SON MENOS O MAS CREIBLES, LA FE DE CADA UNO DE NOSOTROS HACIA UN SER SUPREMO ES LO QUE CUENTA.
    SABEMOS QUE LOS LADRONES . DELINCUENTES, VIOLADORES SE ESCUDRIÑAN EN EL CATOLICISMO, EL EVANGELISMO Y MUCHAS RELIGIONES MAS, .
    SOLO PRETENDEN ENGAÑAR EN MASA, PERO CADA UNO DE NOSOTROS DEBE SENTIR LA FE A SU MANERA Y NO DEJARSE INFLUIR POR ESTOS CHANTAS QUE LOS HAY A MONTONES.
    NINGUNA RELIGION DEBE MANCHARSE POR LA ACTITUD DE ESTOS PERDIDOS, PRACTIQUEMOS LA QUE MAS NOS GUSTE Y DE LA MEJOR MANERA.

  5. poto dice:

    me parece que se esta enjuiciando a los saca guita de los evangelicos? es verdad las familias humildes que asisten a sus templos dejan de comer para pagarle al pastor y aca en el pais estan reentongados con el Gobierno el Rudy va a la Iglesia del pastor Gimenez y hace muchos años que le estan poniendo mucha guita fijense los canales de television que tienen “HAY QUE TENER MUCHA GUITA PARA ESO” y quienes lo pagan? los fieles pobres….. si Jesus hubiera esperado que le paguen el diezmo antes de salvarnos en la cruz estabamos fritos.

  6. IVAN dice:

    LOS UNIVERSALES DEL REINO DE DIOS NO SON EVANGELICOS NO CONFUNDAN, NO TIENEN NADA Q VER SON OTRO MOVIMIENTO

  7. petrolero22 dice:

    todos los pastores son tranfugas

  8. DELIA dice:

    Buenos días, Solo espero que así como calumnian a la Iglesia por no saber como es verdaderamente el movimiento cuando termine el juicio y se vea la verdadera verdad también la publiquen porque para calumniar o para denigrar están primeros pero cuando se vea la verdad también la publiquen. La Iglesia Universal no es cualquier Iglesia Evangélica a Cambiado las vidas de muchas personas, ustedes creen que miles de personas asistirían si sus vidas no hubieran cambiado para bien?? Pregúntenle a cada persona que asiste como les cambio la vida para bien!! Como salvaron su matrimonio, como salvaron a sus familiares de enfermedades terminales que ni los médicos encontraban la cura, Como empezaron todos a prosperar económicamente? Cómo todos tienen paz en su hogar y con su familia? Vean como era la vida de las personas que asisten y como lo es ahora? Las vidas de todas las personas que asisten sus vidas cambiaron 360º algo que no hizo la Iglesia Católica y ninguna Iglesia evangélica y mucho menos sectas y curanderos !!! Miren bien lo que están haciendo!!! SI FUERA COMO USTEDES DICEN QUE AUTORIDAD Y DON LES DARIA DIOS. LA IGLESIA UNIVERSAL HA MOSTRADO HA MOSTRADO LA VERDAD A LAS PERSONAS Y A HA HECHO MAS COSAS POR LAS PERSONAS QUE LAS DEMAS RELIGIONES O POR QUE CREEN QUE LA GENTE ASISTE, LES HA CAMBIADO LA VIDA!! UNO PUEDE ENGAÑAR A UNA PERSONA PERO A MILLONES DE PERSONAS ??? LA TRASFORMACION DE TODAS ESAS VIDAS VALE MAS QUE LAS CALUMNIAS QUE AGREGAN. LEAN MAS LA BIBLIA.

  9. Misionero44 dice:

    Delia: Si cambia 360º, es porque no cambió nada. No sería un cambio de 180º?

  10. SALOMON dice:

    No es mi deseo formular agravios, ni enfatizar diferencias sobre creencias que una vez asumidas y adoptadas se toman como normas de vida en todas las personas, aunque íntimamente crea que una creencia es una profesión de fe que nos acompaña toda nuestra vida y regula nuestras normas de conducta, no una moda transitoria. Pido disculpas si estos conceptos lastiman las ideas distintas a la mía, igualmente respetables, pero mal sería callar simplemente porque callan los demás. Sé que muchos piensan como yo, y asumo (con idéntico respeto) su representación y la mía propia.

    Entre los numerosos desconceptos en que está sumida la sociedad actual, en nuestro país y en buena parte del mundo, está éste de confundir las ceremonias extravagantes con la liturgia o el acto sagrado de una verdadera religión.
    Creo que es precisamente éste el primer análisis que habría que hacer de esta cuestión.
    Religiones y sectas, largo dilema que ha preocupado desde antaño a filósofos y analistas de las creencias religiosas.

    En este país (NUESTRO país) profesamos mayoritariamente la religión católica, que junto al judaísmo y el Islam, integra las tres grandes religiones monoteístas de la Tierra.
    Tenemos creencias, instituciones, ritos y normas de conducta características de nuestra religión. Y creemos que no deben ser agredidas; también deben ser respetadas.

    Cada una de las religiones tiene creencias básicas con respecto a la muerte y la vida eterna, y también respecto al mundo sobrenatural que nos rodea y sustenta nuestros propios ritos. Estaría por decir que nuestras creencias son del tipo llamado “dogmático”, ya que se fundan en el Evangelio y en las enseñanzas recibidas por los creyentes más lúcidos de la Historia, como lo fue en nuestro caso Santo Tomás de Aquino, llamado el Doctor Angélico de nuestra Santa Iglesia, por su “Suma Teológica”
    .
    Pero fundamentalmente estamos amalgamados en una enseñanza que muchos católicos solemos olvidar: nuestra Iglesia no es sólo el edificio del Templo; no es sólo es sacerdote ni lo es la suma del clero católico: la Iglesia somos todos los que formamos la grey, y nuestras obligaciones nos llevan a profesar nuestras creencias, aprendidas de generación en generación (todas las verdades que integran nuestro Credo) hasta el último instante de nuestra vida y a enseñarlas a cuantos deseen aprenderlas, a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, sobre todo. Mientras en el mundo haya un católico existirá la Iglesia católica y ese único creyente será una nueva Piedra de la Iglesia.

    Pero nuestra Religión ha sufrido en su gloriosa Historia violentas herejías, como lo fueron en los primeros siglos la herejía arriana, la albigense, la maniquea en el Siglo XI, la herejía de Lutero en el Siglo XVII (el gran Cisma de la Iglesia) y actualmente como lo comenta Belloc, el gran historiador inglés, la peor de ellas que es la herejía moderna, que desata contra nuestra Iglesia todas las fuerzas destinadas a acabar con ella.

    Lo hace a través de todos los medios y en todos los campos, como lo son los medios de información, las estructuras de los estados modernos, la relativización de las normas morales enseñadas por el catolicismo, la filosofía y la educación de nuestros niños y adolescentes… La lucha es terrible, es decisiva y de ella saldrá el triunfo de la fe o su desaparición definitiva.

    Las herejías han creado un cisma cada vez que han tenido lugar mediante los apóstatas que han dirigido a quienes se apartaron de la comunión y de las enseñanzas de la Iglesia. De estos cismas han nacido sectas, que no deben ser confundidas con las verdaderas religiones, aunque muchos de nosotros se desorienten al respecto. Las creencias que carecen de bases éticas fundamentales, que no crean obligaciones morales en quienes las profesan y las siguen, no pueden existir como una religión: no pueden serlo. Un dogma que no exige de sus seguidores ciertos sacrificios para mantener la pureza del alma y de la vida carece de bases éticas y por lo tanto no es una religión.

    Las sectas tienen el carácter fundamental (como lo fueron las sectas de Epicuro) de estar
    creadas y formadas por profesantes que se apartaron de la comunión central, de las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad para nosotros) y de las verdades del Credo; de las instituciones de la Iglesia y también de sus ritos y liturgia, para inventar otras como si fueran los creadores de un nuevo evangelio. Del carácter de “secta” deriva el “sectario” que es el partidario intolerante de una secta religiosa, política (cuántos ejemplos de éstos encontramos en nuestros partidos) o filosófica, demostrando así la estrechez de miras que es precisamente la característica del espíritu sectario.

    Va de suyo que no podemos comparar, equiparar ni menos igualar una religión con una secta, y admitir sin más que por medio de nuestra Cancillería, que proclama abiertamente la “libertad de cultos” se admita que cualquier persona puede hacerse cargo de la “conducción espiritual” de otras que a veces llegan a legiones, pues siguen a estas sectas con la superficialidad y desconocimiento con que siguen a los conductores de los programas masivos de televisión, a los jugadores de fútbol y algunos políticos o sindicalistas, o acompañan masivamente “tendencias” médicas o artísticas o inclinaciones de la moda o bien adquieren con ansiedad ciertas gamas de perfumes, de comestibles o de automóviles.

    Sus vendedores tienen “éxito” y ésta no puede ser una razón. Es necesario no confundir el éxito con el prestigio, y reconocer, entre toda la hojarasca de “pastores” que se llenan la boca (y el bolsillo) hablando de la Biblia, que deja de ser sagrada en las bocas de algunos, memorizando textos de las escrituras cuyos contenidos jamás siguen en persona y pronunciando ante una Cruz (execrando al mismo tiempo los santos venerados por nuestra Iglesia, en nuestro propio territorio) palabras que jamás han comprendido verdaderamente y que quedan así, vacías de todo contenido.

    No es poca la cantidad de neurosis que estas personas han ocasionado a sus seguidores en todas partes del mundo, imponiéndoles obligaciones ilegales, contrariando todas las normas que deberían existir y aplicarse en cada lugar donde se instalan, creando dependencias y sometiéndolas a servidumbres y vejámenes de diverso tipo, que sólo por rareza han dado lugar a la intervención de los estados nacionales, provinciales o municipales, desatendiendo sus obligaciones específicas de policía y de control de estas actividades. Pongo como ejemplo las numerosas sectas americanas y afroamericanas, vudúes, y otras de triste recuerdo, como la de Mason en los Estados Unidos y otras como las que obligaron a morir por envenenamiento a más de 40 personas en ese país o a perecer calcinadas en un incendio pavoroso.

    En el nuestro estas sectas han provocado hasta sacrificios humanos, participación obligatoria de “diezmos” para sostener su vida regalada y acciones en contra de la Iglesia, impunemente voceadas en altavoces frente a las mismas puertas de los templos católicos, que han tenido que soportar, impávidos, tamaña afrenta.

    Paralelamente, la mejor de las interpretaciones que pueden darse a estos “conductores espirituales” de las sectas, es vincularlos a una paranoia (delirio estructurado con apariencias de “coherencia” exterior, ante el que nada pueden los argumentos lógicos). Se trata de los llamados “locos razonadores” poseídos de ideas delirantes, originadas en falsas concepciones que el sujeto asume como sus “creencias”. Es contagiosa la locura?

    Estimo que el Estado, que tiene que ser decididamente moral, porque sin normas inflexibles de ética no hay credibilidad en el manejo de los asuntos públicos, debe cumplir sus funciones, estableciendo normas que vigilen y supervisen la instalación de grupos de sectarios en nuestra sociedad. Si no se hace de esta forma, mal fin espera a nuestros hijos y nietos y peor a nuestra sociedad en los duros años que vienen.

  11. jorginho dice:

    Delia: te falto la tonadita portuguesa ! sino te lo compraba.

  12. Raul Paez dice:

    Delia, del comentario nº 8, tenés mucha razón. La Iglesia Universal ha cambiado la vida de muchas personas, principalmente la de los pastores. Considero que la “Iglesia” no es un edificio, menos cientos de ellos, ni canales y radios. La “iglesia” es uno mismo, es una forma de actuar ante los demás. Si es cierto que se financian con dinero del narcotráfico y la prostitución, son seres deleznables, dignos de la mas absoluta lástima, que viven como reyes a costa del sufrimiento ajeno. Si alguien que concurre a sus templos y pudo obtener algún beneficio espiritual, en buena hora. Los caminos del Señor son realmente extraños…

  13. muyaburrido dice:

    Todas las religiones son una basura, menos la mia!

Publicidad

OPI Video