Un vaso de agua no se le niega a nadie

Un vaso de agua no se le niega a nadie

16
4
Compartir

Néstor Kirchner - Foto: OPI Santa Cruz
21/10 – 16:00 – “Que atraviese el desierto y si tiene sed hay que darle sal” tronaba Néstor Kirchner cada vez que alguien de su entorno se atrevía a mencionar los padecimientos judiciales del Dr Eduardo Sosa, a quien el entonces gobernador había desplazado del cargo de Procurador por su carácter de funcionario judicial independiente. (Por Héctor Barabino para OPI Santa Cruz)

En su dictamen del 27 de julio pasado, el Procurador General de la Nación Esteban Rghi le recordó a la Corte que el Tribunal Superior de Justicia de Santa Cruz no había acatado las sentencias del 30 de junio de 1998; del 11 de abril de 2000; y muy especialmente la del 2 de octubre de 2001, y que por lo tanto –la provincia- “había desconocido abiertamente el preciso mandato que surge de ellas que no es otro que la reposición en el cargo de procurador general”.

La provincia no solo desconoció la orden de la Corte sino que además la consideró letra muerta. La ignoró por completo. La ninguneó. Con la palabra, y también con el silencio.

Es que el Kirchnerismo siempre creyó que el silencio no solo otorga sino que dignifica; consolida; enmienda errores. Está convencido de que con la inercia del devenir la mentira cicatriza en verdad.

En 14 años, ni Néstor ni Cristina opinaron sobre el tema a pesar de ser los padres de la criatura. Ni ellos ni ningún otro funcionario o dirigente kirchnerista fue capaz de esgrimir un solo argumento en favor de la razonabilidad del desplazamiento del Procurador.

Ante las críticas y los clamores de justicia regía el mas urticante silencio de la administración.

O en el mejor de los casos afloraban las chicanas, la descalificación, o el absurdo: “es cosa juzgada”, “es un opositor”, “no lo reponemos porque no hay presupuesto”, eran las justificaciones cada vez que la Corte se expresaba sobre el caso.

La Obsesión K

En mas de una ocasión el gobierno tuvo la oportunidad de corregir su actitud.

En 1997 el Tribunal Superior se expidió sobre el desplazamiento del Dr Sosa. Jorge Ballardini y Laura Ballester sostuvieron la legalidad del Art 9 de la ley 2404, en tanto Clara Zalazar, Juan Carlos Gonzales y Marcelo Castro Dassen declararon su inconstitucionalidad.

En el mismo fallo el Dr Marcelo Castro Dassen sugirió que ante el hecho consumado el Dr Sosa bien podría ocupar el cargo de Agente Fiscal ante el Tribunal Superior. La provincia se negó.

Otro tanto sucedió en 2005 cuando aún se hallaba vacante la Defensoría Oficial, pero la Fiscal de Estado Dra Angelina Abonna tenía precisas instrucciones del gobierno de rechazar toda posibilidad de salida negociada.

Las causas

El desplazamiento del Procurador Eduardo Sosa no es ajeno al manejo oscuro y discrecional que hicieron los K de los fondos por regalías depositados en el exterior.

Una investigación del Dr Sosa sobre el pago de abultados honorarios al estudio Saravia por gestiones vinculadas al cobro de esos fondos fue el detonante de la siempre volátil paciencia K.

Santa Cruz no solo había pagado innecesariamente por una gestión que ya tenía jurisprudencia a favor dictada por la Corte Suprema para las demás provincias petroleras; sino que también había omitido convocar a los abogados de la fiscalía de estado provincial.

EL entonces diputado opositor Néstor “Tussy” Peña ahora devenido en funcionario K en el Correo Argentino, era quien denunciaba el hecho a voz en cuello en el parlamento provincial.

Peña también señalaba “su espanto, como abogado, como diputado y ciudadano” por la teoría ensayada por Héctor Icazuriaga quien durante la sesión que desplazó a Sosa aseguraba que “la inamovilidad no puede concebirse como un derecho subjetivo del funcionario”.

Esto explica el resentimiento de Kirchner para con Sosa “Que atraviese el desierto y si tiene sed hay que darle sal” insistía el hombre que años después llegaría a Presidente de la Nación y sanearía la Corte Suprema de resabios menemistas.

La lección

El Dr Sosa atravesó el desierto, estoico. Rodeado de espejismos cruzó el umbral de las necesidades mundanas y las tentaciones materiales sostenido por sus convicciones y su profundo sentido de lo que debe ser la Justicia.

Hay que admitir que la injusticia cometida con Sosa no se hizo carne en la sociedad, tal vez por aquello de que a la gente no la conmueve la falta de justicia hasta que no la sufre en carne propia.

El Dr. Andrés Vivanco, ex fiscal de Sta. Cruz, el Dr. Marcos Oliva Day ex fiscal provincial que en 1994 declaró la inconstitucionalidad de la reforma que permitió la reelección indefinida del entonces gobernador Kirchner, el ex Diputado Nacional Rafael Flores, y el constitucionalista Daniel Sabsay, impulsaron una sociedad civil que promueve la incorporación del “caso Sosa” en los programas de estudio de escuelas y universidades.

Néstor Kirchner también tendrá que aprender la lección: que no todo en la vida se compra o se vende.

Y que un vaso de agua no se le niega a nadie. (Agencia OPI Santa Cruz)

4 Comentarios

  1. A vos Nestor Kirchner, no te vamos a llevar al desierto, te vamos a dejar en bolas atado en lo mas alto del Faro de Cabo virgenes, con 30 grados bajo cero.Y a los Calafatenios: este fin de semana el par de gusanos van a descansar alli, por favor …podrian hacer algo como para que salgan disparados de su “mansion” con el traste prendido fuego????..

  2. Decía el deán Gregorio Funes en 1811, en tiempos de la Junta Grande: ” En efecto, la autoridad que no es contenida por la atención inquieta y celosa de otros colegas,rara vez deja de corromper las mejores intenciones. Después de haberse ensayado un magistrado en cometer usurpaciones, es preciso hacerse absoluto para asegurar impunidad. Del quebrantamiento de las leyes al despostismo el camino es corto.”
    el diario El Independiente, se refería a la Asamblea del Año XIII: ” Hecha la división de poderes, mantuvimosfija nuestra atención exclusivamente en el Poder Ejecutivo; abandonamos sin límites toda nuestra confianza en el Legislativo, que era el encargado para efectuarla; y nos olvidamos enteramente del judiciario, que era a quien le correspondía juzgar…”
    En noviembre de 1816, un artículo aparecido en la Crónica Argentina, expresaba: ” En consecuencia de esta política se sucedieron con violencia los rompimientos de la provincias y de los pueblos. Respondan ahora los autores de aquella idea ¿cuáles han sido en la práctica sus verdaderos resultados?…”

Dejar una respuesta