Inquietud por los asesinatos en la puerta de las casas

Inquietud por los asesinatos en la puerta de las casas

35
0
Compartir

¿Qué hacemos con la inseguridad?
03/11 – 17:00 – Las víctimas no se resisten; en la mayoría hay menores involucrados.En 2002 y en 2003, cuando se registró la mayor cantidad de policías asesinados de los últimos años, las estadísticas pusieron al descubierto que a más de la mitad de los uniformados los mataron porque se resistieron a que les robaran sus automóviles.

En los casos de los vecinos que fueron asesinados cuando llegaban a sus casas, un funcionario del Ministerio de Seguridad bonaerense consultado por este diario sostuvo que se trata de hechos muy difíciles de prevenir.

“No se puede asignar un policía cada 100 metros. Si se tienen en cuenta las características de las bandas que cometieron esos asesinatos, se podrá advertir que se necesitan soluciones de fondo. Fíjese que en casi todos los hechos hubo menores involucrados que consumían drogas y que actuaron en grupos improvisados”, explicó el funcionario.

Por el homicidio de Urbani, el estudiante de 18 años asesinado en Tigre, hay dos menores y dos imputados mayores presos. El presunto autor material del disparo cumplió 16 años hace tres meses.

Mientras que los dos detenidos por el homicidio de Iannetta tienen 21 y 16 años. El acusado mayor tenía un pedido de captura por el asesinato de un comerciante que cometió cuando tenía 17 años.

Precauciones

“Una de las recomendaciones que damos a los vecinos para evitar que los asalten cuando llegan a su hogar consiste en que avisen al familiar que se quedó en la vivienda para que los espere y levante la puerta de la cochera no bien se llega con el automóvil”, explicó Alberto Yeannee, de Enlace Vecinal Núñez.

Ante el peligro que representaba esperar que se abriera la puerta de la cochera, muchos vecinos decidieron estacionar los vehículos en la calle y entrar rápido en sus casas.

Tanto Yeannee como Gabriel Lombardo, de Vecinos en Alerta de Lomas del Mirador, coincidieron en que una de las claves para evitar ser sorprendido por ladrones cuando se entra o se abandona la casa, es la comunicación entre los habitantes de la cuadra.

“Cada uno debe avisar al vecino sobre los movimientos extraños en la cuadra y, a su vez, alertar a la patrulla policial. Dos días después de los asesinatos de Landolina y de Gustavo Lanzavecchia, la gente se movilizó y se realizó una manifestación en la esquina de San Martín y Mosconi. Allí, se coincidió en que había que perder el miedo y enfrentar a la delincuencia pidiendo más seguridad”, explicó Lombardo.

Después de los reclamos, el Ministerio de Seguridad bonaerense asignó más móviles policiales y motos a la comisaría local. (La Nación / OPI Santa Cruz)

No hay comentarios

Dejar una respuesta