El Fiscal Espinosa no dice la verdad

El Fiscal Espinosa no dice la verdad

70
8
Compartir

Poder Judicial de la Provincia de Santa Cruz - Foto: OPI Santa Cruz
04/11 – 16:30 – En una reciente entrevista publicada por La Opinión Austral el Fiscal Claudio Espinosa se manifestó visiblemente molesto por el fallo de la Corte Suprema que obliga a la provincia a reubicar al Dr Eduardo Sosa en el cargo que hoy ocupa el olvidadizo funcionario a quien hace trece años el Tribunal Superior debió pedirle por favor que desista de intervenir en la causa. (Por Héctor Barabino para OPI Santa Cruz)

La voz del letrado evidencia su malestar. Expresa que en el recurso que interpuso plantea primero que “no se me notificó ni se me hizo parte nunca del expediente. ¡No conozco el mismo! Por lo que entiendo que se me ha vulnerado el derecho de defensa que contempla nuestra Constitución Nacional, ya que de buenas a primera, le encarga a los jueces de la causa que dispongan de mi cargo” La Opinión Austral 30/10/2009

Si fuera cierto lo que dice el Fiscal Claudio Espinosa respecto de su absoluto desconocimiento de una causa considerada emblemática para el mundo jurídico por su gravedad institucional, que lleva catorce años de controversia y que además lo involucra sustancialmente, a lo sumo podría endilgársele al funcionario una ignorancia supina e irresponsable que no se condice con la actitud de quien administra justicia.

Pero las declaraciones del Dr Espinosa desentendiéndose de la suerte y desgracia de su colega Eduardo Sosa faltan a la verdad.

Mas allá de sus intenciones y de la plena o relativa conciencia que tenga de lo que está diciendo, el Dr Espinosa no dice la verdad porque él conocía acabadamente el expediente judicial que tramitaba la situación del Dr Sosa.

La memoria selectiva del Fiscal

En Mayo de 1996 el Dr Eduardo Sosa presentó ante el Tribunal Superior de Justicia una medida provisoria para que se le permita continuar con sus tareas de Fiscal hasta tanto se resuelva la acción de inconstitucionalidad planteada.

A los fines de resolver el incidente el Tribunal que en ese momento contaba con solo cuatro de los cinco miembros integra como juez subrogante al Dr Claudio Espinosa, quien es recusado por el Dr Sosa por obvia incompatibilidad de intereses.

El Tribunal Superior hace lugar a la solicitud en virtud “del interés que tendría en la causa el Dr. Espinosa quien podría encontrarse en situación de aprovechar o sufrir las consecuencias del fallo” según consta en la resolución del 09/09/1996.

Es decir que Espinosa no solo estaba al tanto de la causa, sino que intentó forzarla en sintonía con su interés particular de hundir a Sosa.

Su recusación no fue un hecho menor ya que produjo la incorporación al Tribunal Superior del Dr Marcelo Castro Dassen cuya presencia terminó siendo decisiva para quebrar la mayoría automática ya establecida en el máximo órgano judicial de la provincia.

El fallo del 29/04/2007 que declaró la inconstitucionalidad del artículo 9 de la ley 2404 tuvo el voto contrario de los jueces Jorge Ballardini y Laura Ballester; y los votos afirmativos de los dres Juan Carlos Gonzales; Clara Zalazar; y del Dr Marcelo Castro Dassen quien no solo produjo un fallo ejemplar por sus fundamentos sino porque dispuso “reponer al Dr Sosa en el cargo con las funciones que corresponde por ley 2404 al Sr Agente Fiscal” y “el cese en sus funciones como Agente Fiscal” del Dr Claudio Roberto Espinosa.

Un fallo casi idéntico a lo que doce años después emitió la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Espinosa siente que “prácticamente se me deja afuera del cargo, no contemplando mi derecho a la inamovilidad y a la estabilidad”

No solamente la memoria del fiscal es selectiva sino también su interpretación del concepto de inamovilidad en sus cargos de los funcionarios y magistrados judiciales consagrados en la Constitución Nacional y la Constitución Provincial. El Dr Espinosa siente que el único inamovible es él.

Para espanto del letrado y natural Director de la Side Héctor Icazuriaga quien en la memorable sesión que echó a Sosa institucionalizó “….“la inamovilidad no puede concebirse como un derecho subjetivo del funcionario”.

El Dr Castro Dassen contextualizó esos dichos: “Aparece mas adaptado a las doctrinas de un integrante sumiso del “pequeño Parlamento” de la dictadura militar Cronwelliana inglesa del siglo XVII que a los principios enunciados ya por Montesquieu y al pensamiento Alberdiano que inspiraron a los Constituyentes Argentinos”

Tampoco es verdad que al Dr espinosa se le negó el derecho a defensa, ya que éste es un derecho inalienable al que todo aquel tercero que se sienta afectado por una decisión judicial puede apelar….. “en un plazo razonable” según la Constitución.

El Dr Espinosa no ejerció ese derecho en catorce años a pesar de la advertencia del TSJ de que podría verse perjudicado con el fallo. O tal vez porque atendió a otra de las advertencias del fallo “el funcionario aceptó su cargo con cabal y detallado conocimiento de que la constitucionalidad de su designación estaba judicialmente cuestionada”. (Agencia OPI Santa Cruz)

8 Comentarios

  1. La verdad que este espinosita es un cara rota. No tiene verguenza de haber usufructuado del buen sueldo como fiscal durante 14 años, sin haber hecho absolutamente nada para aprender. Es un navoletti!!! Me causa mucha gracia que encima el señor “se muestre muy molesto con el fallo de la Excma. Corte” ! Por lo menos que se aprenda el libreto así no habla tantas ganzadas cuando lo entrevistan. Tipos como éste hicieron del poder judicial lo que hoy es: un poder totalmente sometido a los oscuros designios de los KK. La verdad: da verguenza ajena!

  2. SON TODOS UNOS SINVERGUENZAS, CARARROTAS E IGNORANTES DEL DERECHO, EN ESTA PROVINCIA HACE RATO QUE MOLDEAN LAS LEYES A SU ANTOJO Y PLACER, HOY ES EL DR SOSA, MAÑANA SERA USTED.-

  3. Cuanto cobra de bolsillo un fiscal????? y un juez?????? y un empleado???? digo como estan de paro supongo deben ganar poco no?

  4. Un empleado judicial con seis o siete años de servicio gana más o menos cuatro mil y pico (dependiendo de la categoría en este caso sería de la categoría más baja) y un juez del tribunal gana más de treinta mil pesos por mes en algunos casos (no sé si la Dra. Zalazar estará por los cuarenta mil pesos por la antigüedad). Lo que existe es una enorme diferencia salarial entre el cargo más bajo y el más alto. Por eso se están haciendo medidas de fuerza, entre otras motivos (devolución de los días caídos, aprobación del sistema salarial, modificación de los reglamentos). Cabe destacar que nos descontaron erróneamente, ya que nos descontaron exactamente el mismo importe en septiembre y en octubre cuando se habían suspendido el mes pasado los paros con retiro del lugar de trabajo, justamente para que no sigan descontando los días.

  5. El Fiscal Espinosa esta cobrando un sueldo hace trece años de arriba porque es un inutil que no sabe nada, lo puso el gobierno de los K , que no diga que no sabe nada, que se vaya y deje el lugar a Sosa que se lo merece.- A Sosa lo sacaron porque estaba investigando demasiado y lo pusieron a Espinoza porque le chupo la media a la Cristina.- A los de arriba la carrera judicial no es como la administración pública, tienen que estudiar para ascender y se trabaja.- Lo que estan haciendo ahora es porque el tribunal desconoce las paritarias y tiene ordenes de arriba de seguir así, también no quiere devolver la plata de los descuentos por los días de paro, igual que le hicieron a los docentes que no se lo han devuelto.-

  6. lo peor que puede pasarle a espinosa es jubilarse con el cargo de fiscal ante el tribunal, con una jubilacion similar a la de los miembros del tribunal (mas de $ 30000), el pobre dr espinosa deberia pasar a retiro y evitarse mala sangre con tanto manoseo a su buen nombre y honor, total la caja de prevision aguantara un jubilado de privilegio mas

  7. Pensar que yo lo conocí RADICAL A MUERTE!!! Es de no creer y da miedo como se transforma la gente…era fiscal en R.Turbio y profesor de mi colegio 4.

Dejar una respuesta