Publicado el: 18, Nov, 2009

Espionaje: la detención del “Fino” Palacios engorda la crisis macrista


El "Fino" Palacios - Foto: DYN
18/11 – 07:20 – En el mismo día en que el gobierno porteño echó al jefe interino de su policía, Osvaldo Chamorro, para frenar el escándalo de los espías, el juez Oyarbide dejó preso a Jorge “Fino” Palacios.

Por: Andrés Fidanza y Ariel Zak

El gobierno de Mauricio Macri no consigue despegarse de la trama de espías que, hace casi dos meses, lo desgasta por goteo. Ayer, la administración PRO recibió su golpe más duro. El mismo día en que Macri echó al jefe de la policía porteña, Osvaldo Chamorro, quedó detenido su antecesor en el cargo y hombre de confianza del alcalde porteño en temas de seguridad, Jorge “El Fino” Palacios. Así lo decidió el juez Norberto Oyarbide a partir del trabajo de espionaje que Palacios había orquestado sobre el dirigente de Familiares de las Víctimas de la AMIA Sergio Burstein.

A Chamorro, jefe de la Metropolitana hasta ayer, el gobierno de Macri lo echó por haber investigado la situación financiera de legisladores de la oposición, de Horacio Rodríguez Larreta, del dirigente de los municipales Patricio Datarmini y hasta del director del diario La Nación, Bartolomé Mitre. Chamorro, ex comisario de la Federal, era la mano derecha del procesado y detenido Palacios, también ex Federal.

El Fino pasó la noche en la Comisaría 46ª, de Retiro. Cerca de las 21, Oyarbide le informó a su abogado que rechazaba su pedido de “eximición de prisión”. Palacios, entonces, fue a Comodoro Py; le leyeron sus derechos y lo llevaron, en auto de civil y sin esposas, a la Comisaría 46ª.

Así, la policía porteña acumuló dos jefes despedidos antes de salir a la calle. Ayer, incluso, se confirmó una nueva dilación en su estreno.

Desde la oposición actualizaron el pedido de interpelación al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, flamante jefe de la policía hasta que, en diciembre próximo, asuma el designado Eugenio Burzaco. Pero los opositores fueron por más en la cadena de responsabilidades. También le reclamaron explicaciones a su jefe político, Mauricio Macri, quien designó a Palacios al frente de la fuerza PRO, incluso en contra de la voluntad de Montenegro.

Mientras se multiplica esta trama de espionaje, Macri continúa su gira por Madrid, en plan de instalar su estatus presidenciable a escala internacional. Recién volverá mañana a la tarde. “Es imprescindible que Macri se haga cargo de esta situación. Que vuelva ya de España y deje de echarles la culpa a los otros. El que trajo a Palacios y Chamorro fue él”, acusó el legislador Gonzalo Ruanova, uno de los opositores investigados por Chamorro a través del Nosis, un programa más completo que el Veraz y que presta informes comerciales y financieros.

Junto a la legisladora opositora Silvia La Ruffa, otra de las investigadas por Chamorro, Ruanova declaró ante el juez Oyarbide ayer por la mañana en Comodoro Py. El juez les informó que Chamorro indagó sobre su situación financiera, vía Nosis, el día 24 de agosto. Un día antes de que El Fino Palacios, por entonces cuestionadísimo por la oposición y organismos de derechos humanos, presentara su renuncia.

El ministro Montenegro también pasó por Comodoro Py, su antiguo lugar de trabajo como juez federal. Se presentó ante Oyarbide para averiguar sobre los cargos contra Chamorro. Se quedó apenas 10 minutos y se fue a la sede del gobierno porteño, donde lo esperaba un comité de crisis con los principales funcionarios PRO.

A las 13.50 de la Argentina, cuatro horas más en Madrid, Macri le ordenó a Montenegro por teléfono: “¡Echalo!”. También se le escapó algún que otro insulto al alcalde porteño. Al lado del ministro de Seguridad, en Bolívar 1, estaban Rodríguez Larreta, el secretario General Marcos Peña, el legislador Diego Santilli y el asesor de confianza de Macri, José Torello.

Enseguida llegó una conferencia de prensa sin suspenso. La suerte de Chamorro ya estaba echada. “No es ilegal ni implica espionaje, pero en este contexto no es ético”, explicó Montenegro sobre la inquietud patrimonial que había desarrollado Chamorro desde su estudio jurídico, en una oficina que comparte con la consultora Strategic Security Consultancy, del Fino Palacios.

Casi no hubo autocríticas de parte de Montenegro ni de Rodríguez Larreta. Lo más parecido fue una curiosa lectura del ministro de Seguridad sobre la idoneidad de los malogrados Palacios y Chamorro. “En un primer momento, creímos que eran las personas indicadas para conducir la fuerza. Ahora creemos que es Burzaco” (Crítica de la Argentina)

Dejar un comentario



Mostrando 4 Comentarios
Publica tu comentario
  1. TROPERO dice:

    POR NO MENOS SE SABE Y TOMARON CARTAS EN EL ASUNTO… PERO MACRI NO GANAS MAS UNA ELECCION SE LOS ASEGURO.

  2. Gimena dice:

    Macri…. viste?????? siempre la paja en el ojo ajenooooooo… que te pasooooooooooo??? El “rancho” se te llenó de mugre y miraste para otro ladoooooooooo????????

  3. Don Jauretche dice:

    Eugenio Burzaco,,DIPUTADO NACIONAL,Próximo JEFE DE LA POLICIA DE MACRI,,quien es??…ERA EL ASESOR DEL EX GOBERNADOR DE NEUQUEN SOBISCH cuando ASESINARON al Profesor FUENTEALBA…..que se puede esperar de la policia en manos de un asesor de este tipo??…PRIORIDAD DE EL MODELO MACRI-PRO…1ºPolicia 2ºSacar los pobres de la capital dirección provincia 3ºEngrosar sus empresas…
    Bue…los porteños lo votaron!!

  4. Chubutano_santacruceño dice:

    seguro sacas mi comentario

Publicidad

OPI Video