Política de desarme: verdades y falacias de sus fundamentos

Política de desarme: verdades y falacias de sus fundamentos

4753
11
Compartir

Armas Inseguridad - Foto:
26/11 – 10:00 – Uno de los puntos que crean mayores controversias dentro de las políticas de seguridad es el control de armas; pero la controversia aumenta cuando el Estado intenta controlar lo que ya tiene controlado y no se preocupa por combatir el tráfico y la tenencia ilegal de armas en la sociedad civil. Aquí expresamos la última parte del análisis que al respecto realizó el Dr. Alberto G. Bosio, abogado, Ex Presidente Tiro Federal Lomas de Zamora y que consideramos sumamente válida para entender cuál es el sustento práctico en el que se basan las campañas de desarmes y las diferencias entre la realidad y el discurso político.

Continuando con la saga de notas que intentan profundizar sobre el tema de la inseguridad y particularmente dentro de esto sobre las denominadas “campañas de desarme civil” a la que son afectos los sucesivos gobiernos nacionales que utilizan esta herramienta como discurso político, vamos a entregar la última parte del análisis que realizó el Dr Alberto G Bossio, abogado y ex Presidente del Tiro Federal de Lomas de Zamora, quien se tomó el trabajo de desmenuzar las implicancias del desarme civil y su verdadera efectividad en el control del delito.

En esta parte vamos a incluir las verdades y las falacias argumentales que se esgrimen desde el Estado para fundamentar estas campañas de dudosa efectividad en el control y combate de la inseguridad.

LA FORMA QUE ADQUIRIRIA EL PRETENDIDO DESARME:

En una primera etapa se comprarían armas de parte de los civiles que voluntariamente las entreguen – para lo cual, según los anuncios, se destinarán u$s 10.000.000 – para luego colocar mayores requisitos a la tenencia de armas por los particulares.

Estos mayores requisitos podrían ser tales que impidan totalmente dicha tenencia. En la etapa de compra, muy posiblemente quienes entreguen armas serán librados de todo cuestionamiento acerca de cómo han obtenido dichas armas.

De esa manera, los delincuentes podrían entregar armas que han participado en crímenes, las que serán destruídas, pudiendo perderse pruebas.

Además, si la tenencia ilegal es un delito, la norma implicaría una automática amnistía a quien entregara las armas, lo que constituiría la inaplicabilidad del derecho vigente sobre el particular.

No obstante, la intención de retirar armas del mercado ilegal no es, en principio, cuestionable, pues cuanto menos armas existan en él, esto sí incidirá efectivamente en la seguridad.

Los LU apoyan todo intento de reducir o eliminar el mercado ilegal, a condición que no afecte sus derechos, es decir, debe existir una clara divisoria entre el aspecto legal de la tenencia y las armas que se mantienen en la clandestinidad para delinquir.

Si posteriormente a la compra de armas los recaudos para las tenencias se hacen restrictivos o directamente prohibitivos, todos los legítimos usuarios quedarán al margen de la ley y sus armas podrían ser decomisadas y ellos enjuiciados como tenedores ilegales.

Vale decir, se transformaría al universo de la legalidad actual en ilegal.

Es posible que para evitar esto se tomen recaudos, como ser, el establecimiento de un plazo durante el cual se puedan entregar las armas sin incurrir en delito.

Pero aún así se está desconociendo el derecho de propiedad de los legítimos usuarios, quienes no serán seguramente, recompensado como deberían.

Sobe estos particulares, faltan precisiones, al no existir al redactarse estas líneas un proyecto cuyo texto concreto se conozca.

Sin embargo, seguidamente podemos hacer algunas especulaciones acerca de la problemática que podría presentarse:

AFECTACION DE DERECHOS DE PROPIEDAD DE LOS LEGITIMOS USUARIOS:

Siguiendo la tesis de que el Legítimo Usuario no tiene la propiedad de su arma, sino que es una simple tenencia precaria concedida por el Estado, si el titular pierde la condición de usuario legal, cae su tenencia y sus armas pueden ser decomisadas, sin compensación.

Pero esta tenencia precaria es sui géneris, no puede asimilarse al caso típico, como ser el tenedor precario de una propiedad inmueble del estado, ámbito en donde mejor se desenvuelve esta materia.

Si nos imaginamos un terreno fiscal que el Estado da en explotación precaria a un particular, mediante el pago o no de un canon. En este caso el estado puede dar por finalizada la tenencia y reclamar sin compensación su propiedad.

Pero las armas no son originariamente de propiedad de estado, que las ha entregado al particular, en cuyo caso la situación se asemejaría al la del terreno antes descripto.

En el caso concreto de las armas, el Estado ha autorizado la tenencia, pero el particular ha comprado de su pecunio el arma, no ha sido provista de un arsenal del estado.

Por lo tanto, al cambiar arbitrariamente las condiciones de la tenencia, el estado debería hacerse cargo de la compensación económica total al particular que ha adquirido el arma. Imaginemos a un legítimo usuario que durante mas de 20 años ha poseído una colección de armas valiosas, renovando cada 5 años su credencial, a quien abruptamente se le dice que las condiciones han cambiado y ya no puede mantenerse en ese carácter, debiendo entregar para destrucción sus armas.

Nos hallaríamos en presencia de un verdadero despojo, que acarrearía múltiples juicios al Estado, pues este debería responder de sus actos, aún si fueran lícitos, en cuanto ocasiona con ellos un perjuicio a particulares.

Claro está que podría darse un plazo al usuario para la venta de sus armas a otro usuario. Pero el mercado estaría automáticamente saturado, porque prácticamente nadie podría adquirir las armas al estar vedado por la ley o extremadamente restringida la adquisición.

Desde ya que el problema no se solucionaría colocando un precio vil de adquisición de las armas, pues razones de estricta justicia requieren una compensación integral.

Un arma de puño (revolver o pistola) nacional ronda en los $ 1.000, un arma de buena calidad importada del mismo tipo, cuesta entre u$s 500 y u$s 1.200.

Pero si esas armas son para competencia, pueden ascender a un precio de entre u$s 2.000 a u$s 3.500, por cada una.

A su vez, en el caso de armas raras de colección, su valor puede ser incalculable, pero no es raro encontrar ciertas armas de colección cuyo valor sea no tan elevado, pero fácilmente pueden ascender a un costo de entre u$s 3.000 a u$s 5.000.

A un escaso promedio de u$s 300 por arma, considerando la existencia de 2.000.0000 de armas legales, el costo estatal sería de u$s 600.000.000.

No es dable esperar que el estado quiera abonar esa suma, pero no hacerlo sería despojar a los tenedores legales, un nuevo desapoderamiento de propiedades valiosas, que nos haría recordar a la indisponibilidad de los fondos depositados en los bancos o a la pesificación de los depósitos..

FUNDAMENTOS QUE DAN QUIENES PROPICIAN LA PROHIBICION DE ARMAS Y SU REFUTACION:

La tenencia de un arma para defensa personal aumenta en un 300 % la posibilidad de que quien la use sea herido o muerto al intentar defenderse.

FALSO. Esa estadística es suministrada habitualmente en los diarios por los desarmistas y los órganos de prensa que recogen sus tesis. Sin embargo, nunca se dice de dónde sale el dato, ni cómo o dónde se tomó la muestra. Podría darse en marco de una realidad ajena a la nuestra, en caso de basarse en datos ciertos. La percepción de quienes están en contacto con personas que se han visto en la infausta situación de tener que defenderse, a través del conocimiento directo es inversa, pues la mayor parte de las veces la defensa es lograda con éxito.

Además, si bien nadie está obligado a defenderse, tampoco puede ser obligado a dejar de hacerlo, pues la legítima defensa es un derecho natural, constitucional y legal y para poder ejercerla debe contarse con el medio apropiado para ello. En una situación extrema debe considerarse el albedrío de la persona y su libre elección. Si elige defenderse, es su derecho y no puede ser privado del mismo. Nadie puede ser obligado a soportar una agresión ilegítima.

Las armas legales alimentan el mercado ilegal, pues son robadas a sus legítimos tenedores. El arma comprada para defenderse por una persona es robada y luego esa arma mata a su propio vecino, una vez en mano de delincuentes.

CASI TOTALMENTE FALSO: Si bien no se tienen datos exactos del RENAR en cuanto a la cantidad de armas robadas, se estima muy bajo su número. Es mayor el número de armas robadas a miembros de fuerzas de seguridad en hechos delictivos. Además y aunque armas legales hurtadas o robadas pasen al mercado ilegal, este no sería por sí solo un motivo para prohibirlas. Piénsese que la totalidad de los delitos en los cuales los delincuentes utilizan automotores para desplazarse antes, durante y después de la comisión del hecho. Esos automotores son en un 100% robados a sus legítimos dueños y nadie piensa por ello en prohibir los vehículos automotores. Puede considerarse al postulado desarmista como un sofisma, un pensamiento que aparenta ser verdadero, pero que no se cumple en la práctica. Lo mismo podría ser aplicado a cuchillos y a cualquier arma impropia.

Una sociedad desarmada es menos violenta, la inexistencia de armas aumentaría la pacífica convivencia social.

TOTALMENTE FALSO: El desarme pretendido es el de los ciudadanos que poseen armas por motivos legales, recaerá únicamente sobre aquellos que no delinquen. No se explica cómo disminuirá la violencia quitando las armas a quienes no las utilizan para cometer crímenes. El postulado es ilógico. El verdadero pensamiento lógico es: si desarmamos a quienes no cometen ilícitos, aumentamos la seguridad de quienes sí los cometen, pues tienen la seguridad de no ser repelidos en legítima defensa. En el capítulo siguiente veremos algunas estadísticas acerca de cómo aumentó el crimen con armas en aquellos países que las prohibieron a los ciudadanos respetuosos de la ley.

En medio de una discusión entre vecinos, cualquiera puede matar a otro al tener acceso a un arma.

FALSO: Dada la bajísima incidencia de la comisión de delitos entre legítimos usuarios (recordar que es sólo del 0,01 % entre mas de 750.000) se demuestra fácilmente que no se da el caso del postulado desarmista. Por otra parte, ese 0,01 % de delitos no se verifica entre los hechos que causan alarma social, sino que la mayoría han sido infracciones, algunos casos de suicidio, otros de exceso en la defensa y han existido casos de legítima defensa, que no están en la estadística, porque no es delito.
Sin embargo, sí existe ese tipo de hechos en marco de armas cuya tenencia es ilegal. La diferencia está en que el legítimo usuario se sabe controlado, respeta las leyes y está concientizado por los cursos que debe realizar de cuál es el uso propio del arma.

La prohibición de armas a particulares disminuye la existencia de accidentes con armas.

PARCIALMENTE FALSO: Los accidentes con armas se verifican mucho más dentro del mercado ilegal que dentro del legal. Esto ocurre así porque el legítimo usuario recibe para serlo un curso en el cual la seguridad con el arma ocupa un lugar esencial. De esta forma, eliminando el mercado legal no se eliminarán los accidentes con armas, así como no se eliminan los crímenes cometidos con las mismas. Por otra parte, en vez de propiciar directamente una prohibición, puede insistirse en mayores medidas de seguridad, como ser, la implementación de seguros de colocación externa, cofres de seguridad, etc. Hay más de 10.000 muertes anuales en el país por accidentes de automóviles. Los accidentes con armas, tanto legales como ilegales son ínfimos en comparación. Para evitar tales muertes debería propiciarse la prohibición de los automóviles.

Existe un aumento de la compra de armas por particulares a causa de la inseguridad

TOTALMENTE FALSO: en el primer semestre de 1993 se vendieron 115.000 formularios para registrar armas. En el mismo período de 2003 se vendieron 25.000 formularios. La caída es superior al 75%. El 70 % de las armas vendidas lo son a quienes ya son tenedores de armas o fuerzas policiales e incluyen igualmente a quienes denuncia tenencias de armas que oportunamente no se registraron y además a miembros de fuerzas policiales. En cuanto al reempadronamiento de armerías, en 1993 se reempadronaron mas de 1200 y en 2001 sólo 879. La inseguridad en cambio siguió el camino inverso, no afectada por estas cuestiones. Los delincuentes no concurren a las armerías, ni registran sus armas en el RENAR. (Agencia OPI Santa Cruz)

11 Comentarios

  1. esto me parece un curro por que las armas no son destruidas son las que se les vende a los chorros o las que alquilan para robar, y un pueblo desarmado es mas facil de joder no tenemos fuerza armadas hay que penzar mas

  2. estos politicos de mierda… en este momento la presidenta haciendo un discurso halagando a los diseñadores de software y como el “modelo” impulso la industria del software y los beneficios que vamos a obtener, mientras por otro lado nos recontra emperna con el impuestazo tecnologico que nos corta las piernas… pensara que el software se programa en papel o en tarjetas perforadas… donde hay un francotirador cuando se lo necesita?

  3. Hola opisantacruz quisiera de que posteen una noticia importante
    ya que en la escuela n° 52 no hay calecffaccion desde comienzo de año nosotros los alumnos
    nos venimos quejando de que no hay calecfacion pero no hacen nada.
    esto empezo desde que comenzo el al año y todavia no se arregla asi no podemos estudiar ,aveces nos tenemos que ir al laboratorio o a biblioteca y estar todos apretados.
    Maimo no se donde se metio .
    Tambien no tenemos gimnacio y tenemos que consiguir u lugar estable y que no se supongan clases
    MAIMO no habia prometido un gimnacio pero todavia no lo vemos porfavor les agradeceriamos mucho su ayuda.

  4. El desarme tiene que ser para los delincuentes no para el legitimo usuario que realiza todos los tramites como dice la ley, el problema no son las armas, el problema es la educacion, la droga, y un monton de cosas mas.
    Vuelvo a repetir, el desarme a los delincuentes, averiguen cuantas armas hay inscriptas legales y cuantas ilegales.

  5. estas son tonterias de los que se creen “progres”, es un tema muy saturado. Una vez me encontre con una persona en una universidad que entregada un folleto de estos, le pregunte si sabia las estadisticas, si sabia cual era el porcentaje de homicidios con armas legales, no sabia la respuesta.
    El porcentaje es infimo, practicamente no se cometen delitos con armas legales, salvo que estas hayan sido robadas, por lo tanto, prohibir la tenencia y portacion es una real es.tupidez, lo que el Estado tiene que atacar es el mercado negro de armas, que son las que usan los delincuentes, no el mercado legal…
    Despues escuchamos a Zaffaroni hablar de los derechos humanos y de los pobres muchachos que por sus terribles circunstancias de vida se ven obligados a robar y matar para comer, si…muy lindo el discursito, pero estaria mejor si no lo hiciera con su custodia, esa que pagamos todos, y no anduviera armado, pero claro, como el es juez, si puede andar armado. Aca ya parece que ni siquiera somos ciudadamos de segunda categoria, ya pasamos a la tercera…primero los que estan en el poder ejecutivo, legislativo y judicial, luego los delincuentes, y por fin…creo! nosotros, los simples mortales que trabajamos decentemente.
    Ya le dejamos a la delincuencia el camino completamente libre…vayan chicos, roben como quieran y lo que quieran, maten de cuantas formas lo deseen, total los b.oludos que trabajan para ganar su salario no andan armados por la vida…
    HAY QUE ATACAR EL MERCADO NEGRO, nada mas. El RENAR es donde se anotan los decentes que por deporte, profesion, o gusto personal tienen armas.
    Y no es que este de acuerdo con : armemonos todos porque no. Ni siquiera tengo armas yo, pero si creo que es una decision personal si por el motivo que se tenga una persona se arma y la registra como corresponde y la tiene de manera “responsable”…porque el viejo dicho ya se conoce…las carga el diablo y las descargan los bo…

  6. EL GOBIERNO QUIERE EL PUEBLO DESARMADO MIENTRAS ELLOS ARMAN A LOS PIQUETEROS, CON LAS ARMAS QUE ALGUN LEGITIMO USUARIO ENTREGA, NO LES DEMOS EL GUSTO ESTEMOS PREPARADOS PARA DEFENDER LA PATRIA CONTRA ESTE GOBIERNO MONTONERO

  7. Este Bosio está caliente como plancha de estufa vieja….
    (perdón por el chiste en un tema tan serio, pero me la dejó picando).

  8. Alberto Bosio, Abogado; Secretario de Seguridad, Abogado; Ministro del Interior, Abogado; Ministro de Justicia, Seguridad y DDHH de la Nación, Abogado….Abogados los ministros o secretarios de seguridad de las provincias; abogados los integrantes de los cuerpos docentes de la mayoría de las instituciones militares, policiales y de seguridad…abogados, abogados y abogados……

    Abogados los presidentes de la Nación; abogados los jueces desde los integrantes de la Suprema Corte hasta los jueces municipales de faltas, abogados los senadores, los diputados, innumerables integrantes de los cuerpos colegiados…abogados.

    Las facultades de Derecho (y en todo el país, aparte de los títulos de reválida en los que se comprende a profesionales de países extranjeros en los que los nuestros no pueden ejercer su profesión) se han excedido, seguramente, en el área laboral donde sus egresados pueden intervenir, llevados como una ola a hacerlo en todos los poderes e instituciones del Estado, aparte de los organismos particulares y aún hoy, además, en los del denominado “Cuarto Poder” (ah! si viviera Montesquieu!) formando en su conjunto una marea incontenible que arrasa en su visión pragmática y en su escasa experiencia, los conceptos y las opiniones de quienes se juegan la vida día a día y por supuesto entienden en problemas de seguridad mucho más que cualquier abogado o sea los propios policías.

    El Dr. Bosio, aparte de su experiencia en tiro al blanco y en el acre olor de la pólvora, ignoro si la posee en cuestión de haber intervenido en operativos o en procedimientos donde hubieran existido tiroteos, muertos, heridos, violaciones, despojos, etc., o si se habrá visto obligado al cumplimiento de órdenes de servicio que suelen darse verbalmente y no mediante memorandum u hoja oficio y deben ejecutarse de inmediato, más allá del peligro personal que suponen….. Vuelta a vuelta velamos a policías fríamente asesinados por sujetos que (aunque pretenda creerse lo contrario) son principalmente asesinados por su condición de policías, tal como lo hicieron los miembros de las sacralizadas pandillas de los años setenta.

    Considero que el problema de seguridad pública, que el criterio de los letrados que manejan ahora a las policías ha contribuido agravar ante la tozudez del gobierno, no va a cesar ni va a mejorarse hasta que se desista de ellos en todos las instituciones regimentadas del estado nacional y provinciales y vuelva a colocarse allí a quienes deben estar: los propios policías con la totalidad de sus atribiciones.

    Hasta ahora, llevamos un cuarto de siglo escuchando a sus detractores; no escucho a ningún policía, a ningún militar, a ningún jefe de las fuerzas de seguridad disertando acerca de las materias que le son propias, tales como la seguridad pública y la seguridad de la nación ante las hipótesis de amenazas de potencias extranjeras, ello a pesar de tener aún una porción del país ocupado por una de ellas, y ante el notorio desequilibrio del poder militar de países que nos rodean.

    Sus bocas han sido clausuradas, de la misma forma que en el tiempo de los militares eran cerradas las de todos aquellos que no ostentaban una jerarquía militar, policial o de seguridad. Nadie hablaba, sino vistiendo un uniforme. Ésto hace más notoria la realidad de que no se ha regresado a la justicia ni a la democracia. Simplemente se ha dado vuelta la tortilla…..

    Un General sabía todo: podía ser jefe de policía, director del hospítal, intendente, interventor en el fútbol, director de una obra social, interventor de la CGT, Ministro de Trabajo, presidente de sadaic, rector de una universidad o director de bomberos….Hoy tiene que ser abogado.
    Y el abogado está preparado para defender el derecho y para participar en la Justicia, como indican nuestros códigos, no para ser -como indica el genio de Ortega y Gasset- la persona encargada de tender “una cortina de humo” para que el Juez no pueda discernir la verdad. Por supuesto: no está para dirigir a los uniformados. Menos aún, para imponer visiones en políticas internas de lucha contra el delito, para las cuales no se encuentra ni remotamente capacitado.

    Recordar un refrán: zapatero, a tus zapatos.

  9. Estimado forista Salomón: en parte coincido con Ud, solo que lamentablemente tampoco el tema se resume a colocar un policía al frente de la seguridad, si no tiene competencias académicas, ud me entiende. Aquí en Pcia de Bs As no hemos podido acertar con la seguridad precisamente porque el aspecto político supera al profesional y en algunso casos, como el de los militares que Ud cita, el profesional era un ducho para todo y caía en el aspecto de “hombre masa” de Ortega y Gasset que menciona, cuando aquel que por conocer una porcinúscula de su universo profesional que le compete, cree que tiene habilidades y competencia para meterse en lo que quiera (y hacerlo bien).
    Yo creo que efectivamente lo que hace el Dr Bossio no lo desmerece desde el punto de vista profesional pues hace una interpretación acabada de la fórmula que propone la ley y la aplicación antojadiza (o interesada) que hacen los gobiernos de la propia ley. Tampoco es necesario (o al menos no lo creo necesario) disparar contra los abogados, porque ellos ahcen su trabajo,a veces sucio, como los policías hacen el suyo (a veces sucio). Lo importante es que en un punto estamos de acuerdo y voy a decir u na grosería pero utilizaré las palabras originales para que se entienda la metáforma; los chilenos dicen: “Ni tan virgen ni tan cojida” ¿Se entiende?. Hay mucha gente que sin ser militar o abogados son especialistas en el tema de seguridad (que tampoco implica andar con una pistola en la mano, sino saber de políticas acordes y estrategias), por lo tanto ya sea un abogado, un policía, un militar o un civil especialista en Seguridad Urbana, creo que ese rol debería estar circonscripto a quienes tengan las compentencias reales para delinear políticas o asesorar convenientemente a nuestros ignorantes gobernantes como neustro actual gobernador Scioli.
    Un gusto. Alfredo. R

  10. Como todo es un curro y a la vez una boludes ¿Por que no castigan a los que hacen mal uso de las armas ???
    pendejos drogados que tienen en jaque a todo el mundo entran y salen de las comisarias como de sus casas
    SEA MAYOR O MENOR ANTE IGUAL DELITO IGUAL CASTIGO SI A LOS CATORCE AÑOS ES CAPAZ DE EMPUÑAR UN ARMA Y MATAR DEBE SER IGUAL CAPAZ DE RECIBIR UN CASTIGO (despues hablamos de que tipo de reclucion llevara)
    ¿Por que para registrar un arma hay que pagar???
    ¿Creen que los delincuentes van a registrar un arma ???? GILES
    ¿Por que es tan engorroso registrar un arma? O es negocio de los gestores…..
    Gracias trate de ser lo mas escueto posible para no aburrir

  11. RECETA PARA EL COMENTARIO 3 DE LA HEROICA ESCUELA 52:
    Existe una sola fórmula válida para conseguir que la calefacción sea rehabilitada “para el año”. No se trataría de hacer “gestiones” que los alumnos no pueden hacer. Tomen el ejemplo de los alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires y hagan lo siguiente: 1°) formen una COMISIÓN permanente por la calefacción y reúnanse en la Escuela hasta tener todo el listado de gente decidida; 2°) no desarmen la Comisión y ténganla lista para trabajar a partir del reinicio de las clases (para el segundo Centenario, saben?); 3°) emplacen a la Intendencia Municipal para restablecer la calefacción en diez días y amenacen con “tomar medidas más graves”; 4°) pidan ayuda a los alumnos de otras EGBs, para que participen “en apoyo”; 5°) si no responden el plazo, la mitad de los alumnos tomarán la Municipalidad “pacíficamente”, se establecen ahí, se niegan a salir y cierran las puertas desde adentro (llevar comida, tohalla y papel higiénico…y peine) hasta que Maimó firme una resolución que dispone la compra e instalación de un equipo nuevo de calor en la Escuela 52 (llévense la copia y miren que esté firmada); 6°) Por último, si todas estas medidas no fueran suficientes, se van todos a la puerta de la escuela antes de la hora de salida, e impiden la salida de los maestros de la escuela (la salida, porque la entrada no les importa, cobran igual).
    Si siguen estas medidas, y las mejoran, van a pasar el año calentitos…pero a estudiar, eh?..
    De nada

    |

Dejar una respuesta