Está detenida la producción de YPF por un paro del personal Jerárquico

    19
    2
    Compartir

    El Petroleo en Santa Cruz - Foto: OPI Santa Cruz
    01/12 – 18:30 – Desde las cero horas de ayer trabajadores de Santa Cruz y Chubut mantienen detenida la producción de hidrocarburos en la empresa YPF por un conflicto debido a licitaciones de servicios que encaró la operadora. Acusaciones cruzadas ponen más tensión al conflicto. Los trabajadores permanecen afuera de la planta en Cañadón Seco. Desde la empresa los acusan de ser responsables de destrozos al igual que a los Jerárquicos de El Chubut.

    A las cero horas de ayer se inició una medida de fuerza del personal Jerárquico de la empresa YPF en Santa Cruz y Chubut, por el llamado a licitaciones que la operadora realizó a empresas de servicios para operar en el Golfo de San Jorge. En este sentido han arreciado las acusaciones cruzadas por destrozos y aprietes, que vinculan a uno y otro sector a situaciones de presión para doblegar la voluntad de la otra parte.

    En Cañadón Seco los trabajadores permanecen afuera de la planta de YPF y acusan a la empresa de cortar luz, agua y gas al poblado. Mientras tanto desde la petrolera se carga contra los empleados sosteniendo que el nivel de agresividad que muestran en cada uno de los conflictos de los que son parte, ponen en peligro cualquier intento de acuerdo.

    En consonancia con lo que se está viviendo en ambas provincia debido al conflicto petrolero, la empresa YPF que opera en el Golfo San Jorge ha emitido un comunicado en el que expresa:

    “El Director de Comunicación e Imagen de YPF, Sergio Resumil, criticó los métodos violentos y temerarios de algunos miembros del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral, quienes destrozaron diferentes instalaciones de la empresa e impidieron el normal desarrollo de la actividad productiva en la provincia.

    La actitud de esos trabajadores empaña el esfuerzo del gobernador de Chubut, Mario Das Neves, quien intenta garantizar el normal desarrollo del trabajo de los petroleros y choca contra la intransigencia e irracionalidad de los sindicalistas.

    Resumil aclaró finalmente que los jerárquicos “no están realizando un paro” ya que no existen motivos objetivos para llevar adelante una medida de fuerza, y sostuvo que están desarrollando una política prepotente, violenta y de intimidación permanente hacia el resto de los trabajadores del sector y la provincia. (Agencia OPI Santa Cruz)

    2 Comentarios

    Dejar una respuesta