Publicado el: 1, Dic, 2009

Los gastos de julio y agosto/2009 de la Fundación Olivia ascendieron a $ 334.756,54


Las oficinas de la Fundación Olivia en Cañadom Seco - Foto: Fundación Olivia
01/12 – 08:30 – La Fundación Olivia tiene una erogación fija, mensual, que rondan los 200 mil pesos. OPI transcribe aquí la cartera de proveedores que tiene la administración de la Fundación y los cheques extendidos en julio y agosto de este año con sus correspondientes montos. Algunas cifras son llamativas y algunos destinatarios también.

Prosiguiendo con el informe sobre la situación patrimonial de la Fundación Olivia, sus ingresos y egresos a lo largo del año 2009, vamos a detallar, a continuación, el listado de proveedores que mantiene la organización y los cheques con sus respectivos montos que emitió durante los meses de julio y agosto de 2009.

De acuerdo a la documentación a la que hemos tenido acceso, se observa una cierta movilidad en algunos pagos, donde se alternan los proveedores; sin embargo en otros casos se repiten consecutivamente cada mes y por los mismos montos o montos muy aproximados, como el lector podrá comprobar.

No vamos a abrir juicio sobre los conceptos con que han sido emitidos los cheques, debido a que no tenemos aún el detalle específico de cada pago. Por este motivo nos acotamos a la publicación textual de los contenidos de las planillas.

Cheques emitidos por la Fundación Olivia

Fundacion Olivia lista de Cheques

Aquí la lista completa de los cheques

Cabe señalar que este listado de proveedores o prestadores de servicios, se repite en cada mes y solo varían los montos pagados y sus destinatarios.

Último presupuesto

La Fundación Olivia presentó (administrativamente) el presupuesto de Octubre al que tuvimos acceso, que arroja cifras negativas por la falta de aporte de las operadoras:

El mismo fue desglosado en: haberes $ 1.927.131,00 constituido por Sueldos $ 1.302.115,54 y Aportes y Contribuciones $ 625.015,46.

A esto le suman los gastos fijos que consisten en: Insumos de Producción $ 172.425,00 y “Funcionamiento” $ 186.215,00.

Recordamos que de acuerdo a los registro de la Fundación en septiembre se habían cortado los aportes de las operadoras, de hecho en la documentación relevada los casilleros de aportes de las petroleras figuran en “0”.

El total de esta suma arroja un déficit (saldo negativo) de -$ 2.285.771,00.

Ahora bien, coexisten con este análisis algunas preguntas fundamentales al momento de considerar la crisis financiera de la organización. En primer lugar por qué se mantuvo el denominado gasto de “Funcionamiento” en los mismos niveles en que se mantenía cuando la Fundación lograba fluido de fondos. Estos gastos han sido detallados en la primera parte de la nota y como se ve, en el presupuesto mensual de octubre 2009 es un gasto invariable que no se ha reducido, ni modificado, como correspondería en situación de crisis.

Otro punto importante lo encontramos en los altos costos del rubro “Insumos de Producción”, pues si como señala el informe elevado por el Sr Bellomo y sostenido como argumento por el actual Director Daniel Notaro, la Fundación no podía colocar sus productos, es casi una obviedad pensar que tenía super-producción o stock ocioso, por lo tanto debieran aclarar en qué tipo de compras se gastaba mensualmente una suma tan alta, qué se producía y eventualmente dónde está esa producción almacenada y/o vendida en el mercado local.

Otro punto a tener en cuenta es que tal lo trascendido, la provincia de Santa Cruz habría financiado los meses en que las operadoras no aportaron fondos. Teniendo en cuenta que (mínimamente) Fundación Olivia tiene un pasivo mensual de alrededor de $ 2.300.000,00, es obligación del gobierno provincial y del actual Director de esta organización transparentar cómo se afectan los fondos públicos y difundir los números de la Fundación para que la ciudadanía conozca exactamente cuánto se gasta y cuánto aporta el Estado que somos todos nosotros.

Mientras no haya una verdadera vocación de transparencia en la administración de Fundación Olivia, sobrevolará la sospecha de que, tal como lo refirió una fuente muy cercana a su administración, parte del dinero que pasa por allí va a una caja política para solventar gastos que nada tienen que ver con el funcionamiento y el objetivo de la empresa.

Si el gobierno de la provincia no abre estos números a la sociedad, solo queda esperar que podamos acceder en algún momento al informe de auditoría que realizaron las petroleras, a partir del cual, decidieron por unanimidad cortar el flujo de fondos a la Fundación y no debe haber sido, precisamente, por la claridad que mostraba el manejo financiero de su administración.

Nota relacionada:

(Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video