Publicado el: 9, Dic, 2009

El Gobernador Peralta le pone límites a las minas


El Gobernador Daniel Peralta - Foto: OPI Santa Cruz
09/12 – 09:00 – Sin haber terminado con las diferencias que lo separan de Eskenazi y la ríspida relación con YPF, el Gobernador de la provincia tras enviar a la Cámara de Diputados un proyecto de “Zonificación Minera” que acaba de aprobar en la legislatura, cosechó duras críticas de la Cámara Minera de Santa Cruz. Sin más vueltas y en texto claro les dijo que si no les gusta, pueden hacer las valijas e irse de la provincia, ¿Será cierto?.

Daniel Peralta, Gobernador de Santa Cruz parece empecinado en sacarle algunos pesos más a las petroleras que están por reformular contratos próximamente, como YPF y también a la minería, que asoma como el gran negocio de los próximos 10 años, no para la provincia, claro, sino para las empresas multinacionales – entre ellos la Barrick Gold – que pugnan por quedarse con la mejor parte de la torta que se llama: recursos naturales mineralógicos de la provincia de Santa Cruz.

El Ejecutivo envió un proyecto de “Zonificación minera” que en la última sesión de la Legislatura fue aprobado con algunas modificaciones y bajo protesto de las principales empresas que se encuentran en instancias de exploración y cateos bajo un hambriento programa de saqueo sistemático de los minerales (oro y plata) del subsuelo, a precios irrisorios, con costos sumamente bajos y en momentos en que la onza de oro en el mundo trepa por los 1.250 dólares y obtenerla en esta provincia le cuesta menos de 250 dólares a cualquiera de ellas.

Grupo de Empresas Mineras de Exportación (GEMERA) representada por Julio Ríos Gómez y el presidente de CAMICRUZ (Cámara Minera de Santa Cruz), salieron a batir parches contra esta decisión gubernamental de “marcarle la cancha a las mineras” limitando determinadas áreas a la explotación y remarcando que en algunos sectores se prohíbe la explotación a cielo abierto, debiendo hacerse solamente en forma subterránea (operativamente más costosa).

Los defensores de las mineras se acordaron de la familia del Gobernador y además cuestionaron cada uno de los artículos, argumentaron falta de sustento legal y jurídico y sostuvieron que rompe por la Constitución Nacional al pasar sobre el Código Minero Nacional y el Tratado de Integración con Chile. La cosa no terminó ahí porque los jerarcas de la minería sostuvieron (a título de amenaza) que la caída de las inversiones pueden rondar el 30% sobre lo previsto inicialmente.

Lejos de amedrentarse Peralta dejó claramente establecido que “quienes hacemos uso de los recursos naturales de Ramón Santos hacia el sur, somos los santacruceños” y después de rechazar las críticas de ambas cámaras Peralta señaló “Si les gusta, bien, sino tendrán que hacer las valijas e irse”.

Si bien dejó aclarado que hay una necesidad de convivir con los intereses contrapuestos, refriéndose a la actividad minera y al turismo “les quiero decir, – dijo – que es necesario que se entienda, San Juan es San Juan y Santa Cruz es Santa Cruz! Esta provincia es soberana para dictar leyes, normas y hacerlas cumplir como corresponde, va a haber controles más estrictos a la minería, va a haber una mirada permanentemente de control de la actividad minera en Santa Cruz, al que le gusta bien y al que no, tiene las fronteras de la provincia para irse, nosotros necesitamos desarrollo sustentable, no necesitamos que nadie nos venga a decir qué legislamos para nuestra provincia”.

Por si no le habían entendido el Gobernador apuntó “Nosotros creemos en la sustentabilidad de los emprendimientos mineros con un férreo control por parte del Estado y que eso signifique desarrollo de las localidades y de proyectos alternativos para cuando la actividad ya no esté. Ahora de qué manera hay que legislar, qué es lo
que hay que hacer y encima, amenazarnos con juicios o caídas en las inversiones me parece además de poco serio, me parece una intromisión inadmisible en la política interna y, soberana de la Provincia de Santa Cruz”.

¿Cuántas veces hemos remarcado que las mineras en la zona de afectación no han dejado absolutamente nada en materia de desarrollo social o lo que es mejor, como actividad alternativa para cuando el emprendimiento caduque?. Cada vez que dijimos eso, alguien por algún medio (que no es este, obvio) ha salido a sostener lo contrario, incluyendo – como no podía ser de otra manera – a Miguel Ángel Ferro, presidente de Fomicruz y un declarado lobystas de las empresas mineras que actúan o quieren ingresar a la provincia.

El tiempo y los mismos actores no dan la razón. Ya lo hicieron los responsables de la minera San José Huevos Verdes, el Intendente de Perito Moreno Guillermo Bilardo y ahora el Gobernador, pues en aquella localidad Daniel Peralta fue precisamente donde señaló “que no pase como pasó en San Julián, que se demoró muchos años, en que Cerro Vanguardia dejó mucha riqueza; para hacer casas, barrios, hospitales, está el Estado Provincial y la actividad minera, si algo quiere dejar, que deje desarrollo sustentable, en el tiempo, inclusive fomentando el desarrollo de las energías limpias, alternativas, que tenemos que llevar adelante para que nuestra provincia crezca, para que este desarrollo sustentable que estamos pidiendo acá tenga también la inclusión social que es necesaria para afrontar tiempos de crisis como el que estamos pasando”.

¿Coincidencias o estrategia conjunta?

Uno de los principales argumentos esgrimidos por el responsable de CAMICRUZ para rebatir la ley de Zonificación Minera, ha sido la falta de un criterio técnico (del Ejecutivo que la generó y el Legislativo que la aprobó) y el pronóstico de una caída considerable en las inversiones.

Algo que demuestra los intereses que verdaderamente defiende Miguel Angel Ferro, parten de sus última declaraciones donde se alineó con las mineras y criticó la decisión del Gobernador de zonificar la minería y aventuró que esto traerá como consecuencia una caída en las inversiones y el desinterés de algunas empresas que hoy están mirando hacia Santa Cruz por el oro y la plata que les espera en el subsuelo.

Queda por saber ahora si este entredicho entre el Gobernador Peralta y las mineras es serio, tiene una raíz real fundada en un giro cierto de la política en defensa de los recursos naturales, el patrimonio cultural y el desarrollo de la provincia en base al negocio del oro, o es todo pour le gallery. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video