Una denuncia por aportes no reintegrables en Comodoro golpea al gabinete de Das Neves.

    33
    11
    Compartir

    viceintendente municipal Sergio Bohe; el gerente de Biocombustibles Chubut, Marcelo Machín; el secretario de Hidrocarburos de la Provincia, Luis Tarrío; el titular de Petrominera Chubut, Néstor Di Pierro -
    09/12 – 10:00 – Los concejales radicales de Comodoro, Jorge Camarda y Gustavo Borracer, presentaron la semana pasada, en la sede de la fiscalía local, una denuncia penal por la que se pide investigar los aportes no reintegrables, que por casi 600.000 pesos, entregó el municipio comodorense a las empresas vinculadas a Marcelo González Machín. El caso es un tiro por elevación para el Gobernador Das Neves.

    En su elevación ante la justicia, los ediles ucerreístas consideraron que la tramitación de los aportes, resueltas por el entonces Secretario de Producción del municipio, Eduardo Arzani pueden representar la comisión de los delitos de malversación de fondos, incumplimiento de los deberes de funcionario público y estafa contra el erario público.

    La denuncia generó una gran repercusión y obligó al municipio a responder, al día siguiente de la presentación. El secretario de Gobierno, Jorge Echelini, acusó al radicalismo de estar llevando adelante acción proselitista y confirmó que la comuna también estaba trabajando en una elevación similar a la justicia pero, en este caso, denunciando por estafa al controvertido empresario.

    Conviene recordar que Arzani es, desde el año pasado, ministro de Comercio Exterior del gobierno provincial por lo que la denuncia de los radicales en Comodoro es un tiro por elevación hacia la gestión de Mario Das Neves, que también tuvo un vínculo estrecho, al menos hasta el año pasado, con González Machín.

    Es oportuno señalar que, la vinculación de González Machín y su empresa Biocombustibles Chubut con el gobierno provincial, también está siendo investigada y objetada por el bloque de diputados radicales, sobre todo por el ex ministro de Bienestar Social durante la gestión Maestro, Carlos Lorenzo.

    Los concejales de Comodoro piden que se investigue la tramitación, que supone irregular, de los aportes por casi 600.000 pesos a dos empresas vinculadas a Marcelo González Machín, la citada Biocombustibles Chubut y Gestión de Recursos Marítimos y Terrestres SA (Germytsa).

    El municipio de Comodoro, conducido por Martín Buzzi, entregó el año pasado dineros para que las firmas orientadas por Machín desarrollen programas tan disímiles como la cría de mejillones en Caleta Córdova y la instalación de equipos informáticos que iban a permitir el ahorro energético en el club Huergo y el edificio central de la comuna.
    El proyecto de cría de mejillones se tramitó bajo la firma Gestión de Recursos Marítimos y Terrestres, que recibió unos 387.926 pesos, de los cuales no existe constancia de cuánto se utilizaron para el desarrollo de esta iniciativa, que tampoco contaba con estudios ambientales o autorizaciones provinciales.

    Cuando el nuevo secretario de Producción, Rubén Zárate, asumió el lugar dejado vacante por Arzani, que pasó a revistar en provincia, no encontró carpetas que avalen la tramitación, algo que generó la realización de un sumario administrativo, y no consiguió que la empresa explique dónde invirtió el dinero otorgado por el municipio.
    El proyecto de ahorro energético no fue tan práctico o efectivo como se preveía y hasta el momento, salvo el pedido de reparaciones de los equipos, en el municipio no hay ningún indicador que señale que los 106.783 pesos fueron bien invertidos.

    En su presentación ante la justicia, los concejales radicales de Comodoro definen a las empresas de González Machín como fantasmas y sostienen que las mismas están vinculadas por el hecho de que las mismas tienen directorio similar y que el aporte para la cría de mejillones fue cobrado por Ana María D Agostino, la mujer o pareja del cuestionado empresario.

    La entrega de los aportes no reintegrables, que no fueron respaldados por los procedimientos que marcan las ordenanzas de contabilidad y control, es definida por los ediles como oscura ya que sostienen que Eduardo Arzani “procuró una fachada de estructura societaria y una excusa de utilidad pública para disponer indebida e irregularmente de fondos públicos en beneficio, al menos de Marcelo González Machín”.

    La denuncia que posteriormente presentó el municipio le serviría para deslindar responsabilidades y para intentar, a partir del recurso judicial, recuperar algo del dinero que González Machín no invirtió de manera conveniente, al menos en lo que respecta a las intenciones iniciales de la comuna quien, por estas horas, dice haber sido engañada. (Agencia OPI Chubut)

    11 Comentarios

    Dejar una respuesta