Chubut: el próximo martes se discutirá la Ley de Educación en las...

Chubut: el próximo martes se discutirá la Ley de Educación en las escuelas

42
1
Compartir

Alumnos en las aulas - Foto: OPI Santa Cruz
09/04 – 15:30 – Atech y el Ministerio de Educación acordaron la realización de una Jornada Institucional para trabajar el anteproyecto de Ley Educativa Provincial. La misma se realizará el martes 13 de abril en las escuelas de toda la provincia.

(OPI Chubut) – Docentes no oficialistas de Chubut cuestionan la metodología de debate desarrollado hasta el momento para el tratamiento de la ley de Educación en las escuelas; afirman que es “antidemocrático” y “no inclusivo”.

Los delegados del gremio docente de la zona sur, en clara oposición a la conducción provincial, denunciaron que hasta el momento no se han dado “instancias democráticas para discutir el proyecto pedagógico y educativo, y no se generaron los espacios propicios para que la comunidad también participe”, dijo Carlos Magno, delegado de Atech Región Sur.

Métodos antidemocráticos

El dirigente indicó que en el texto del anteproyecto “no esta definido el concepto de calidad educativa. Hay discrepancias en este sentido, dado que el estado atribuye la calidad sólo a estrategias metodológicas que debe hacer el docente para garantizar la calidad. Para nosotros hay que mencionar cuestiones contextuales, que son además responsabilidad del estado, para que el docente pueda educar y que en el concepto del estado no se consideran. Hablamos de cuestiones edilicias, cantidad de alumnos por aulas, calidad salarial, recursos necesarios para educar”, afirmó Magno. El anteproyecto de Ley de Educación se presentará formalmente desde el gobierno el martes 25 de Mayo y luego será debatido en la Legislatura.

En el documento final del plenario de delegados realizado a mediados de semana en Comodoro Rivadavia, se expresó que la metodología de debate “no solo es una falta de respeto a la comunidad toda, sino también a los trabajadores docentes porque ni siquiera respeta las horas de jornada laboral en la institución. Conclusión: al gobierno no le interesa realmente convocar al debate sobre el estado de la educación y su futuro.

En términos generales, el anteproyecto propone que la educación en Chubut sea obligatoria a partir de los 5 años y hasta el nivel secundario. Sin embargo, el Estado provincial se propone universalizar los servicios educativos a partir de los 4 años y extenderlos de manera progresiva a los niños de 3 años de edad. El gobierno destacó que el texto es el marco legal a todas las acciones y políticas instrumentadas por el Ministerio de Educación desde 2003 hasta la actualidad.

Interrogantes

Desde la Agrupación Espacio Docente de Trelew, también opositor a la conducción provincial de Atech, por considerar que actúan a “favor del gobierno y en contra de los trabajadores”, dieron a conocer algunos de los interrogantes que surgen de leer la ley.
Respecto de la nueva ley provincial de Educación Secundaria, se preguntan, si “¿Se han detectado objetivamente las falencias del modelo educativo vigente y que esta nueva ley viene a superar?; ¿Puede ponerse a prueba un sistema educativo sin el acuerdo, con respecto a su contenido y metodología, de las partes que deberán llevarlo adelante?”.

Además indagaron si en lugar de crear un Instituto de Evaluación de la Calidad Educativa “no sería más práctico y, sobre todo, preciso consultar a los protagonistas del proceso pedagógico (docentes, directivos, estudiantes y padres) para arribar a un diagnóstico serio sobre el estado de la educación y asumir las responsabilidades e implicancias de la actual situación”. Aseguraron que sería lo razonable aunque “los gremios docentes no fueron convocados seriamente para discutir la ley, y por lo tanto los docentes tampoco tendrán oportunidad de hacerlo”. (Agencia OPI Chubut)

1 Comentario

  1. Celebro que esta vez la ATECH y el Ministerio de la Educación del Chubut se hubieran puesto de acuerdo, aunque más no fuera para acordar la realización de la Jornada Institucional que llevará a la formulación de una LEY EDUCATIVA PROVINCIAL, al nivel programático de “Anteproyecto”.

    Esperamos al martes (lamentablemente será un martes 13) para que este movimiento pueda comenzar con los mejores auspicios (sin supersticiones) y para que el debate sea apto para resolver si el debate en sí es “inclusivo” o no lo es, y si es “democrático” o no.

    Observamos que los delegados docentes de Comodoro Rivadavia y área entienden que “no se han dado las instancias democráticas para discutir el proyecto pedagógico y educativo” y “que no se generaron los espacios propicios para la participación de la comunidad”.

    La lectura del artículo en OPI SANTA CRUZ me sugiere que según la comunidad educativa austral de la Provincia, en el texto del anteproyecto no se define el concepto de “calidad educativa” y que esta futura normativa sólo se refiere a diversos aspectos metodológicos del docente, que garantizarían la calidad. Se alude también a cuestiones edilicias, matrícula, salarios, etc. Como puede observarse con facilidad, las cuestiones puestas sobre el tapete por los gremios docentes no se refieren, digamos, a otros aspectos a considerar en el espinoso tema, y ni siquiera se mencionan.

    Cuando el tiempo de la Ley de Educación de Filmus; cuando el anterior de la Ley Federal de Educación de Alfonsín, etc., la participación de los padres de los alumnos y de otros padres, que a pesar de que sus hijos ya han transcurrido la escuela hasta la Universidad aún tienen inquietudes con respecto a la educación impartida, esta permisión (no invitación) a expresar opiniones en un sentido divergente fue sólo una catarsis para impedir en los adultos con experiencia docente una crisis apoplética.

    Me refiero a que el presente Anteproyecto adolece de idénticos defectos a los anteriores, ya que no trata en absoluto (o pretende tratar) aspectos esenciales, filosóficos de la tarea educativa y que los actuales directivos docentes pretenden olvidar o soslayar y sólo se refieren a cuestiones instrumentales, corporativas de la defensa de los intereses de los docentes provinciales. En homenaje a la verdad, y examinando el contenido del artículo, debo recordar que la Agrupación Espacio Docente de Trelew, esta vez ha aludido a las “falencias” del modelo educativo vigente, que el Anteproyecto pretende “superar”; sugiere esta agrupación la necesidad de “consultar” a los protagonistas del proceso pedagógico.

    Deseo a mi vez proponer algunos principios que estarían destinados a corregir paulatinamente las atroces falencias del sistema educativo vigente, en la que términos como la disciplina y el respeto por parte de los alumnos hacia directivos y cuerpo docente han terminado –por la notoria desconceptualización social- siendo malas palabras y por lo tanto convirtiéndose en disvalores que “han sido dejados atrás”. La notoria incapacidad, desconocimiento, falta de seriedad, de serenidad, de autoridad de los docentes ha terminado por hacer que ni los alumnos ni los padres de éstos ni en general toda la sociedad, los tomen en serio ni los elijan como modelos de comportamiento para sus hijos ni para sí.

    Le educación separada por sexos, como lo fue en toda la historia de la escuela argentina también “ha sido dejada atrás” y las consecuencias morales de tal actitud (me refiero a las buenas consecuencias) aún están distantes de ser debidamente probadas. Los continuados tanteos y fracasados proyectos de los bien pagados directivos de la educación han terminado por destruir las rancias tradiciones de nuestra escuela, hace años una de las mejores del mundo.

    No escarmentamos. Seguimos probando innovaciones, aunque (como el idiota proyecto de EGB y Polimodal de la Ministra Decibe, abandonado hace años en España) observemos día a día los fallidos experimentos que la educación argentina hace con nuestros hijos. Alguien ha observado que la ignorancia y la inexperiencia de los maestros actuales –a los cuales sólo se pide el título y el manejo de Internet- viene siendo funcional a algunos intereses oficiales y convirtiendo las escuelas en tierra fértil para la cosecha del odio fratricida desatado en años que estos niños desconocieron.

    Alguien ha pensado que un maestro en huelga, produciendo desórdenes e interrumpiendo el tránsito por las calles y rutas para defender sus intereses y los colectivos de los docentes –por ejemplo- no está dando a sus alumnos el mejor ejemplo? Se enseña a los chicos a conocer y enorgullecerse del pasado de nuestra cultura y nuestra historia civil y militar a lo largo de estos primeros doscientos años?…

    Contrariamente, creo que sólo se enseña a conocer antes de tiempo las cosas que los chicos tienen muchos años por delante para aprender, mientras ignoran conocimientos conceptuales e históricos indispensables para formar parte de una sociedad del conocimiento. Nuestros maestros actuales, conocen algo de lo que es –o debe ser- su verdadera vocación?…. Más simple aún: cuántos niños y jóvenes quieren ser maestros? Porque, ya lo dijo Hesíodo: “Enseñar es enseñar al discípulo a comprender lo que él puede llegar a ser”.

    Si la educación es, como se ha aceptado universalmente, un proceso intencional, debe aceptarse que este proceso pretende el perfeccionamiento del individuo como persona y su inserción posterior en el mundo cultural y social en el que ha de desenvolverse.
    Si consideramos la educación como la conversión del niño en un ser humano libre para actuar y ejercitar su poder de creación sin determinismos que se lo impidan, debemos considerar que la educación debe presentarse como una acción planeada, sistematizada tendiente a ese fin: lograr un ser humano libre y feliz.
    Creo que no lo es quien está atado por el odio hacia otros individuos o grupos sociales presentes o históricos y está condicionado por su ausencia de evolución intelectual.

    Sugiero, por último, que durante la Jornada Institucional del martes (otra vez el “13”) se converse sobre el proyecto presentado el pasado Siglo por esa eminencia insigne que fue Paulo Freire para quien el objetivo de la educación debía ser la liberación del oprimido y la concientización (forma que Freire empleaba para definir el conocimiento crítico del mundo y transformar la realidad social que le rodea). Docentes y no, debemos pensar que en esto del “conocimiento crítico del mundo” no podemos influir en el corazón del niño y del joven con nuestros propios odios del ayer. Tal debiera ser la responsabilidad absoluta del maestro.

    Por eso, antes de tratar en la Jornada Institucional los temas salariales y corporativos propuestos por los organismos responsables, deben ser analizados los más profundos, los que deben zanjar los terribles atrasos de la educación argentina, para que el Chubut termine siendo un ejemplo para todo el país.

Dejar una respuesta