Publicado el: 16, Abr, 2010

Riesgo empresario y censura del poder


Censura
16/04 – 17:00 – Para aquellos que nos gusta y disfrutamos del periodismo libre, es muy triste lo que ocurre dentro de la empresa que produce Crítica de Argentina, un diario que nació para establecer la diferencia, tan necesaria en materia de información, más aún en los días que corren en nuestro país. ¿Por qué a los medios oficialistas no les ocurre lo mismo? (Por Rubén Lasagno)

Reflexionando sobre el valor de una prensa distinta y sin mordaza, nos apena, realmente, la situación por la que atraviesan los colegas de ese prestigioso medio, pero también es atendible lo que puede estar pasando el empresariado para sostener una publicación, con todos los costos que conlleva hacer, producir y distribuir un diario de esas características, solventado con la pauta publicitaria de privados, los cuales muchas veces por “sugerencia” de algunos allegados a los gobiernos (provincial o nacional), suelen retirar de forma imprevista, dinamitando las bases financieras de la empresa.

No es mi intención inmiscuirme en cuáles son los problemas por los que atraviesa Crítica de Argentina, ni dónde está radicada la culpa; sabemos que existe un conflicto por pagos atrasados, pero el análisis es otro: cómo sobrevivir como medio comprometido, cuando desde el propio Estado no solo se lo combate en lo ideológico, sino también se le niega la pauta publicitaria que es utilizada desde el poder como premio y castigo, según el diario sea amigo de la casa o esté políticamente en la vereda de enfrente.

Esto que le ocurre a Crítica, no le sucede a diarios K que nadie explica (aunque todos lo sabemos) cómo hacen para sobrevivir comercialmente en un país donde toda empresa seria debe remar con costos incalculables, una presión tributaria feroz y la lucha diaria para mantener y sostener un staff de empleados que es una erogación sumamente onerosa para cualquier empresario honesto.

La respuesta es clara y sencilla: sobreviven porque obligan a pautar a empresas “del palo” y absorben toda la pauta oficial que lubrica sus cuentas bancarias independientemente de cómo salga el producto y sin importar siquiera si el diario se regala o se tira, ya que su existencia constituye solo una excusa para la facturación diaria o mensual. Estas producciones son generalmente copy-paste, reproductores de comunicados oficialistas y órganos de propaganda del gobierno, cuando no operadores encubiertos (y no tanto) del poder que los alimenta a través de los dineros públicos.

Si tomamos el ejemplo de Crítica de Argentina, lo cual lo podríamos traspolar a Perfil o cualquier medio independiente de esa importancia, se hace imposible que un diario pueda salir a la calle a un costo extremadamente ajustado, ya que el valor de venta, si bien no es la ganancia del diario, ayuda a solventar los gastos de impresión en un buen porcentaje a través del recupero. Cuánto más irían a pique las finanzas de estos medios si los diarios que producen se entregaran gratuitamente en la vía pública. Sería, para cualquier editorial, imposible de sostener y en un par de meses caería inexorablemente.

Pues bien ¿Cómo se explica entonces que alguna prensa papel de Santa Cruz y de Buenos Aires, sean diarios que se regalan y las empresas periodísticas que los producen sean tan prósperos negocios en un mercado deprimido para la mayoría de los que invierten con riesgos económicos ciertos?. Es que el direccionamiento de los dineros públicos para sostener a estos medios del Estado les permiten a los “empresarios” que han nacido a la sombra de la prebenda oficial (y que seguramente se esfumarán mágicamente como nacieron, el día que esas pautas desaparezcan), reforzar mes a mes las cajas propias y la de aquellos que los favorecen, haciendo correr millones de pesos hacia bolsillos y empresas que resultan ser solo fachadas para darle una pátina de legalidad a un latrocinio encubierto.

Generalmente estos medios, se jacatan de “dar trabajo a la gente” y en muchos casos sus empleados suelen cobrar los sueldos de la administración pública o les abonan el mínimo por convenio, cuando no son solo contratos basuras que caducan cuando los “empresarios” consideran que el empleado o periodista ha sacado los pies del plato.

En épocas de crisis es cuando más sobresalen estas diferencias, pero la impunidad que otorga el poder, la inexistencia de justicia, la falta de coraje para denunciar, la pasividad de aquellos que podrían hacerlo pero se recluyen en la comodidad que brinda la paga mensual, todo se conjuga para que estas florecientes “empresas” hagan ostentación de sus abultados patrimonios, aún cuando la realidad de la verdadera empresa periodística con capital de riesgo, tenga un deterioro inversamente proporcional al enriquecimiento de estos pseudos-medios.

Hace poco se conoció un informe de lo que ganan los periodistas en el país y los mejores pagos (holgadamente) son quienes desarrollan tareas en medios estatales, radio, gráfica y televisión. No es casual, el Estado sigue siendo la gran nave nodriza que inagotablemente da de comer a una elite periodística que usufructúa los beneficios del empleo seguro y bien rentado, prescindiendo (solamente) de sus convicciones y a veces también (porqué no decirlo) de la ética y las satisfacciones que da esta noble profesión. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 7 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Juan del Sur dice:

    Muchos ciudadanos de Santa Cruz no se explicaban cómo el Periódico Austral de Río Gallegos se pudiera regalar en toda la provincia. Diarios tirados por todos lados en todas las terminales de transporte. Papel derrochado que serviría para dotar a las comisarías, hospitales, etc. de este insumo, que siempre les falta. Claro, la “papa” estaba en los cheques de las cuentas del Gobierno Provincial que ingresaban a las arcas del propietario de ese pasquín. Obvio que con más razón y más plata, por supuesto, esto se iba a dar en Buenos Aires. Los Kirchner (como Chavez), quieren acallar a los que no piensan como ellos. Entonces no importa el costo que hay que pagar para que ello ocurra. Y mientras tanto, la pobreza sigue anotando en su equipo, a cada vez más argentinos.
    Pobre gobierno que deba suceder a estos enfermos de la guita.-

  2. cucho dice:

    Perdon,,,existe el periodismo libre,,,por lo que veo y no hace falta ser muy inteligente,,,en argentina y menos en santa cruz existe periodismo libre ni mucho menos objetivo,,son solo formadores de opinion,,,,manipuladores de la informacion con un objetivo puntual,,,,si existe por favor haganle un monumento,,,,,profesion mas bastardeada que esta no se si hay,,,,

  3. GARRAPATA dice:

    AHI APARECIO EL CUCHO, CHUCCHO, MUCHO, TRUCHO. VOS SIEMPRE HABLANDO MAL DEL PERIODISMO QUE TE PASA?? TUVISTE UN NOVIO PERIODISTA QUE TE DEJO POR OTRO.??? SI NO TE GUSTA EL PERIODISMO DE SANTA CRUZ LEE PAGINA 12 DE LOS LUPINEROS COMO VOS JETON.
    ESTAS HISTERICA PORQUE ALGUN NOVIO PERIODISTA TE DEJO. PARECES ZULMA LOBATO

  4. Malebranche dice:

    “La Lectura Es De Gran Utilidad Cuando Se Medita Lo Que Se Lee.”

    “La Mejor Critica Es La Que No Responde A La Voluntad De Ofensa, Sino A La Libertad De Juicio”.

    DESDE EL PODER O DESDE EL LLANO ¿¿¿¿QUIEN QUERRÁ AYUDAR Y FINANCIAR A SU DETRACTOR,OPOSITOR, O AL ENEMIGO DE SU CLIENTE????,.

    SI ME SIRVE LA CRITICA LA TOMO,SI NO LA IGNORO, PERO NO LA FINANCIO.- . H.I.H

    OPI – Ruben Lasagno.
    1)-.”Para aquellos que nos gusta y disfrutamos del periodismo libre”

    2).-” producir y distribuir un diario de esas características, solventado con la pauta publicitaria de privados, los cuales muchas veces por “sugerencia” de algunos allegados a los gobiernos (provincial o nacional), suelen retirar de forma imprevista, dinamitando las bases financieras de la empresa.”

    3).-” cómo sobrevivir como medio comprometido, cuando desde el propio Estado no solo se lo combate en lo ideológico, sino también se le niega la pauta publicitaria ”

    4).- ” Esto que le ocurre a Crítica, no le sucede a diarios K “.
    ” sobreviven porque obligan a pautar a empresas “del palo” y absorben toda la pauta oficial que lubrica sus cuentas bancarias independientemente de cómo salga el producto y sin importar siquiera si el diario se regala o se tira.”

    5).- “¿Cómo se explica entonces que alguna prensa papel de Santa Cruz y de Buenos Aires, sean diarios que se regalan y las empresas periodísticas que los producen sean tan prósperos negocios en un mercado deprimido para la mayoría de los que invierten con riesgos económicos ciertos? “.

    6).- “Generalmente estos medios, se jacatan de “dar trabajo a la gente” y en muchos casos sus empleados suelen cobrar los sueldos de la administración pública ”

    7),- ” Hace poco se conoció un informe de lo que ganan los periodistas en el país y los mejores pagos (holgadamente) son quienes desarrollan tareas en medios estatales, radio, gráfica y televisión.”

    • A Nick Malebranche: Ud ha logrado sintetizar el pensamiento que cunde en el ideario kirchnerista, nadie lo podría haber dicho mejor. Es la raíz del problema, ES EL PENSAMIENTO FACISTA que tan bien aplica el actual gobierno. Por eso crea y compra medios para licuar dineros públicos y operar sobre quienes no se bajan los pantalones ante ellos. Sin embargo éste gobierno, como tantos otros, pasará y los medios van a persistir, al menos los que no viven de estado o fueron creados para esto que tan bien Ud señala en su regla de oro. R.L.

  5. cucho dice:

    todo bien pero si solo descalifias y no podes aportar algo para sostener tu punto no existis,,,,conoces algun periodista independiente, objetivo,,no creo,,,,no existen asi,,,,el resto me suena a autobombo,,,,,

  6. ali dice:

    HOLA PREGUNTEN A MARIA ROSA MENDEZ SOBRE LA CENSURA DE PODER ,Y EL TRATO A SUS COM`PAÑEROS DE TRABAJO YA TE LLEGARA TU DIA Y NO HABLES CON COSTA PORQUE TODO SE SABE NO LE PASES INFORMACION

Publicidad

OPI Video