Quieren sindicalizar a la policía

Quieren sindicalizar a la policía

58
13
Compartir

La policia de Chubut - Foto: Prensa Gobierno
28/05 – 17:00 – El ARI de Chubut presentó un proyecto de ley para permitir la sindicalización de las fuerzas policiales. Esta controvertida cuestión que tiene gran resistencia por parte de los Estados provinciales, comienza a ser debatida en la provincia del gobernador Das Neves.

(OPI Chubut) – El diputado del Ari, Fernando Urbano, presentó un anteproyecto de ley destinado a permitir la sindicalización de las fuerzas policiales en Chubut. Entre los fundamentos, con los que cuenta el mencionado proyecto, están los pilares jurídicos y democráticos que “defienden el derecho del trabajador para poder organizarse y de esta forma defender aspectos relacionados con su labor. Situación ésta que actualmente se encuentra vedada para los integrantes de la fuerza policial”.

Entre los argumentos, el diputado, expresó que las condiciones laborales y salariales actuales “son paupérrimas, por ejemplo: la exigencia del cumplimiento de 56 horas de trabajo semanales, provisión de uniformes inadecuados e insuficientes, retención sin justificativo del 10 % del sueldo por el servicio adicional que pudieran realizar; se aplican sanciones sin derecho a defensa a quienes levantan reclaman por alguna causa justa, etc”.

El proyecto –según se indicó- surgió ante la negativa del gobierno a permitir la agremiación de estos trabajadores sin argumento jurídico alguno, “sólo pretextos pueriles que se sostienen en la pérdida de la disciplina, la verticalidad o cadena de mando dentro de las fuerza”.

El legislador expresó que han transcurrido muchos años de democracia y todavía se sigue teniendo al personal policial con leyes de la dictadura. “Solo una concepción arcaica de la función policial, propios de estos regimenes autoritarios ha permitido el estancamiento de los policías en los derechos y libertades propias de todos los ciudadanos en los estados democráticos”.

También –sostiene Urbano- “es muy difícil que los agentes de menor rango puedan denunciar actos de abuso de autoridad o corrupción que se suscitan en el ámbito laboral de la Policía, esto debido a la verticalidad de la Organización. Cabe mencionar, y no como dato menor, que quienes han querido promover el derecho de sindicalización han sido perseguidos por el poder estatal en una lucha desigual, inclusive en algunos casos lo han dejado cesante. El gobierno pone de pretexto, para no otorgar la personería gremial, que si se sindicalizaría este colectivo se perderían las cadenas de mando, y que el estado deliberativo atentaría contra la disciplina. Ello no tiene sustento de ningún tipo ya que el sindicato no maneja las ordenes operativas, solo reclama condiciones dignas de trabajo”. (Agencia OPI Chubut)

13 Comentarios

  1. Espero que en Santa Cruz tambien prospere el movimiento que en tal sentido se viene gestando a raiz de los últimos problemas suscitados por los pedidos de aumento de sueldos, que en realidad son una verguenza al compararlos con los haberes de muchos empleados públicos, docentes, judiciales y ni que hablar de los políticos, asesores etcetcetc. Adelante Chubut, estamos en democracia y los policias tambien son ciudadanos con familia, con sueños, con anhelos, y por sobre todo, con amor al projimo al que cuidan, pero para que lo puedan hacer mejor, tienen que estar tranquilos, vivir en casa dignas y poder criar a sus hijos como debe ser.

  2. Si que pidan uniforme con panza para que les entre, lo ultimo que falta que se gremialisen, primero que pidan vocacion que es lo que les falta para ver si pillan chorros porque cada ves peor y no pillan a nadie.

  3. che llamen a luis cardenas de petroleros que los acesore, fijence que el esta estudiando para policia por que ya empezo a ser controles en chimen aike

  4. SEÑORES.-

    ESTAN TODOS CON EL BALERO LAVADO.

    LOS QUE PROMUEVEN QUE LA POLICIA SE SINDICALICE, ESTAN COMPLETAMENTE LOCOS.

    LA POLICIA, ES UNA FUERZA DE SEGURIDAD MILITARIZADA, Y NO PUEDE NI DEBE SER UN SINDICA

    TO.- LOS QUE ASPIRAN A ESO, RENUNCIEN Y BUSQUEN OTRO TRABAJO, PUES NO QUEREMOS SER

    VICTIMAS DE UNA POLICIA BARATA, SINO PROFESIONAL QUE NOS ASEGURE, SEGURIDAD, DECEN

    CIA, PATRIOTISMO Y CONTROLES EN TODO TIPO DE DELITOS…EL NARCOTRAFICO AUN ES UN DEUDA

    MUY, PERO MUY PENDIENTE, ES DECIR, SE SABE TODO, PERO NO ACTUA NI LA POLICIA NI EL

    PODER POLITICO…ES DE PUBLICO Y NOTORIO DONDE SE VENDE DROGA, EN CASAS DE FAMILIAS

    EN KIOSCOS, EN CABARETS O A DOMICILIO. QUE SINDICATO NI SINDICATO…

    POLICIA DE SANTA CRUZ, SALUDO DOOOOSSS !!!!!

    CARRERA MARRRRRRRRRRRRRRR !!!!!!!!!!

    Carlos

  5. Para comentario que dice ARGENTINO. Estimado AMINAL, sin ofender a la especie. Primero, por si no sabes, la policia provincial en santa Cruz, no es militar, sino civil. No estamos en chile, ni en bolivia, ni en colombia, ni en brazil, venezuela, etc., estamos en ARGENTINA. La policia en ARGENTINA es civil. Posee un regimen vertical, porque en sus inicios todas las policias eran primero de territorio o nacionales, es decir en sus origenes SI eran militares, por eso en su inicio al policia se lo mencionaba como MILICO. Posteriormente a ni vel nacional y en las distintas provincias, su policía fue y sera una fuerza civil, con ordenamiento de base semi-militarizada. Porque los preceptos base de su organizacion, en su epoca fueron extraidos de los reglamentos militares que eran el unico modelo de organizacion que tenian las fuerzas en sus inicio. Posteriormente y con el avance de nuestra civilización estos preceptos se mantuvieron porque la SOCIEDAD NUUNNCCAA, se ocupo en sus fuerzas de seguridad. No te olvides que unicamente te acordas de la policia cuando te pasa algo o tenes que hacer un tramite o te paran en un control o en un operativo y para colmo, unicamente se acuerdan para putearlos. Pero bueno eso es otra historia, como decia, la sociedad, no se ocupo de adecuar las reglamentaciones por provincias o a ivel nacional que generen que cada policía cambie acompañando los distintos crecimientos poblacionales o se adecue a los distintos indices de delincuencias, como asi nadie se ocupo que el ESTADO tiene la obligacion de proveer a su poblacion de SEGURIDAD y para ello debe INVERTIR en la misma. invertir en capacitacion primero; luego en infraesctructura; en comunicacion; en material tecnico especifico; en armamento; en uniformes; en movilidad; en tecnología especifica para prevención como asi para represion del delito. Invertir en estudios serios de impacto social relacionados a politicas de seguridad, para lo cual debe capacitar a personal de su fuerza de seguridad en este tipo de investigaciones para determinar estudios serios que indiquen anualmente como va la politica de seguridad en comparacion con los indices delictuales y que hagan analisis serios de la utilizacion del material humano en la fuerza, como asi de la afectacion de medios tecnicos para respaldar la respuesta de seguridad requerida por sus seguridad. Como explicara el ESTADO DEBE INVERTIR EN SEGURIDAD COMO LO DEBE HACER EN EDUCACION Y SALUD que son pilares fundamentales de toda sociedad. Pero especialmente debe ocuparse de mantener una legislacion que apoye todo el accionar policial; impulsar legislacion para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, pero tambien de garantizar al policia sus deberes y boligaciones, pero tambien establecer sus derechos porque es un derecho el cobrar un sueldo digno; tener el material para trabajar comodo en una funcion que no todos eligen de seguir, porque no todos van a soportar el frio; el desprecio de una sociedad que cuidan con o sin gusto, pero deben hacerlo; porque no todos van a intervenir en hechos tan aberrantes que si bien no suceden todos los dias, pero dejarian helado a mas de un ciudadano comun; no todos deben optar por actuar con profesionalismo en un hecho de vilacion o de abuso sobre un menor o una mujer o un crimen que tenga la condena social y encima deben detener al autor y posteriormente velar por salvaguardar los derechos humanos del mismo que violo no se cuantos derechos, pero asi lo exige la consutitucion y despues de guardias, recargos y adicionales, cada policia dbee volver a su casa y sonreir a su familia; abrazar a su pareja y a sus hijos y tratar de ser un ser humano normal. Por todo esto y mucho mas es necesario adecuar la legislacion policial a los tiempos democraticos actuales; sacar ciertas cuestiones de tiempos de antaño. No tanto de epocas militares porque en caso de policia de santa cruz muchas legislaciones policiales verticalistas vienen de epocas democraticas, pero adecuadas dentro de un marco militarizado. Esto esta porbado que hoy no puede mantenerse o sostenerse por distintas contrariedades legales con tratados preexistentes. Se debe adecuar la policia a una sociedad democratica para lo cual tambien se deben cumplir aspectos democraticos dentro de la fuerza. No es necesario perder la verticalidad de la funcion, porque esto se da en cualquier empresa, perso si adecuar un regimen interno con premios y castigos administrativos o de efecto inmediato en un funcionario que transgrede sus obligaciones, garantizandole un legitimo derecho de defensa y en caso de culpabilidad, que se gradue un regimen de castigo acorde a la falta; si es necesario implementar un juicio con jurados de pares que determinen la sancion del imputado, como ejemplo y asi otras cuestiones, pero principalmente se debe garantizar un sueldo digno y condicones laborales dignas para cualquier policia que no deja de ser un empleado civil con una funcion especifica que es la SEGURIDAD y asi se puede EXIGIR que el policia CUMPLA CON SU OBLIGACION DE PROTEGER LA SOCIEDAD PORQUE NO TIENE QUE OCUPARSE DE OTRA COSA Y SE LE PAGA A LA ALTURA DE LO QUESE LE EXIGE Y CUANDO NO CUMPLA. LUEGO DE UN JUICIO INTERNO, SI ES NECESARIO SE LO SEPARA DE LA FUERZA Y LISTO.

  6. En primer lugar, mi absoluto acuerdo con ARGENTINO (comentario N° 6). El Proyecto de Ley presentado por el “honorable” Diputado Fernando Urbano es una pifia, una estupidez, una gansada que no merecería comentario alguno, sino fuera por la peligrosidad que resviste el desarrollo de la taradez y de la desconceptualización de la sociedad en base a la de sus autoridades electas.

    Para el lector que se identifica como “101” le comunico que en primer lugar me recuerda al libro de Sarmiento, aquel en el cual el batallador de “Civilización y Barbarie” (este tomo se llamaba “Las Ciento y Una”) tendía la polémica con el publicado por Juan Bautista Alberdi -el eminente inspirador de nuestra Constitución Nacional- llamado “Cartas Quillotanas”. Polémicas que hicieron historia.

    En segundo lugar voy a decirle, con total respeto, que está fuera de consideración que la Policía sea una fuerza civil armada, que la sociedad sostiene para su propia seguridad y para resguardar uno de los más importantes bienes que la Constitución le reserva: “el orden y la seguridad públicos”.

    Remontarse a los tiempos de origen de las instituciones policiales es absolutamente irrelevante, porque fuera cual fuere ese origen y el de las autoridades que circunstancialmente la comandan, la modalidad de prestación de servicios y el objeto de los mismos son siempre idénticos, porque ellos son iguales y lo han sido en todas las policías del mundo, inclusive en las de mayor prestigio internacional y profesional, como lo son la Sureté de Paris, Interpol con sede en Bruselas desde 1923 y Scotland Yard que se manejan de la misma forma. La disciplina es y DEBE SER aún mayor que en el Ejército y las Fuerzas Armadas…aunque sea civil, y acaso precisamente por ser civil. Ha de saber el lector que un Policía retirado está autorizado a la portación de armas, mientras que un militar retirado no lo está, salvo autorización de la “autoridad civil”. Ésto encuentra su razón de ser en que la vida del Policía retirado, por su contínuo enfrentamiento con individuos del mal vivir (actualmente “víctimas” de la sociedad toda) sigue en peligro como durante toda su carrera.

    El concepto de que la “democracia” (en la que distamos mucho de vivir) tiene que ver en esta organización lo único que ha venido permitiendo es el manoseo, la intervención desinformada y torpe de autoridades que a lo sumo pueden lucir el título y la experiencia de abogados y la difusión aventurada y peligrosa de sus medios y procedimientos, para información de los delincuentes, matones y malvivientes que gracias a la prensa y a algunos políticos pueden enterarse hasta de los horarios y llaveros que posee cada guardia policial. Democráticamente algunos canales de TV están difundiendo los movimientos de la Policía mientras dentro de las viviendas o comercios los ladrones o secuestradores están realizando su macabra tarea, y de ese modo los enteran de todo lo que los malandras necesitan saber. Muy “democrático”, muy inteligente.

    Lo que el señor Diputado tiene que hacer es llamar a la Policía, especialmente en sus estamentos intermedios, léase oficiales subalternos y suboficiales, y preguntarles a ellos directamente sobre los problemas que los aquejan -con garantías de inmunidad por tratarse de una orden de otro Poder “democrático”- tomar nota de éstos y comprometerse a presentar un proyecto consciente y meditado para que el Poder Ejecutivo destine las partidas presupuestarias a la satisfacción de sus necesidades.

    Proponer un “sindicato” de la Policía es desconocer profundamente lo que un sindicato es, y lo que es un Policía que -como muy bien dice este lector- es a quien recurrimos, solicitándole el compromiso de su propia vida, para zanjar una situación de extremo peligro y gravedad. Es su tarea de todos los días.-

    Por último, conviene dejar de utilizar la palabra “trabajador”, pues cada uno de los peticionantes de beneficios salariales y otros que le afectan particularmente no lo hace como “trabajador” (palabra tan utilizada por el Duce y por otros grandes fascistas de la Historia del mundo) sino como defensor de una corporación que desea ponerse a resguardo de lo que seguramente vendrá para las otras.

    Disfrazar la verdad con palabras es una trampa en la que la mayoría no dejan de caer.

  7. Algo en lo que todo el mundo està de acuerdo, desde afuera y desde adentro de la fuerza, es que las cosas no estàn marchando como deberìan. Excepto en algunos meritorios casos. (Ver porquè.)
    Si el resultado no es el que deberìa, algo hay que cambiar. Pero hay que cambiar, si o si. Estè la culpa o responsabilidad donde sea. Porque asì evidentemente no va màs.
    Quizàs estos sistemas estèn pensados para otro tipo de polìticos o conducciòn, U otra època. U otra cultura.
    Las antiguas empresas nacionales eran un ejemplo de escuela de disciplina, capacidad y administraciòn. (Correo, Banco Naciòn, Comunicaciones, Gas del Estado, Obras Sanitarias, Telèfonos, etc)
    Lo fuè tambièn la docencia con la firmeza de sus directoras e inspectoras.
    Para hacer montones de tareas no hace falta un uniforme donde le aprieten todos los botones, con un “joggins” basta. La calidad de la autoridad emana de otros aspectos de las personas.
    Quizàs haya que hacerlas comunitarias con conducciòn colegiada. Porque si el representante del ciudadano no està a la altura de las circunstancias, en lugares pequeños como estos nada impide que el ciudadano se ocupe directamente de las cosas que el funcionario que està al lado no escucha, no entiende o “no puede actuar”. La base del cuerpo serìa estrictamente profesional.
    El fracaso de una conducciòn es cuando no sabe que ocurre en la base y la misma le ha perdido la confianza. Sino no se necesitarìa ningùn sindicato. El superior SIEMPRE es el que tiene la obligaciòn funcional (y moral) de velar y de conocer lo mejor posible la situaciòn de sus cuadros. En la forma màs amplia que pueda. Para poder obtener el màximo rendimiento de sus capacidades y promover su progreso y bienestar; por ende de todo el conjunto.
    ¿Sabràn ver que pasa?¿y cuàl es la soluciòn antes de que el agua siga subiendo?

  8. El diputado Urbano es un diputado que llego no por capacidad en el ARI , llego para salvarse de Das Neves que lo tenia contra las cuerda para hecharlo de su labor de medico en un pequeño dispensario. Lo conozco bastante pues milite en el ARI. Lo que dice de sindicalizar la policia es poco serio, como ya anteriormente opinaron es necesario profesionalizarla, equiparla y que este bien paga. Sus efectivos deben ser rigurosamente seleccionados, lo primero es que deben tener vocacion y espiritu de sacrificio. Hoy el policia , no todos, estan porque no encuentran otro trabajo por que casi ninguno tiene estudios entre el cuadro de subalternos, y el cuadro de oficiales tiene una escuela de adiestramiento facil, liviana y poco profesional. en sintesis tenemos la policia que nos merecemos, pues mucho viven de adicionales y… adicionales estirando la mano para callar delitos… y sino basta haber sintonizados radios o programas televisivos donde policias arrepentidos dicen como es la trama de la corrupcion policial… SERA VERDAD ESTO?????

  9. Señor NYC, un honor. Estamos de acuerdo en varias cosas. Diría que la primera de ellas es el concepto de que la calidad de las personas no emana de sus características exteriores. Ello es cierto, de la misma manera que la calidad de los lectores no emana de los insultos que profesan sino -como en su apreciable caso- de la corrección y el respeto de sus expresiones.

    Habremos de reconocer, no obstante, que nadie tiene obligación de reconocer en la vía pública a una autoridad en jogging o con un brazalete y que un uniforme, si bien “no identifica a las personas”, al menos hace evidente su calidad de agente de un organismo del Estado. Un Policía o un simple Inspector Municipal debe llevar un uniforme, lo cual entre otras cosas es obligación para encontrarse a la altura de lo que este uniforme significa.

    Debe llevarlo también por aquello que en Derecho Administrtativo separa, en los agentes del Estado, la condición de “empleado” a la de “funcionario”. El agente uniformado REPRESENTA a la Institución en todo momento, tal y como un policía representa a la Policía y no a fulano de tal… característica que lo convierte, por muy bajo que sea su sueldo, en un FUNCIONARIO del Estado. Algunos no saben (incluso jueces) cuál es la pena para aquel “que pusiese sus manos en la autoridad”.

    Esta condición, hasta las personas más iletradas la conocían antaño, y hoy, por influjo constante de la popularidad de la falta de respeto. cada ciudadano la ha olvidado. Estos conocimientos no deberían ocultarse: deberían difundirse. Incluso desde la escuela, en vez de enseñar y permitir a los menores de edad que jueguen a ver quién se insolenta e insulta más a la Policía, que está atada para responder. Por ésto, debe recordarse que el tema del descontento de las filas policiales no puede resolverse con un sindicato y un puñado de pesos.

    De la misma manera que uno puede tener excelentes conceptos pero debe procurar no equivocarse en cuanto a la ortografía, sintaxis y esas pavadas que nos enseñaban en la escuela los “represores” de los maestros de grado. Más adelante aprendimos que la ortografía era buena, pero no suficiente. Pero no debíamos olvidarla.

    Con alguna experiencia en la cosa -no importa cuánta ni cuál- puedo decirle que cuanto más alejada esté la Policía de las cuestiones del “infierno grande” que es el pueblo chico, mejor. Un policía debe tener absoluta independencia para planificar, organizar, delegar, conducir, planificar y ejecutar el mayor número de procedimientos, de tal manera que la intervención, intermediación o disposición de factores inespecíficos como los creados o emanados por la política dificulten en la menor medida su acción. Léase: devolver a la policía la totalidad de las atribuciones que hicieron que en el pasado funcionara mucho mejor que en los últimos tiempos. Un policía no puede ser un ciudadano que contínuamente se esté comiendo las uñas pensando que va a pasar con él cuando se atreva a proceder contra algún amigo del poder. El hilo se corta—-etc.-

    Todas las conducciones policiales y militares fracasan cuando sobre su cabeza tienen a alguien que lo manda sin tener la mínima experiencia del mando, que es un arte en sí. Y los subordinados no pueden tener confianza en una conducción que no manda, sino que se pasa obedeciendo y temiendo las intervenciones y órdenes que vienen “de arriba”, siempre defendiendo intereses que no son los de la ley.

    Esta es al menos, mi visión de las cosas. Por otra parte, permítame felicitarlo por su excelente intervención. He aprendido de ella, aunque no la comparta en su totalidad.

Dejar una respuesta