Publicado el: 14, Jun, 2010

Liberan al único detenido por el crimen de Leonela Aguirre


Justicia por Leonela Aguirre - Foto: Clarin.com
14/06 – 11:00 – Los jueces Hernán Granda y Gustavo Castro de Puerto Madryn resolvieron esta mañana dejar en libertad a la única persona que permanecía detenida por el asesinato de la niña de 10 años, Leonela Aguirre.

(OPI Chubut) – Los magistrados liberaron a Pablo Bell, tras revocar la decisión de la jueza Flavia Fabiana Trincheri, quien el último miércoles había prorrogado la prisión preventiva del imputado por 30 días.

Bell se encontraba en prisión preventiva domiciliaria hasta que esta mañana los jueces de Puerto Madryn, Hernán Granda y Gustavo Castro, resolvieran dejarlo en libertad.
Bell sigue ligado a la causa y tiene que presentarse ante la justicia una vez por semana. En cuanto a las pruebas esgrimidas por la fiscalía, el abogado Carlos Del Marmol, quien representó a Bell, dijo que aún queda pendiente un examen genético que se realizará en Buenos Aires, pero el resto de las pruebas fueron “positivas para esta defensa”.

Testigo

Leonela Aguirre fue asesinada en la madrugada del 17 de Marzo de 2010, después de desaparecer en la tarde del día anterior. Fue abusada y estrangulada en un lugar que aún no se ha podido determinar y su asesino dejó el cuerpo en un contenedor ubicado a pocos metros del lugar donde fue vista por última vez.

Horas después del crimen, la justicia ordenó la detención de Pablo Bell, tras escuchar el testimonio de una mujer que aseguraba haber visto a la víctima en compañía de un hombre que ingresaba a la vivienda que ocupaba en ese momento el acusado. Tras su detención, la fiscalía presentó varias pruebas que lo incriminaban en el hecho y le imputó “homicidio criminis causae”, una figura que contempla una pena de prisión perpetua.

Peligro de fuga

Cabe recordar que la jueza Trincheri fundó su resolución –el miércoles pasado- en que existe prueba con el grado de probabilidad positiva que exige esta etapa procesal, dando lugar a la presunción suficiente en relación a su participación en el hecho. Si la prueba genética en el cable y la huella digital sindican a otra persona, ello no desvincula al acusado con respecto a la otra prueba.

Como las muestras morfológicas de los pelos, que si bien no son concluyentes son compatibles y sumado a las pericias de la impronta que arrojaron un grado de probabilidad del 90%, además de los rastros biológicos encontrados en el pantalón de la niña que se están realizando en Buenos Aires, explicó la jueza. Además agregó finalmente que el peligro de fuga en lo que hace a la característica del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento se encuentra configurada. De esta forma, el imputado continuará con arresto domiciliaria hasta el día 7 de julio. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video