Publicado el: 7, Jul, 2010

El Senador Nicolás Fernández entiende la comunicación social conceptualmente como Videla y Galtieri


Senador Nicolás "Tito" Fernández
07/07 – 09:30 – El Senador Nicolás “Tito” Fernández dio una clase magistral de contra-comunicación social. Mientras el mundo va hacia la globalización económica, cultural y comunicacional, el legislador de Caleta Olivia deviene en cultor del pensamiento único, cercena el libre albedrío de las personas y pretende definir y determinar “lo que es bueno” y “lo que es malo” para la gente de Santa Cruz, como si todos los habitantes de esta provincia fuéramos una aldea. Lea la increíble interpretación que tiene Fernández de las comunicaciones humanas en pleno 2010 y su particular visión sobre la Ley de Medios.

El Senador Nicolás Fernández hizo algunas declaraciones en Radio 21 de Caleta Olivia. Entre diversos temas que abordó, hubo uno que decidió a nuestro editor detenerse en los dichos del legislador y hacer público su punto de vista sobre la ley de Medios y la forma en que Fernández concibe las comunicaciones en pleno siglo XXI, cuando en todo el mundo el ser humano y las tecnologías globales pugnan por la integración, el conocimiento en tiempo real de los acontecimiento y la inmediatez de las noticias.

Hablando sobre la libertad de expresión el Senador refirió “Lo claro es que en la provincia de Santa Cruz sigue existiendo como hasta ahora, una clara libertad de expresión. Lo lógico es que en la provincia de Santa Cruz exista la posibilidad de que cada uno pueda, en los espacios que tenga, en vez de ser reproductores de voces, ser voceros de las realidades locales y regionales y que tengan una fuerte participación en el crecimiento de esta idea en donde de cada región uno pueda recoger lo que realmente pasa”, indicó y más allá de plantear alguna diferencia conceptual, podría decirse que es una posición (hasta aquí) aceptable, en tanto lo que se tiene que incentivar es la producción y exposición y/o difusión de los problemas propios de nuestra población.

Pero Fernández, que hasta ahí había guardado una cierta lógica en su planteo, giró a la derecha, se colgó los bigotes tipo mosca bajo su nariz, sacó el enano fascista de su bolsillo y atacó los fundamentos, no solo de la libre expresión, síno del libre albedrío de las personas que constitucionalmente tienen intacto el derecho de elegir lo que hacer, decir, ver y escuchar sin la necesidad de que una ley o un Estado irreverente de los derechos contemplados en la Carta Magna, deba y pueda cortar, para satisfacer una visión neofascista de las comunicaciones en el siglo XXI que tiene en América latina a su principal cultor en Hugo Chávez.

Dirigiéndose al conductor del programa Fernández dijo muy convencido “Vos sabés que hay infinidades de programas a lo largo y ancho del país que son meros transmisores o reproductores de las realidades que suceden en la Capital Federal y eso la verdad, que no es bueno ni para la región, no es bueno ni para los empresarios que están en un medio de comunicación, porque en definitiva las pautas publicitarias debieran contratarse y abonarse en los lugares donde se producen los programas y sobre ese particular” asintió.

Más adelante el Senador, lanzado con fervor a defender la teoría que nadie le reabatía, amplió su explicación y señaló “Quiero contarte que para agosto tengo la idea de llevar a Alejandro Appo a Caleta Olivia para hablar de la ley de medios, del fútbol para todos y lo que eso implica desde la participación regional y que va a significar un cambio de conducta, un cambio de paradigma”. Sin duda que el Senador tiene toda al razón, pues un “futbol para todos” que le cuesta al país 600 millones de pesos por mes y una ley que es interpretada como lo hace a continuación, es, indudablemente, un cambio de paradigma.

Remarcó Fernández “…porque en la medida en que esta ley de radiodifusión se ponga en práctica, eso que decís que sucede y que no es bueno porque digamos, es lindo saber lo que pasa en la Capital Federal, pero no todo lo que pasa en la Capital Federal tiene que ver ni con nuestra realidad, con nuestro futuro y mucho menos con nuestra proyección cultural; entonces a mí me parece que esa mera reproducción de programas de afuera en las Fm y en distintos programas televisivos son relativamente lesivos de lo que es nuestra idiosincrasia, nuestra culturaYo siempre digo que en la provincia de Santa Cruz siempre hubo libertad de expresión y de hecho en Caleta Olivia hay dos o tres programas de radio que son auténticamente regionales, nos guste o no nos guste su contenido se dice, se cuenta, se habla de lo que pasa todos los días en la ciudad y la región y esto es bueno, es bueno porque la gente puede encontrar en esos medios de comunicación una forma de expresarse, eso hay que generalizarlo, yo soy un convencido”, concluyó.

A este último párrafo del Senador Justicialista Nicolás Fernández podríamos contextualizarlo en cualquiera de las épocas duras de la dictadura militar. Quizás si por allí buscamos en los archivos de la prensa escrita de los años 70, encontremos algún tipo de implicaciones similares, como aquel funcionario de la dictadura que pretendía limitar el acceso de los jóvenes a las universidades porque no era bueno para ellos pensar tanto.

Sin embargo lo grave de esto que reproducimos en la nota, es que fue dicho hoy (2010) y expresado por (se entiende) un hombre de la democracia, elegido constitucionalmente y puesto en el Congreso de la Nación para promover ideas superadoras y emprender acciones en beneficio del electorado que lo votó.

Tantos años costó a los investigadores en el arte de comunicar, encontrar la sintonía fina del interés público y cómo acercar éste a las comunicaciones y cómo servirse de éstas para elevar el nivel de vida de los pueblos, que escuchar nada menos que a un legislador nacional hablar de limitar el derecho del ciudadano a escuchar, ver y elegir lo que quiere, resulta, además de anacrónico y desactualizado, peligroso y fundamentalista.

¿Con qué autoridad y en base a qué parámetros de selección el Senador (que no dudamos es propalador del concepto oficialista de las comunicaciones) puede categorizar a los medios en base a que estos sean productores o reproductores de otros medios, siendo que la pluralidad de medios abre, precisamente, el abanico de posibilidades para que el mass media pueda preferir escuchar uno u otro? ¿Cómo puede Fernández decir lo que es bueno para la región o para los empresarios de medios de una región? ¿Cuál es el grado de certeza, dónde está el estudio científico que avale semejante afirmación?.

Pero lo más grave, lo que realmente debiera llamar a la reflexión pública sobre las palabras del Senador, es lo que vierte en el último párrafo cuando afirma que ver programas que no son locales o regionales, “son lesivos para nuestra idiosincrasia y nuestra cultura”.

Si estas palabras hubieran salido de la boca de un ignorante, esta nota no existiría; si estas implicaciones hubieran sido dichas por un ciudadano común, no pasaría de lo anecdótico, pero todo esto fue dicho por un abogado, intelectualmente dotado de un nivel de razonamiento más que aceptable y como si fuera poco, legislador nacional.

Humildemente le pedimos al Senador Nicolás Fernández que revea algunos conceptos en materia de comunicación en el mundo. Las aseveraciones del caletense parecen extraídas del pensamiento dogmático de los generales del proceso. Interpreta el concepto de comunicación social desde una óptica similar a la de Videla o a la desarrollada por el equipo de Inteligencia del D-II de Galtieri en la época de Malvinas.

Es como obligar a los santacruceños a mirar la realidad del país por el ojo de la cerradura, mientras nos dicen que mirándonos el ombligo, vamos a estar mejor y vamos a ser más felices porque no seremos contaminados por la contracultura que viene de otras provincias, otras realidades, como si Argentina no estuviera integrada y debiéramos volver a meter la cabeza para adentro, entendernos de nuestros asuntos de entre casa y olvidarnos que en Capital Federal se dirime parte de nuestro futuro como habitante de un país que Fernández (y vaya a saber cuántos más como él en el poder) quieren encapsular y sacarlo de la realidad cotidiana por razones estrictamente de conveniencia política. (R. Lasagno/Agencia OPI Santa Cruz)

Escuche fragmentos de la entrevista en Radio 21:

[audio:http://www.opisantacruz.com.ar/home/wp-content/uploads/Tito-ley-medio-1.mp3] [audio:http://www.opisantacruz.com.ar/home/wp-content/uploads/Tito-Ley-2.mp3]

Dejar un comentario



Mostrando 9 Comentarios
Publica tu comentario
  1. HUENTRU dice:

    TITO FERNANDEZ, EL NUEVO ESPAÑOL MILLONARIO Y NARKOTRAFIKANTE , DE CALETA OLIVIA!!!!

  2. LE TEMEN A UN NUEVO ARGENTINAZO, COMO DE MEARSE EN LA CAMA, PERO TE GUSTE O NO SE VIENE, SE VIENE !!!!!

  3. sabri dice:

    20 años no es nada diri el el tango…….. y si TITO hace 20 años que estas cobrando de las arcas estatales!!!
    SOS como el TITO DE tinelli y fort ganas plata por estar parado sin hacer nada( cada tanto alguna declaracion que nadie entiende)…QUE PAIS GENEROSO

  4. chuchcaraj dice:

    Digno hijo del gatopardismo como tantos otros argentinos, y no te digo los santacruceños. Dilecto representante intelectualoide del camisa parda D´Elia . Tan satrapa como los K

  5. loquillo dice:

    Si este abogado te defiende; terminas preso.

  6. ALGUIÉN TODAVÍA LO DUDA? TITO ES UN NETO DISÍPULO DE VIDELA, SIEMPRE LO FUE, SE DEFINE PERONISTA PARA PASARLA BIÉN Y ACUMULAR DIVISAS A TRAVÉS DE SU SOCIO EN LOS NEGOCIOS EL AMIGO MARIO, CONOCIDO COMO EL NEGRO MARIO, QUE FUGURA COMO TITULAR DE SUS EMPRESAS. A ELLOS LO ÚNICO QUE LES INTERESA ES QUE SOLO SEAN INTELECTUALES SUS HIJOS Y GENERACIONES SANGUINEAS PARA SEGIR METÍÉNDONOS EL DEDO EL EL C….. A TODOS. A ÉSTE SENADOR HABRÍA QUE INCLUIRLO EN LOS JUICIOS QUE SE LES LLEVA ADELANTE A LA JUNTA MILITAR, SI SIENDO SENADOR OPINA ASÍ, IMAGÍNENSÉ SI FUERA PRESIDENTE……………..

  7. Fumarpaco dice:

    Lo que a mi me parece es que estas declaraciones tienen toda la intencionalidad y dejan preveer lo que se viene con la ley de medios.

    “Van a ver y escuchar lo que yo quiera que escuchen”.

    Lo que pasa,es que esta gente es tan ignorante que no se dan cuenta que echa la ley… echa la trampa…
    hay tantas maneras hoy en día de enterarnos de “lo que pasa”… es como querer tapar el sol con un dedo…

    Lo que no se dan cuenta es que todo tiene “causa y efecto” y va a ver una reacción contra todo tipo de censura y obviamente un costo político a pagar. Y cuando se den cuenta… ya va a ser tarde.

    Hay algunas cosas que ni los gobiernos mas dictatoriales han podido controlar… y eso es así.

  8. GOOGLE dice:

    ENANO REPRESOR,IGUAL QUE LOS MILICOS DEL 70.

  9. monica dice:

    Huentru, seguro podras probar lo que decis???ojo con hablar al p…..hasete cargo de lo que decis. por lo que se ve sos un tipo cargado de resentimiento hblas mal de todo el mundo, que pobre lo tuyo!!!!

Publicidad

OPI Video