El modelo del subsidio eterno

El modelo del subsidio eterno

31
2
Compartir

El corte de ruta en el acceso norte a Caleta Olivia, largas colas de automóviles ocupan la ruta - Foto: OPI Santa Cruz
12/07 – 12:00 – Santa Cruz se ha consolidado en zona norte como la provincia que ha institucionalizado el subsidio permanente. Con el fin de asegurar “la paz social” las petroleras subvencionaron (y aún hoy lo hacen con cierta reticencia) a municipalidades y a “empresas” constituidas como forma de promover la contención social; sin embargo hoy que flaquean los fondos el problema es mayor, estas pseudo empresas cierran, despiden gente y la provincia termina haciéndose cargo de los desocupados y no aparecen responsables de esas empresas ni la solución a los nuevos problemas que se plantean.

La modalidad del subsidio permanente es una de las políticas que Néstor Kirchner aplicó desde hace mucho tiempo en Santa Cruz y particularmente se profundizó a partir del 2004, cuando arreciaron los problemas sociales tanto en Caleta Olivia como en Pico Truncado.

A partir de allí el gobierno provincial y las operadoras consensuaron un sistema de “asistencia financiera a las municipalidades”, por el cual las petroleras comenzaron a aportar entre 300 y 500 mil pesos mensuales a las comunas de zona norte.

A la sombra de este dinero crecieron como hongos en Caleta Olivia no menos de 13 “cooperativas” y una serie de empresas de colocación y empleo, en general relacionadas con la remediación ambiental, entre ellas Fundación Olivia, Empasa, Roalne, Lavras, Siave etc, las cuales están constituida por privados que manejan fondos públicos provenientes de la municipalidad de Caleta Olivia que recibe fondos de YPF o, como en el último año donde la operadora se ha negado a aseguir aportando, de la provincia.

En cuanto a las cooperativas santacruceñas, modelo que migró hacia nivel nacional donde Alicia Kirchner aplica el mismo sistema, no responden al verdadero espíritu cooperativista ni las utilidades se manejan como tal o se distribuyen dentro del cocepto de cooperativismo. En realidad “estas cooperativas” son agrupaciones de trabajadores comandados por una dirección colocada a los fines de administrarla y reciben dinero de la municipalidad que aplican al pago de salarios. Estos administradores en general suelen ser denunciado por los trabajadores de vivir muy bien, cobrar sueldos por encima de la media y no responder totalmente a las expectativas de los otros que forman esa cooperativa.

Actualmente la municipalidad de Caleta eroga una suma cercana a los 2 millones de pesos mensuales para subsidiar a estas empresas o cooperativas, muchas de ellas denunciadas de manejos irregulares por parte de sus administradores, como fue el caso de Fundación Olivia que OPI publicó oportunamente o lo que se indica de Empasa o de Lavras y Roalne.

La municipalidad no ayuda a la empresa, ayuda a la gente”, ha dicho el Intendente Fernando Cotillo cuando lo consultaron porqué el estado se hace cargo de pagarle a los trabajadores que son dejados en la calle por alguna de estas empresas; sin embargo las mismas fueron “exclusivamente” creadas para este objetivo, es decir, emplear a la mano de obra que no tenía ocupación y se les da trabajo mediante una licitación (término que también queda desvirtuado en función de que la adjudicación es prácticamente directa a cada empresa) con contratos que van desde uno a dos años. Una vez formalizado ese contrato, la municipalidad comienza a pagar mensualmente a la empresa y ésta a los empleados.

Sin embargo el problema es mucho más amplio y el cuestionamiento por estos subsidios permanentes tiene un trasfondo más complicado y siempre oculto a la vista de la opinión pública. Es porque esto nació con un aporte de la petrolera YPF, acordado con la municipalidad, que inicialmente era de 500 mil pesos y luego fue de 300 mil mensuales, hasta que, debido a los obscuros manejos que se hacía del dinero, la propia petrolera decidió no contribuir más a lo que denominaban “inversión para la paz social” y hoy lo tiene que hacer íntegramente la provincia.

Este concepto se acuñó allá por el 2004 cuando el Sindicato de Petroleros Privados había tomado a su cargo la distribución de fondos proveniente de aportes entre las petroleras YPF, OXI y PAE, en un padrón de desocupados quienes, de esta manera, le aseguraban a las operadoras que no iban a cortar las rutas con piquetes que interfiriera con los trabajos de extracción de crudo.

Este manejo de dinero trajo aparejado denuncias de algunos sectores del mismo sindicato que atacaron puntualmente a la figura del Secretario General Héctor Segovia y del entonces subsecretario Abel Sciuffi, a quienes acusaron de manejo discrecional del dinero, reparto discriminatorio de los fondos y malversación de los mismos ya que en aquella oportunidad se decía que de un padrón de 180 desocupados, a medida que éstos iban ingresando a labores en las petroleras, no eran dado de baja de las listas, por lo tanto el gremio seguía cobrando en consecuencia por los 180 empadronados.

Hace algunos meses OPI publicó un hecho similar ocurrido en Fundación Olivia, sin embargo el gobierno provincial se ocupó de poner al frente a un dirigente político, hoy es el principal sostenedor de esta pseudo empresa y no se observó ningún criterio por investigar y dilucidar lo que ocurrió con la administración anterior y dónde fueron a parar los fondos (públicos) faltantes o determinar las causas por las cuales las operadoras dejaron de financiar a la Fundación.

Resumiendo: el modelo K de asistencialismo está quedando al desnudo en Santa Cruz. En pocas palabras se trata de canalizar fondos a través de las municipalidades derivados hacia empresas creadas para contener a desocupados. Esos fondos inicialmente estaban comprometidos por YPF (ya que OXi y PAE no aportan) y la petrolera hoy no quiere seguir pagando porque advierte que no se logra el objetivo propuesto (o acordado) y por otro lado alrededor de esos dineros se han constituido intereses particulares que nada tienen que ver con el fin propuesto. (Agencia OPI Santa Cruz)

2 Comentarios

  1. Es un fondo de desempleo encubierto…..porque no implementan una ley de fondo de desempleo y blanquean todo. En realidad esta todo en negro porque no depositan (las Munis…?) lo que corresponde por las leyes sociales….como todo lo que hay en negro en Santa Cruz.

Dejar una respuesta