Sólo un senador de Chubut votó a favor del matrimonio igualitario

Sólo un senador de Chubut votó a favor del matrimonio igualitario

21
2
Compartir

15/07 – 22:00 – Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en otorgar el derecho del matrimonio a las personas del mismo sexo, luego de 14 horas de arduo debate y una sesión que concluyó sobre las 4 de la mañana de hoy, se conoció que la Ley salió por el voto afirmativo de 33 legisladores, 27 votos en contra y otras 3 abstenciones.

(OPI Chubut) – Los senadores nacionales por Santa Cruz, Nicolás Fernández y Jorge Banicevich del Frente para la Victoria votaron afirmativamente, tanto como su par de la UCR, Alfredo Martínez. En tanto los legisladores de Chubut tuvieron posturas disidentes, Marcelo Guinle (PJ) apoyó la iniciativa, Graciela Di Perna (PJ) se abstuvo y Mario Cimadevilla (UCR) votó en contra.

El senador nacional por Chubut, Marcelo Guinle (Frente por la Integración), fue el único de los tres senadores chubutenses que votaron a favor del matrimonio igualitario, que le permitirá a las parejas del mismo sexo casarse y adoptar hijos. Guinle argumentó en el Senado que “Es la dignidad lo que nos hace a todos los hombres iguales ante la ley. No hay categoría distintas de personas. Son nuestros hermanos. Algunos pastores se han olvidado que lo que denominan “estas personas” en realidad son “nuestros hermanos”. En la Constitución ni en los tratados hay ninguna razón jurídica que prohíba avanzar al matrimonio igualitario”, dijo Guinle.

El Senador planteó dos cuestiones ligadas al tema, como la dignidad de las personas y el trato igualitario al decir “equiparar la institución del matrimonio a personas con una orientación sexual distinta, quienes no pueden casarse y que, obviamente, tienen un desamparo legal. ¿Qué valor está comprometido en el tema de la igualdad? ¿Cuál es el pasaporte para el debate? ¿Qué valor está comprometido? La dignidad está comprometida como valor esencial en el concepto de la igualdad. Es la igual dignidad de todos los hombres lo que hace que todos los hombres seamos iguales, más allá del credo, sexo y color. Es la dignidad la que nos hace a todos los hombres iguales. Iguales ante la ley, como dice el artículo 16 de la Constitución Nacional. Y no se puede decir que las personas sean distintas por su condición sexual. Cuando se preguntan dónde ponerlas, en realidad, no hay dónde porque no son una categoría distinta de personas. Deben ser colocadas con las personas, con nosotros, son nuestros hermanos. Algunos pastores se han olvidado en su mensaje de que aquello que denominan como “estas personas”, en realidad, son nuestros hermanos. Y así debe definirse desde la concepción solidaria de una comunidad que, en realidad, debe recibir a su diversidad con los brazos abiertos”.

A la hora de cerrar su exposición, Guinle indicó que esta sociedad, a partir del debate generado en el Senado pero también en la sociedad, “mañana va a ser mejor que hoy. Más allá del resultado, estoy convencido de que mañana va a ser mejor que hoy”. Indicó que “mi formación cristiana y católica me permite preguntarme lo siguiente: ¿los papás heterosexuales que tengan o los que tuvimos hijos homosexuales, pasamos a ser instrumentos que atacamos el plan de Dios? ¿Nuestros hijos pasan a atacar el plan de Dios?”.

Di perna se abstuvo

Casi sobre el final de la sesión de Senadores, cuando empezaba a definirse el debate, la senador nacional Graciela Di Perna (Frente por la Integración), cuñada del gobernador Mario Das Neves dijo que: “Quiero pedir autorización para abstenerme en esta votación, fundamentalmente, por dos razones”. Al enumerarlas citó, la primera es porque me preocupa enormemente lo que considero “una trampa en la cual ha caído este Senado y la sociedad argentina toda como resultado de esa postura extrema entre diferentes sectores políticos y la Iglesia, que lleva a esta votación a un todo o nada, a un blanco o negro”. La segunda razón –dijo- es porque me siento rama del mismo tronco de una generación de mujeres argentinas que vivimos nuestra adolescencia y nuestra juventud en la segunda mitad del Siglo XX; que pudimos ir a la universidad gracias al esfuerzo de nuestra familia y del pueblo argentino que consiguió que en nuestro país fuera gratuita. Acotó también, “yo estudié medicina, y una de las primeras cosas que aprendí es que, ante un problema complejo, lo primero que debe hacerse es tratar de no hacer daño. Considero que la situación de división en la sociedad argentina, tal cual se ha planteado, necesariamente, va a generar un daño, un abismo en distintos sectores de la sociedad”.

En contra

El Senador Chubutense, Mario Cimadevilla fue uno de los legisladores que votó en contra de la Ley de Matrimonio entre personas del mismo sexo. Por las dudas aclaró que no votó como representante de la UCR. Y dijo que “Como este tema no está en nuestra plataforma partidaria ni ha sido, al menos en muchos casos, ningún compromiso electoral, traté de buscar el fundamento de mi voto en lo que es nuestro credo, en nuestra profesión de fe doctrinaria. Allí dice: Por eso el radicalismo no se divide según las parcialidades de clases, de razas ni de oficios, sino que atiende al hombre como hombre, con dignidad como ser sagrado. Por eso, para el radicalismo, los fines son inalterables; así como pueden ser variables los medios, porque son instrumentos, y variables son las condiciones sociales de la realización nacional. Lamentablemente, este debate, que es un tema que debería unirnos y no diferenciarnos, se da en un clima político que no puedo dejar de analizar, donde la propia presidenta de la República y su marido también utilizan este asunto para crispar y dividir a la sociedad. Pareciera ser que si uno comparte su criterio está bien y los que estamos del otro lado somos unos demonios. Aquí, se parte de la concepción de que, si no comparten mi criterio, los demás negamos derechos”

Dijo también que “nadie está negando ningún derecho, no he escuchado a un solo senador que no haya dicho que existe una realidad, que los homosexuales existen, que conviven y que eso genera relaciones. ¿Dónde está la discusión? No la lleven a un terreno falso, en el sentido de que algunos queremos reglamentar esto y otros están negándoles derecho a los homosexuales. Estamos viendo qué ubicación les damos en el marco jurídico argentino. Eso es lo que estamos discutiendo; lo demás es fundamentalismo puro”. (Agencia OPI Chubut)

2 Comentarios

  1. no creo que el senador guinle tenga formacion cristiana y mucho menos que haya leido las Santa Escrituras en su vida en las que seguramente ha jurado mas de una vez, en fin una pena por el que algun dia debera responder por sus actos.

  2. Como el senador, no votaria de esa manera.
    Si tiene un hijo GAY, solamente que no lo dice.
    La generosidad empieza por casa muchachos y muchachas

Dejar una respuesta