Publicado el: 5, Ago, 2010

El abogado defensor del imputado responsabilizó a la empresa


“La tragedia de Aluar” - Foto: Web05/08 – 11:00 – El martes 3 se realizó la audiencia de impugnación con respecto a la condena al ingeniero Leonardo Lafogianis por el homicidio culposo de 11 operarios, cuando se derrumbó un silo que construía la empresa Cadel en la planta de Aluar.

(OPI Chubut) – La impugnación se realizó en base a un recurso de la defensa y tras escuchar los alegatos, los jueces decidieron resolverán en 15 días. Queda pendiente un recurso extraordinario contra la absolución de Freddy Cadel en la causa. El abogado defensor del único imputado de la causa denominada “Tragedia de Aluar”, Gustavo La Torre, abogado defensor del único condenado dijo que “todo sucede en Aluar, pero nadie responde por ella” responsabilizando a esa firma productora de aluminio de la falta de control en la construcción. La Torre dio esas precisiones tras la audiencia donde se revisó la impugnación ordinaria de la Defensa de Leonardo Lafogianis por esa causa y que se desarrolló ayer en Puerto Madryn.

En la audiencia, el doctor La Torre pidió la absolución de Leonardo Lafogianis tal cual sucediera con Freddy Cadel, el otro imputado que llegó a juicio-. El Tribunal, compuesto por los doctores Rafael Luchelli, Leonardo Pitcovsky y Silvia Martos leerá la resolución de esta audiencia el próximo miércoles 18 de agosto a las 10.30 horas en la Cámara del Crimen de esa ciudad. El 20 de junio de 2007 se produjo un accidente en el interior de la planta de Aluar cuando se desplomó el techo en un silo de almacenamiento que estaba en construcción, ocasionando la muerte y lesiones de operarios de la empresa Cadel Construcciones.

Durante el juicio, realizado en el año 2009, los ingenieros que estaban a cargo del proyecto, Freddy Omar Cadel y Leonardo Constantino Lafogianis, estuvieron imputados por el homicidio culposo de las 11 personas muertas más dos hechos de lesiones graves y el juez Gustavo Castro condenó a tres años de prisión en suspenso y seis de inhabilitación para ejercer su profesión al ingeniero Lafogianis y absolvió a Freddy Cadel.

Once muertos

El 20 de Junio de 2007 se produjo un accidente en el interior de la planta de Aluar cuando se desplomó el techo en un silo de almacenamiento que estaba en construcción, ocasionando la muerte y lesiones de operarios de la empresa Cadel Construcciones. Las distintas pericias concluyeron en que el colapso se ocasionó por las fallas en el cálculo estructural y por fallo constructivo.

Durante el juicio, realizado en el año 2009, los ingenieros que estaban a cargo del proyecto, Fredy Omar Cadel y Leonardo Constantino Lafogiani, estuvieron imputados por el homicidio culposo de las 11 personas muertas más dos hechos de lesiones graves y el Juez Gustavo Castro condenó a tres años de prisión en suspenso y seis de inhabilitación para ejercer su profesión al ingeniero Lafogiani y absolvió a Fredy Cadel, propietario de la empresa Cadel Construcciones. De esta forma y tras conocer la resolución, el abogado defensor del condenado, Gustavo La Torre, presentó una impugnación a la condena. Por su parte la Fiscalía impugnó la absolución de Cadel a través de un recurso extraordinario, solicitando nuevamente la condena del mismo, aunque la misma no se tratará hasta resolver la instancia presentada por la defensa.

La impugnación

Latorre criticó la sentencia que condenó a su patrocinado pidiendo que no sea confirmada y se disponga la absolución del ingeniero Lafogianis. “Hubo carencia de fundamentación, parcialización y omisión del juzgador” indicó el abogado. De esta forma, gran parte del alegato de la defensa se basó principalmente en que si el juez Gustavo Castro absolvió a Freddy Cadel, también debería haber absuelto a Lafogianis. Ambos estaban a cargo del proyecto de construcción del silo y fueron acusados por la fiscalía por el mismo delito, por lo tanto, cuando el juez absuelve a Freddy Cadel por el principio de la duda, debería utilizar el mismo razonamiento con respecto a Lafogianis, expresó el abogado defensor.

El pedido de la fiscal

Por su parte, la Fiscal Marcela Pérez solicitó que se rechace la impugnación y se confirme la sentencia. Entendemos que no debe hacerse lugar a la impugnación, ya que quedó acreditado y el propio lafogianis compartió las conclusiones de los peritos, que la causa del derrumbe fue provocada por la falla en el cálculo y en el diseño. Agregando que ese error de diseño y de cálculo es una violación del deber de cuidado, porque lleva al colapso de la estructura. Concretamente, no estaba previsto en los planos y no tenían las especificaciones las soldaduras que se debían realizar, señaló la fiscal.

Finalmente, el ingeniero Leonardo Lafongianis leyó una declaración ante los jueces y deslindó su responsabilidad, acusando como responsables a otras personas. “Entiendo que actué con pericia, como se espera de un ingeniero. Al menos, merezco que se me otorgue el beneficio de la duda y se me absuelva” finalizó.(Agencia OPI Chubut).

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video