Imputaron a cinco efectivos de Trelew por apremios ilegales

Imputaron a cinco efectivos de Trelew por apremios ilegales

88
3
Compartir

Policia Chubut
14/10 – 15:30 – Tres policías de Trelew fueron imputados el miércoles en una causa que investiga presuntos apremios ilegales cometidos por agentes de la seccional 4° de Trelew contra un grupo de jóvenes. Por ese mismo hecho el juez Fabio Monti ya había imputado a otros dos policías.

(OPI Chubut) – En Puerto Madryn, tres jóvenes integrantes de la fundación Ceferino Namuncurá, presentaron una denuncia ante la fiscalía asegurando haber sido víctimas de malos tratos por parte de personal policial de esa ciudad.

Hace apenas 10 días que se recordó el Chubut siete años desde la desaparición del joven comodorense, Iván Torres. Un caso que llevará a la Corte Internacional a instituciones del estado argentino. La difusión internacional de este caso no logró siquiera amedrentar las practicas represivas de parte de la policía de Chubut. Las denuncias por presuntos apremios ilegales se registraron desde la semana pasada en el valle de Chubut. Sin embargo este año también se hicieron denuncias similares ante la Justicia de Esquel. Todas las víctimas son jóvenes.

Investigan

Según un informe de prensa de la Fiscalía Pública Fiscal de Trelew, en una audiencia realizada en horas del mediodía en sala de audiencias de la Oficina Judicial, en el tercer piso de Tribunales, el juez Fabio Monti formalizó la apertura de investigación para tres policías imputados por diversos delitos en la causa relacionada con posibles apremios ilegales cometidos por integrantes de la seccional cuarta de Policía en perjuicio de varios jóvenes de esta ciudad.

Se trata de los efectivos: Analía Di Gregorio; Valeria Zabala y Martín Solís. En ese contexto los fiscales generales, César Zaratiegui y Mirta Moreno señalaron que Di Gregorio, que cumplió turno entre las 21: 30 del 4 de septiembre a las 5: 30 del 5 de septiembre como oficial de guardia en la mencionada seccional, ocultó la detención y el traslado de la víctima, omitiendo no solo consignar su ingreso, sino también prescindió informar a superiores sobre tal situación, además del padre de la víctima quien llamó a las 4:42 del día 5, consultando sobre la posible presencia de su hijo en el lugar, recibiendo una respuesta negativa y el corte de la comunicación por parte de la imputada.

“La calificación legal es encubrimiento agravado del delito de privación ilegítima de la libertad, en concurso real con omisión de comunicar la detención ilegal (arts.143, inc.6, 277, 1ro. b y d, 3ro. d y 55 del Código Penal)”, según se indicó desde la Fiscalía.

Encubrimiento agravado

En tanto, Valeria Zabala tomó turno a las 5,30 del día 5 de septiembre como oficial de guardia, omitiendo consignar en libro de registro las novedades, no dando cuenta de la existencia de municiones 9 mm, como así también cartuchos de escopeta AT y PG, en guardia de prevención, con el objeto de ocultar el faltante de dos cartuchos AT, disparados por el oficial Rey, a cargo del servicio en el horario anterior. Por otro lado, no registró, al tiempo del regreso de Rey a las 5:43, la restitución de la escopeta calibre 1270 con cartuchos AT.

Posteriormente, la misma agente, reingresó en el turno de las 21:30 del mismo día, insertando datos falsos en el libro, anotando 19 cartuchos AT, cuando en realidad estaban registrados 17 del turno anterior. “Se la imputa de encubrimiento agravado del delito de abuso de armas en concurso real con falsedad ideológica (arts. 277, inciso 1ro b y 2do. d, 293 y 55 del Código Penal)”, según Fiscalía.

Vejaciones y apremios

Por su parte, Martín Solís cumplía funciones en el servicio adicional el día 5 de septiembre, controlando los alrededores de los boliches bailables frente a ruta 25, participando junto a dos agentes más, entre ellos, Jorge Abraham –quien figura entre los primeros imputados- en un altercado con varios jóvenes, requiriéndole a uno de ellos que deje el vaso de cerveza, pero cuando amagó a beberlo, Solís habría golpeado de atrás al joven en el brazo, provocando el derrame del líquido sobre la humanidad de Abraham, lo que motivó que sacaran de sus cinturas las tonfas o bastones de seguridad, golpeando al agredido y otros tres muchachos que se sumaban en ese momento. En este caso, la calificación jurídica es la de vejaciones y apremios ilegales, de acuerdo al artículo 144 bis, inciso 2do del Código Penal.

Los fiscales solicitaron además un plazo de investigación de dos meses, con el fin de fijar un término de tiempo común con las otras imputaciones en las personas de Rey y Abraham, quienes fueron pasados a situación pasiva. Al igual que los otros dos imputados, los agentes traídos a esta audiencia son defendidos por el Doctor Fabián Gabalachis.

Primeros imputados

Los otros dos imputados: Diego Rey y Jorge Abraham fueron pasados a situación pasiva y son defendidos por el abogado Fabián Gabalachis. Ambos están involucrados en la misma causa que investiga la denuncia realizada por dos jóvenes de 21 y 22 años de edad, Sergio y Denis Avallay, que relataron a la Fiscal Mirta Moreno que la madrugada del 5 de septiembre fueron brutalmente golpeados por personal policial tras salir de un local bailable e incluso uno de ellos fue detenido y su detención no se registró en la comisaría.

En Puerto Madryn

Cuatro jóvenes integrantes de la Fundación Ceferino Namuncurá acompañados por sus padres, se constituyeron en las oficinas del Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn para radicar una denuncia contra efectivos policiales por abuso.

Los jóvenes, indicaron que el hecho ocurrió pasadas las 20:30 del viernes próximo pasado en inmediaciones del Barrio Comercio IV cuando cuatro jóvenes de entre 15 y 17 años de edad escucharon un disparo de arma de fuego seguida a una voz de alto impartida por un efectivo policial. “Les ordenan tirarse al piso agrediéndolos con patadas y golpes con machete en dos de los chicos”, comentó Carlos Merino, presidente de la Fundación Ceferino Namuncura, quien además destacó que estas situaciones no eran asiduas durante el último tiempo con chicos de la fundación, informó un comunicado de la fundación.

Merino afirmó que minutos antes “había habido un robo minutos antes a esta intercepción, habían salido de la fundación después de las jornadas que se organizaron y fueron tristes protagonistas de una situación errónea por parte de la policía ya que minutos después de la detención llegó la mujer damnificada que reconoció no haber sido robada por estos chicos”, agregó en el relato. Después de más de media hora y tras varios golpes, los jóvenes fueron “liberados” por parte de los efectivos policiales. Horas más tarde, dos de estos cuatro jóvenes sufrieron una situación similar. (Agencia OPI Chubut)

3 Comentarios

  1. El 25 de Octubre se inicia juicio ORAL Y PUBLICO a un Comisario que estuvo a cargo de la Comisaria de 28 de Noviembre y fue responsable del incendio en una vivienda averigua OPI te va a interesar

Dejar una respuesta