Publicado el: 1, Nov, 2010

Poskirchnerismo Súbito


El interrogante surgió junto con la aparición de las primeras señales que indicaban que el gobierno nacional estaba entrando en una curva descendente en la consideración social y que una derrota de los Kirchner en la Nación inevitablemente implicaría el comienzo del final de dos décadas de modelo K en la provincia.

Nadie podía imaginar siquiera que ese final llegaría abruptamente, sin avisar, sin escrutinio ni tiempo para despedidas ni bienvenidas. Vino nomás. El poskirchnerismo súbito. Kirchner se murió y dejó un legado que para muchos santacruceños resulta por lo menos contradictorio.

Como presidente de la Nación profundizó la política de DDHH; cambió la Corte; reestableció la autoridad de gobierno; trabajó por la unidad latinoamericana y logró estabilizar la economía argentina. Logros de una gestión que de a poco se fue enturbiando por sospechas de corrupción e impregnando de intolerancia y divisionismo, pero que no obstante fue revalidada en las urnas para su continuidad a través de su esposa Cristina.

Como gobernador de su provincia natal durante tres períodos y jefe político de las administraciones que lo sucedieron hasta la fecha, el balance deja mas sombras que luces.

No solo maltrató las instituciones y la constitución para adaptarlas a sus deseos de permanencia en el poder sino que a pesar de contar con recursos fabulosos, la economía provincial quedó a un tris del desfinanciamiento con un estado empobrecido y sin políticas estructurales en Educación, generación de empleo, Salud, Previsión y Seguridad pública. Una economía que no supo reconvertirse en épocas de bonanza y que hoy intenta hacerlo contrareloj y con su suerte atada al capitalismo de amigos y al subsidio nacional. La baja calidad democrática y el deterioro del tejido social producto del autoritarismo y el clientelismo son marcas indelebles de la obra K.

¿Fue Kirchner mejor presidente de la Nación que gobernador de Santa Cruz?
Imposible discernirlo en momentos de condolencias magníficas por un hombre que a punto de atravesar el umbral del infierno de las encuestas malditas, las traiciones corrosivas y la angustia del final, Dios, o el destino, lo puso a las puertas de la redención definitiva.

Cuando el humor social impregnado de dolor y devoción por el líder muerto despeje, la construcción del mito dejará paso a la historia quien se encargará de darle a Néstor Kirchner el lugar que indudablemente ya tiene reservado entre los políticos mas prolíficos de la Argentina.

El presente mientras tanto, sugiere que Cristina Fernández es quien tiene las claves del futuro del país y por influencia directa, las claves del destino de Santa Cruz, cuya existencia mas que la de cualquier otra provincia quedó inexorablemente sometida a las decisiones que se tomen en Olivos, gobierne quien gobierne.

La presidenta es quien tiene que procesar el duelo personal por la pérdida de su compañero y luego elaborar la decisión de continuar sola un camino que siempre transitó de a dos.

Kirchner dejó muchos descendientes políticos, pero las cualidades y las virtudes no son hereditarias. Su estilo personalista que tantos éxitos políticos le dio es por naturaleza intransferible.

Solía manejar cada uno de los hilos del poder con arte de prestidigitador. Se sentía omnipresente y eterno, un armador y un creador. Hasta se ufanaba de su infalibilidad electoral impulsando candidaturas de audaces aspirantes sin trayectoria ni prestigio y con destino de fracaso que la sociedad luego terminaba avalando, en el nombre de Néstor.

La percepción de que el ex presidente era quien ejercía el poder real en la Nación, en Santa Cruz era una verdad desembozada, Néstor decidía con celo de amo y señor cada movimiento de la administración provincial. El ex gobernador Sergio Acevedo y el actual mandatario Daniel Peralta lo asumieron con distinta suerte.

¿Cristina se dedicará con la misma obsesión a la provincia o absorbida por la enorme tarea que le demandará su último año de mandato con una elección decisiva de por medio liberará a Santa Cruz a que dirima su propio destino?

Por lo pronto Daniel Peralta tiene enfrente un gran desafío. Le cayó encima todo el peso de la responsabilidad de gobernar con mano propia, sin tutores pero también sin excusas para definir innumerables asuntos pendientes, heredados algunos y otros generados por él mismo.

En un marco interno no exento de pujas por el poder vacante, el gobernador tendrá que gestionar pensando menos en las encuestas y los turnos electorales y atendiendo más al interés general de una sociedad que ahora más que nunca necesita volver a confiar en sí misma y en sus dirigentes.

La dura lección de estas horas enseña que el poder que confieren los votos es transitorio y volátil, por voluntad de los hombres o por designio de Dios. (Agencia OPI santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 3 Comentarios
Publica tu comentario
  1. chiquito dice:

    AHORA, Y MAS LIGERO QUE PRONTO, REGRESAR AL PAIS LOS MIL MILLONES DE DOLARES QUE ESTAN “OCULTOS” EN EL EXTERIOR Y MEJORAR CON ESE DINERO LA VIDA DE LOS SANTACRUCEÑOS. Y SI SIGUEN CON EL INVENTO QUE LOS “ESTÀN” RETORNANDO DECIR DONDE FUE DEPOSITADO EL DINERO AL COMIENZO Y SEGUIRLE EL HILO PARA VER DONDE ESTÀN LOS INTERESES…PRIMERA OBLIGACIÒN DE CADA CIUDADANO ES “NO DEJARSE AFANAR”…

  2. Miguelito dice:

    Honestamente, a Kirchner no le deseaba la muerte, si de corazon anhelaba verlo preso por el estremecedor enriquecimiento ilicito no solo de los “K”, sino de toda la caterba de funcionarios sospechados de corrupcion, “K” consiguio algo: Que Carlos Menem tan solo alcance el titulo de “Ratero” comparado con lo que el se llevó. Lastima que la justicia del hombre no lo alcanzo, para que en juicios penales sea condenado y en civiles, sea obligado a restituir todo lo obtenido ilicitamente, tal como lo hicieron a Maria Julia Alsogaray, que le rematen hasta los zapatos.

  3. Maria Jose dice:

    Por favor, quisiera que me explicaran en qué profundizó los DDHH. ¿O acaso no saben que Nestor “despotricaba” contra los militares y era amigo y beneficiaba a más de un alto oficial de las Fuerzas Armadas? El tema de DDHH es para los giles a él no le importaba en absoluto. Lo que es imposible de entender es que si hablamos de justicia, tambien la tiene que haber para los inocentes que murieron en manos de los terroristas que ahora están en el Gobierno. Tampoco es verdad que haya estabilizado la economía argentina. Eso le vino de regalo cuando en el 2002 se desvalorizó el peso argentino respecto al dolar y para las exportaciones era “mana” caído del cielo, ya que los exportadores hacían ingresar al país millones de dolares, empujados por una situación económica mundial que necesitaba lo que Argentina vendía. Y el trabajo “sucio” (por así decirlo) lo hizo Duhalde y se lo entregó en bandeja a Néstor y Cía.¡¡ Y vaya si lo supo aprovechar en beneficio suyo y de la banda que lo rodeaba !!!..
    Asi que no pongamos virtudes alli donde no las hay !!!.

Publicidad

OPI Video