La falta de combustible dificulta el desplazamiento en la región Patagónica

La falta de combustible dificulta el desplazamiento en la región Patagónica

155
8
Compartir


28/12 – 10:30 – Como todos los años, la imprevisión empresaria y estatal, a pesar de que las causas y los efectos son perfectamente predecibles, siguen sin resolverse y una vez más la región Patagónica se ve afectada por la escasa provisión de combustibles que genera la zozobra de los viajeros por las rutas, nutridas colas que después de largas horas no le aseguran la continuidad del viaje; los pueblos con surtidores exprimidos y enormes distancias a recorrer, pueden hacer de un viaje relajado, un verdadero problema.

En Río Gallegos, como en todas las localidades de la provincia se generan largas colas para abastecerse de combustible, las cuales llegan a tres o cuatro cuadras y varias horas de espera. Este no es un fenómeno nuevo, es reiterativo; sistemáticamente todos los años debemos hacer la misma nota, lo cual solo bastaría con realizar un copy paste actualizándole solo la fecha.

Si bien la región acaba de salir de una extorisón empresaria, por parte de YPF, que junto con el gobierno simularon un desabastecimiento para justificar la suba irrefrenable de los combustibles, en esta ocasión no es precisamente la petrolera la que desabastece (aunque no es totalmente ajena), sino que existen otros factores exógenos pero “de estación” que se repiten todos los años y a pesar de ello, todos los años vivimos el mismo problema. Esto trae implícito otra cuestión: la falta de previsión y políticas adecuadas para la provisión de energía de combustibles líquidos a la región Patagónica.

Normalmente sobre estas fechas recibimos decenas de mails del interior provincial señalando aquellos lugares donde no ha llegado el camión cisterna, donde hace dos o tres días que no hay naftas ni gas oil y situaciones derivadas de esta increíble situación, en una provincia que difunde el turismo como mascarón de proa en el mundo, mientras los que habitan esta parte del sur, convivimos con esta realidad todos los años, sin que se haya encontrado para ello una solución práctica y política.

Para estas fiestas anualmente se produce una migración natural “hacia el norte” que incrementa la demanda de combustibles prácticamente al doble de lo normal en el resto del año. Igualmente se incrementa el turismo que toma impulso luego de la Navidad y es precisamente en la última semana de diciembre y la primera de enero donde la carencia de combustibles es más notoria, si bien la restricción en los surtidores suele mantenerse a lo largo de la primera quincena o se hace más evidente en los días de recambio turístico. Si a esto le sumamos que el gobierno de Santa Cruz licenció a todo el personal de la administración pública en enero, tenemos que desde el 15 de diciembre a los primeros días de febrero habrá una demanda sostenida de combustibles en la línea sur, que debiera ser producto de atención por parte de las autoridades competentes y de las empresas proveedoras de refinado. Nada de eso pasa.

¿Y la culpa?

En tren de justificaciones, quienes tienen la obligación de velar por la solución, comienzan a generar culpas en el otro, método recurrente pero absolutamente indigerible para la gente que vive año a año el mismo proceso y no advierte que las autoridades hagan algo para adelantarse a los acontecimientos.

Si bien es cierto que existe una especie de “psicosis” en al gente que suele recurrir a los surtidores innecesariamente, digamos que eso se circunscribe a las ciudades y es de corto impacto, si la logística empresaria está debidamente reforzada y es constante; pero en las rutas nadie hace cola solo para cargar un tanque por “previsión”, por lo tanto a ese automovilista o transportista el Estado y las empresas proveedoras le deben dar seguridad y de eso, nadie se ocupa.

No hubo problema de desabastecimiento, sí mayor demanda”, dijo a un medio local el titular del Instituto de Energía de la provincia, Ing Juan Ferreiro. El funcionario señaló además por LU12 “la información que nosotros tenemos es que el abastecimiento de combustible a las estaciones de servicio es normal y habitual, lo que sucedió en algunas localidades del interior hubo problemas, entre ellas en Río Turbio y 28 de Noviembre, quizás porque con las noticias periodísticas la gente se apresuró en llenar el tanque de sus vehículos, algo que es natural, así que por el momento nosotros no tenemos datos que nos permitan presuponer que podríamos estar frente un problema de desabastecimiento grave, ya que la información con la que actualmente contamos, no nos lleva a la conclusión que haya una maniobra de acopio propiciada por las empresas”.

De esta manera, Ferreiro pone las culpas afuera de su área de responsabilidad estatal: la culpa es de los medios que difunden la teoría de la escasez y de la gente que carga combustible innecesariamente en sus autos, produciendo la mayor demanda y obviamente dejando secas a las estaciones de servicio.

El problema que no dice Ferreiro y que tampoco le preguntan los medios habituados a la pauta oficial, es por qué la empresa YPF no redobla o triplica para estas fechas la provisión de combustibles aumentando proporcionalmente la flota de camiones y por qué el Estado provincial no exige que esto se cumpla, no controla como debe y no penaliza a la operadora, siendo que tiene la obligación de abastecer de combustible a la provincia, adecuándose a la demanda y no a la inversa, promover que la demanda se adecue a la provisión que estipula la empresa refinadora.

Las palabras del Presidente del Instituto de Energía dejan al Gobernador Daniel Peralta en la orfandad, lo desvincula de la mayor responsabilidad que tiene una política de Estado en materia de energía: la previsibilidad. Es una acción que resulta de la simple deducción lógica, Ferreiro señala “es que el abastecimiento de combustible a las estaciones de servicio es normal y habitual” y se cae de maduro que la cosa no debe ser así. Si para estas fechas, año a año se prevé un incremento sustancial y extraordinario del consumo, mal puede YPF proveer a las estaciones de servicio de manera “normal y habitual”. También aquí el suministro de combustibles debe ser extraordinario y no habitual; de esta manera se estaría compensando la excesiva demanda y por ende evitándole problemas a la gente.

Planteándoselo casi como un silogismo, Ferreira debería deducir: si todos los años entre el 15 de diciembre y el 10 de febrero se produce el doble de la demanda de naftas y todos los años tenemos problemas por no ampliar la capacidad de distribución de las empresas, si este año exigimos a las proveedoras que aumenten al doble su distribución, eliminaremos el problema. Simple, lineal, obtenido de la base del pensamiento racional.

Pero el funcionario de Energía siguió “exponiendo a micrófono abierto”, sin que alguien le hiciera las preguntas de rigor, ni con rigor suficiente, como para exigirle una respuesta sincera y adecuada a la realidad. Prosiguió diciendo “…el Instituto concretó distintas gestiones en el día de ayer, hizo las averiguaciones correspondientes y hasta última hora de la víspera no había problemas en las localidades de Comandante Luis Piedra Buena, Puerto San Julián y Tres Cerros, donde sí se comprobó la racionalización en la venta de combustible fue en Esperanza, quizás porque también la noticia periodística genera un problema dentro de las propias estaciones de servicio, que es un tema que personalmente voy a tratar en estos días con la gente de YPF en la ciudad de Buenos Aires”.

En cuestiones de política públicas de un gobierno, es válida la analogía con las posibilidades de recuperación de un drogadicto o un alcohólico; mientras éstos no reconozcan que están enfermos, va a ser difícil o imposible la cura. En tanto el Estado no reconozca que hay falta de políticas en materia de Energía y crea que la responsabilidad es de la prensa y no de su propia incompetencia, todos los años, a partir del 14 de diciembre y hasta terminada la época estival, la Patagonia y especialmente Santa Cruz, seguirá careciendo de combustibles en sus estaciones de servicios como viene sucediendo desde hace no menos de una década, agravándose cada año que pasa. (R. Lasagno/OPI Santa Cruz)

8 Comentarios

  1. El principal problema es la falta de capacidad de casi todos los funcionarios , la falta de prevision , estan ocupadisimos en ver como se acomodan el las proximas elecciones o ver en que curro se prenden , la corruptela esta generalizada , todos estan preocupados en su propio enriquecimiento y nada mas .

  2. y deben querer aumentar o hacer una movida rara para que no se tomen vacaciones la gente asi no toman personal jajaja de estos se espera cualquier cosa, como apedrear y llevarlo preso, para que salga po la ´puerta de atras libre de culpa. y decir que es el duhalde o macri golpistas y estan pagados por ellos que maldad ehh? no tiene limites esta gente se va podrir en el infierno.

  3. Estas son las consecuencias de haber entregado nuestra bandera hace unos cuantos años y la única forma de revertirla es RENACIONALIZAR NUESTRO PETROLEO, VOTE BIEN EL AÑO QUE VIENE ¡ VIVA LA PATRIA !

  4. que en esta epoca del año suceda esto no es ninguna novedad, pero que falte el agua, la luz, el combustible, no haya dinero en los cajeros, las tomas de los baldios, etc,etc, significa que esto se va al carajo, y la sobervia del estado sigue siendo cada vez mayor, se siguen juntando con mayor cantidad de mafiosos y matones, a la final que es esto una democracia o una dedocracia, todo sale por decreto, y sobre todo, nos siguen cobrando el famoso impuesto a las ganancias, a simples obreros, pensemos al votar, un cuidadano comun.Gracias

  5. Una verguenza, donde está el secretario de comercio interior, el capanga Moreno, el secretario de Energia y el Ministro de Planificacion (¿?).
    En Uruguay y Chile países importadores de crudo, el abastecimiento de combustibles, no tienen los incovenientes, que existen aqui, será porque tienen un Estado presente y funcionarios probos?
    Ni hablemos de los problemas de energia, tanto en Santa cruz como a nivel nacional, está para escribir un libro,

  6. HAGAMOS UNA CADENA DE ORACIONES VARIAS PARA QUE LOS ARGENTINOS Y EN ESPECIAL LOS SANTACRUCEÑOS NOS AVIVEMOS Y A LA HORA DE IR A VOTAR NO VOTEMOS MAS A CAGADORES , TRANFUGAS, INOPERANTES ,BUENOS PARA NADA , ÑOQUIS , INSERVIBLES , CHUPÀSANGRES, LADRONES , ¡¡¡ BASTA !!! AVIVEMOSNO !!!!!!!!

  7. LA CULPA LA TENEMOS LOS ARGENTINOS QUE SOMOS TAN RICOS, DESDE QUE ESTÁN LOS “K”, QUE NOS PASAMOS VIAJANDO……………POR ESO NO HAY COMBUSTIBLE, ENERGÍA, DINERO EN LOS CAJEROS, SEGURIDAD …Y …Y….Y

  8. Lo del presidente del instituto de energia, no da para mayores comentarios, cuando no hay autoridad, dificilmente se pueda dar otra explicacion que no sea echar la culpa a otros, no es un problema de planificacion…noooooooooo para nada, no es un problema de hacer respetar las normas…noooooo para nada, no sea que por tener de rehenes a los consumidores se les aplique alguna multa…nooooooo para nada, en fin les parece que amerita mas comentarios….nooooooooooo!!!!

Dejar una respuesta