Publicado el: 21, Mar, 2011

La mala prensa de la renegociación de los Contratos Petroleros con PAE debilitaron a Das Neves



21/03 – 13:30 – Uno de los temas que más afectaron la imagen de gestión de Mario Das Neves, es la mala prensa que tuvo, desde los sectores no comprometidos con el gobierno, la renegociación de los contratos petroleros con Pan American Energy. Esto queda evidenciado ante consultas realizadas a distintos interlocutores y analistas de la realidad provincial que creen ver en estos contratos una simulación del verdadero negocio que vendría después con la venta de los activos por parte de la empresa de Bulgheroni a los chinos.

Por estas horas hemos realizado un número importante de llamados a personas que a lo largo de todo este tiempo han venido deslizando algunos aspectos negativos de la administración de Mario das Neves, que le quitó primacía en las elecciones de anoche y le otorgó un triunfo tan ajustado que en estos momentos es objetado por el FPV quien considera que hubo fraude, toda vez que el dasnevismo se impuso por un magro margen de 1.500 votos.

De todos los aspectos que han sido remarcados por abogados, sectores de la oposición y empresarios de Chubut, contrarios a la gestión de Das Neves, lo que se considera de peso más negativo es la renegociación de los contratos petroleros con PAE, que le dejó a Chubut el 1% del total de los ingresos que cobraron los dueños de la empresa por la venta de la concesión. Las fuentes consultadas no dudan en señalar que este triunfo ajustadísimo del PJ Federal y la pérdida de los principales bastiones del dasnevismo, como Comodoro Rivadavia, han obrado como un voto castigo hacia el actual gobernador y su fórmula, entendiendo que si bien las razones son multicausales, la mala prensa que obtuvo la renegociación petrolera con Pan American Energy y la posterior venta de Bulgheroni a los Chinos, ha constituido la piedra del escándalo que tuvo su consecuencia en la baja estrepitosa del apoyo popular al “Modelo Chubut”.

Para rescatar esta operatoria, nos remitiremos a un artículo reciente del diario El Patagónico, que realizó un pormenorizado detalle de los término de aquella renegociación, los magros porcentajes obtenidos por la provincia y el gran negocio que vino después para la familia Bulgheroni, cuando apareció en el horizonte la inversión china. Señala el diario chubutense:

Cuando en abril de 2007 el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, anunciaba con bombos y platillos la renegociación de contratos petroleros con PAE, lo hacía con la vehemencia de quien cree ser el dueño del futuro y el autor del génesis de las estrategias en materia hidrocarburífera. Los 200 millones de dólares suscriptos en aquel momento a favor de Chubut no constituyen ni por asomo una cifra significante ante la magnitud de los negocios que PAE realizó posteriormente, gracias a tener asegurada la explotación hasta el año 2047 del yacimiento más productivo del sur argentino.

El negocio lo hicieron quienes se aseguraron la explotación del yacimiento de Cerro Dragón y luego vendieron su participación en la empresa.

El gobernador Mario Das Neves creyó que su estrategia era insuperable. Pero hoy, a casi cuatro años de la renegociación de los contratos petroleros con Pan American Energy (PAE), los grandes negocios se hicieron después de aquella firma. Y para Chubut sólo ha quedado un mínimo e irrisorio porcentaje de los miles de millones de pesos que generó aquella renegociación.

La realidad indica que, tres años después de aquel contrato vinieron las ventas millonarias de British Petroleum (BP) y Bridas, ambos accionista de PAE.

Y cuando los dueños de las compañías petroleras venden sus megaempresas –concesiones publicas– productoras de hidrocarburos, la parte esencial del precio de venta está constituida por los derechos de explotación a futuro.

En consecuencia, a mayor plazo de concesión para extraer hidrocarburos, mayor precio de la compañía. Y ese es un negocio que bien conocen los accionistas de PAE (BP y familia Bulgheroni). No así, parece, el gobierno provincial encabezado por Mario Das Neves.

LOS FRIOS NUMEROS

En suma, los 200 millones de dólares que las arcas de Chubut recibirían a plazo en los próximos años, hacen cosquillas a los 10.159 millones de dólares (casi 45.000.000.000 millones de pesos) que los accionistas de PAE (BP y familia Bulgheroni) recibieron de la empresa china CNOOC en el transcurso del año 2010. Se trata del pago por la venta de la mitad de la participación que la familia Bulgheroni poseía en Bridas, que es la dueña del 40% de PAE, algo así como 3.100 millones de dólares y la suma de 7.059 millones de dólares que recibió BP por la venta de sus acciones (60%) en PAE. Esto sí son negocios.

Y otra pequeña diferencia radica que los brillantes vendedores cobraron ese dinero en el mismo acto, a diferencia de Chubut que lo recibirá en un período más extenso.

Hasta el momento, la zona sur de la provincia ha recibido no más de 50 millones de dólares de PAE, por la extensión de los plazos a 40 años de concesión.

Los números cargados de ceros asustan, y lo que parecía un gran negocio para Chubut –o al menos así lo había presentado Das Neves– se ve como un juego de mesa infantil al lado de las millonarias cifras que hacen las compañías.

Cifras que se pueden lograr gracias al futuro asegurado de una concesión garantizada por varias décadas.

LOS UNICOS BENEFICIADOS

En julio de 2010, el gobernador Mario Das Neves hacía gran esfuerzo por disimular su nerviosismo ante los rumores de venta de PAE. “Hay que informarse, no hay que dramatizar”, decía; “no nos olvidemos que somos nosotros, gracias a un extraordinario convenio que se firmó, diseñado por nosotros, de que para que hagan la venta tienen que tener autorización nuestra. Así que no inventen pavadas a donde no las hay”.

La realidad era otra y British Petroleum (BP) ya tenía en venta su 60% participante en PAE, y la compañía china CNOOC ya había puesto interés en quedarse con la petrolera.

Otra realidad indicaba que por aquella época la petrolera inglesa buscaba fondos para pagar los 20.000 millones de dólares por los daños del derrame de petróleo de una de sus perforaciones en el golfo de México.

Y aunque Das Neves hablaba de su autorización para la operación, la decisión de BP de vender el 60% que poseía en PAE ya estaba tomada, bajo el argumento de desprenderse de “activos no estratégicos”.

El 40% restante de PAE está en manos de Bridas International, que desde marzo del 2010 es compartido por la familia Bulgheroni (50%) y la china CNOOC (50%). Para ingresar a Bridas los chinos pusieron 3.100 millones de dólares.

Entre las proyecciones de negocios, con la venta, BP deducía obtener entre 9.000 y 10.000 millones de dólares por su participación en PAE, suma que permitiría valuar el 100% de la empresa en U$S15.000 millones, casi el mismo valor que YPF.

El futuro de PAE también está emparentado a CNOOC, el gigante estatal chino que ronda con hambre por crecer en los mercados emergentes.

Ante tantos números millonarios cabe preguntarse dónde está la gran riqueza que hace apetitosa a PAE. La respuesta está cerca: su principal activo es el yacimiento Cerro Dragón, perteneciente a Chubut, que fue concesionado por 40 años a favor de PAE, en el año 2007, por el gobierno de Das Neves.

En síntesis, lo que Bulgheroni vendió a la empresa estatal China es una parte de ese contrato. Y sin dicho acuerdo, PAE no tendría una cotización de tanta relevancia y tan alta en millones.

Por lo tanto, los accionistas, sin mayor esfuerzo, se capitalizaron en más de 10.000 millones de dólares con la operación, sólo con el papel firmado por Das Neves, en el que consta la prórroga de la concesión para explotar áreas petroleras en Chubut. Eso sí es un negocio.

Habría que indagar si se observa liviandad jurídica en el contrato de la prórroga en la concesión a PAE e investigar con profundidad si ha existido falta de capacidad en la defensa de los intereses del pueblo del Chubut. Debería ser un tema de trabajo para los nuevos gobernantes.

La conclusión a todo esto es que, pasado muy poco tiempo de la decisión político administrativa de extender la concesión de explotación a PAE, Chubut ha sido la menos beneficiada en este contrato. De acuerdo con los valores expuestos anteriormente, queda plenamente demostrado que la participación de la provincia de Chubut es insignificante en las ventajas que han obtenido los privados en el negocio en general. En otras palabras, la prórroga de la concesión a PAE tuvo pocos beneficiarios, y no han sido justamente los chubutenses. (El Patagonico/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 5 Comentarios
Publica tu comentario
  1. MAESTRA dice:

    este es un chorizo traidor…….

  2. GRACIELA dice:

    NO SE QUE ES CHORIZO PERO SI TRAIDORRRRRRRR

  3. Vanesa dice:

    Sin comentario, si el negocio con la petrolera era una verguenza, la que hicieron estos con los chinos fue un dislate y nosotros en Chubut mirandola pasar con la ñata contra el vidrio. Si, así es: ahí comenzó a perder, coincido y en esto han tenido mucho que ver medios como este que no se calla la boca. gracias por existir.

  4. la verdad dice:

    Estos contratos los renegocio yahuar??? y los firmos das neves??? los chubutenses debemos tener memoria antes de votar .

  5. comodoro dice:

    Este articulo lo publico El Diario El Patagonico el dia en que se votaba para perjudicar la imagen del gobernador (que no me gusta por cierto).Este diario ademas violo la veda electoral ya que el mismo dia de las elecciones habilito comentarios en contra de Das Neves y en favor de Di Pierro (protegido del diario).Habria que averiguar quien compró este medio grafico…Yo tengo una idea.Lo que está claro es que ya no es más el medio independiente que solía ser y ahora es un periodico “K” que se dedica a hacer periodismo militante en favor del gobierno nacional y sus candidatos.Basta con leer sus paginas o con tratar de hacer un comentario negativo en contra de sus protegidos para que no lo publiquen en su edicion electronica.No como OPI que publica practicamente todo y sin censura tendenciosa y berreta, al estilo Rudy. PD tambien los K quisieron avanzar con canal 9 pero aun no lo han logrado.

Publicidad

OPI Video