Publicado el: 29, Mar, 2011

La debilidad y la fortaleza de Cristina



29/03 – 09:30 – La bravuconada de Moyano puso al gobierno de Cristina Fernández en un bache de autoridad. Claro está que el líder camionero fue “convencido” por la corte nacional de que no era bueno plantarle un paro nacional al gobierno que lo vio (y lo hizo) crecer, sin embargo para nadie fue gratis. (R. Lasagno/OPI Santa Cruz)

Moyano encontró que tiene la manija de un poder fenomenal, pero recortado por las circunstancias; de hecho a los pocos minutos de plantear el paro nacional y la marcha de repudio, algunos gremios que integran la CGT se encargaron de hacer saber que se “solidarizaban con el Secretario General”, pero no adherían al paro, por obvias razones, pues se trataba de una defensa personal de Moyano ante la justicia, lejos de los intereses sindicales del sector.

El gobierno, en tanto, no esperaba semejante zafarrancho entre las filas de su sindicalismo amigo y se sorprendió por la virulencia del camionero, que si instalaba el paro como inicialmente lo había anunciado, le restaría varios puntos a la presidenta que aún cuando diga que no lo ha decidido, nadie cree (al menos nosotros, no) que no se presentará en el 2011 para renovar su mandato.

Pero nada de esto fue gratis; para que Moyano consienta los términos del gobierno, pidió algo a cambio y ese algo fue nada menos que ponerle un vice a la presidenta de cara al 2011. El gobierno, sometido a una virtual extorsión por parte del camionero asintió para ganar tiempo y ver de qué manera anula al multimillonario sindicalista (¿?) de acá a la conformación de las listas.

A la vista de esto Moyano contraataca y pide pista para “arreglar algunos asuntos de la CGT” que es nada más y nada menos que un pedido de 9 mil millones para saldar el Fondo Solidario con las Obras Sociales y como si fuera poco, presiona con la elevación del piso por el impuesto a las ganancias. En el tejido estratégico del camionero prevalece el ensayo de prueba y error. Él comprendió en estos días, que haber salido a involucrar a toda la estructura gremial por una situación particular fue un error; pues ahora, si mañana llamara a un paro nacional por las reivindicaciones que le pide a la presidenta, el fin estaría absolutamente justificado, aunque los medios sean el apriete y la coacción a través de las estructura gremial, para imponer su voluntad personal y salvar su propio pellejo.

Fuentes del gobierno no desestiman que tanto a Oyarbide como Bonadío desde el oficialismo les suelten las manos para que avancen sobre las causas del gremialista, pretendiendo que lo comprometan pero no lo procesen. La idea sería llevarlo hasta el límite para marcarle la cancha, pero no se pueden dar el lujo de empujarlo al vacío porque en el gobierno no está Kirchner, el único que podía enfrentar al líder camionero y amortiguar las consecuencias.

Una vez debilitado (o condicionado) Moyano, será el momento de “hacerle ver” que la presidenta no puede darse el lujo de mostrar un vice con raíces en un sindicalismo sospechado, más aún en un momento donde todos los gremios que son puesto bajo la lupa, aparecen implicado en maniobras ilegales. El gran interrogante es cómo va a reaccionar Moyano cuando le digan que no, más aún sabiendo que le han estado limando su gruesa figura para negarle el objetivo supremo que lo anima: ser parte del poder político.

El Frente para la Victoria tampoco desconoce que llevar al líder camionero (o a su testaferro político) en la fórmula es ponerse en contra una gran parte del voto popular, especialmente la clase media – media alta que no tolera a camionero que, además de tener un léxico muy acotado y ser la prueba viviente del bruto que no ha logrado refinarse a pesar de los millones que lo circundan, representa a lo que Argentina sufrió en mucho tiempo: el patoterismo y la intolerancia, cuando no la convalidación de un grupo paraestatal que no solo se cree con el poder de parar el país, sino de someterlo a sus caprichos.

Sin embargo los hilos entre Moyano y el gobierno siguen fortalecidos por la sinergia que ponen para enfrentar retos comunes, por ejemplo, el bloqueo a la salida de los diarios Clarín y La Nación, donde “curiosamente” el juez ordena una medida y las fuerzas del orden no la cumplen, sabiendo que estamos en Argentina, un país donde el gobierno y cualquier estamento por más nimio que sea, puede desconocer la autoridad judicial al amparo de la corrupción política.

Por suerte lo de Moyano como el caso de narcotráfico que compromete a los Juliá y Miret, son causas generadas y proseguidas en el exterior. De esta manera, no hay forma de que el gobierno pueda esconder la mugre bajo la alfombra nacional, como suceden con los bochornosos casos de narcolavado y aportes a la campaña presidencial, que no encuentran un culpable ni las causas un destino que vaya a producir satisfacción al pueblo. En tanto estos dislates, corrupciones y delitos, sean investigados lejos de Buenos Aires, uno guarda la lejana esperanza de que alguna vez, los responsables de poner al país en los primeros lugares de la corrupción mundial, paguen con su libertad y sus bienes, la burla brutal a la que nos exponen todos los días. (Agencia OPI santa CRuz)

Dejar un comentario



Mostrando 9 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Más clarito imposible dice:

    Buenísimo OPI, esperemos que aquí, igual que en resto del mundo, la mafia inicie su retroceso. Por supuesto que los obsecuentes y aliados de la corruptela no estarán de acuerdo.

  2. Más clarito imposible dice:

    Me encantó la foto. Fíjente cuanto amor reprimido hay en esas miradas de otros tiempos.

  3. No estoy d acuerdo con las actitudes d Moyano ,no m parecio bien el intento d paro ,pero se se le debe reconocer lo mucho q hizo en defensa de los trabajadores, la existencia d una CGT fuerte y unida es consecuencia de sus luchas en defensa de los derechos de los representados.
    Ahora esta nota m parece poco seria con todo respeto, esta llena de afirmaciones sin sentido sin ningun tipo de sustento, bien el estilo Reymundo roberts(la nacion), o nelson castro(tn) y otros personajes mas ,eso de moyano vice, de las extorsiones al gobierno ,de oyarbide,de q el paro debilita al gobierno por favor ,y depues dicen q en este pais no hay libertad de expresion !,si es lo q sobra, tal q cualquiera escribe mentiras al por mayor,basandose en “una fuente cecana” o “tal vez” o “quizas”, asi subestiman la capacidad de los lectores creo.
    La pasion los traiciona,eso de camionero de lexico acotado ,se asemeja a un discurso bien de derecha ,de otros tiempos donde a los negritos nos metian presos por manifestarnos,cuando quisieron desprecer los sindictos , o sera eso lo q molesta, la fuerza y el crecimiento de la clase obrera argentina.

  4. Martin dice:

    Ahhhh Moyano… personajes nefastos si los hay.

  5. MARIO dice:

    CUANTA PLATA ME ESTA COSTANDO 678 ? POR LO DEMAS EL PODER LLAMA Y NADIE PUEDE TOMAR LA SUMA DEL PODER PUBLICO POR CONSTITUCION- ASI QUE FERNANDEZ K DEBE APRENDER A MANEJARSE CON LO QUE HAY, Y MOYANO ESTA Y SEGUIRA ESTANDO, CRISTINA NO SE.- SALVO QUE LOGREN LOS EX-MONTONEROS QUE MANDAN METERLO PRESO EN ESTOS DIAS CON ALGUN JUEZ COMPLICE PERO CREO SE LES PONDRIA MUY FEO EL PANORAMA SOCIAL. AHORA LOS EMPLEADOS POR UNA DEUDA DE 9 MIL MILLONES DE CRISTINA A LAS OBRAS SOCIALES, ESTAN CON UNA COBERTURA MEDICA AL BORDE DE DESAPARECER. NO ES JUSTO

  6. Probemos si nos invitan dice:

    Á nosotros que les podemos sacar los trapitos al sol, nos invitarían a 6, 7, CHORO, yo los conozco a los monos, son grosos.

  7. GRONCHO dice:

    POBRECITA!!!!SE PARECE TODA UNA SANTA.CON SUS MANITAS,SUPLICANDO..MOYANITO…NO ME HAGAS ESTAS COSAS!!!YOOOOOO,QUE TANTO Y TANTO TE DI!!

  8. Un trabajador dice:

    Moyano y toda su mafia del sindicato de camioneros son la misma basura,meten a la gente al gremio de prepo,por las malas haciendo quedar mal al verdadero camionero de oficio,hay que cortarle las cabezas a todos…..empezando por la mas grande,en todo sentido,que es la de MOYANO…

  9. Hugo Saldaño dice:

    Cada vez mas facho OPI!! se deberia Organinzacion Fachista Argentina!!

Publicidad

OPI Video