Alumnos fueron retirados de un debate público por el Teniente Coronel Julio Verdén, Jefe de la Guarnición Rospentek

    25
    100
    Compartir


    19/05 – Un hecho que puso tensión en el conflicto docente que vive la cuenca, se generó ayer, cuando un grupo de alumnos autoconvocados del Polimodal, acudieron al Colegio de Rospentek para hablar frente a una asamblea pública que se estaba llevando a cabo dentro del predio del Ejército. Fueron intimidados por los Jefes de la guarnición militar y echados de allí. Hubo gritos y enojo de algunos padres.

    Ayer en el colegio polimodal que funciona en Rospentek, paraje cercano a 28 de Noviembre donde se encuentra emplazada la Guarnición de Infantería Mecanizada XXV del Ejército Argentino, un grupo de alumnos autoconvocados de Río Turbio decidió participar de una asamblea abierta de padres y docentes que se estaba llevando adelante allí, con motivo del paro provincial de la ADOSAC que se viene cumpliendo con alto grado de acatamiento en la cuenca carbonífera.

    Llegamos al colegio con la idea de hablar en la asamblea y exponer nuestro punto de vista como alumnos autoconvocados, ya que nosotros queremos que este conflicto se termine y tanto el gobierno como el gremio se pongan a hablar para volver a las aulas, porque por esta vía perderemos el año”, le explicó a OPI el joven Ezequiel Ramos, uno de los principales protagonistas de esta historia.

    Cuando llegamos, la asamblea estaba en marcha y por iniciativa de los padres presentes allí no nos dejaron tomar la palabra, a pesar que uno de los docentes nos anunció para que diéramos nuestra posición”, continuó señalando Ramos “en ese momento se nos acercó el Mayor Martín Baroni, segundo jefe de la Guarnición tratando de impedir que habláramos y discutió fuertemente con los docentes”, remarcó.

    Ramos relató que allí se generó una discusión en la que intervinieron algunos padres en desacuerdo con los docentes y en total sintonía con el oficial superior, “no se nos permitía hablar y muchos padres, que como sabemos son todos militares, se retiraron de allí, en cambio otros pretendían que se nos dejara hablar”, comentó el alumno quien prosiguió relatando los hechos, “después apareció el Teniente Coronel Julio César Verdén, que es el jefe de la Guarnición de Infantería Mecanizada de Rospentek y nos sacó hacia la salida. Con malos modos me preguntó cómo y por qué estábamos allí, si teníamos permiso, nos requirió la edad de cada uno, mientras con el brazo nos trataba de empujar hacia fuera del colegio. Salimos y detrás nuestro salieron varios docentes y se armó un tumulto donde no faltaron los gritos y reproches de todo tipo”, expresó el alumno.

    Más adelante contó que dos profesores lograron ingresarlos nuevamente al recinto del colegio, mientras afuera seguía la discusión entre docentes, oficiales y padres. Finalmente, una vez calmado los ánimos, los alumnos turbienses pudieron exponer ante un auditorio reducido, ya que más de la mitad de los padres se habían ido y quedaban unos pocos con los docentes.

    El Mayor Baroni se acercó a decirnos que nosotros íbamos allí a “lavar la cabeza” de la gente y nosotros le replicamos que él estaba coartando el derecho a expresarnos; pero lo más llamativo es la forma en que los oficiales y los padres (también militares) le levantaban la voz a los docentes”, finalizó diciendo el joven.

    Cuando ya la tensión había bajado en el interior del recinto donde se llevaba a cabo la asamblea, Ezequiel relató la violencia que se oía desde una de las oficinas de la Dirección “El Ttcnl Vardén discutía a los gritos con el Director del colegio y los gritos se podían escuchar desde donde estábamos nosotros” afirmó Ezequiel. (Agencia OPI Santa Cruz)

    100 Comentarios

    Dejar una respuesta